México: asume Miguel Barbosa como nuevo gobernador en Puebla

Nuevo régimen, mismos retos; Miguel Barbosa asume la gubernatura

Llega con el apoyo de la federación y un Congreso local que tiene mayoría de Morena

Este 1 de agosto inicia el mandato de Miguel Barbosa Huerta, quien planteó desde campaña un cambio de régimen para llevar a la práctica un gobierno progresista, donde el desarrollo sea equitativo y se combata la corrupción; implica también suprimir al morenovallismo, que por casi una década centralizó sus acciones en la zona metropolitana y aparentó el crecimiento económico con obras frívolas, marcadas por el exceso del gasto público.

Barbosa llega al Ejecutivo del estado como el primer gobernador de izquierda en los últimos 90 años, que la entidad estuvo en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la corriente que encabezó Rafael Moreno Valle desde 2010 bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN).

Como candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dentro de la coalición registrada con el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista, el ahora gobernador obtuvo una votación de 687 mil 341 sufragios, esta es la más baja desde Melquiades Morales Flores, ya que los mandatarios ganadores superaron los 750 mil apoyos ciudadanos.

Después de participar por segunda vez como candidato al gobierno del estado, en un proceso electoral extraordinario por la muerte de Martha Erika Alonso el 24 de diciembre del año pasado, Miguel Barbosa cuenta con el respaldo de un Congreso local con mayoría de Morena, así como los alcaldes de la zona metropolitana.

El inicio de su administración, también empata con cambios en algunos organismos autónomos, como la Auditoría Superior del Estado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en unos meses más la presidencia del Tribunal Superior de Justicia y la eventual renuncia del titular de la Fiscalía General del Estado.

INSEGURIDAD Y DESARROLLO SOCIAL, LOS PRINCIPALES RETOS

Combatir la inseguridad y generar desarrollo en todas las regiones del estado, son los principales retos del gobernador Miguel Barbosa, en estos rubros deberá realizar cambios estructurales para ofrecer resultados a los ciudadanos, consideró el politólogo y coordinador nacional del colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), Jorge Ojeda Bustamante.+

Para el especialista, las primeras acciones que deben emprenderse son las orientadas a recuperar la seguridad en Puebla, ya que por sobre todas las situaciones, esta es la que más preocupa a la ciudadanía y en la que se exigen resultados a corto plazo.

El desarrollo social, expuso, no sólo pasa por la entrega de programas asistencialistas, sino por generar más y mejores empleos, también por fortalecer al campo poblano y generar infraestructura al interior del estado para abatir carencias y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

“Desde mi punto de vista el reto de Miguel Barbosa es la seguridad pública, sus primeras acciones deben estar encaminadas a mejorar la seguridad, siguiente tema, que vuelva a reactivar el campo poblano, los elementos fundamentales para entrar al tema de desarrollo social y al desarrollo regional. La pobreza no solamente puede ser vista desde el asistencialismo”, indicó.

CONDICIONES ESTÁN DADAS PARA HACER UN GOBIERNO EXITOSO

José Ojeda consideró que Miguel Barbosa tendrá el apoyo de la federación y sumará a los alcaldes para sus proyectos, Morena tiene mayoría en el Congreso local, y ha generado expectativas positivas en la población, con ello, las condiciones están dadas para hacer un gobierno exitoso.

“Lo que le queda hacer es un gobierno que genere empleo, que sostenga los servicios de salud, que atienda la educación, la seguridad y la justicia (…) con todo lo que tiene alrededor ahorita, con la coyuntura, el Congreso y los ayuntamientos liderados por Morena, las condiciones están dadas para que pueda hacer un gobierno exitoso”, resaltó.

A comparación de otras administraciones, opinó el especialista, el virtual gabinete de Miguel Barbosa cuenta con expertos en la materia, que tienen enfoques progresistas como el que ha planteado el gobernador, ejemplo de ello es Abelardo Cuéllar en la Secretaría del Trabajo, Melitón Lozano en la Secretaría de Educación Pública, Mónica Díaz de Rivera en la de Igualdad Sustantiva y Julio Glockner en Cultura, nombramientos que son incuestionables.

El Sol de Puebla


¿Quién es Luis Miguel Barbosa, nuevo gobernador de Puebla?

Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta nació en el municipio de Zinacatepec, situado al sureste en el valle de Tehuacán, Puebla.

Nació en 1959, y en septiembre próximo cumplirá 60 años de edad.

Estudió la licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México de 1979 a 1983.

Inició su carrera política en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), partido por el cual fue designado diputado federal de representación proporcional para el periodo 2000-2003 y miembro de la Comisión Política del partido durante la presidencia de Jesús Ortega Martínez en 2008.

Fue diputado federal en LVIII Legislatura (2000-2003), en 2012 fue electo senador de la República para la LXII (2012-2015) y la LXIII (2015-2018) legislaturas del Congreso de la Unión, en donde se desempeñó como coordinador de la fracción parlamentaria y presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República del 1 de septiembre de 2014 al 31 de agosto de 2015.

En 2017, Barbosa Huerta renunció al PRD y el 23 de octubre de 2017, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que encabeza Andrés Manuel López Obrador, lo integró a su organización y posteriormente lo nombró su candidato a la gubernatura del estado en las elecciones del pasado 1 de julio.

Está casado con María del Rosario Orozco y tiene dos hijos de nombres María del Rosario y Miguel.

