Bolivia: Arqueólogos hallan un centro ceremonial en el corazón de Tiwanaku

Hallan un centro ceremonial en el corazón de Tiwanaku

Expertos bolivianos exhumaron ayer al menos 17 vasijas que datan de 300 a 600 años d. C. en el centro ceremonial de Kalasasaya, en el sitio arqueológico.

Por Anabel Vaca

Con mucha precaución y con los utensilios correspondientes, varios arqueólogos bolivianos procedieron ayer a exhumar las vasijas que se encontraron el pasado lunes en el centro ceremonial de Kalasasaya, en Tiwanaku, que datan de 300 a 600 años después de Cristo. Dos hipótesis rondan en torno al hallazgo: se presume que  el sitio haya sido usado para el  entierro de un personaje importante o  para  una ofrenda.

Si se tratara del primer caso, la excavación en esa sección se extendería por dos días, hasta encontrar los restos óseos. De no ser así, el trabajo concluiría al finalizar el día de ayer.

El director del Centro de  Investigaciones Arqueológicas Antropológicas y Administrativas de Tiwanaku (Ciaat), Julio Condori, apuesta por la primera. “Considerando el espacio, la forma, la disposición y los materiales que hemos encontrado hasta ahora probablemente estamos hablando de un personaje (enterrado), muy significativo para la cultura de Tiwanaku”, dijo. Entre la tierra y dentro de las piezas también se halló huesos de pescado.

Los comunarios  de Tiwanaku también participaron del acto.

Cuatro de las 17 vasijas  enterradas fueron exhumadas hasta el medio día de ayer con la presencia de  comunarios y autoridades del municipio. Cada recipiente, en su mayoría con rajaduras, era envuelto con tela galleta y papel aluminio para extraer la pieza y evitar daños.

Una vez que sean  extraídas todas las piezas, se las enviará a un laboratorio para realizar su limpieza y  restauración. Todo el contenido que tengan las vasijas en su  interior pasará por un proceso de análisis y aquellas  que contengan carbono 14 serán enviadas al exterior para saber la época exacta en que fueron enterradas.

La excavación fue realizada desde el pasado 2 de septiembre  por expertos del Ciaat. El trabajo corresponde al proyecto de investigación, conservación y restauración del sitio, el cual se formuló a partir de las 56  fotografías antiguas que el Ministerio de Culturas y Turismo presentó el pasado martes 10 de septiembre. El registro de las imágenes databan de entre 1957 y 1978 y  evidenciaban remociones y modificaciones en el sitio.

“En las fotografías   vimos que al interior de Kalasasaya existía una plataforma en “u”, la cual ha sido retirada  entre 1957 a 1980. Donde ahora estamos parados habría sido mucho más alto. El objetivo era saber si esa plataforma existía o no”, explicó Condori desde el centro del templo de Kalasasaya. Dicho objetivo se cumplió, ya que encontraron -dijo- hileras de piedras que dan pautas de arquitectura prehispánica que se habría construido durante el periodo de Tiwanaku.

Con los recientes hallazgos, Condori aseveró que la arquitectura del sitio arqueológico fue constantemente modificada. “Esta reconstrucción que vemos actualmente ha sufrido muchas modificaciones y probablemente no ha estado en el marco de las convenciones y cartas internacionales que recomiendan: cualquier restauración o reconstrucción debe respetarse”, dijo.

Página Siete


Encuentran objetos ceremoniales prehispánicos en Tiwanaku

Arqueólogos bolivianos encontraron más de una decena de vasijas ceremoniales que datan de entre 300 y 400 años después de Cristo en el templo de Kalasasaya, uno de los monumentos líticos más importantes de la ciudadela prehispánica de Tiahuanaco, en el Altiplano de La Paz, informó este lunes una fuente oficial.

Las piezas fueron halladas dentro de Kalasasaya, 50 metros detrás del monolito Ponce, otro monumento de Tiahuanaco, «en el muro interior sobre las plataformas donde existen las construcciones prehispánicas», señaló el ministerio boliviano de Culturas y Turismo en un comunicado.

“Es la primera vez, después de 60 años, que se halla al interior del templo de Kalasasaya objetos que datan de más de 300 años después de Cristo”, resaltó la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, citada en el boletín.

Según la autoridad, el hallazgo permitirá establecer «cuál era el funcionamiento real del templo de Kalasasaya y permitirá redefinir la interpretación de su origen».

Alanoca visitó esta madrugada Tiahuanaco, a unos 70 kilómetros de La Paz, para recibir información detallada al respecto de los arqueólogos del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiahuanaco (CIAAAT).

La ministra aseguró que el hallazgo es fruto del Plan Integral de Conservación de Tiahuanaco, elaborado por «expertos bolivianos y de la Unesco, que en su tercer pilar plantea trabajos de conservación preventiva constante», señala el comunicado.

Tiahuanaco fue la capital del antiguo imperio prehispánico del mismo nombre y del que hoy quedan imponentes monumentos líticos como Kalasasaya, el Templete Semisubterráneo, esculturas de sus jerarcas, la Puerta del Sol y restos de palacios militares y civiles.

Según algunos investigadores bolivianos, Tiahuanaco nació como una aldea hacia el año 1580 antes de Cristo y creció hasta ser un estado imperial en el 724 después de Cristo, aunque declinó cerca del 1187 de nuestra era.

El sitio, inscrito en la lista del Patrimonio Mundial desde el año 2000, tiene gran significado espiritual para el mundo andino.

El Deber