Bolivia: sólo en cuatro regiones acatan el paro cívico convocado por la oposición

232

El paro cívico convocado para este miércoles debía ser nacional, pero se confirmó que solo será acatado en cuatro regiones, La Paz, Oruro, Cochabamba y Tarija. Para el Gobierno esa situación anticipa la debilidad de la medida de presión y la falta de respaldo ciudadano, principalmente por su carácter antidemocrático.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, consideró que ya se puede anticipar un fracaso de la medida de presión convocada para este miércoles por cívicos, políticos de oposición, plataformas ciudadanas y el denominado Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade).

Cuatro regiones tienen confirmada la extrema medida, en tanto que el resto se marginó. El Comité Cívico Pro Santa Cruz decidió suspender la protesta en el departamento para sumarse al apoyo requerido frente a la situación de emergencia a consecuencia de la magnitud de incendios forestales en regiones como Roboré.

“Era un objetivo antidemocrático, era un paro antidemocrático, ya que buscaba descabezar el Tribunal Supremo Electoral (TSE), por lo tanto suspender las elecciones del 20 de octubre. Creo que ya esa división interna, ese debilitamiento ha llevado a que se confirme, justamente, el fracaso (del paro)”, insistió.

Cívicos de diferentes regiones decidieron en una cita de julio el paro en demanda de respeto al referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando ganó el No a la repostulación del presidente Evo Morales. También exigieron la dimisión de los vocales nacionales por considerar que no son una garantía de transparencia para los próximos comicios.

Rada anticipó que el paro se reducirá a “unos cuantos intentos de bloqueo” en las ciudades que confirmaron mantener la protesta.

La Razón


Morales dice que el paro cívico del 21 de agosto es rendir el mejor homenaje a la dictadura de Banzer

– El presidente Evo Morales afirmó el martes que el paro cívico convocado para el 21 de agosto, convocado por sectores de la derecha boliviana, es rendir el mejor homenaje a la dictadura del general Hugo Banzer Suárez (1971), la más sangrienta en la historia de Bolivia.

El jefe de Estado, en un acto en el que entregó equipo médico en Sucre, dijo que algunos militantes de la derecha boliviana “se están dejando engañar con sus dirigentes”, que en vez de conmemorar la democracia buscan homenajear la dictadura.

“Ellos dicen paro el 21 de agosto, pero es el mejor homenaje al general Banzer, al golpe de Estado de 1971, siento que algunos militantes de la derecha están siendo engañados por sus dirigentes, llevando un paro el 21 de agosto para hacer homenaje a la dictadura”, puntualizó en su discurso.

Grupos opositores a la reelección del presidente Evo Morales determinaron organizar un paro cívico indefinido desde el 10 de octubre, además convocaron a un paro nacional para el 21 de agosto, entre otras medidas de presión.

“Algunos de sus dirigentes están engañando a los opositores ¿qué es 21 de agosto? Es el golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez, hacer paro el 21 de agosto es un homenaje al golpe de Banzer, a la dictadura y no a la democracia”, insistió el Primer Mandatario.

El 21 de agosto de 1971, el entonces coronel Hugo Banzer derrocó al gobierno popular de Juan José Torres y asumió el cargo de presidente con el apoyo de Estados Unidos, por su declarado anticomunismo.

Según los historiadores, Banzer fue un cruel dictador por siete años, en un gobierno que se caracterizó por la permanente violación de los derechos humanos, que formó parte del Plan Cóndor.

La Operación Cóndor o el Plan Cóndor fue un plan de inteligencia diseñado y coordinado por los servicios de seguridad de las dictaduras militares de Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, en colaboración con la CIA de Estados Unidos, para aniquilar a la izquierda opositora durante la década de los 70.

Banzer murió en 2002, a los 76 años, sin revelar el destino de los desaparecidos entre 1971 y 1978.

ABI

Más notas sobre el tema