La mesa está servida y EU tiene la oportunidad ante la coyuntura política de Uruguay – Por Walter Caimí

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Walter Caimí *

¿Una mirada política, oportuna, sagaz, o estúpida? ¿Guerra de comunicados de Estados Unidos Vs. Uruguay? Algo así como que Cenicienta llamó al Lobo Feroz. No es cuento, es la realidad. En menos de lo que canta un gallo, Estados Unidos vuelve a ser noticia para nuestro país ante la sugerencia del Departamento de Estado advirtiendo a sus ciudadanos a no concurrir a determinadas zonas (rojas) en Montevideo.

Horas más tarde, hacía lo propio nuestra cancillería. Estados Unidos se sacudió nuevamente ante dos ataques; el primero, un hombre abrió fuego en un Walmart en El Paso y mató a 22 personas y dejó muchos heridos. Poco después de ese suceso trágico, nueve personas morían en Dayton, Ohio, cuando un hombre disparó contra personas latinas. Lo cierto es que el comunicado de la Cancillería uruguaya fue noticia en todo el mundo, casi.

Pesa sobre el país del norte, el uso indiscriminado de armas de grueso calibre. Discusiones van y vienen en el Congreso. El debate sobre el control de armas, se aviva cada vez que ocurre este tipo de hechos que arrasan con decenas de muertos y heridos sin saber bien sus causas. Cierto es que la opinión del estado e uruguayo no pasó desapercibido ni mucho menos. Es como si China estableciera una sola línea comercial con nuestro pequeñito país, que comparativamente con otros no lo es tanto.

Llama la atención la oportunidad que eligió Estados Unidos para emitir ese comunicado. Sabemos todos que estamos en pleno “goce de campaña electoral”. A ello se suma, que China compró más del 85% de la soja que vendió nuestro país en el último año. Según fuentes acreditadas en el tema, el país asiático adquirió 1,37 millones de toneladas de soja. Y, según el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, el segundo país en comprar este producto es Holanda.

Si atamos ambos hechos, acto eleccionario en octubre próximo y que China casi se llevó toda la soja, el comunicado del país del norte, tiene una doble finalidad política-económica. Seguramente el Departamento de Estado posee mejor información que yo. Como dijo NIn Novoa: “EU en su sitio Web posee una calificación para cada país” en clara referencia si hay sintonía política, comercial, de seguridad, etcétera.

El senador demócrata Dean Philips ironizó con el comunicado de la Cancillería uruguaya, dijo: “vamos a digerir esto por un minuto”. Lo concreto es que Uruguay con su comunicado obtuvo repercusión mediática y política en los Estados Unidos y Europa. Las críticas a Donald Trump no se hicieron esperar.

Es que se tildó al mismísimo Oso Grande de república bananera. Medios de comunicación como Los Angeles Times, CNN, The Hill, Washington Post y otros, abrieron camino para el debate por la tenencia de armas, su uso, y si la Casa Blanca hizo bien en arropar a sus conciudadanos.

Uruguay, no figura en ninguna lista de país con carácter violento, racista, homófobo, y todo lo que por allí está; no ocurre lo mismo con Estados Unidos. No descubriré la pólvora si expreso que la intromisión de EU es de larga data en todo el mundo, fundamentalmente en América Latina. La actitud política de Cancillería no es revancha; es ajustar las tuercas debidamente, al menos en este suceso y al decir del ministro “250 personas han muerto en lo que va del año” por hechos que “no sabemos cómo calificar”, acotó.

No cabe duda que el alerta de Estados Unidos tiene clara injerencia para desprestigiar y tomar distancia del Frente Amplio. Dicho esto, tampoco pasa inadvertido que China tiene buena sintonía con Uruguay desde lo comercial. Al decir de Charles Spurgeon -pastor bautista reformado inglés que predicaba unas 10 veces a la semana: solo los tontos creen que política y religión no se discuten, es por eso, que ladrones siguen en el poder y falsos profetas predicando.

En este caso, no hablamos ni de profetas ni de ladrones; sí sostengo, que esta frase de Spurgeon, da pié para considerar varios porqué. ¿Por qué ahora la advertencia de EU? Di dos razones, compartibles o no, pero valederas.

En respuesta al comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada de EU salió al cruce sosteniendo que “estas recomendaciones son producto de un trabajo colaborativo que se desarrolla a lo largo de todo el año y que incluye una gran variedad de fuentes”. La semana pasada el presidente Trump designó al nuevo embajador ante el Estado nuestro. Resumen político: designación de nuevo embajador; China adquiere un 85 por ciento de soja; y las elecciones en nuestra república para elegir nuevo presidente y legisladores en ambas cámaras.

Sabido es la guerra comercial de China-EU o, si le agrada, de Estados Unidos con China. Sabida es la falta de colaboración e información respecto al Plan Cóndor. La hegemonía política tiene varios frentes y ocupa lugar primordial. Que Uruguay se posicione favorablemente ante la Unión Europea, máxime luego de haber alcanzado un acuerdo con el Mercosur tras largos años de gestión entre idas y venidas.

Esto no pasa desapercibido para Trump. Al igual que no pasa ignorar , que un Tribunal de Justicia en Roma, condene a militares (ex) por su participación en el Plan Cóndor con venia de los Estados Unidos. Por si todo lo escrito acá fuese poco, Venezuela también recomendó no viajar a EU. No son hechos aislados.

Uruguay no es una isla. Uruguay está entre dos potencias con riquezas que no detallaré pues son más que conocidas. Uruguay no es productor de droga, es de tránsito y EE.UU lo sabe. También sabe la Casa Blanca que un ex comandante en jefe del Ejército ocupará una banca seguramente a partir de marzo próximo, y que este candidato presidencial no está dispuesto a negociar, ni pactar, ni acordar nada de nada con los demás partidos.

Así de claro, así de simple. Estados Unidos una vez más, se entrometió en nuestra vida interna. Es un combo con varias frutas y ensaladas, todas ellas tienen la atención del país del norte. La mesa está servida, usted elige qué comer para luego digerir la política en función del opresor.

* Periodista uruguayo. Columnista de Claridad.


VOLVER