Elecciones en Argentina: el ministro de Economía de Brasil amenaza con salir del Mercosur

40

Ministro de Bolsonaro: “Si el kirchnerismo quiere cerrar la economía, nos vamos del Mercosur”

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, advirtió este jueves que si un eventual gobierno argentino del kirchnerismo quiere cerrar su economía, Brasil abandonará el Mercosur y continuará negociando acuerdos comerciales por separado.

“¿Y si los Kirchner quieren cerrar la economía? Si quieren cerrar, nos vamos del Mercosur”, sentenció el jerarca del gobierno de Jair Bolsonaro durante un evento en San Pablo según publicó Veja.

Argentina es el tercer socio comercial más grande de Brasil, y la crisis económica en el país ha afectado las exportaciones brasileñas. “¿Desde cuándo Brasil necesita a Argentina para crecer?”, preguntó el ministro, según publicó el medio brasileño, y dijo que aunque el mundo se acabe, Brasil saldrá “del agujero”.

Guedes además afirmó que la economía brasileña todavía está muy cerrada y que Brasil no depende tanto de otros mercados.

El ministro también dijo que el gobierno de Brasil tiene más química con el actual jefe de Estado argentino, Mauricio Macri, pero que si Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández, gana las elecciones tampoco habrá problema.

“No le temo al balance de Argentina ni a esta lucha comercial. No tengo miedo de ser tragado por la dinámica internacional. No nos hundiremos si estamos haciendo lo correcto”, dijo al comentar sobre la disputa comercial que enfrentan Estados Unidos y China. “El mundo se estaba acelerando y estábamos cayendo. Si el mundo se desacelera, está bien”, agregó.

Para Guedes, incluso si hay una caída en las exportaciones, no será algo grande. Además, reducir la competencia con los productos chinos ayudará al país a vender “menos soja y más zapatos”, agregó.

El Observador


Repudio del PJ al silencio de la Cancillería ante los dichos de Bolsonaro

Luego de las declaraciones de Jair Bolsonaro, tildando de “delincuentes de izquierda” a los integrante del Frente de Todos, el Partido Justicialista reclamó a la Cancillería argentina que “haga respetar el principio de no injerencia de un gobierno extranjero en los asuntos internos” del país.

Además, calificó como “agraviantes” declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien apunto directamente a Alberto Fernández con sus declaraciones.

El comunicado del PJ aclaró que las expresiones del presidente del Brasil “no forman parte del sentir popular del hermano pueblo brasileño”.

El comunicado está firmado por Gildo Insfrán, presidente del Congreso del Partido Justicialista, y por Jorge Taiana, Responsable de los Asuntos Internacionales Consejo Nacional del Partido Justicialista.

Diario Popular


El revés electoral de Macri es un golpe a la agenda latinoamericana de Trump

En un viaje a Buenos Aires el mes pasado, el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo hizo ruborizar al presidente Mauricio Macri. “Valoramos el liderazgo de Argentina… Esperemos que otros sigan su ejemplo”, dijo.

Menos de cuatro semanas después, los votantes argentinos decididamente rechazaron a Macri en las elecciones primarias, lo que según mayoría de los comentaristas es un golpe fatal a sus chances de reelección en octubre.

La magnitud de la derrota de Macri, el shock que provocó el resultado inesperado y el posterior caos en los mercados convierten casi en inevitable que a fin de año regrese al poder la izquierda populista argentina.

Con el abrupto giro a la izquierda en México el año pasado con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la situación en Argentina dejaría a Jair Bolsonaro como el único presidente conservador entre las tres mayores economías de Latinoamérica.

También crea un dolor de cabeza para la administración Trump, que había tratado de forjar una fuerte alianza regional de líderes con visiones parecidas para avanzar con su agenda latinoamericana de lucha contra el terrorismo, de presión a los gobiernos de extrema izquierda de Venezuela y Cuba y resistencia al crecimiento de la inversión china.

Daniel Kerner, director para América latina de la consultora de riesgo político Eurasia, señaló que Bolsonaro podría seguir el mismo camino de Macri “si sus reformas económicas no funcionan y llega al próximo ciclo electoral con gente sintiendo que su nivel de vida ha empeorado”.

La economía de Brasil se tambalea al borde de la recesión y Bolsonaro se refirió sin pelos en la lengua a las elecciones en su vecina Argentina. Una victoria de la oposición izquierdista colocaría a Argentina “en el camino hacia convertirse en Venezuela” y Brasil no quiere “que nuestros hermanos argentinos huyan hacia acá”, dijo.