El Sol de Puebla


Barbosa gobernará un estado con primeros lugares en pobreza, inseguridad y mortandad

Este día el izquierdista Luis Miguel Barbosa Huerta sumirá la titularidad del Poder Ejecutivo Puebla, después de una dura batalla contra Rafael Moreno Valle Rosas y su grupo político. No obstante, las condiciones en que recibirá el estado tras casi una década de morenovallismo son sumamente deplorables, pues la entidad ocupa los primeros lugares a nivel nacional en varias categorías de delitos, en pobreza y mortandad por insalubridad.

Durante las dos campañas que llevó a cabo como candidato a la gubernatura –el año pasado contra Martha Érika Alonso Hidalgo y el presente confrontando a Enrique Cárdenas Sánchez, ambos postulados por el Partido Acción Nacional (PAN), Barbosa Huerta identificó a la inseguridad y la violencia como los problemas.

Los feminicidios, asaltos a transportes en carreteras y a trenes, linchamientos y, sobre todo el robo de hidrocarburos a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) son la principal herencia del morenovallismo en inseguridad, al punto que organizaciones como el Centro de Defensa de Derechos Humanos de Puebla y Tlaxcala considera que “no se tiene registro de un auge de la criminalidad tan desbordado y grave como el que se ha padecido desde 2011 a la fecha”.

Primer lugar en linchamientos, robo de gas y transporte

La impunidad de que gozan delincuentes y el aumento de los ilícitos sádicos cometidos por cárteles del crimen organizado conocidos como huachicoleros, podrían ser algunas de las explicaciones sobre por qué la entidad poblana también ostentó la primera posición en consumación de linchamientos a nivel nacional el año pasado, con 48 de los 132 casos registrados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Además, cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública ubican a Puebla en el primer lugar de todo el país en la incidencia de asaltos a transportistas con una relación de 8.18 hurtos por cada 100 mil habitantes, encontrándose así arriba de localidades como Morelos, Michoacán y el estado de México, que hasta hace poco lideraban en este rubro.

Puebla también ostenta la primera posición en el número de tomas clandestinas para ordeñar gas, según datos de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos, pues hasta junio se habían contabilizado 111 ordeñas ilícitas, casi el doble de las registradas en la localidad que ocupa el segundo lugar en la tabla, que es el estado de México con 59 y hasta 10 veces más que las entidades que también reportan este ilícito: Querétaro con 13, Tlaxcala con 11, Veracruz con 9, Nuevo León, Guanajuato e Hidalgo con 4 cada una, y Jalisco con solo una.

No solo eso, el mismo organismo de la paraestatal ha consignado que hasta mayo de 2019, Puebla tenía el tercer lugar nacional entre los estados con más puntos de ordeña ilícito de gasolina, pues se registraron 677 tomas clandestinas, solo ubicándose después el estado de México con 923 e Hidalgo con 2 mil 170.

El estado poblano también logró el tercer lugar en todo México en asaltos de trenes. La Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, perteneciente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que durante el primer trimestre del año que corre, se perpetraron 97 latrocinios de este tipo, mientras que el vecino estado de Tlaxcala contabilizó 135 robo y Sonora obtuvo el primer peldaño con 182 hurtos.

Feminicidios y secuestros

A pesar de que la tasa de presuntos delitos de feminicidios se disparó durante el sexenio en que gobernó Rafael Moreno Valle Rosas, el ahora fallecido panista siempre se negó a solicitar a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres de la Secretaría de Gobernación, la emisión de la declaratoria de alerta de violencia de género.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del primer trimestre de 2019, Puebla tiene la cuarta posición en presuntos delitos de feminicidios, con 15 casos, solo detrás de Veracruz, el estado de México y Sonora.

También Puebla tiene el cuarto lugar a nivel nacional en plagios, con 57 casos registrados por la organización especializada Alto Al Secuestro de enero a mayo del año que corre, lo que supone un aumento de 45 por ciento en la tasa de este delito respecto al mismo periodo de 2018, cuando se conocieron 35 ilícitos.

Puebla se encuentra así, en este rubro, solo detrás de Veracruz con 258 secuestros, el estado de México con 172 y la capital del país con 68.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública señala también que Puebla es la quinta entidad federativa con mayor índice de robos violentos: una relación de 84.98 delitos de este tipo por cada 100 mil personas.

Pobreza y mortandad

Pero el legado morenovallista –en el que se incluye el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas, el año 8 meses que gobernó José Antonio Gali Fayad, el periodo de apenas 10 días de Martha Érika Alonso Hidalgo y la administración emergente de Jesús Rodríguez Almeida– dejó al estado de Puebla a meced de la miseria.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, colocó a la entidad en el cuarto lugar nacional con más pobres: 3.7 millones de poblanos, casi el 60 por ciento –59.4 por ciento, para ser exactos– de los 6.1 millones de habitantes que hay en territorio poblano según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

En este rubro, Puebla solo es superada por Chiapas, con 4.1 millones de pobres; Veracruz, con cinco millones, y el estado de México con 8.2 millones de pesos.

Además, en el más reciente reporte del Instituto Nacional de Geografía y Estadística se ubica a Puebl en el primer lugar de las entidades federativas con la tasa más alta de mortandad infantil con 14.4 defunciones por cada 100 mil bebés nacidos vivos.

Las caías de los decesos van de los accidentes a las deformidades, malfomaciones congénitas, anomalías cromosomáticas y otras.

Finalmente, Puebla también ostenta el octavo lugar en fallecimientos de progenitoras, pues el Observatorio de Mortalidad Materna en México contabilizó hasta julio pasado 18 casos, con lo cual la entidad se ubicó detrás de la Ciudad de México, con 21 casos, Michoacán con 22, Jalisco con 24, Guerrero con 26, Veracruz con 29, Chiapas con 32 y el estado de México con 38.

La Jornada


VOLVER