Ecuador: campesinos marchan contra la minería e indígenas alistan movilización nacional

Decirle no a la minería metálica a gran escala y defender la naturaleza y las fuentes de agua, fueron los objetivos de una marcha que recorrió la ciudad de Loja.

La movilización, que contó con la participación de unas 2.000 personas, la organizaron colectivos ambientalistas y otros sectores sociales que están en contra de que se realice explotación minera a gran escala en la zona del Fierro Urco.

Este sector es de gran importancia por la presencia de páramos y por ser el sitio desde donde nacen vertientes de agua que son afluentes de ríos que atraviesan sectores de las provincias de Loja, Zamora Chinchipe, El Oro y Azuay.

Si bien la marcha se dio por el temor de que en Fierro Urco se empiecen a realizar actividades extractivistas, mediante esta movilización también sus participantes mostraron una postura de rechazo general a la minería a gran escala, en toda la provincia de Loja.

Consignas

“El agua no se vende, el agua se defiende”, “Fuera mineras, fuera”, eran, entre otras más, las consignas que exclamaron los manifestantes durante su recorrido que terminó en la plaza de San Sebastián, donde se realizó una concentración para dar a conocer los daños que ocasionaría la minería a gran escala. Los participantes de la marcha vinieron de sectores de los cantones Loja y Saraguro de la provincia de Loja, que son los lugares donde más se sentiría la afectación en caso de darse explotación minera en Fierro Urco. Pero también estuvieron de provincias vecinas, como Zamora Chinchipe. Además, entre los personajes conocidos que se sumaron a esta marcha en defensa del agua y la naturaleza estuvieron el prefecto del Azuay, Yaku Pérez Guartambel; el exprefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe Lozano; la asambleísta por Loja, Jeannine Cruz Vaca, así como algunos concejales y dirigentes sociales.

Yaku Pérez Guartambel dijo que su participación se dio “porque hay que estar con los compañeros que defienden el agua; estos compañeros que están defendiendo la vida son nuestra inspiración”. Indicó que los pueblos indígenas son los ecologistas por naturaleza, y a ellos se suman los ambientalistas, los defensores de los Derechos Humanos. “Qué lindo ver ríos de gente, lindo ver cómo el pueblo de Loja se despertó”, manifestó el prefecto azuayo.

La autoridad austral también felicitó a todo el Cabildo de Loja por haber declarado mediante resolución, el pasado martes en la noche, al cantón como libre de minería metálica. “Qué lindo que ahora el pueblo de Loja tenga una sintonía con sus autoridades”, expuso, y recordó que algo similar se dio hace cuatro años en Cuenca y hace cinco en Girón, aunque señaló que ahora se debe impulsar una consulta popular “para que sea vinculante la decisión de un pueblo que se levanta a defender su futuro, su agua, sus hijos”.

Daños

Franco Angamarca Sisalima, presidente del Gobierno Parroquial de Gualel, del cantón Loja, indicó que esta jurisdicción es una de las principales que sería afectada en caso de darse paso a la explotación minera en Fierro Urco. Señala que son en total 15 parroquias que dependen del agua que nace en la zona, y que son cuatro ciudades las que se abastecen del líquido vital que en esa zona se origina. “Serían irreversibles los daños ambientales que se provocarían”, expresó la autoridad parroquial, quien además exhorta al Gobierno Nacional a que revoque las concesiones entregadas.

Tras resolución

° La marcha se realizó horas después de que el Cabildo de Loja aprobara una resolución mediante la cual declara al cantón Loja como libre de minería metálica. Esta aprobación se dio en sesión de Cabildo y recibió el respaldo unánime de los 11 concejales y del alcalde, Jorge Bailón Abad.

La Hora


Conaie planifica jornada de movilización nacional

El Consejo de Gobierno (dirigentes de varias áreas) de la Conaie se reunió ayer en Quito para poner en marcha la resolución tomada por las bases el viernes, en la que decidieron romper el diálogo con el Gobierno y preparar una movilización nacional para octubre en contra del extractivismo. En las próximas semanas visitarán varias ciudades del país para definir aspectos operativos.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, asegura que en las mesas de trabajo con funcionarios no concretaron los temas planteados por su organización. Además, presenta alternativas frente a la actividad minera y petrolera en el país.

¿Por qué romper el diálogo con el Gobierno?
Hicimos una evaluación de los dos años y medio de diálogo que hemos mantenido, y este ha sido muy débil y no ha logrado resolver el mandato del movimiento indígena, que se presentó el 6 de julio de 2017. El Presidente (Lenín Moreno) dijo a sus ministros que tienen 60 días para resolver, pero en ese tiempo solo hubo reuniones, firmas de acuerdos que no han dado resultados.

El Gobierno dijo públicamente que ya no habrá concesiones mineras, que eliminaría 2.000 concesiones; apoyamos la consulta popular para que no haya actividad minera en fuentes de agua, en áreas protegidas… Pero nuestros territorios están siendo concesionados, entregados y no se cumple el estándar internacional que manda consultar a los pueblos y nacionalidades frente a la ampliación petrolera. Y, lo peor, que se ha manifestado desde el Ministerio de Energía y Minas, es que el petróleo y la minería va porque va.

¿Qué alternativas manejan frente a esas actividades?
El turismo comunitario. Hay proyectos importantes que hemos planteado. En Morona Santiago hay la iniciativa ‘Sapap-Entsa: ¡Cuida la Vida!’ (dejar bajo tierra las minas y el petróleo a cambio de recibir incentivos económicos y utilizar los recursos naturales en proyectos turísticos, sociales de investigación y conservación). Si el Gobierno recogiera ese proyecto, podría generar 4.500 millones de dólares para el Estado, no solo para las comunidades de ahí.

¿Es rentable el turismo comunitario?
Somos 15 nacionalidades y 18 pueblos. Sí hay posibilidades de plantear proyectos de desarrollo a cambio de la minería y el petróleo. Pero si todas las empresas públicas quieren concesionar y entregar a las transnacionales, si quieren privatizar, quiere decir que el Ecuador no tiene capacidad de administrar (sus recursos).

¿Hasta dónde se avanzó en el diálogo?
No se concretó nada. En el tema de transporte comunitario, hemos firmado documento tras documento, y nada; temas de comunicación y radios comunitarias están estancados. Cuando recibimos el Decreto 445 (creación de la Secretaría del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe) se ofreció el edificio de la Unasur, pero no se ha avanzado ni un milímetro: no hay seriedad.

¿Y si el Gobierno convoca a otra ronda de diálogo?
Eso ya no depende de Jaime Vargas: depende de la asamblea de la Conaie. Si los pueblos y nacionalidades se manifiestan para sentarnos, es un mandato. Pero ya tenemos un mandato y no habrá retroceso.

¿Ustedes buscarán a otros sectores para tener más fuerza durante las movilizaciones?
Ya hemos armado una hoja de ruta, por eso hemos mantenidos asambleas con el FUT; estamos con los maestros, con los jubilados, con los campesinos, con los montuvios y con otras organizaciones.

Ecuador en Vivo