Donald Tusk, del Consejo Europeo: “Difícil imaginar un acuerdo mientras la Amazonía quema”

Difícil imaginar acordo enquanto a Amazônia queima, diz presidente do Conselho Europeu

O presidente do Conselho Europeu, Donald Tusk, disse neste sábado (24) que é difícil
imaginar que o bloco europeu aprove um pacto de livre comércio com o Mercosul enquanto
o Brasil não detém os incêndios que assolam a Amazônia.

“É claro que apoiamos o acordo entre a UE e o Mercosul (…) mas é difícil imaginar um
processo de ratificação enquanto o governo brasileiro permite a destruição da Amazônia”,
disse Tusk ao chegar em Biarritz, no sudoeste da França, para uma cúpula do G7.

Último a chegar, Donald Trump aterrissou em Bordeaux e se juntará a Angela Merkel, Boris Johnson, Giuseppe Conte, Shinzo Abe e Justin Trudeau em um jantar promovido por Emmanuel Macron, que marca o início do G7. O encontro de EUA, Alemanha, Reino Unido, Itália, Japão, Canadá e França tem uma pauta agitada pela frente, com a guerra comercial entre Pequim e Washington, o Brexit, o programa nuclear do Irã e a agenda urgente das
queimadas na Amazônia.

O governo francês disse na sexta-feira (23) que o presidente Jair Bolsonaro (PSL) mentiu ao assumir compromissos em defesa do ambiente na cúpula do G20 (grupo das economias mais desenvolvidas), em junho, e que isso inviabiliza a ratificação do acordo comercial entre a União Europeia e o Mercosul, concluído no mesmo mês.

Firmado após 20 anos de negociações, o termo de cooperação comercial entre a UE e o Mercosul prevê eliminar, em 15 anos, mais de 90% das tarifas praticadas hoje nas transações de mercadorias entre os dois blocos.

A Irlanda também afirmou que vai bloquear a implantação do pacto caso o Brasil não atue para combater os incêndios em curso na Amazônia. O presidente Jair Bolsonaro (PSL) assinou na tarde de sexta-feira (23) um decreto de GLO (Garantia da Lei e da Ordem) que autoriza o emprego das Forças Armadas na Amazônia para combater as queimadas.

Folha


El acuerdo UE-Mercosur bajo amenaza si Brasil no protege la Amazonía

El primer ministro de Irlanda amenazó con votar contra el acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur si Brasil no respeta sus “compromisos medioambientales”, entre críticas al presidente Jair Bolsonaro por los incendios que arrasan la Amazonía.

“De ningún modo Irlanda votará a favor del acuerdo de libre comercio UE-Mercosur si Brasil no cumple sus compromisos medioambientales”, afirmó el primer ministro Leo Varadkar, en un comunicado difundido el jueves por la noche.

Varadkar se dijo “muy preocupado porque este año se han registrado niveles récord de destrucción por incendios en la selva amazónica”, y consideró que “los esfuerzos del presidente Bolsonaro para culpar de los fuegos a oenegés ecologista son orwellianos”.

Tras 20 años de negociación, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay cerraron recientemente con la UE un Acuerdo de Asociación entre ambos bloques que incluye apartados de diálogo político y comerciales.

Los países del bloque deben aún dar su visto bueno al texto para permitir su entrada en vigor, que deberá contar con la aprobación de la Eurocámara, un trámite que puede tomar dos años.

“En el transcurso de estos dos años, vamos a monitorear de cerca las acciones ambientales de Brasil”, advirtió Varadkar.

Los incendios en la Amazonía cobraron el jueves repercusión internacional, con llamados de la ONU y de líderes mundiales a “proteger” el pulmón del planeta y convocatorias a protestas mundiales.

Afirmando que “nuestra casa se quema”, el presidente francés Emmanuel Macron propuso que la “crisis internacional” de la Amazonía sea prioritaria en la cumbre del G7 de este fin de semana en Biarritz (suroeste de Francia).

Entre enero y el 21 de agosto, el organismo brasileño de observaciones espaciales INPE registró en Brasil 75.336 focos de incendio, un 84% más que en el mismo periodo de 2018. Ese número muestra un aumento de 2.493 focos respecto al lunes.

De acuerdo con especialistas, la multiplicación de los siniestros se da en un marco de avance rápido de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al mismo mes de 2018, según datos del INPE.

El acuerdo UE-Mercosur debe eliminar en 15 años el 91% de los aranceles y tarifas del Mercosur a los productos europeos y la UE hará lo propio con el 92% de los suyos en diez años.

