Intenso despliegue de ministros contra el proyecto que reduce la jornada laboral

136

Todos en el Gobierno contra las 40 horas: el intenso despliegue de ministros ante inminente votación del proyecto de Camila Vallejo

El Gobierno desplegó todas sus fichas e insistió en sus críticas al proyecto de reducción de la jornada laboral semanal a 40 horas que promueve la oposición, y que fue puesto en tabla para su despacho en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados para este lunes 2 de septiembre.

En tres frentes distintos, los ministros Gonzalo Blumel (secretario general de la Presidencia), Felipe Larraín (Hacienda) y Nicolás Monckeberg (Trabajo) dispararon contra la iniciativa liderada por la diputada comunista Camila Vallejo, ante la arremetida legislativa de este proyecto.

Abrió los fuegos el ministro secretario general de la Presidencia Gonzalo Blumel, quien en una entrevista con T13 Radio en la mañana sostuvo que “no corresponde que en la Comisión (de Trabajo), su presidenta, el Frente Amplio y el Partido Comunista se aprovechen de las mayorías circunstanciales que tienen”.

“Compartimos el principio de compatibilizar más tiempo para la familia y el descanso, pero no puede ser a costa de menores sueldos y menos empleo”, indicó.

La respuesta de Blumel se suma a la arremetida del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, quien ayer reaccionó ante el anuncio de la votación y dijo que el sector está haciendo un “gallito político” con un proyecto que catalogó de “malo, inconstitucional e irresponsable”.

Monckeberg insistió hoy en sus dichos durante una visita en Valdivia, donde expuso la Agenda de Modernización Laboral ante empresarios y trabajadores. En esa instancia, el secretario de Estado insistió en que el “proyecto que presentaron los parlamentarios del Partido Comunista afectará tarde o temprano el salario de muchos trabajadores”.

“En primer lugar, porque establece una reducción de jornada de un 25%, lo que no ha hecho ningún país del mundo; en segundo lugar, porque no toma ninguna medida de resguardo en términos de productividad y de mejorar el uso del tiempo, porque todos sabemos que una persona que labora 45 horas nunca va a ganar lo mismo si empieza a trabajar 35. Y en tercer lugar, porque no lo hace en forma gradual, sino que lo hace bruscamente sin marcar diferencias entre las pymes y las grandes empresas”, agregó.

A esta arremetida se sumó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien participó esta mañana en la presentación de la plataforma Presupuesto Abierto.

El jefe de la billetera fiscal insistió en el concepto de “inconstitucional” para definir a la iniciativa opositora.  “Hemos dicho claramente que este es un proyecto que tiene un efecto muy nocivo sobre el empleo en el corto plazo y sobre empleos y salarios en el largo plazo” e insistió en que “es un proyecto sobre el cual no existe iniciativa parlamentaria en nuestro orden constitucional. Así que además es un proyecto inconstitucional”.

Respecto a una eventual impugnación de la norma ante el Tribunal Constitucional, Larraín respondió que “los pasos que vamos a tomar los comunicaremos oportunamente, pero ciertamente vamos a luchar porque se respete nuestro orden institucional, es lo que corresponde en un país serio y es lo que corresponde a nuestro gobierno”.

El Mostrador


Diputada Yeomans: Gobierno está dispuesto a todo para que no avance proyecto “40 horas”

La presidenta de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Gael Yeomans (Convergencia Social), aseguró que el Gobierno “está dispuesto a hacer cualquier cosa” para que no avance el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales.

La iniciativa impulsada por la diputada comunista Camila Vallejo será votada este lunes 2 de septiembre en la instancia que preside Yeomans, siendo analizado en dos sesiones desde las 14:30 a las 19:00 horas.

Desde el Ejecutivo insistieron en que el proyecto excede las atribuciones de los parlamentarios porque implica gasto fiscal, por lo que no se descarta la opción de recurrir al Tribunal Constitucional (TC), según expresó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

“Nosotros vamos a luchar porque se respete nuestro orden institucional, es lo que corresponde en un país serio”, afirmó, reiterando que “este es un proyecto que tiene un efecto muy nocivo sobre el empleo, es un proyecto sobre el cual no existe iniciativa parlamentaria en nuestro orden constitucional”.

En respuesta, la diputada Yeomans dijo que esto “demuestra que el Gobierno está dispuesto a hacer cualquier cosa para impedir que el proyecto de ley avance”.

“Uno ve el proyecto que redujo la jornada de 48 horas a 45 horas, que es la legislación que tenemos hoy vigente, fue producto de una indicación que presentaron parlamentarios”, recordó.

El Gobierno postergó la discusión de su proyecto de flexibilidad laboral, que propone una jornada laboral de 41 horas semanales, en promedio, hasta después de lograr la aprobación de la reforma a las pensiones.

Diputado UDI llama a “buscar caminos de entendimiento”

Desde Chile Vamos, el diputado UDI Patricio Melero sostuvo que existe una coincidencia de criterios para rebajar las horas de trabajo, pero que -asegura- en el proyecto de La Moneda se propone gradualidad para cuidar el empleo.

“El proyecto del Partido Comunista es más rígido, no tiene la flexibilidad horaria y una gradualidad muy corta, y nosotros tenemos flexibilidad horaria y una gradualidad más larga, de manera tal que creo que es importante procurar y buscar caminos de entendimiento más que de enfrentamiento entre ambos proyectos”, expresó.

Mientras que su par Guillermo Ramírez (UDI) pidió que se retome el proyecto del Ejecutivo.

“Una vez que salga el proyecto de sala cuna del Senado, yo espero que podamos discutir el proyecto del Gobierno, que es un proyecto mucho más completo”, dijo.

DC mantiene respaldo a “40 horas”

En tanto, el diputado DC Gabriel Silber, integrante de la Comisión de Trabajo, pidió no apurar la marcha.

“Ya votamos a favor la idea de legislar, estamos a favor de esta iniciativa. Otra cosa es que es importante la ingeniería de detalles, el proteger a la pequeña y mediana empresa con normas distintas respecto de las grandes empresas y, en segundo término, establecer la gradualidad”, indicó.

Estas declaraciones fueron respaldadas por la directiva DC que encabeza Fuad Chahín, quien dijo esperar que se cuide este apoyo transversal logrado respecto del proyecto de Vallejo.

Cooperativa


VOLVER

Más notas sobre el tema