Uruguay: este domingo diputados y sectores religiosos buscan anular la ley trans

Este domingo se vota el pre referéndum contra la ley trans

El próximo domingo 4 de agosto se llevará a cabo el pre referéndum que pone en cuestión los derechos de la población trans adquiridos en todos estos años de lucha y, varios de ellos, materializados en la Ley Integral para Personas Trans sancionada en octubre de 2018.

Este pre referéndum, “consulta” a la ciudadanía si cree necesario realizar una consulta popular para derogar la Ley N° 19.684, pero se sabe a nivel internacional que los derechos humanos no se plebiscitan.

La iniciativa es impulsada por el diputado y ex precandidato a presidente por el Partido Nacional Carlos Iafigliola. Pero otros representantes del PN como Verónica Alonso, la llamada “bancada evangelista” y otros también apoyan esta ofensiva contra los derechos de las personas trans.

Las fake news de la derecha oscurantista

El principal argumento que estos grupos retrógrados utilizan para ir en contra de la ley es que la misma habilita el cambio de sexo en personas menores de edad. Con esta y otras falsas informaciones, estos grupos oscurantistas desinforman a la población ya que el texto de la ley dice claramente que podrán hormonizarse las personas menores de edad que cuenten con autorización de los padres o bien de un juez.

Con estas mismas mentiras juntaron unas 70 mil firmas para habilitar la posibilidad de este pre referéndum, cuestión por la que fueron denunciados por la Campaña Nacional por la Ley Integral para Personas Trans. Estas mentiras, y otras muchas mentiras más circulan masivamente en las redes sociales, llegan maliciosamente a asociar a las personas trans con la pedofilia, la zoofilia y la promiscuidad compulsiva.

Una vez más, los grupos anti derechos vuelven a la carga con su discurso de odio y discriminación. Un discurso que puede calar hondo en sectores de la población uruguaya que confían en las distintas iglesias que pregonan esta campaña de desprestigio, y que podría ser muy peligrosa para las poblaciones disidentes más vulnerables.

Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) se pronunció contra los intentos de dejar sin efecto la ley a la población trans que “ha sufrido durante décadas la discriminación, violación y postergación de tales derechos”.

Todo vale para hacer campaña electoral

No solo los sectores de la derecha más reaccionaria utilizaron este debate para hacer campaña electoral, haciendo eje en las “atrocidades” de la ley. Este tema también fue utilizado por sectores del Frente Amplio que, según referentes de la comunidad trans, “se están apropiando” de sus demandas.

Sin embargo, no vemos de sectores del oficialismo el impulso de una gran movilización para difundir y llamar a la población a que no vote este domingo, militancia que recae casi exclusivamente sobre el activismo trans.

En declaraciones a La Izquierda Diario, la referente del Colectivo Campesinas Rebeldes de Cerro Largo, Antonella Fialho, afirmó que “a la ley hay que defenderla porque es nuestro derecho, nuestro derecho a vivir una vida digna, después de tantas atrocidades que tuvimos que pasar. Por nuestras compañeras que ya no están, por las que no pudieron ver nuestros derechos conquistados, por ellas hay que salir a manifestarnos”.

Los derechos humanos no se plebiscitan. Luchemos de forma independiente y en las calles

La población trans es una de las más discriminadas socialmente, porque al cuestionar la heteronormatividad, interpela el binarismo y rompe con el mandato de tener que “encajar” en una definición de género totalmente acotada e impuesta.

Las y los marxistas revolucionarios, tal como afirmamos aquí, hemos criticado la ley por insuficiente porque, entre otras cosas, no obliga al ámbito privado a contratar a las personas trans, y solo genera legislación para el empleo público. Además, el subsidio que cobrarán con suerte unas 25 personas que vivieron la dictadura, no llega ni a $ 14.000, o sea, una miseria. Pese a esto, llamamos a defender esta ley con todas nuestras fuerzas, tomándola como punto de partida para librar una lucha independiente de cualquier sector político, una lucha en las calles para acabar verdaderamente con la discriminación y las ideologías de odio, y conquistar nuestra verdadera liberación sexual.

La Izquierda Diario


El domingo 4, no votamos

Por Sebastián Sabini, diputado del Frente Amplio

El 19 de octubre de 2018 en Uruguay se produjo una sesión histórica del parlamento (1). Por primera vez en la historia un país reconoció a las personas trans en su especificidad, admitió el maltrato al que se ven sometidas producto de la cultura machista imperante, sus pésimas condiciones de acceso a la salud, a la educación, a la vivienda; su trágicamente corta expectativa de vida. Reconoció también la violencia institucional a la que habían estado sometidas por parte del Estado en sus diversas variantes: el maltrato policial en las calles, el maltrato judicial desconociendo sus derechos elementales, el maltrato en los ámbitos educativos fruto de la ignorancia y la falta total de empatía, el sufrimiento de transitar por un sistema de salud que no estaba (y en buena medida aún no lo está) preparado para una atención que resguarde sus derechos, ni que hablar de la violencia desde el sistema carcelario.

