Paraguay: medios de comunicación denuncian que el gobierno censura y ataca la libertad de expresión

El gobierno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, sorpren­dió ayer con una decisión que representa una censura y un duro ataque a la libertad de expresión y de prensa, avalada en el Artículo 26 de la Consti­tución Nacional. Con una insó­lita nota, el gabinete militar de la Presidencia ha obligado a los propietarios del edificio donde se aloja la cámara del Grupo Nación que habitualmente muestra imágenes de la ciudad, a desmontarla y desactivarla.

Con ello, la Presidencia incu­rre en una medida arbitraria ya que deberá explicar cuál es la ilegalidad de tomar imá­genes del Palacio de López u otras zonas del centro desde una cámara.

Los directivos del canal GEN consultados manifestaron su extrañeza porque la Presiden­cia jamás se comunicó con el medio sino directamente emi­tió una nota dirigida a la pro­piedad del edificio. En la nota se reconoce que el uso de tal cámara es a los fines periodís­ticos. Según los directivos del Grupo Nación, incurren en una evidente censura.

Lo llamativo y preocupante de la cuestión es que no existe ninguna legislación o nor­mativa que prohíba el uso de los equipos de prensa; por el contrario, con estas decisio­nes arbitrarias se estarían violando sagrados precep­tos estipulados en la Carta Magna referentes a la liber­tad de expresión ciudadana y las garantías para el ejercicio del periodismo.

En el artículo citado anterior­mente dice claramente que “se garantizan la libre expre­sión y la libertad de prensa, así como la difusión del pen­samiento y de la opinión sin censura alguna”. Además, es contundente al establecer que “no se dictará ninguna ley que las imposibilite o restrinja” y “toda persona tiene derecho a generar, procesar o difun­dir información, como igual­mente a la utilización de cual­quier instrumento lícito y apto para tales fines”.

Otro aspecto cuestionable es que la nota remitida por el Gabinete Militar de la Presi­dencia, en la que piden el retiro de las cámaras, ni siquiera fue enviada a los directivos de GEN (Grupo Nación), sino que solo al propietario del edi­ficio donde están instalados los equipos del canal. Por lo tanto, la dirección del medio desconoce las razones por las cuales el Ejecutivo busca censurar el trabajo perio­dístico de uno de los medios de este holding.

CONTRADICCIONES

Desde el Departamento de Comunicación de la Presiden­cia, la jefa de prensa Rossana Patiño dijo que esta medida no fue solo para GEN y que ayer más de una persona se comu­nicó con ella para pedir deta­lles al respecto. Recomendó que las preguntas sean tras­ladadas al coronel Melanio Servín, jefe de seguridad del Palacio de Gobierno, ya que la decisión fue tomada en esa dependencia.

En contacto con La Nación, Servín confirmó que solici­taron al propietario del edi­ficio que sean retiradas las cámaras de GEN, pero al ser consultado sobre si el pedido fue solamente para este canal, señaló que solo fue para el medio del Grupo Nación.

POR SEGURIDAD

Al preguntarle sobre la ley o el artículo que tuvieron en cuenta para tomar esta medida, no supo dar una explicación concreta. Solo se limitó a decir que lo que hicie­ron no se trata de una prohi­bición, sino de un pedido de relocalización de las cáma­ras, “considerando la distan­cia que cubren, 360º del espa­cio en el Palacio de López”.

El motivo que los impulsó a tomar esta postura fue para salvaguardar la seguridad del presidente de la República y de los miembros de su gabinete, sostuvo. “Solicitamos al señor la relocalización de las cáma­ras considerando la distancia que cubren, 360º del espacio en el Palacio de López, y es el lugar donde se llevan a cabo todas las actividades del Pre­sidente. Es para salvaguar­dar la seguridad del lugar”, mencionó.

El director periodístico del Grupo Nación, Augusto dos Santos, dijo ayer que “la ini­ciativa del Gobierno de prohibir a GEN tomar imágenes desde un edificio céntrico es una censura grosera y dictatorial”.

Dos Santos mencionó que “no existe ninguna prohibición de tomar imágenes del Palacio Presidencial y tampoco de las autoridades nacionales”. Agregando que “la cámara del canal GEN no tenía como punto focal el Palacio de López sino transmitir imágenes de diversos paisajes del centro de Asunción, obviamente se incluye al Palacio”.

Dijo además que “con la determinación tomada por la Presidencia se puede colegir que está prohibido tomar imágenes del Palacio desde cualquier edi­ficio de Asunción y ello es una aberración”. Con este criterio -ironizó- todas las personas que salgan a sus balcones desde los edificios cén­tricos son automáticamente sospechosas.

HOY