Pero algunas naciones europeas, entre ellas Francia, Polonia e Irlanda, expresaron su preocupación por el impacto de estos acuerdos en su sector agrícola. Las oenegés también alertaron sobre consecuencias para el medio ambiente.

La Nación


Bolsonaro alerta a militares sobre “guerra de información” con Amazonía

“Mis hermanos militares, población brasileña, vamos a marchar con éxito. No faltan enemigos, como los de siempre, que temo que ganen la guerra de información contra la verdad”, declaró el mandatario y capitán de la reserva del Ejército durante la celebración del Día del Soldado.

El gobernante hizo el pronunciamiento luego de que la alarma en el planeta por los vastos incendios que consumen parte de la región amazónica se intensificó e incluso llevó a Francia e Irlanda a advertir que no apoyarán el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) si Brasil no respeta su compromiso medioambiental.

Bolsonaro, quien sostiene que existen países que tienen planes para “apoderarse” de la riqueza de la región, que constituye el mayor pulmón vegetal del planeta, instó a los militares a mantener, junto a su Gobierno, la “ardua misión de desarrollar y defender la Amazonía”.

En la lectura del orden del día, el general Edson Leal Pujol, en su condición de comandante del ejército, también pareció aludir a esa situación.

“A los incautos, que insisten en tutelar los designios de la nación brasileña, no se engañen. Los soldados del Ejército de Caxias están siempre atentos y vigilantes, listos para defender y repeler cualquier tipo de amenaza”, declaró el general.

El acto ocurrió luego de que los Gobiernos de Francia e Irlanda anunciaran su posible veto al acuerdo Mercosur-UE y a la decisión del presidente francés, Emmanuel Macron, de llevar lo que considera una “crisis internacional” a la mesa de los líderes del G7, en la Cumbre que celebrarán este fin de semana en Biarritz (Francia).

A esa intención de Macron, respaldada ya por la canciller alemana Ángela Merkel, respondió Bolsonaro este jueves con un mensaje en las redes sociales, su principal vía de comunicación con los brasileños.

“Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar un asunto interno de Brasil y de los otros países amazónicos para obtener beneficios políticos personales”, afirmó.

El líder de la ultraderecha brasileña criticó además el “tono sensacionalista con el que se refiere a la Amazonía (usando hasta fotos falsas)”, que no contribuye en nada en la solución del problema”.

Según Bolsonaro, “la sugerencia del presidente francés, de que asuntos amazónicos sean discutidos en el G7 sin la participación de los países de la región, evoca una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI”.

Última Hora


“Hasta mi última gota de sangre”: Tribu amazónica protegerá su tierra

En el corazón de la Amazonía, los indígenas Mura han prometido proteger sus tierras en medio de las amenazas de los agricultores, la tala y los incendios.

Un número récord de incendios forestales se ha prolongado durante semanas y están diezmando la Amazonía brasileña, la selva tropical más grande del mundo, cuya protección los científicos dicen que es fundamental para la lucha contra el cambio climático.

Los incendios forestales se producen en el contexto las criticas a las multas ambientales para los agricultores, realizadas por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Además, pidió que se abrieran para el desarrollo las reservas indígenas y otras áreas protegidas.

La tribu Mura ha tenido una larga historia de resistencia en el Amazonas y ha prometido no ceder contra el gobierno de Bolsonaro. Durante la época colonial, resistieron la invasión de la cultura portuguesa, sobrevivieron a epidemias como el sarampión y la viruela.

Alrededor de 15,000 personas Mura en Brasil que tienen acceso a una zona indígena especial para pescar y extraer productos forestales como lo han hecho sus antepasados durante generaciones. Pero muchos ahora temen que su tradición se enfrente a su mayor amenaza, la destrucción de la Amazonía.

Según el líder indigena Handech Wakana Mura “Con cada día que pasa vemos que avanza la destrucción: deforestación, invasión, tala. Estamos tristes porque el bosque está muriendo en todo momento, sentimos que el clima está cambiando y que el mundo necesita el bosque. Lo necesitamos y nuestros hijos lo necesitan “.

Caracol


Incendios en el Amazonas: los “9 puntos” del gobierno de Bolsonaro que explican qué está pasando

Mientras una nube de humo avanza hacia Buenos Aires desde el norte de Brasil, y en un ejercicio para demostrar que tiene la situación bajo control, el gobierno de Jair Bolsonaro difundió este viernes un documento oficial en el que presenta los “9 datos sobre los incendios en la Amazonia”.

