México: el canciller y la Fiscalía analizan estrategia jurídica por tiroteo en Texas

65

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, y el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, sostuvieron una reunión para abordar los pasos a seguir tanto en materia jurídica como diplomática tras el lamentable crimen de odio en El Paso, Texas.

Tanto el canciller como el fiscal coincidieron en que el ataque del pasado fin de semana en una tienda Walmart se trata de un acto equiparable al terrorismo en contra de ciudadanos mexicanos en el exterior.

Durante el encuentro realizado en las instalaciones de la FGR, la Secretaría de Relaciones Exteriores entregó la información relevante con la que cuenta hasta el momento para la Integración de la carpeta de investigación y para que, en pleno respeto de sus competencias y autonomía, Alejandro Gertz Manero decida las acciones jurídicas a seguir.

Por la mañana, el canciller dijo que el atentado terrorista cometido en agravio de mexicanos en El Paso, Texas, es “la tragedia más grande” de la que México ha sido víctima en Estados Unidos.

Los testimonios a los que el gobierno mexicano tuvo acceso en las últimas horas advierten “de una maldad sin fin” hacia la comunidad mexicana por parte del agresor Patrick Crusius, antiinmigrante de 21 años de edad y creyente en la supremacía estadunidense.

Asimismo, el secretario informó que aún permanecen hospitalizadas seis personas de origen mexicano, tres de ellas en terapia intensiva y el resto se encuentran reportadas como estables.

Mientras que los cuerpos de los ocho mexicanos muertos tras el tiroteo del sábado pasado ya fueron entregados a sus familias, las cuales desde el primer momento han sido atendidas por el consulado mexicano en esa zona de la Unión Americana.

Vanguardia


Acuerdo firmado “a la fuerza” está destinado al fracaso, dice Instituto de Políticas de Migración de EEUU

El Instituto de Políticas Migratorias de EE. UU. (MPI, en inglés), un importante centro de análisis y estudios en aquel país alertó de que el acuerdo migratorio firmado el pasado 26 de julio entre el gobierno de Donald Trump y el de Guatemala está destinado al fracaso.

“La imposición de acuerdos con terceros países seguros y el acuerdo recientemente anunciado con Guatemala, están destinados al fracaso”, precisó el MPI en un análisis efectuado sobre la coyuntura migratoria, en el cual hace un repaso sobre los precarios indicadores económicos, políticos y de seguridad que tiene el país al igual que sus vecinos del Triángulo Norte de Centroamérica.

En cambio, el Instituto sugiere trabajar con México, Canadá y el alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) en procesos regionales que mejoren la capacidad para atender un número creciente de casos de asilo, así como admitir como refugiados a aquellos con reclamos válidos.

El MPI también subraya la importancia de restaurar la cooperación hacia los países del Triángulo Norte que se traducían en programas de ayuda que combatían la violencia, el cambio climático y consecuentemente mejoraban los niveles de vida de ciertas comunidades y que fueron suspendidos “justo cuando comenzaban a dar resultados”.

A criterio del Instituto, “las formas en que las cambiantes condiciones demográficas y económicas, la sequía, la violencia y la corrupción política se entrelazan” se convierten en motores de la migración.

Contrario a lo que podría esperarse, el aumento sin precedentes de la migración desde Centroamérica, especialmente del Triángulo Norte ha ido de la mano con los cambios radicales de las políticas migratorias impulsadas por el gobierno de Trump.

“Paradójicamente, esta transformación sólo ha profundizado la crisis. La rápida sucesión de medidas cada vez más punitivas que se ofrecen como soluciones rápidas ha tenido el efecto contrario al deseado”, dice el informe del Instituto, que cita una publicación del medio Vice News, en la cual se afirma que los coyotes dicen a las personas que ahora es el momento de migrar porque las condiciones pueden empeorar.

El informe destaca que este año fiscal las detenciones de personas no autorizadas que cruzaron la línea fronteriza podría acercarse a un millón, el doble del 2018 y el triple del 2017.

Medidas de asilo

Una de las conclusiones del análisis se centra en la necesidad de mejorar la política de asilo estadounidense puesto que el retraso en la atención de casos hace que los migrantes esperen años luego de ser arrestados en la frontera para su audiencia en la corte, lo que se convierte en un atractivo para los centroamericanos.

En tal sentido, sugiere convertir el sistema de asilo en eficaz para aquellos solicitantes que huyen de reales amenazas y diferenciarlos de los migrantes económicos puesto que el sistema actual toma demasiado tiempo para decidir si estos tienen derecho a asilo u otras formas de protección.

“Estas prácticas ayudan a explicar por qué más de la mitad de los inmigrantes detenidos durante los primeros nueve meses del año fiscal 2019 han emigrado en familias”, apunta el Instituto.

En estudio revela cómo los migrantes desde el Triángulo Norte detenidos en la frontera sur de EE. UU. superaron a los mexicanos que para el 2008 representaban el 70 por ciento del total de arrestos. En los años siguientes los mexicanos indocumentados detenidos fueron disminuyendo al punto que para el 2019 son el tercer grupo de aprendidos, detrás de Guatemala y Honduras, y aún por encima de El Salvador.

Asimismo, da a conocer que las unidades familiares originarias de Guatemala que se entregan a las autoridades de la Patrulla Fronteriza han sido las más numerosas este año y representan más del 40 por ciento del total de capturas que suman más de 688 mil.

Razón de la migración

El análisis del Instituto también dedica un pasaje importante a las razones teóricas que empujan la migración y que tienen que ver con una combinación demográfica, económica, climática, de seguridad y factores políticos, sobre todo de Guatemala y Honduras.

Destaca, por ejemplo, que Guatemala con sus 17 millones de habitantes representa el 53% del total de la población del Triángulo Norte, lo cual puede explicar la tendencia de la migración; además tiene la tasa de fecundidad más alta de la región (2.8%) y una población elevada de menores de 15 años (40%).

A esa explosión demográfica de Guatemala se suma un ingreso per cápita muy bajo, US$8 mil, igual que El Salvador, mayor que Honduras (US$5 mil), pero muy por debajo de México que suma US$18 mil y EE. UU., US$60 mil.

En una encuesta dada a conocer en el 2017, migrantes guatemaltecos deportados respondieron que en EE. UU. ganaban 13 veces más de lo que percibían en Guatemala antes de viajar al norte.

Otras de las razones que aborda el estudio es el cambio climático. En ese sentido, afirma que las sequías “de años” han acentuado las dificultades económicas, sobre todo a pobladores del Corredor Seco que abarca una importante extensión del territorio guatemalteco, además de El Salvador y Honduras.

Prensa Libre

Más notas sobre el tema