Chile: jornada nacional de protesta de movimientos y gremios con múltiples reclamos al gobierno

Organizaciones sociales llevarán a cabo este jueves la manifestación “Nos cansamos, nos unimos”

Este jueves se llevará a cabo una jornada de protesta nacional, bajo el lema “Nos cansamos, nos unimos”, convocada por distintas organizaciones sociales y sindicales.

En Santiago se realizarán marchas y “cacerolazos”. Lo primero se iniciará desde cuatro puntos: Plaza Italia, Estación Central, Estación Mapocho y Avenida Matta con San Diego. En cuanto al “cacerolazo”, está programado para las 20:00 horas, en todas las comunas del país.

La convocatoria tiene por objeto visibilizar distintos problemas que vive el país, como son la sequía, el acceso a la vivienda, los problemas en salud, las pensiones, y la jornada laboral que se discute en el Congreso.

De la protesta participarán organizaciones como la CUT, Coordinadora Nacional de Trabajadores NO más AFP, Coordinadora Feminista 8M, ANEF, entre otros.

Al respecto, Carolina Espinoza, vocera de No más AFP, señaló que “todas nuestras reivindicaciones se resumen a una sola demanda por la vida digna y que, evidentemente, ya no basta con marchar. Nos hemos movilizado desde nuestras respectivas reivindicaciones y sin embargo no hemos llegado a acuerdo. En ese sentido es que hemos resuelto unirnos y manifestarnos en esta protesta que convocamos para el próximo 5 de septiembre”, dijo.

Pura Noticia



Vallejo y Cariola se reúnen con intendenta Rubilar para pedir autorización para realizar “Festival por las 40 horas”

Las diputadas Camila Vallejo y Karol Cariola se reunieron con la intendenta de Santiago, Karla Rubilar, para pedir solicitar el permiso para realizar un acto cultural en apoyo al proyecto de 40 horas.

El “Festival de las 40 horas” será la instancia ciudadana donde diversos artistas mostrarán su apoyo al proyecto que busca reducir la jornada laboral.

Según las parlamentarias “muchas personas les han pedido tener un espacio para expresar su apoyo ciudadano a la iniciativa”.

“La intendenta está con total disposición en la medida que se cumplan los requisitos técnicos y legales”, sostuvo la diputada Vallejo, quien recordó que Rubilar apoyó el proyecto cuando era parlamentaria.

El acto convocado por la CUT , la coordinadora 40 horas, y  la bancada transversal se realizaría cerca de Plaza Italia, el día 15 de septiembre, y será coordinado por el destacado gestor cultural Alfredo Saint- Jean.

Veto presidencial

Las impulsoras del proyecto también hablaron sobre las recientes declaraciones del presidente Sebastián Piñera, quien afirmó que irá hasta el Tribunal Constitucional para que la iniciativa no prospere.

“Las acciones que está estudiando el Ejecutivo demuestran que perdieron políticamente y que hay una desesperación absoluta frente a esta iniciativa, que ha ido creciendo no solo a nivel ciudadano, sino que a nivel parlamentario, y por lo tanto recurren a formas de vetar el debate democrático”, recalcó la diputada Vallejo.

Por su parte, Karol Cariola sostuvo que “todas las acciones que ha tomado el gobierno responden a su visión antidemocrática. Cuando el gobierno pierde el debate democrático, y así ha ocurrido en el debate en la comisión de trabajo, recurre al TC recurre al veto presidencial eso es lo que hace la derecha cuando pierde el debate democrático”.

El Desconcierto


La pesadilla de La Moneda con las 40 horas: crítica transversal al mal manejo del Gobierno frente al proyecto

El manejo del Gobierno en la batalla comunicacional y política por el proyecto que rebaja la jornada laboral a 40 horas sigue generando críticas. Incluso desde las filas del propio oficialismo.

En Renovación Nacional insistieron en que el Gobierno cometió un error al dejar de lado su proyecto de jornada laboral y concentrar sus esfuerzos en enfrentar el proyecto opositor que el lunes finalmente fue aprobado en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados y fue despachado a la sala.

En esa línea, el presidente de RN, Mario Desbordes, insistió en que “debemos poner sobre la mesa nuestro proyecto, es la única manera de que la gente pueda comparar peras con peras. Creo que es un error pensar que por demorar el nuestro y concentrarse en otros proyectos, el proyecto del Partido Comunista se iba a frenar, esa es la estrategia del avestruz y no funciona”.

Los diputados de Chile Vamos ya anunciaron que recurrirán la próxima semana al Tribunal Constitucional, pero el propio Gobierno asumió que el trámite sería de motu proprio. Así lo indicó el Presidente Sebastián Piñera quien dijo ayer en Mega que “si fuera necesario ir al Tribunal Constitucional, lo haré como Presidente de Chile”.

Los argumentos de la oposición

Desde el bando opositor, el diputado e integrante de la Comisión de Trabajo, Gabriel Silber (DC), quien votó a favor del proyecto opositor, manifestó que el Gobierno se está exponiendo a un “papelón en el Congreso” y aseguró que el Ejecutivo ha enfrentado el tema ha sido “una suerte de teatro del absurdo”.

En tanto, el abogado constitucionalista Patricio Zapata, quien defenderá el proyecto de las 40 horas de llegar al TC, desestimó los argumentos del oficialismo, señalando que la iniciativa “no obliga al Estado a gastar un peso más”.

Respecto al clima que se ha tomado la tramitación, señaló a T13 Radio que “aunque a veces uno quisiera que los debates en el Parlamento fueran mejores, con más respeto y argumentos, ese sigue siendo el lugar -creo yo- donde hay que dar las discusiones sobre política y economía”.

En cuanto a los plazos de la eventual presentación ante el TC, si se puede hacer desde ya cuando aún no culmina el trámite o esperar du total despacho, el abogado explicó que se podría presentar un recurso de inconstitucionalidad “al día siguiente de presentar un proyecto (…), pero hay algunos fallos recientes del tribunal que sugieren que hay que darle primero una oportunidad a la política, al diálogo, a la persuasión, y no llevar muy prematuramente los proyectos al TC”.

A su juicio, esto debiera ser la última medida, ya que “en el fondo es confesar que la política no logró su propósito, que es llegar a un acuerdo, y añadió que “en una buena democracia, un 90% de las decisiones deben darse en el Parlamento (…)”, y un porcentaje muy mínimo debe tomarse por vía exclusiva del Presidente de la República”.

El Mostrador


VOLVER