Y esta lista es corta. Pero sobretodo ponía en el centro del debate político la necesidad de tomar medidas como sociedad, porque como sabemos, las leyes estructuran la moral. De establecer políticas de Estado para cambiar una situación dramática. El reconocimiento a la situación de las personas trans, era una gran paso para que puedan estar menos relegadas de la sociedad (con todo lo que ello significa) y al mismo tiempo invitaba a un cambio cultural, a aceptar las diferentes formas de ser y sentir.

No podemos olvidar ese festejo contenido, que era mucho más que un festejo por la aprobación de una ley, era el grito de años de desconocimiento y sometimiento, un grito de emoción y liberación, y una esperanza de un futuro mejor.

Sin embargo, esa victoria magnífica de la sociedad organizada y de un gobierno y un parlamento que buscaron acuerdos se vio mancillada por una serie de discursos que no entienden de qué estamos hablando.

No se trata de opciones. Nadie se levanta un día y elige cambiar su vida como quien cambia de menú. Al contrario, hay profundas implicaciones biológicas, psicológicas y sociales que determinan nuestras formas de ser y sentir. ¿Alguien cree que es un camino fácil transitar del género biológico asignado a la identidad de género? ¿Porqué alguien lo llevaría adelante sabiendo que va a tener que enfrentar la mirada culposa de la familia, amigos, vecinos, compañeros de clase, la mayoría de las veces quedando la prostitución como único medio de vida, perdiendo muchas veces esos vínculos, terminando otras tantas en la calle?

No es posible imaginar el dolor de estas personas, la valentía de pararse frente al espejo y asumir todas las consecuencias en su cuerpo de aceptar su sentir, no es posible imaginar más valentía, por ello, merecen toda nuestra admiración y respeto.

Al mismo tiempo nacía una campaña de odio, mentiras y falsedades que se han repetido. Se juntaron firmas diciendo cosas que la ley no dice y ¡hablando de privilegios!(2). Es insólito que una sociedad democrática acepte ese tipo de discursos. El principal argumento de los promotores del recurso de referéndum es que se permite hormonizar y realizar cirugías a niños y niñas sin el consentimiento de los padres. Es falso y la ley es clara en ese respecto (3). Tanto el Sindicato Médico del Uruguay (4) como la Sociedad Uruguaya de Medicina Familiar y Comunitaria (Sumefac) han dado su respaldo a la ley, expresando esta última, que se ha tratado de “tergiversar la realidad para hacer prevalecer intereses que están alejados del saber científico” (5). La propia Organización de Naciones Unidas ha expresado su apoyo a la Ley integral para personas trans, ya que “…es clave para crear condiciones de igualdad para el cumplimiento de los derechos de todas las personas en el país y consideramos que se encuentra alineada con las normas internacionales”. (6)

El domingo cuatro tenemos la responsabilidad de decirle a nuestros vecinos, a nuestros amigos y amigas en los grupos de whatsapp, telegram, en instagram y twitter, en el almacén, la feria y la panadería, que no vamos a votar para habilitar que se derogue una ley tan necesaria, que viene a cubrir una deuda histórica y continúa profundizando nuestra democracia.

“Cuidemos a nuestros niños” dicen, como si alguien fuera a obligar a sentir a otra persona. No se puede con tanto cinismo. En definitiva lo que en realidad les duele a los promotores de la derogación es la libertad ajena.

Ante este escenario, solo puedo recordar a Mario Benedetti que se preguntaba en otro contexto, “¿dónde carajo queda el buen amor? porque vienen del odio”.

1- Para una descripción sobre el contenido de la Ley Integral para parsonas trans, ver esta nota.

2- A modo de ejemplo, la senadora Verónica Alonso se ha expresado en esos términos en varias ocasiones.

3-Disponible en esta nota de Sudestada .

4- Disponible en esta nota en el sitio del SMU.

5- Disponible en esta nota.

6- Disponible en esta nota.

La Diaria


Penco: “No es una votación, es un acto de adhesión absolutamente voluntario”

Mañana se realizará el acto de adhesión, también llamado prerreferéndum que, de aprobarse, habilita a un referéndum derogatorio de la denominada Ley Integral para las Personas Trans. En diálogo con Panorama 1410 del Multimedio LA REPÚBLICA, el vicepresidente de la Corte Electoral (CE) Wilfredo Penco explicó que la comparecencia es “absolutamente voluntaria”. Si se alcanza el 25% de adhesiones (672.938) a este recurso, entonces la Corte Electoral convocará a un referéndum en el que se definirá si la ley sigue vigente o no. Está prohibida la expedición de bebidas alcohólicas desde las 19.30 horas de esta jornada. Y durante la jornada electoral, a partir de las 8 AM, no podrá realizarse ningún tipo de manifestación o reunión pública de carácter político, y tampoco podrá haber espectáculos públicos durante el día domingo.

1. ¿Cómo se realizará el prerreferéndum de este domingo?