Cuando otros datos muestran que los incendios en la selva tropical, llamada pulmón del planeta, han aumentado un 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018 –según cifras del propio Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE) y ratificadas por los satélites de la NASA–, el gobierno de Bolsonaro expone su verdad en “9 datos”, insistiendo en que la situación no es tan grave como parece.

Punto 1

El comunicado con aspecto de folleto instructivo expone en su punto 1 que “los incendios forestales suceden todo el año en Brasil” y agrega en ese mismo punto: “Estamos en período crítico de ocurrencia de quemadas”.

Punto 2

En el punto 2, ilustrado con una manguera, sostiene que “el gobierno federal está actuando por medio del IBAMA (Instituto Brasilero de Medio Ambiente y Recursos Naturales) y el ICMbio (Instituto Chico Mendes de Conservación de Biodiversidad) y junto a los estados para contener los focos de incendio”. Pero no detalla las medidas.

Los incendios llevan más de 15 días y recién el jueves a la noche (y después de sugerir que las ONGs eran responsables de los fuegos) el presidente Bolsonaro convocó a sus ministros a una reunión de emergencia. Y les pidió “medidas necesarias para combatir los puntos de incendios en la región de la Amazonía Legal (que abarca nueve estados de Brasil) para la preservación de la selva amazónica, patrimonio nacional”.

Incluso este viernes sopesaba enviar al ejército.

Punto 3

Aquí detalla que en 2019, “el Ministerio de Medio Ambiente mantiene el programa de brigadas federales de Ibama e ICMbio”. Pero no abunda más.

Punto 4

A pesar de considerar en el punto 1 que los incendios forestales son un hecho regular en Brasil, en el punto 4 admite que se está ante una “situación de emergencia”. Dice el “gobierno federal está apoyando a los estados en situación de emergencia, por ejemplo en la protección de Rondonia”.

Punto 5

“Los recursos financieros para el control de incendios permanecen en niveles similares a los de años anteriores, a pesar de la crisis económica anterior”, defiende este punto y de pasó crítica la gestión pasada.

Punto 6

Aquí detalla la cifra de “2.409 brigadistas del gobierno federal” que “están actuando y a disposición de los gobierno estaduales”. Y aclara que se trata de una “cuota superior a la media de años anteriores”.

Punto 7

En este punto, el gobierno destaca que es ejemplo en la preservación del ambiente. Sostiene: “Brasil es una referencia mundial en la lucha contra incendios en tierra y coordina la red incendios forestales americanos, proporcionando capacitación y asistencia a otros países”.

Punto 8

Aquí resta gravedad a la dimensión de los incendios al aclarar que “casi todos los fuegos registrados en 2019 son de nivel 1, el más bajo en una escala que sube hasta 3”.

Punto 9

En su último apartado, el único sobre fondo rojo, sentencia que los incendios no están fuera de control.

El comunicado del Ministerio de Medio Ambiente llega en medio de fuertes presiones internacionales por lo que se considera son los incendios más graves en la selva amazónica en los últimos años. No se descarta que el G-7 tome medidas contra Brasil este fin de semana. Y Francia ya adelantó que no firmará el acuerdo Mercosur-UE si no hay un compromiso por parte de Bolsonaro con el medio ambiente.

Ya el 8 de mayo pasado, un grupo de ocho exministros de Medio Ambiente de Brasil firmaron un manifiesto de criticaba la gestión de Bolsonaro, al que acusaron de querer un retroceso de más de tres décadas para el país en materia medioambiental.

Y el 14 de mayo, el gobierno brasileño canceló un evento regional de la ONU que el país tenía previsto acoger en agosto y que serviría como preparación de cara a la Cumbre del Clima de 2019 (COP25), que se celebrará en Chile.

El 3 de julio, según cifras oficiales se supo que el área desforestada ilegalmente en la Amazonía brasileña creció un 88,4 % en junio respecto al mismo mes del año anterior.

Días más tarde, el propio Bolsonaro cuestionó las estimaciones oficiales sobre la deforestación en la Amazonía brasileña y criticó a los países que se quieren inmiscuir en la política ambiental de su país.

El 2 de agosto, Bolsonaro destituyó al director del estatal INPE, órgano responsable por monitorear y divulgar los datos sobre deforestación en el país suramericano.

Esta semana se conocieron los datos del aumento de los incendios, y Bolsonaro insinuó que las ONG podían estar detrás del desastre ambiental.

Con la presión internacional mordiéndole los talones, Bolsonaro activó a su gabinete, y tenía planeado en la noche del viernes hablar en cadena nacional.

Clarín