Argentina: masiva marcha en reclamo de la Emergencia Social y Alimentaria y contra las políticas de Macri y el FMI

Masiva marcha de los Movimientos Populares

Bajo la consigna “Urgencia para enfrentar el Hambre”, más de 250.000 trabajadoras y trabajadores de la Economía Popular se movilizaron hoy al ministerio de Desarrollo Social. La Jornada Nacional de lucha se replicó en todo el país convocada por la CTEP, Somos Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa, Frente Popular Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL); la CTA Autónoma y los sindicatos enrolados en la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de La República Argentina (FeMPINRA). También estuvieron presentes Suteba, UTE, ATE Capital, Camioneros y Frente Sindical para el Modelo Nacional.

“Para nosotros los derechos de Tierra, Techo y Trabajo por los que venimos luchando hace años son sagrados y para este gobierno no, para ellos son para pocos, por eso nuestra pelea es para que sean para todos y todas”, manifestó en el discurso de cierre Esteban “Gringo” Castro, secretario general de CTEP.

“Tenemos que ser muy claros, el FMI, el capital financiero, todos esos grupos económicos a los que no les podemos conocer la cara, trabajan en contra de nosotros y este gobierno es la expresión de ellos, de esa política de extermino. Cuando un jubilado no puede comprar remedios se muere, cuando una piba o un pibe no pueden comer ser mueren”, remarcó.

“El 30 queremos estar sentados en la silla donde se discute el salario, mínimo, vital y móvil, vamos como organización gremial. Hay que discutir que nadie en la Argentina puede ganar menos que la canasta básica para vivir. Será una pelea dura pero para nosotros sentarnos ahí va a ser muy importante de acá para adelante, con el gobierno que venga, porque somos trabajadores y nadie nos va a robar la dignidad, nadie nos va a robar el trabajo, nadie nos va a robar la lucha, vamos a pelear hasta el final, hasta la victoria de nuestro pueblo”, expresó con respecto al pedido de inclusión en el Consejo del Salario que viene haciendo la Economía Popular desde hace tiempo.

CTEP


Movimientos Populares | Inmensa marcha por emergencias alimentaria y social

Frente a la creciente crisis económica, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie (BdP), el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), entre otras organizaciones sociales a las que se sumaron sindicatos de todas las centrales, protagonizaron una jornada nacional de lucha, con manifestaciones en todo el país.

Con una convocatoria de más de 250.000 personas, según estimaciones de los espacios convocantes, los movimientos populares plantearon la sanción urgente de una serie de medidas para aminorar el impacto de endeble situación económica. “Ley de Emergencia Alimentaria, prórroga de la Emergencia Social, aumento del Salario Social Complementario y convocatoria al Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil” fueron los principales ejes de reclamo y fueron manifestados en el acto central realizado en la Ciudad de Buenos Aires.

En un escenario con un fuerte marco de unidad social y sindical, Esteban “Gringo” Castro, secretario general de CTEP, aseveró: “el 30 queremos estar sentados en la silla donde se discute el salario mínimo vital y móvil”. Según él, esa discusión debe ser acompañada por “una gran movilización para que nadie en Argentina gane menos que la canasta básica”.

“Hoy debería haber un salario de 32.000 pesos para poder vivir, pero lo plancharon en 12.500. Para nosotros sentarnos ahí es muy importante, de acá para adelante, con el gobierno que venga”, planteó Castro.

En el enérgico cierre del acto, el titular de CTEP ratificó la voluntad de lucha de los movimientos populares: “Somos trabajadores y nadie nos va a robar la dignidad, nadie nos va a robar el trabajo, nadie nos va a robar la lucha. Vamos a pelear hasta el final, hasta la felicidad de nuestro pueblo. Peleamos con alegría porque somos capaces de construir la victoria”.

En su alocución Dina Sánchez, vocera del FPDS, recordó que “antes de las PASO, nosotras y nosotros estuvimos en la calle alertando la emergencia alimentaria que se estaba viviendo en los barrios, después del brutal aumento del 12 de agosto la situación crítica se fue profundizando y sabemos que lo peor está por venir. También sabemos que esta crisis económica y social tiene nombre y apellido: Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional”.