Es un acto de adhesión, que también se conoce como prerreferéndum. Es como una vía larga prevista en la ley, en materia de regulación de referéndums. Para interponer un recurso de referéndum contra una ley, hay dos caminos: uno es presentar e imponer este recurso con el respaldo del 25% de las firmas, del total habilitado para sufragar. La CE verifica que ese 25% de firmas sea alcanzado, y se convoca a un referéndum. La otra posibilidad es que solo se presente el 2% de las firmas. Esta es la vía que han elegido los promotores del recurso. Ahora se convoca a este acto de adhesión, para ver si se alcanza el 25%, que es necesario para la interposición del recurso. Esto es lo que va a ocurrir el próximo domingo, verificar si ese 25% se alcanza o no, para esa interposición. Como si los promotores del recurso salieran a juntar firmas, pero en lugar de firmas se trata de adhesiones de aquellas personas que deseen adherir a este recurso. Y podrán hacerlo introduciendo unas papeletas por “Sí”, en el sobre, en la comisión receptora de adhesiones, que la CE instalará de acuerdo a lo que ordena la ley en todo el país.

2. ¿Se vota la herramienta que habilita el referéndum para poder votar la derogación en otra instancia?

Si se alcanza el 25% de adhesiones a este recurso el próximo domingo, entonces la CE convocará a un referéndum propiamente dicho, en el que se definirá por las mayorías correspondientes si la ley sigue vigente o no.

3. Si eso sucede, ¿el referéndum se puede convocar con la elección general de octubre?

De ninguna manera. La ley establece que, habiendo una elección de octubre, la CE podrá prorrogarla para después de esa elección.

4. ¿De cuántas personas hablamos al referirse al 25% de adhesiones?

La cifra que la Corte ha determinado es de 672.938 adhesiones. Hay un total de habilitados que alcanzan los 2.691.752.

5. Quien no esté de acuerdo en comparecer en la elección del domingo, ¿simplemente no debe ir?

La comparecencia es absolutamente voluntaria, no hay ninguna obligación de concurrir el próximo domingo a las comisiones receptoras. Y por lo tanto, quien lo haga, es quien desea adherir a la interposición del recurso. Es decir, en lugar de haber firmado, porque no firmó en su oportunidad, lo está haciendo adhiriendo al recurso a través de este nuevo procedimiento.

6. ¿Cuántos circuitos están habilitados para este domingo?

3.676 en todo el país. El departamento que tiene mayor cantidad de circuitos es Montevideo que tiene 1.341, y el departamento que tiene menor cantidad de mesas es Flores, con 32.

7. ¿Cuál será el horario de votación?

No es una votación, la gente no vota. La gente que comparece va a adherir más que a votar, aunque el procedimiento es igual que al del voto. Pero técnicamente se trata una comisión receptora de adhesiones, no de votos. El horario es de 8 AM a 19.30, pudiéndose prorrogar por una hora más en el caso de que existan comparecientes en el local donde funciona la comisión receptora, y hasta que se reciba la última adhesión es que podrá funcionar por una hora más esa comisión.

8. ¿A qué hora comenzará la veda alcohólica y de espectáculos públicos?

Rige todo el capítulo vinculado a garantías electorales que establece la ley 7.812, que es la llamada “Ley de elecciones”. Es decir, 48 hs antes de la jornada del 4 de agosto debe cesar la propaganda proselitista en la vía pública y en los medios de difusión escrita, televisiva, radial. Está prohibida la expedición de bebidas alcohólicas a partir de las 19.30 del sábado 3 de agosto. Y durante la jornada electoral, a partir de las 8 AM, no podrá realizarse ningún tipo de manifestación o reunión pública de carácter político, y tampoco podrá haber espectáculos públicos durante el día domingo.

9. En octubre también está el plebiscito por la reforma constitucional de Larrañaga.

Efectivamente, va a ser reivindicado ese proyecto de reforma constitucional, promovido en su oportunidad, y que la Corte definió que se había alcanzado el porcentaje, con el fin de poder ser sometida a plebiscito. Es un proyecto de reforma constitucional, que será sometido a consideración del cuerpo electoral, conjuntamente con la elección general y nacional. Es una elección mucho más sencilla que la elección interna. Esta vez habrá una sola hoja de votación que va a tener la fórmula presidencial, la lista de candidatos al Senado, a Diputados y a la junta electoral de cada departamento. En la elección interna había dos hojas de votación, se elegían el Órgano Deliberativo Nacional y el Órgano Deliberativo Departamental, en hojas diferentes. Eso hacía que el elector podía introducir una o dos hojas, y eso podía habilitar votos en blanco parciales. Esto no va a ocurrir en la elección general, en la medida en que han sido separadas en el tiempo las elecciones generales o nacionales de las departamentales, que van a tener lugar recién en mayo del año que viene.

10. ¿Estarán habilitados los jóvenes que no pudieron participar en las elecciones internas, cuando cumplieron 18 años, para las elecciones de octubre?

Se van a incorporar jóvenes que ya están inscriptos, y que recién van a cumplir 18 años el último domingo de octubre. Ese padrón va a ser utilizado en una eventual segunda vuelta, si es necesaria su convocatoria, el último domingo de noviembre.

La República