CEPAL insta al multilateralismo que fortalezca la cooperación internacional colectiva

Durante el seminario “Desafíos del desarrollo en transición. Desigualdades: medición, análisis y políticas”, Bárcena consideró que esto ayudará a fortalecer la estabilidad financiera, el pleno empleo y la conservación de la integridad ecológica de recursos comunes.

“Estamos aún muy alejados de una multilateralidad más inclusiva y eso es muy preocupante”, lamentó en el evento organizado por la CEPAL con el apoyo de la delegación de la Unión Europea (UE) en Chile, en el marco de la “Escuela de Verano 2019”.

Agregó que todo el mundo habla de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que organizará Chile del 2 al 13 de diciembre, y de las otras cumbres climáticas, pero “al final no podemos ponernos de acuerdo”.

“La realidad es que nuestros grandes bienes públicos globales, como las selvas tropicales o el Artico, por ejemplo, están en proceso de destrucción”, advirtió.

En su presentación, Bárcena explicó que se necesita un nuevo estilo de desarrollo basado en políticas macroprudenciales para evitar la formación de estructuras financieras frágiles y burbujas de activos y crédito, así como combatir la evasión y la elusión fiscal, y mejorar el impacto redistributivo de la política fiscal.

La secretaria ejecutiva de la CEPAL abundó en que también son necesarias políticas sociales para fomentar la productividad y la inclusión y las políticas tecnológicas para la sostenibilidad que permitan un “gran impulso ambiental”.

Llamó a desenredar las raíces de la desigualdad pues, explicó, mejorar su medición es clave para abordar los desafíos de los países en transición.

Bárcena recalcó además la importancia del concepto “desarrollo en transición”, que la CEPAL, la UE y el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos desarrollan en conjunto.

Dicho concepto surge de la insatisfacción con una medición limitada que clasifica a los países en desarrollo de acuerdo con su Producto Interno Bruto per cápita, situación que ha hecho que muchos países sean “graduados” de la tradicional ayuda oficial al desarrollo, según ha detallado la CEPAL.

“América Latina y el Caribe ofrece en este contexto un escenario perfecto para construir una nueva narrativa para el desarrollo”, subrayó Bárcena.

“Nuestra propuesta es igualar para crecer y crecer para igualar. Promover una mayor igualdad no sólo ayuda a garantizar los derechos sociales y culturales de las personas, sino también es condición necesaria para acelerar el crecimiento de la productividad, internalizar y difundir la revolución digital, transitar hacia la sostenibilidad ambiental”, puntualizó.

“Y también proveer un marco institucional que permita actuar en un mundo en el que se conjugan grandes desequilibrios con enormes posibilidades”, dijo.

Panamá On


VOLVER