Tiroteos en EEUU: el gobierno de AMLO presentará demanda internacional por los mexicanos que murieron

México buscará demandar por el acto terrorista de El Paso, asegura Ebrard

Para el gobierno mexicano, el tiroteo en El Paso, Texas, es un acto terrorista contra connacionales, por lo que se analiza la posibilidad de presentar una denuncia internacional por este delito, a fin de que el o los responsables puedan ser extraditados a México, señaló el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubon.

Se trata, enfatizó el funcionario, de la primera demanda de esta naturaleza en la historia de la relación entre México y Estados Unidos, y permitirá a México tener acceso a toda la información correspondiente a la investigación para valorar si hay otros involucrados que pongan en riesgo la vida de mexicanos que radican en aquella nación con ataques similares.

El canciller ofreció un mensaje a medios de comunicación para fijar la postura del gobierno mexicano frente a estos crímenes. Informó que el ataque había dejado hasta la tarde de ayer siete mexicanos asesinados y siete con heridas de consideración, por lo que para México el hombre que el pasado sábado abrió fuego contra personas de habla hispana en un centro comercial de aquella ciudad estadunidense es un terrorista.

A armar el expediente

La cancillería brindará toda la información necesaria para que la Fiscalía General de la República (FGR) pueda interponer una demanda en Estados Unidos por el delito de terrorismo.

“Consideramos que fue un acto de terrorismo en contra de la comunidad mexicano-estadunidense y de connacionales que radican en Estados Unidos (…).

Hemos estado en comunicación, respetando el ámbito de acción de la FGR, para proporcionarles en el transcurso del día de hoy (ayer) y en las próximas horas toda la información necesaria para que puedan, si así lo decide el fiscal general de la República (Alejandro Gertz Manero), iniciar la denuncia por terrorismo en contra de nacionales de México en territorio de Estados Unidos.

Corresponderá a la FGR, precisó el canciller, valorar si existen elementos para solicitar la extradición del autor o los autores de este hecho, debido a que se actuó contra connacionales en aquel país. Será una decisión que se tome en su momento, pero que nadie se extrañe, para México este individuo es un terrorista.

Agregó que la SRE entregará al gobierno de Donald Trump una nota diplomática, respetuosa, pero firme, para solicitar una posición clara y contundente de la administración estadunidense contra los crímenes de odio.

Después de esto, el canciller dio a conocer en su cuenta de Twitter los nombres de los siete mexicanos asesinados: María Eugenia Legarreta Rothe, de Chihuahua, Chihuahua; Sara Esther Regalado, Gloria Irma Márquez e Iván Filiberto Manzano, los tres de Ciudad Juárez, Chihuahua; Elsa Mendoza de la Mora, de Yepomera, Chihuahua; Jorge Calvillo García, de Torreón, Coahuila, y Adolfo Cerros Hernández, de Aguascalientes, Aguascalientes.

Informó además que este lunes viajará a El Paso para reuirse con los afectados y brindarles el apoyo del gobierno mexicano.

Durante su mensaje, Ebrard Casaubon dijo que el gobierno mexicano también promoverá acciones legales contra quienes resulten responsables por la venta del arma de asalto al presunto autor de los crímenes, y pedirá acceso a la investigación para conocer cómo se vendió y llegó a sus manos esa arma. Esto, para saber si la autoridad estadunidense tenía conocimiento del potencial peligro del comprador.

A nombre del gobierno y el pueblo mexicanos, el funcionario federal condenó los ataques tanto en El Paso como en Dayton, Ohio, y Chicago, Illinois; los dos últimos suscitados en las primeras horas del domingo.

Autoridades diplomáticas mexicanas darán apoyo a los familiares de las víctimas, y se realizarán reuniones emergentes en los consulados de México en aquel país comenzando por los de Texas, California, Chicago, Nueva York y Atlanta.

El gobierno mexicano promoverá que se realice un encuentro entre las autoridades de todos los países de habla hispana que tienen comunidades en Estados Unidos para promover la defensa correcta de sus connacionales con base en la Ley de Derechos y Cultura de Habla Hispana de ese país.

México está indignado, pero no proponemos el odio contra el odio, actuaremos con la razón y en apego a la ley, con firmeza, enfatizó.

