Ayotzinapa | Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de los 43 normalistas: “Muy pronto daremos con el paradero de los jóvenes”

Por Por Lucio Garriga y Gerardo Szalkowicz*

Ayotzinapa marcó un quiebre en la sociedad mexicana. Ayotzinapa le puso nombre a un sistema de violencia múltiple, sistemática y cotidiana, a una guerra difusa y no convencional. Al cumplirse cinco años de aquel crimen de Estado, cometido por la corporación policial y narcocriminal, la única verdad es que no se sabe qué pasó tras la desaparición forzada de los 43 normalistas. Sin embargo, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador se abrió una ventana de esperanza. “Hay un cambio radical, estamos en una etapa nueva que nos va a permitir avanzar”, se entusiasma en esta entrevista Felipe de la Cruz, vocero de las y los familiares de los estudiantes.

-¿Qué sensaciones atraviesan a las familias al cumplirse un nuevo aniversario? ¿Qué es lo que tienen para decirle a la población de América Latina?

-Queremos decirles que la esperanza está viva, que el dolor está todavía como el primer día, pero hoy la condición del gobierno de México ha cambiado. Hay certeza de que este nuevo gobierno está poniendo la voluntad, la disposición y los medios para poder llegar a la verdad. Son cinco años que hemos tenido que peregrinar en búsqueda de justicia, cuatro años con el gobierno de Peña Nieto y hoy con este gobierno que está dando la oportunidad de avanzar en las investigaciones.

-En relación a estas expectativas que se abrieron con la llegada de AMLO. ¿Qué cambió concretamente con el nuevo gobierno? ¿Qué avances se han dado?

-Hay un cambio radical. Primero, la atención que da el presidente a las víctimas es totalmente diferente, además firmó un decreto que permite investigar a las instituciones que Peña Nieto no había permitido, como el Ejército, la Policía Federal y todos los órganos de gobierno que participaron. Se formó también una comisión que esperamos logre llegar a la verdad. Hay la voluntad del secretario de la Defensa para aportar investigación de las bitácoras y a los policías que participaron esa noche para que sean investigados, interrogados y llamados a declarar. Esas son las diferencias que hemos encontrado. Por eso, hoy estamos en una etapa nueva que nos va a permitir avanzar.

 -A cinco años la desaparición de los estudiantes, ¿qué información certera y verídica tienen de lo que pasó esa noche?

-La única certeza que tenemos es que fue el Estado mexicano el que perpetró este crimen. Fueron uniformados, fueron patrullas, fueron militares los que participaron esa noche en el ataque a los jóvenes. Sabemos también que el gobierno de Peña Nieto deformó totalmente los hechos haciendo creer al mundo que fue la delincuencia organizada. Hoy estamos en otro escenario, en otra etapa, y tenemos la certeza de que muy pronto daremos con el paradero de los jóvenes. No podemos quedarnos callados y ver que la impunidad sigue reinando en nuestro país y por eso no hemos descansado un solo día.

-¿Cómo se explica que, en este contexto, hayan sido liberados recientemente muchos de los acusados del caso?

-Lo que está mal hecho, pues mal acaba. El hecho de que estén saliendo libres los supuestos implicados en este crimen es porque ellos estaban detenidos en base a la “verdad histórica” y “la verdad histórica” nunca existió, entonces por lógica no tienen por qué estar detenidos. Aunque sean delincuentes comprobados, nunca fueron sentenciados por el caso Ayotzinapa, estaban dentro de la prisión por delincuencia organizada y otros crímenes. Entonces, por eso es que hoy están saliendo libres y nosotros no podemos hacer y decir nada porque el tratar de que sigan detenidos es como defender la “verdad histórica” y para nosotros los jóvenes no terminaron sus vidas en el basurero, los jóvenes no fueron quemados en el basurero, que fue lo que Peña Nieto quiso vender al mundo para cerrar el caso.

-Cuéntanos acerca de las características de las escuelas normales rurales. ¿Por qué se apuntó contra aquellos jóvenes?

-Las escuelas normales rurales en México son creadas principalmente para hijos de campesinos, para gente de escasos recursos económicos que no tiene los medios para darles estudio a sus hijos en universidades. Son escuelas donde se crea la conciencia social, el análisis de la problemática del pueblo y por eso precisamente cuando se egresa de esas normales se tiene una mentalidad diferente a las universidades tradicionales.

-¿Qué cambió en la sociedad mexicana a partir de Ayotzinapa?

-Hubo un cambio radical en la manifestación social, marcó un hartazgo del sistema neoliberal, de la corrupción, la impunidad, los crímenes, la inseguridad que prevalece en nuestro país, pues hizo que la gente cambiara y se votara por alguien diferente. No va a ser fácil, eso es lógico, son más de 80 años en el poder del mismo sistema, pero definitivamente hubo un cambio en la sociedad, como que la gente en México tuvo un despertar, hoy la gente participa, la gente opina.

(*) Entrevista realizada en el programa “Al sur del Río Bravo” que se trasmite por Radionauta FM 106.3 (www.radionauta.com.ar)

Escucha aquí el audio de la entrevista