Paraguay: Fiscalía citará a declarar al presidente Abdo Benítez y al vicepresidente Velázquez por el caso Itaipú

Abdo y Velázquez deberán declarar ante Fiscalía

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, manifestó que se pone a disposición del Ministerio Público para prestar declaración por el caso del acta bilateral de Itaipú. El órgano investigador comunicó que convocará a declarar al mandatario y a su vicepresidente, Hugo Veláquez.

“Como lo he dicho siempre, nuestro compromiso es con la transparencia! Estamos a disposición de la Fiscalía para colaborar con la investigación y la búsqueda de la verdad”, declaró el responsable del Ejecutivo Nacional, a través de su cuenta oficial de Twitter..

El equipo de trabajo conformado por la Fiscalía adelantó que la próxima semana se notificará al Presidente de la República, Mario Abdo Benitez y al Vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, quienes deberán declarar sobre los hechos en el caso.

La Fiscalía también remite oficios a las telefónicas para el cotejo y análisis de llamadas y mensajes de todas las líneas de teléfono que son investigadas y de las personas mencionadas.

El Ministerio Público continúa el curso de la investigación donde ya fueron llamados a declarar Pedro Ferreira, José Rodríguez y Benigno López, además lleva a cabo la recolección de información técnica, y otras evidencias referentes al caso investigado.

En el marco de la causa penal abierta, tras la denuncia formulada y las diferentes informaciones generadas que tienen como base la firma del Acta Bilateral del uso de Energía de Itaipú entre Paraguay y Brasil, los agentes fiscales Marcelo Pecci, Susy Riquelme y Liliana Alcaraz remitieron oficios a la Itaipú Binacional.

Los agentes fiscales solicitan un pormenorizado informe sobre procesos técnicos, y que hacen a la contratación de potencia y otros mecanismos internos intervinientes, información necesaria para cotejar diferentes datos arrimados a la fecha.

La Nación


Semanas claves para Abdo: “La gobernabilidad está en un entredicho muy grave”

El parlamentario Jorge Querey sostuvo que la interna del Partido Colorado siempre termina involucrando a los otros sectores de la oposición, como por ejemplo el Frente Guasu. “El coloradismo tiene esa cualidad y deviene del poder que tiene desde hace 70 años”, expresó el legislador en comunicación con la 970 AM.

Querey expresó que el Movimiento Honor Colorado, jugó “un papel demasiado importante” para estar en las dos vertientes de la crisis política. Sin embargó, dijo que Añetete nunca fue una bancada disciplinada ni estructurada,

El senador indicó además que la indignación ciudadana no logró crear hasta el momento un sistema de presión a la clase política.

Analizó que en las próximas dos semanas serán claves para el futuro político del Gobierno. “Hay que ver si se consigue sepultar definitivamente el juicio político, en el sentido que se trate y se rechace; o por otro lado que se mantenga ahí de tal manera que Honor Colorado tenga un elemento de coerción persistente en el tiempo”, agregó.

“La gobernabilidad está en un entredicho muy grave. La crisis económica no se va a superar, no hay ninguna capacidad de reacción en el sector económico”, subrayó el senador.

Por último, señaló que va a ser muy difícil que se sostenga el presidente de la República, si es que no realiza profundos cambios. “Hay un alto nivel de agitación, si no mejora la perspectiva, esto podría llegar alcanzar decibeles como otros momentos de la historia”, concluyó.

Hoy


Otros mensajes de Pedro Ferreira involucran a hermana de Hugo Velázquez

A través de su abogado Jorge Bogarín, el ex presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) Pedro Ferreira presentó a los fiscales del caso Itaipú los mensajes que intercambió con su jefa de Gabinete, Carmen Velázquez, hermana del vicepresidente.

En las capturas de pantalla que luego compartió en su cuenta de Facebook, muestra que su agenda del 24 de mayo, día en que se firmó en Brasil el acta de manera secreta, no coincidía con la de Mario Abdo Benítez, a pesar de las intenciones de Presidencia de incluir en su programa a las autoridades de la empresa estatal.

De acuerdo con el comentario de Ferreira en la red social, la hermana de Hugo Velázquez programó la actividad conjunta en un horario que le imposibilitaba cumplir, porque ya tenía otro compromiso en el barrio Carmelitas, sobre un curso que trataba la situación del sector energético y el Anexo C del Tratado de Itaipú. En tanto que la agenda presidencial marcaba una visita a las obras de construcción e interconexión de la Subestación Villa Aurelia.

Sin embargo, el ex titular de la ANDE explica que luego conversó directamente con Presidencia y logró cambiar la hora para concretar el encuentro con el primero del Ejecutivo.