La Jornada


Suman 7 mexicanos fallecidos por tiroteo en El Paso, Texas

El gobierno de México confirmó la muerte de 7 connacionales y 6 más heridos, tras el tiroteo ocurrido en un centro comercial en El Paso, Texas, registrado la mañana del sábado.

Al lugar, arribo un hombre armado con un rifle de asalto, atacó a los clientes y empleados, asesinando a 20 personas e hiriendo a otras 26.

Los 7 mexicanos asesinados, fueron identificados como:

– Jorge Calvillo García, de Torreón, Coahuila,
– María Eugenia Legarreta Rothe, originaria de la ciudad de Chihuahua,
– El matrimonio Sara Esther Regalado y Adolfo Cerros Hernández,
– La maestra de educación especial, Elsa Mendoza de la Mora,
– Iván Filiberto Manzano y
– Gloria Irma Márquez, estos 5 residentes de Ciudad Juárez.

El Consulado de México en El Paso dispuso de todo su personal para atender a los familiares de los 6 mexicanos heridos que se encuentran en diferentes hospitales en esa ciudad texana.

”Con el objetivo de atender a miembros de la comunidad mexicana que pudieran haber estado presentes en el sitio de la eventualidad y que requirieran asistencia consular”, dijo Mauricio Ibarra, cónsul general de México en El Paso, Texas.

En el lugar donde ocurrió el ataque, este domingo trabajaron investigadores forenses del Buró Federal de Investigaciones (FBI), y de la oficina de Alcohol, Tabaco y Armas, en busca de evidencias.

El FBI pidió a todos los ciudadanos de El Paso y Ciudad Juárez, compartir videos y fotografías que hayan tomado durante el ataque en el centro comercial, para recompilar un mayor número de evidencias, para acusar de crimen de odio al único detenido en este caso, Patrick Wood Crusius, de 21 años de edad, quien podría enfrentar la pena de muerte.

”Vamos a pedir, pena de muerte, es un incidente tan horrible, que pues en esta comunidad no estamos acostumbrados a tener algo así”, dijo Jaime Esparza, fiscal de Distrito Oeste de Texas.

En el exterior del centro comercial, decenas de ciudadanos han acudido a depositar flores y tarjetas de condolencias en memoria de las víctimas, mientras que el alcalde de El Paso, Dee Margo, hizo pública la declaración de emergencia local que entrará en vigor a partir del 4 de agosto, y con ello activará el plan de manejo de emergencias, tanto en la ciudad como en el Condado de El Paso, para liberar asistencia física y financiera.

Televisa


Pedimos restricciones para adquirir armas en EU, dice AMLO

Tras lamentar que una mexicana más falleció como consecuencia del ataque ocurrido en un centro comercial en El Paso, sumando ya siete en total, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que “con firmeza estamos pidiendo que se castigue a los responsables y que las autoridades, que asuman también la responsabilidad en el caso de que se estén permitiendo excesos como por ejemplo el uso indiscriminado de las armas.”

Durante su visita al hospital rural del IMSS en esta comunidad, él mandatario señaló que a pesar del hermetismo con que se ha manejado el Buró federal de Investigaciones -FBI por sus siglas en inglés- López Obrador dijo que aún cuando Médico es respetuoso del derecho ajeno y la autodeterminación de los para consideró pertinente tener mayor control en la venta de armas en Estados Unidos porque hay un “uso indiscriminado”.

“No somos nadie para recomendar lo que tienen que hacer oros gobiernos pero en México hay control sobre el manejo de las armas, en otro es países es como cualquier mercancía, eso daña mucho. No hay control. Todavía es tiempo de rectificar esas normas pero nosotros somos respetuosos de las decisiones que tomen otros gobiernos”

Anunció que este lunes el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard viaja a Ciudad Juárez para reforzar el apoyo a las familias de las víctimas pues detalló que la mayor parte de los fallecidos es originaria de Chihuahua, pues entre ambas ciudades fronterizas hay mucha vida en común.

