EE.UU: renunció la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental Kimberly Breier

Renunció Kimberly Breier, la subsecretaria de Estados para Asuntos del Hemisferio Occidental de EE.UU

La subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, dejó el cargo esta semana, señalaron dos funcionarios y un asistente del Congreso, quienes ofrecieron distintas versiones de su salida.

Indicaron que Breier comentó que su decisión se basó en motivos personales, pero los dos funcionarios dejaron entrever que dejó el cargo por las diferencias respecto al reciente acuerdo migratorio que Estados Unidos firmó con Guatemala. El asistente del Congreso indicó que la salida de Breier está relacionada principalmente con responsabilidades familiares.

Los funcionarios y el asistente solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer comentarios sobre asuntos relacionados con el personal. El Departamento de Estado se abstuvo de momento de hacer declaraciones.

The Washington Post, el primer medio en reportar la renuncia de Breier, informó que la funcionaria tuvo diferencias con la Casa Blanca respecto a un acuerdo con Guatemala al que se oponen varios defensores de los derechos humanos. A través de un tuit, la hija del presidente Ivanka Trump, le agradeció a Breier por su «amistad y gran servicio», y señaló que extrañará trabajar con ella.

Breier es la segunda funcionaria de alto rango del Departamento de Estado que sale del gobierno este mes. La semana pasada, Kiron Skinner,directora de planeación de política del departamento, fue destituida debido a quejas sobre el estilo de su gestión, dijeron las fuentes.

El gobierno de Trump ha tenido dificultades para llenar numerosas vacantes diplomáticas de alto nivel, y hasta hace apenas poco tiempo el Senado ratificó los nombramientos de diplomáticos para el este de Asia y el Pacífico y para Oriente Medio. Los cargos de subsecretario de Estado para el Sur y Centro de Asia, y para Europa son ocupados en forma interina.

Breier, especialista en asuntos sobre México, se integró en el gobierno de Trump en octubre de 2018, después de una carrera en los sectores público y privado centrada en América Latina. Fue elogiada por sus comentarios y análisis sobre la región cuando estuvo en el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno del presidente George W. Bush.

Sin embargo, su negativa a testificar ante el Congreso siquiera una sola vez durante los 10 meses que estuvo en el cargo irritó a diversos legisladores.

Durante una sesión a puerta cerrada de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado hace apenas dos semanas, los republicanos Marco Rubio y Todd Young manifestaron su disgusto de que ella o alguien de su oficina no aceptaran testificar en dos audiencias programadas sobre Centroamérica y Colombia, según dos colaboradores del Senado, que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre el asunto.

Es sabido que Breier tenía una disputa con Mauricio Claver-Carone, su contraparte del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, dijeron los dos colaboradores. También señalaron que a ella la habían marginado de participar en el diseño de la política para Venezuela (en la que la inmigración y el comercio figuran como los desafíos más apremiantes en la región) después de que Trump nombró a Elliott Abrams enviado especial para el país sudamericano, que enfrenta una grave crisis.

La Página


Pompeo confirma renuncia de subsecretaria norteamericana de Estado

El secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, confirmó hoy la renuncia al cargo de la subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, a quien agradeció su servicio.

Según escribió el jefe de la diplomacia estadounidense en la red social Twitter, la decisión de la diplomática se debió para tener más tiempo disponible con su familia.

Breier respondió en la misma plataforma de microblogging, en la cual expuso que fue un honor y un privilegio servir en el mencionado puesto y agradeció al presidente Donald Trump, Pompeo y a la administración tal oportunidad.

Asimismo, reconoció la amistad y el apoyo de los consejeros del mandatario republicano, a su vez yerno e hija, Jared Kushner e Ivanka Trump, después de que esta última tuiteara que extrañarían trabajar con ella.

Previamente, el diario The Washington Post reportó que Breier entregó la carta de dimisión a Pompeo, y la renuncia, por razones personales, se haría pública este jueves.

Sin embargo, fuentes consultadas por el periódico afirmaron que la diplomática no se opone a las políticas impulsadas en América Latina por Trump, pero discrepa del control que ejerce la Casa Blanca en unas relaciones dominadas por la inmigración y el comercio.

Un alto funcionario aseguró que el consejero presidencial Stephen Miller reprendió recientemente a Breier por no defender públicamente el acuerdo migratorio firmado el mes pasado por los gobiernos de Estados Unidos y Guatemala.

El Senado confirmó a Breier en octubre pasado y desde entonces fue la primera en ocupar dicha responsabilidad en la administración de Trump de manera permanente, pues su antecesor, Francisco Palmieri, se desempeñó de forma interina desde la llegada a la Casa Blanca del gobernante el 20 de enero de 2017.

Trump nominó a la mujer, de 46 años de edad, con una licenciatura de español en Middlebury College y una maestría sobre estudios latinoamericanos en la Universidad Georgetown, en marzo de 2018.

La mansión ejecutiva expuso en un comunicado en aquella fecha que Breier laboró durante más de una década como analista de la Agencia Central de Inteligencia y gerente en la industria del espionaje.

También, fue asesora de la presidencia norteamericana para temas relacionados con Brasil y el cono sur.

Al momento de su nombramiento, trabajaba en el Departamento de Estado en la planificación de políticas para América Latina, y dirigió, además, la Iniciativa Futuros México-Estados Unidos en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, en Washington D.C.

Breier es la segunda funcionaria de alto rango del Departamento de Estado que sale del Gobierno este mes, pues antes fue destituida Kiron Skinner, directora de planeación de política, por quejas sobre el estilo de su gestión.

Prensa Latina


VOLVER