Puerto Rico: exigen declarar estado de emergencia por violencia de género

La Colectiva Feminista en Construcción, una de las 17 organizaciones que se reunieron la semana pasada con la gobernadora Wanda Vázquez Garced, dio un plazo de siete días a la primera ejecutiva para que declare un estado de emergencia por violencia de género.

Vázquez Garced citó a las organizaciones a una segunda reunión el 28 de agosto y les pidió que cada una llevara cinco medidas para combatir este fenómeno.

Vilma González, de la Coordinadora Paz para las Mujeres, reconoció que “hay receptividad para la declaración de ese estado, así que las organizaciones mostraron su compromiso para trabajar en ese plan, pero queremos unos términos y que no se convierta en reunirnos en mesas de trabajos que terminan en nada”.

“En Puerto Rico hay un promedio de que cada 8 días asesinan una mujer. Nosotras vamos a venir a esa reunión, vamos a trabajar y a traer nuevamente nuestras propuestas, y si de ese 28 de agosto no salimos con un decreto de estado de emergencia, el 29 de agosto, al país lo paralizamos las mujeres”, dijo Shariana Ferrer, de “La Cole”. Desde noviembre, bajo la administración de Ricardo Rosselló Nevares, los grupos han reclamado este decreto.

Mientras tanto, la procuradora de las Mujeres, Lersy Boria Vizcarrondo, afirmó que apoyaría el estado de emergencia si viene acompañado de más fondos para su oficina, así como para las organizaciones y albergues que brindan servicios directos.

Ante esto, Ferrer argumentó que “decretando un estado de emergencia, y ella misma lo mencionó (la gobernadora), le permite ir a Washington y solicitar fondos federales. Le permite enfrentar a la Junta (de Control Fiscal)”.

Al culminar el encuentro, Vázquez Garced sostuvo una reunión separada con integrantes del ente federal, quienes a su salida confirmaron que no se auscultó la posibilidad de identificar fondos para viabilizar esta propuesta.

Entre las organizaciones presentes estuvieron Casa Protegida Julia de Burgos, Centro de la Mujer Dominicana, Coalición Las Lolas, Escuela de Medicina San Juan Bautista y el Centro Salud Justicia, Fundación ALAS para la Mujer, Hogar Nueva Mujer, Hogar Ruth, Red de Albergues de Violencia Doméstica, y otras.

Mientras, a las afueras de La Fortaleza, con cacerolas, cucharones y altoparlantes, un grupo de mujeres y hombres reclamó el cese a la violencia machista y que se establezca un estado de emergencia por feminicidios.

En la intersección de las calles del Cristo y La Fortaleza, las personas vestían camisetas o pañuelos violetas en señal de rechazo a la violencia de género.“Seguimos aquí exigiendo un estado de emergencia contra la violencia machista”, dijo una de las portavoces de la manifestación, que se dio en las afueras de la mansión ejecutiva, mientras ocurría el encuentro de las 21 organizaciones públicas y privadas.

“Nuestra rabia es colectiva, construyamos otra vida”, entonaron como parte de las consignas las personas convocadas por la Colectiva Feminista en Construcción.

Metro


VOLVER