Allí no dudó en preguntarle al mandatario por qué decidió eliminar el punto 6 del acuerdo, como había pedido José Rodríguez en representación del vicepresidente y del presidente –como se puede observar en los mensajes filtrados–, a lo que Mario Abdo responde que no sabía de qué hablaba y seguidamente le consulta si era beneficioso para el país (la inclusión del punto 6). Ante la reacción afirmativa de Ferreira, el Ejecutivo da su visto bueno para incorporarlo.

De esta manera el técnico respaldó su decisión del día anterior de no ceder al pedido de Rodríguez y haber enviado igualmente en la ayuda memoria la propuesta de vender energía a empresas privadas brasileñas, pudiendo así hacerlo a precio de mercado y no a lo que impone hasta ahora Eletrobras a Itaipú. Pero Saguier se ciñó a lo que ya estaba escrito en el acta y que excluía esta posibilidad.

Hasta ahora no queda claro por qué las mismas personas que operaron para vender energía a empresas privadas se retractaron. La participación de Joselo Rodríguez en las negociaciones está confirmada, pero Velázquez lo sigue negando, a pesar de que varias pruebas lo señalan.

También vinculan en el caso al ministro de Hacienda, Benigno López, quien, de acuerdo con las acusaciones de legisladores brasileños, se reunió en el vecino país en marzo pasado con Eduardo Bolsonaro, quien habría representado en ese encuentro a la empresa familiar Leros.

El escándalo se desató con otro punto cuestionado del acta, mediante el cual Paraguay se comprometía a comprar más energía cara (garantizada) para que Brasil acceda a más energía barata (excedentes), una intención que desde hace años era rechazada por los técnicos paraguayos y que por primera vez en la historia de la hidroeléctrica se trató en el ámbito diplomático.

La ANDE debía refrendar el documento y ante la negativa de Ferreira, quien alegaba una pérdida para el país de más de USD 200 millones hasta 2022, fue obligado a renunciar. Hizo lo mismo el director técnico Fabián Cáceres, quien empezó a contar los detalles de la decisión de ambos y que ahora pasó incluso a una investigación fiscal.

El acta fue anulada y con ello se desactivó el juicio político a Mario Abdo Benítez y el vicepresidente con la retirada de Honor Colorado de la iniciativa, aunque el proceso sigue siendo promovido por la oposición.

Última Hora


Sociedad de Economía Política aplaza a gobierno de Abdo en su primer año de gestión

Un grupo de socios investigadores de la Sociedad de Economía Política del Paraguay (SEPPY) llevó a cabo un minucioso trabajo de investigación en los últimos meses con el fin de analizar el desempeño del jefe de Estado.

Como resultado de este trabajo se dio a conocer el “Informe de Gestión del primer año de gobierno de Mario Abdo Benítez”, el cual contempla varios aspectos que hacen a la administración del presidente de la República en estos primeros 12 meses.

La parte inicial del informe recuerda que las elecciones generales del año pasado en las que resultó ganador Abdo Benítez fueron catalogadas por diversos sectores como “fraudulentas”, esto en base a varias denuncias de supuesto fraude electoral, a lo cual se le suma la crisis interna dentro del Partido Colorado. Ambas situaciones “presagiaban una gestión con escasa legitimidad y poco que esperar por parte de la sociedad”, señala.

Así también, manifiesta que este primer año de gobierno “fue incluso peor de lo esperado”, atendiendo a las diversas dificultades que se fueron registrando desde el inicio. “A su fragilidad de origen se sumó un gobernante sin capacidad de liderazgo, sin un programa de gobierno con algo distinto que ofrecer a la sociedad, y con colaboradores en el gabinete de muy pobre gestión”, reza parte del texto.

El documento de la SEPPY también hace mención a la crisis suscitada a raíz de la firma del acuerdo energético y afirma que “las gestiones en torno a la energía de Itaipú llevadas adelante por el gobierno pueden ser catalogadas como una ‘traición a la patria’, por los términos absolutamente favorables al Brasil, en contra del Paraguay, plasmados en el Acta Bilateral del 24 de mayo pasado”.

“La crisis política desatada mantiene en jaque a Mario Abdo, dejándolo aún más debilitado”, indica el informe de gestión de gobierno.

Al hacer un análisis sobre el ámbito rural, manifiesta que este primer año de gobierno del presidente de la República “ha significado la continuidad del mismo modelo productivo, de tipo agroexportador extractivista, así como de las políticas públicas ejecutadas por el gobierno anterior, favorables al sector de los agronegocios”. Asimismo, reitera que la histórica demanda de acceso a la tierra por parte de la población campesina e indígena sigue sin ser parte de la agenda de los gobiernos de turno.

Entre otras cosas, hace mención de los varios desalojos y enfrentamientos que se fueron produciendo a lo largo de los últimos meses, teniendo nuevamente a este sector de la población como principal afectado.

