Corrupción en Guatemala: absuelven al hijo y al hermano del presidente Jimmy Morales

4

Según el Tribunal Décimo Tercero Penal no se pudo acreditar la participación ni la intencionalidad de José Manuel Morales Marroquín, ni de Samuel Everardo Morales Cabrera, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales, respectivamente, en las irregularidades de los eventos del Registro General de la Propiedad.

De esta forma, el Tribunal absolvió a los familiares del presidente Morales, para quienes la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público solicitaba 8 y 11 años de prisión respectivamente.

El Tribunal explicó que “no se demuestra ninguna intencionalidad” del acusado José Manuel Morales Marroquín “ni beneficio económico” en relación al fraude en forma continuada. Asimismo, indicó que tampoco se acreditó la intencionalidad de Sammy Morales para defraudar al Estado.

El fallo fue dividido. Los vocales Juan Aceituno y Jaime González absolvieron a los familiares del gobernante y el voto razonado lo dictó Edna Maxia, quien preside el Tribunal. “Sí hubo negociaciones ilícitas”, refirió.

Los fiscales del MP los señalaba de simular un evento de compra de alimentos que en realidad fue utilizado para adquirir canastas navideñas para empleados del Registro General de la Propiedad (RGP).

Según el MP, las canastas entregadas a los trabajadores tenían 11 productos y fueron cotizadas en Q159.50. Sin embargo, el RGP pagó Q269 mil 933 a través de tres facturas por 564 canastas, por lo que cada una costó Q478.60, más de tres veces el precio comercial.

Q5 mil para De León

Fue la audiencia 120 desde que comenzó el debate el 30 de agosto del 2017 en el mismo lugar en que finalizó: la megasala, cuya seguridad fue refozada por seis guardias del Organismo Judicial (OJ).

La exdiputada del cancelado Partido Patriota (PP) y exregistradora de la Propiedad, Anabella de León fue absuelta por peculado por sustracción en forma continuada y en su lugar fue culpable de peculado culposo y le dictaron una multa de Q5 mil.

“Es una falta y lo dije siempre, que eran actos administrativos y que no tenía que llegar a lo penal. En mi caso el fallo fue por unanimidad. Fueron tres años de sufrimiento, de mucho dolor, mi madre está muy enferma. Esos son los daños que se sufrieron durante todo este tiempo. Esto debió haber sido un acto administrativo y jamás penal, gracias”, se refirió De León al salir de la megasala.

Posturas

“Tenemos que evaluar bien en las apelaciones que seguramente el Ministerio Público va a apelar como siempre ha apelado. Veremos qué sucede. Los procesos legales tienen sus etapas y nosotros hemos sido respetuosos siempre”, se refirió Sammy Morales.

Después se refirió a que el fallo, dividido, se fundamentó en un informe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). “Es interesante y todavía con mayor mérito que el mismo trabajo de los especialistas de la Cicig que hayan determinado asuntos que nos exculpan. Nosotros siempre dijimos, nos hemos puesto a disposición de tribunales, nos hemos puesto a disposición del Ministerio Público y la Cicig, nosotros mismos llegamos y dijimos, señores no es una factura, son tres, aquí están y luego cuando pasamos tres años de proceso, podemos evaluar que las únicas pruebas en contra son las piezas de evidencia que nosotros mismos propusimos”, añadió el hermano del gobernante.

Morales Marroquín solo dijo: “Esto ya se terminó”.

Los representantes de la Feci que acudieron a la audiencia evitaron brindar alguna declaración y solo indicaron que se iba a analizar el fallo en la Unidad de impugnaciones.

Argumentación

Para dictar fallo absolutorio el Tribunal, dividido, usó un informe del analista de la Cicig, Héctor Blanco. Los jueces indicaron que el experto recordó que Morales Marroquín envió un correo electrónico a Abdy Andrea Orellana Estrada, quien era su novia en 2013, con dos cotizaciones para uno de los eventos por el pago de 564 desayunos en diciembre del 2013.

“No se demuestra ninguna intencionalidad, no hay evidencia de beneficio económico. Solo envió un correo a una persona -Abdy Orellana- que no es sujeto procesal en esta causa”, se refirió el juez González cuando explicó el fallo.

En relación a Sammy, el Tribunal indicó que “únicamente prestó sus facturas, no existiendo concertación para defraudar”. Aunque la juez Maxia puso en duda su participación debido a que la entidad Plus Espectáculos y Promociones, S. A., participó en un evento de comida y su fin no es ese.

Cambia calificación
El Tribunal cambió la calificación jurídica de fraude en forma continuada por casos especiales de estafa en forma continuada para los contratistas que cobraron salarios en el Botín sin ir a trabajar. La pena fue de tres años de prisión con el aumento de un año para totalizar cuatro años de cárcel.

El único que estaba en prisión Otto Waldemar Flores Villeda fue condenado a cuatro años de cárcel, aunque por estar detenido desde el 1 de septiembre del 2016 el Tribunal suspendió la cárcel. En su lugar le otorgó arresto domiciliario, ir cada viernes al MP a marcar su huella dactilar y arraigo hasta que el fallo quede firme.

Prensa Libre

Más notas sobre el tema