“Seguiremos luchando en unidad, poniendo cuerpo, alma y corazón, exigiendo respuestas inmediatas para tener una vida digna” aseveró la dirigente social, quien vaticinó que en la próxima etapa los movimientos populares serán “protagonistas de ese futuro, en el que se priorice al pueblo y no al FMI”.

Por su parte Juan Carlos Alderete de la CCC destacó que “el pueblo le está diciendo basta a esta catástrofe social producida por este gobierno que quiere dejar un genocidio en nuestro país”.

“Creen que los pobres, los trabajadores no pensamos y no tenemos ideas ni propuestas pero claro que tenemos. Queremos vivir en un país para todos, con trabajo, salud y educación” y para eso “el 27 de octubre tenemos que darle un golpe más fuerte para que esta política neoliberal, para que los poderosos no vuelvan nunca más a dirigir nuestro país”.

“Le decimos al Gobierno Nacional que, si quiere que haya tranquilidad en los barrios, declare la Emergencia Alimentaria, aumente la jubilación mínima y el salario social para millones de compatriotas. Esa es la única garantía de que podamos transitar estos días en paz”, expresó Daniel Menéndez, líder de BdP.

De cara a lo que pase después del 10 de diciembre, con un eventual gobierno de Alberto Fernández, aseguró que “los movimientos populares vamos a ser el sostén par reconstruir nuestra patria y su tejido social, pero también vamos a exigir medidas concretas”.

“Contra el hambre y el FMI, los humildes nos movilizamos para exigir que el Gobierno dé respuestas a nuestras legítimas demandas”, reflejó Marianela Navarro, del FOL.

Radio Gráfica


Contra el hambre, hasta el último día

Bajo la consigna “Urgencia para enfrentar el hambre”, y convocada por el tridente de San Cayetano, decenas de organizaciones sociales junto a la CTA Autónoma y sindicatos de la CGT, se movilizaron por avenida 9 de Julio hasta el ministerio de Desarrollo Social, reclamando la implementación de la Ley de Emergencia Alimentaria, una prórroga de la Ley de Emergencia Social, aumento del Salario Social Complementario y la convocatoria al sector de la economía popular al Consejo del Salario; el otorgamiento de un bono de $2.000 a los integrantes de cooperativas y la suba de las jubilaciones y pensiones mínimas.

Ante la descomposición política del gobierno saliente que agravó la crisis económica y sigue profundizando las penurias sociales, la CTEP, Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, el Frente Popular Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL); la CTA Autónoma, ATE, y los gremios de la Federación Portuaria FeMPINRA, junto a otros sectores entre los que se destacaron los partidos y agrupaciones de izquierda y una delegación de Camioneros, protagonizaron la primera marcha masiva post PASO, en la que volvieron a colocar la mira en las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

Esteban “Gringo” Castro, de la CTEP, explicó que “el salario social no es un plan, sino el complemento que necesita un sector de nuestro pueblo que no está trabajando en el marco de la formalidad, pero que trabaja. Tenemos miles de compañeros, sobre todo mujeres, sosteniendo comedores y merenderos. Le están salvando la vida a miles de chicos a los que les dan de comer todos los días, y sólo algunas de nuestras compañeras perciben esos 7500 pesos”

Por su parte, Hugo Cachorro Godoy, titular de ATE Nacional, señaló desde el escenario: “El 11 de agosto nuestro pueblo le dijo chau a Macri y al FMI y abrió el camino de la esperanza. Hay que instalar en el primer orden de prioridades la fuga de capitales, porque se llevan la riqueza de nuestro país y multiplican el hambre. Y que ningún salario mínimo, que ningún salario social este por debajo de los 32 mil pesos”, advirtió Godoy, además adjunto de la CTA-A.

Juan Carlos Schmid, destacó que “este país sería inviable si las organizaciones populares no se hubieran cargado al hombro la emergencia social. Es cierto que las urnas le han puesto un freno a este plan de vergüenza nacional, pero nosotros queremos una democracia participativa que le dé respuestas a todos”, Además, el ex integrante del triunvirato de la CGT, hizo un tiro por elevación a sus ex socios de la central: “Un mensaje al resto de los sindicatos confederados, hay que abrir la puerta a los trabajadores de la economía popular, y hay que sentar a un compañero de este colectivo en el consejo del salario”, cerró Schmid.

Canal Abierto


VOLVER