En lo que respecta a la situación de los pueblos indígenas, los investigadores de la Sociedad de Economía Política del Paraguay resaltan que el gestión de Abdo Benítez y la de otros gobiernos anteriores desde el 1870 “no pasa del asistencialismo y de la defensa de la propiedad privada sobre lo que anteriormente constituían territorios indígenas”. Con ello, remarcan la crítica situación de este colectivo en cuanto a la cuestión de la tierra.

Sobre la maquila y la industria en nuestro país, el informe detalla que en lo que va de este gobierno (de julio del 2018 a inicios de abril del 2019) se han sumado 19 nuevas empresas, totalizando unas 188 empresas maquiladoras que operan actualmente en el país. En este caso, todas se encuentran orientadas al mercado brasileño.

Pese a ello, cuestiona este modelo de negocios promovido desde el Estado al asegurar que “más que un motor de desarrollo, la industria de maquila representa un proceso de anexión de parte de la economía paraguaya al Brasil y una falsa alternativa de desarrollo, cuyo crecimiento se sustenta en bajos salarios, malas condiciones laborales, entrega de los recursos energéticos al capital extranjero y la compresión del presupuesto nacional”.

El documento también analiza la situación de la clase trabajadora y manifiesta que la informalidad, el desempleo, los bajos salarios y la persecución a dirigentes sindicales han sido los hechos que marcaron el primer año de gobierno de Mario Abdo Benítez. En este apartado, se incluyen números y estadísticas que demuestran el panorama delicado por el que atraviesa el ámbito laboral.

“Posiblemente, el único evento positivo registrado durante este gobierno fue la aprobación del 100% del salario mínimo para el trabajo doméstico, como resultado de la incansable lucha de cientos de mujeres que se emplean en este sector para poder sostener a sus familias”, refiere el informe de SEPPY.

En cuanto a las relaciones económicas internacionales, asegura que el gobierno demostró tener iniciativa para la apertura de nuevos mercados, como en el caso de Turquía, además del existente con Rusia, con miras a la zona euroasiática, y hacia Bolivia, en nuestra región. Mientras, busca avanzar hacia el establecimiento de las relaciones diplomáticas con China Popular, sin cortar la histórica relación con Taiwán.

Igualmente, destaca que el valor total de las exportaciones de bienes -que había mostrado signos de moderada recuperación en el año 2018- volvió a dar “señales de alarma” en el primer semestre de este año. En lo que se refiere a las importaciones, en 2018 se recuperó y superó el valor total importado de 2014, vinculado con las partidas destinadas a la reexportación bajo el régimen del “turismo de compra”, cuyo destino principal es el Brasil.

El informe también señala que el crecimiento acelerado y excesivo de la deuda pública del país (con la emisión de bonos soberanos) fue objeto de duros cuestionamientos por parte del movimiento político que ocupa el gobierno de turno (Colorado Añetete), sin embargo, al asumir el mandato aceptó continuar con la política de crecimiento de esta deuda bajo el mismo concepto.

SEPPY analizó la cuestión tributaria durante el primer año de gestión de Abdo Benítez, haciendo mención al proyecto de ley de “De modernización y simplificación del sistema tributario nacional”. Al respecto, expresa que, tras pretender convertirse en una reforma impositiva, terminó siendo una reforma administrativa, sin cambiar la estructura de financiamiento del Estado.

Sobre el mismo punto, destaca la desigualdad en la distribución de los ingresos y los problemas para alcanzar el monto del salario mínimo, además de la incapacidad de un gran sector de la población para adquirir “lo mínimo para vivir” (canasta básica).

En cuanto a los derechos humanos, el documento afirma que en tan solo un año, el actual gobierno realizó desalojos en más de ocho asentamientos, dejando en la calle a más de 11.000 personas en distintos puntos del país. Asimismo, habla sobre la situación generada por la expulsión campesina de sus tierras, hecho que agudiza la crisis general que se vive hoy día.

“Por estas y otras acciones, además de los ineludibles antecedentes del actual Presidente del Paraguay, nos parece imposible que un gobierno de estas características respete y defienda los DDHH, y es necesaria la reacción ciudadana en defensa de la democracia, de los DDHH, porque el acuerdo general de la sociedad paraguaya, expresado en la Constitucional Nacional vigente así lo exige”, reza el texto.

El informe también aborda la muerte de reos en cárceles a consecuencia del funcionamiento de carteles del narcotráfico en el interior de las mismas, a lo cual se le suman los altísimos niveles de hacinamiento, tratos inhumanos, crueles y degradantes, además de tortura, sobre una población controlada por la masiva proliferación de drogas.

“En suma, podemos decir que el primer año de gobierno de Mario Abdo Benítez permite avizorar un escenario conflictivo, de profundización de la crisis socioeconómica, y de la necesaria organización y lucha por la reivindicación de los derechos humanos”, finaliza el informe de la SEPPY.

Hoy