El presidente brasileño no es el único líder latinoamericano que probablemente se sienta incómodo después de que los votantes castigaron a Macri por las dolorosas medidas de austeridad que derivaron en una profunda recesión y disminuyeron el estándar de vida.

El presidente de Ecuador Lenín Moreno avanza en un sendero similar; igual que Argentina cuenta con el apoyo del FMI y la administración Trump. En Colombia, el presidente Iván Duque, otro aliado de Trump, no logra aprobar sus reformas en el congreso y la economía se desacelera. En Chile, el presidente pro negocios Sebastián Piñera en junio despidió a seis ministros en medio de un crecimiento estancado y un derrumbe en los niveles de aprobación.

“Para Duque, Piñera, Bolsonaro y los otros, ésta es una clara advertencia”, dijo Michael Shifter, presidente de Inter-American Dialogue, a think-tank en Washington. “Los gobiernos conservadores tienen que mostrar resultados y no cuentan con el apoyo de los votantes si no lo hacen”.

Algunos de los sobrevivientes de la “Marea Rosa” de gobiernos izquierdistas latinoamericanos, que dominó la región hasta la victoria de Macri en 2015, sintieron que hay una oportunidad en la humillación a un gobierno pro mercado en Buenos Aires.

Desde una cárcel en Brasil, donde cumple una condena por corrupción, el ex presidente Luis Inácio da Silva tuiteó felicitaciones para los ganadores de la elección primaria en Argentina. “Tenemos que transmitir esperanzas al pueblo, llevarles días mejores, ayudar a aquellos que más lo necesitan”, dijo.

Pero es en Venezuela donde la administración Trump enfrenta su mayor desafío. Washington se esforzó por armar una alianza regional que respalde al líder Juan Guaidó como el líder legítimo del país y exigir la renuncia del líder autoritario socialista Nicolás Maduro. El intento de Guaidó para asumir el poder se detuvo y la probable pérdida de otro aliado extranjero clave sólo hace que para Trump sea aún más difícil cumplir con su objetivo de forzar un cambio de régimen en Caracas.

El Cronista


‘Quando o Brasil precisou da Argentina para crescer?’, questiona Guedes

O ministro da Economia, Paulo Guedes, classificou a vitória da chapa formada por Alberto Fernández e Cristina Kirchner nas eleições primárias para a presidência da Argentina como “destino dos argentinos” e afirmou que o crescimento brasileiro não depende do país vizinho. “Quando o Brasil precisou da Argentina para crescer?”, indagou nesta quinta-feira, 15, durante a participação em um evento em São Paulo.

Guedes disse ainda não se preocupar com a possibilidade de o Mercosul adotar uma nova postura em relação ao mercado global a partir de um possível retorno do kirchnerismo, e admitiu deixar o bloco caso o país adote medidas antimercado. “E se a Kirchner entrar e quiser fechar [a economia]? Se quiser fechar, a gente sai do Mercosul”, afirmou o ministro.

Segundo o ministro, a crise instalada no país vizinho após a derrota do presidente argentino Maurício Macri para a chapa de Kirchner impacta pouco a economia brasileira. Ele disse que, apesar de a Argentina receber a maior parte das exportações de automóveis do país, o Brasil tem uma “indústria competitiva que vende em qualquer lugar do mundo” e minimizou o aumento do dólar. “Acabou a crise na Argentina, [a cotação da moeda americana] volta para três, três e pouquinho. Preocupação zero”, afirmou.

Guedes garantiu ainda que ‘não tem receio’ de que a guerra econômica travada entre Estados Unidos e China afete o crescimento econômico do país. Para o ministro, a motivação para o movimento de proteção da indústria americana vem do fato de que os países da Ásia acumulam crescimento entre 6% e 7% ao ano enquanto a economia no ocidente ‘está parada’, e que o presidente dos Estados Unidos, Donald Trump, foi eleito para proteger o emprego dos americanos e a indústria nacional. “É uma briga ruim, desconfortável para todo mundo”.

Previdência

Guedes ainda aposta na inclusão de estados e municípios no texto da reforma da Previdência quando a PEC for votada no Senado, e revelou conversas com os senadores e governadores neste sentido. Pelas suas contas, a mudança representaria uma economia de mais de 300 bilhões de reais em dez anos.

O ministro participou de um evento na sede do banco Santander, em São Paulo, na conferência anual realizada pelo banco. Além de Guedes, estavam presentes investidores e empresários brasileiros e estrangeiros.

VEJA


VOLVER
Más notas sobre el tema