López Obrador dijo que el ataque se dio en circunstancias especiales “que tiene que ver con el odio, la fobia, desequilibrios que se van originando y que causan mucho daño, por eso tenemos que convocar a la fraternidad”

El mandatario asevero que es necesario “ir convenciendo que no se resuelve nada con la violencia, no se resuelve nada con la xenofobia, el odio al extranjero, el odio al migrante, lo que resuelve el problema es la fraternidad universal. No estemos pensando no sólo sol en las fronteras sino en la justicia, en el amor al prójimo”

Destacó que México mantendrá su apoyo a los mexicanos migrantes que han llegado a Estados Unidos, en algunos casos con mucho sufrimiento . Refirió que en la actualidad se han convertido en un gran apoyo para el país por los recursos que envían a México. Se estima que en 2019 enviarán 35 mil millones de dólares como remesas, lo que constituye el principal ingresos del país.

La Jornada


Estados Unidos investiga si matanza en Texas fue crimen de odio a hispanos

Las autoridades investigaban ayer el motivo del ataque de la noche del sábado en que un joven armado mató a 20 personas e hirió a más de dos docenas al disparar sobre la gente en una zona comercial de El Paso, Texas. El individuo arrestado, Patrick Wood Crusius, de 21 años, fue acusado de asesinato punible con la pena capital, indican documentos penitenciarios.

Crusius fue llevado a una cárcel en El Paso, donde las autoridades no pudieron de inmediato confirmar si cuenta con un abogado.

Por su parte, la fiscalía de Texas dijo el domingo que buscará la pena de muerte para el agresor. Añadió que está considerando el crimen como un caso de “terrorismo doméstico”.

Había hasta 3,000 personas en el lugar de la masacre, en la bulliciosa temporada previa al inicio del curso escolar. El ataque conmocionó a la ciudad fronteriza de 680,000 habitantes.

Las autoridades dijeron el domingo que consideraban que una diatriba racista y antiinmigrante subida a internet poco antes era obra de Crusius quien procedía de Allen, cerca de Dallas. “Tenemos que atribuir ese manifiesto directamente a él”, dijo el jefe policial Greg Allen. Cuando se le preguntó si se trató de un crimen de odio, respondió: “Empieza a verse más claramente como que es así”.

El sospechoso fue detenido sin que la policía tuviera que disparar ante el Walmart cerca del Cielo Vista Mall, a unos 8 kilómetros (5 millas) del principal paso fronterizo con Ciudad Juárez, México, indicó Allen. Muchas de las víctimas fueron baleadas en el Walmart, según la policía, que dio información en inglés y español durante todo el día, en una ciudad de mayoría latina.

El tiroteo se produjo menos de una semana después de que un hombre de 19 años mató a tres personas e hirió a otras 13 en el popular Festival del Ajo de Gilroy antes de suicidarse.

Claros indicios

Unos 20 minutos antes de que comenzara el tiroteo, un largo manifiesto fue publicado en un foro en línea declarando que la masacre era en respuesta a la “invasión” de hispanos que cruzaban por la frontera sur.

Bajo el título de “La verdad incómoda”, arremetía contra los peligros de la inmigración en masa y advertía que a la larga los hispanos se apoderarán de la economía y el gobierno. El autor argumentaba que atacar objetivos de “baja seguridad” era una manera de “luchar para recuperar a mi país de la destrucción”.

Los investigadores creen cada vez más que son las palabras del sospechoso.

Lo que sigue siendo un misterio es el motivo por el que Crusius eligió El Paso, una ciudad que ha estado frecuentemente en el centro del debate migratorio, y un centro comercial ubicado a tan solo 8 kilómetros (5 millas) de la frontera con México.

En videos de seguridad puede apreciarse al delgado joven ingresando por la puerta principal del Walmart vestido con una camiseta negra y un pantalón kaki, portando un fusil AK-47 con un cargador de capacidad aumentada. De acuerdo con los testigos, recorrió pasillo por pasillo de una tienda repleta de personas que se abastecían para el regreso a clases. Entre los fallecidos hay al menos seis mexicanos y una mujer de 25 años y madre de tres hijos que fue baleada mientras sostenía a su bebé de dos meses de edad.

El manifiesto del sábado habla de una “invasión hispana de Texas”.

“Ellos son los instigadores, no yo”, se lee. “Yo simplemente estoy defendiendo a mi país del reemplazo cultural y étnico traído por una invasión”.

La Prensa Gráfica