Mercosur | Ministro de Economía de Brasil: “Estamos en negociaciones con EEUU para un acuerdo de libre comercio”

“Oficialmente estamos en negociaciones con Estados Unidos para un acuerdo de libre comercio”. El anuncio lo realizó este miércoles en Brasilia el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, tras conversar sobre el lanzamiento de las conversaciones con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

Luego, el viceministro de Economía para Comercio Exterior y Asuntos Internacionales, Marcos Troyjo, detalló que un acuerdo que incluya aranceles se hará en conjunto “con nuestros socios del Mercosur”.

El anuncio tiene una gran repercusión en Brasil e influirá de un modo decisivo en la campaña política de la Argentina. Troyjo indicó que entendimientos sobre facilitación del comercio, propiedad intelectual, telecomunicaciones y convergencias regulatorias, que no involucran cuestiones tarifarias, podrán ser hechos “país a país”.

Al salir de la reunión, Guedes dijo a periodistas en la puerta del Ministerio que encabeza que las negociaciones con Washington se inscriben en la búsqueda de su país de “un mayor grado de integración a la economía mundial”. El viceministro, a su vez, agregó que con el secretario Ross “combinamos involucrarnos en las dos posibilidades”, pero remarcó que existe “una coyuntura muy favorable para un acuerdo que involucre aranceles” debido a “los jefes de Estado que hoy ocupan el Palacio del Planalto, la Casa Blanca, y diría también, además de Uruguay y Paraguay, la Casa Rosada, Mauricio Macri”.

En ese sentido, indicó que “hay una excelente conexión, hay una convergencia de propuestas muy grande entre los tres presidentes y podemos aprovechar la voluntad política y de propósito para hacer ese proceso andar”. También indicó que el gobierno brasileño ampliará a sus socios las informaciones sobre las tratativas con Washington durante el actual semestre, en el que Brasilia ejerce la presidencia rotativa del Mercosur.

El comercio entre Brasil y Estados Unidos alcanzó los 29.000 millones de dólares el año pasado. Washington es el segundo mayor socio comercial de Brasil después de China. Argentina se encuentra en tercer lugar.

“Lo más importante desde la perspectiva de Brasil es correr atrás del tiempo perdido. Estamos hablando de las dos mayores democracias de Occidente, las dos mayores economías del continente americano, que tienen un intercambio comercial muy distante de su potencial. Nos quedamos presos de algunas trampas del nacional-desarrollismo, del antiamaericanismo, del tercermundismo, de las viejas doctrinas de sustitución de importaciones, lo que no nos permitió avanzar como deberíamos en relación a la mayor economía del mundo”, aseguró Troyjo.

Guedes, en tanto, dijo que “nos quedamos décadas fuera de estos grandes anuncios comerciales que ocurrieron. Entonces cuando Brasil, la octava economía del mundo, anunció que quiere aumentar su grado de integración, lo que ocurre es que la pelota está rodando y entonces vinieron los americanos a recomenzar”.

La mayor economía sudamericana “tiene como filosofía una mayor integración, que la llevó primero a reforzar sus lazos con el Mercosur, luego a avanzar en el acuerdo entre el bloque comercial sudamericano con la Unión Europea, y ahora está haciendo un movimiento con Estados Unidos”, explicó.

El ministro brasileño enfatizó que lo que busca el gobierno de Donald Trump es una alianza estratégica con el sur de América, que el momento es favorable dado que los presidentes de Estados Unidos y de Brasil se llevan bien, y que su orientación es que “quieren estar más cerca, quieren integrar sus economías, inclusive no solo en acuerdos de comercio”, sino también reactivando el foro bilateral de CEOs de empresas brasileñas y estadounidenses.

Ross, quien antes de reunirse con Guedes y Troyjo conversó con Bolsonaro, preguntó por el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. Además, insistió por la apertura del mercado brasileño al trigo y al etanol de maíz estadounidenses, productos sensibles para Argentina y para Brasil. “Cuando los objetivos son tan grandes, las ganancias son tan grandes en términos de integración, ampliación de flujo de comercio, inversiones, absorción de tecnologías, fusiones de empresas… vemos que los obstáculos, y eso ocurrió cuando conversamos con los argentinos, (…) con los que podemos hacer una gran área común, se llegó a hablar de moneda común en el futuro, más integración, un gran mercado en América del Sur, la ganancia es tan grande que los intereses pueden ser contemplados”, dijo Guedes.

“Se trata de un mercado colosal, imagínense entrar en el Mercosur, EE.UU. y Europa con nuestra azúcar”, concluyó.

Clarín


Paulo Guedes sobre livre-comércio: ‘Já começamos a negociar com os EUA’

O ministro da Economia, Paulo Guedes, declarou nesta quarta-feira, 31, que as negociações sobre a liberalização do comércio com os Estados Unidos já começaram oficialmente. A posição foi expressa depois de ter recebido, no seu ministério, o secretário de Comércio americano, Wilbur Ross. Na terça-feira 30, o próprio presidente dos Estados Unidos, Donald Trump, havia expressado seu desejo de concluir um acordo de livre comércio com o Brasil.

“O que ficou amarrado é que já estamos oficialmente começando as negociações com os Estados Unidos”, afirmou Guedes à imprensa. “Nós ficamos décadas fora desses grandes acordos. A bola agora está rolando.”

Guedes está ciente de que, como membro do Mercosul, o Brasil não poderá levar adiante o projeto com os Estados Unidos sem trazer consigo os seus três sócios do bloco – Argentina, Uruguai e Paraguai. Por isso, teve o cuidado de disparar seu recado aos parceiros sul-americanos. “O Brasil tem por ideologia uma maior integração. Fez esse movimento com o Mercosul, fez o mesmo junto com o Mercosul para (o acordo) com a União Europeia, e agora está fazendo com os Estados Unidos”, disse o ministro. “O Brasil está seguindo no caminho da abertura da economia e da maior integração”, completou.

Segundo o ministro da Economia, será possível conciliar a implementação do acordo do Mercosul com a União Europeia, prevista para daqui a três anos ou mais, com as negociações com os Estados Unidos. Durante reunião com o presidente Jair Bolsonaro, mais cedo, Ross queixou-se de regras não-tarifárias presentes no acerto com os europeus que poderiam dificultar as novas conversas. Chamou-as de “pílulas de veneno”. O próprio presidente brasileiros mostrou-se impressionado com essas possíveis “armadilhas”, até agora não identificadas. Guedes, mais diplomático, afirmou não existirem pílulas nocivas no acordo com os europeus.

No caso do acordo com os Estados Unidos, Guedes disse haver interesses mútuos que podem ser acomodados e insistiu que os ganhos de um acerto comercial serão tão expressivos que os obstáculos da negociação parecerão menores. Citou como exemplo o interesse americano em exportar volumes bem maiores, sem tarifa, de etanol para o Brasil. O ministro lembrou ser esse produto mais barato do que o álcool brasileiro e haver a possibilidade de os Estados Unidos zerarem as tarifas para o ingresso de açúcar do Brasil.

Guedes mencionou haver um projeto de alinhamento estratégico dos Estados Unidos com a parcela Atlântica da América Latina. Com o Brasil, já houve o apoio de Washington ao ingresso do país na Organização para a Cooperação e o Desenvolvimento Econômico (OCDE).

Veja