Chile: periodistas del diario El Mercurio protestan contra la polémica solicitada pinochetista

Cómo se gestó la protesta de los periodistas de El Mercurio por el inserto

Amenazas de querella e indignación general fueron las primeras consecuencias que tuvo la mañana de este miércoles 11 el inserto del Cuerpo C publicado en El Mercurio.

Titulado “El 11/9/1973 Chile se salvó de ser como es hoy Venezuela” y firmado por 60 personas, la publicación pagada en el periódico de la familia Edwards hacía hincapié en explicar las causas del golpe y de cómo “Allende utilizó la violencia y la ilegalidad para imponer una Dictadura Marxista Leninista”.

“El Mercurio sigue en su misma lógica de hace años. Por eso vamos a hacer acciones judiciales en contra del diario”, anunció Lorena Pizarro, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD).

Pero la publicación del inserto también golpeó a la redacción del periódico. A medida que avanzaba la mañana, comenzaron a aflorar las primeras críticas de los reporteros del diario.

“Vergonzosa decisión del diario El Mercurio de publicar esta inserción. Me duele como periodista, como profesional de ese diario, como familiar de torturados, detenidos y exiliados, como amiga de venezolanos y como ser humano. Una vergüenza”, reclamó la periodista Amanda Marton.

Luego se sumó otro reportero, José Tomás Tenorio, quien también reveló ser hijo de uno de los firmantes: “Me da pena y rabia este inserto, porque soy periodista de El Mercurio y porque soy hijo de un firmante. Mientras exista el negacionismo y mientras se pase a llevar la memoria de aquellos que fueron torturados, asesinados y desaparecidos en dictadura, no se va a avanzar nunca”.

Tensión interna
Con la polémica instalada por la publicación -por la cual habrían pagado 14 millones de pesos- el ambiente en el complejo periodístico de avenida Santa María 5542 comenzó a ser cada vez más tenso.

Los periodistas, según contaron trabajadores a El DÍNAMO, se organizaron por Whatsapp para tomar alguna medida que le mostrara a los lectores el desacuerdo de la mayoría de los funcionarios con el inserto, que calificaban como insostenible y no acorde con los tiempos que se viven en Chile.

La publicación a página completa no tenía razón, puesto que muchas veces el diario había rechazado avisos hasta por motivos estéticos. “Que hayan publicado este, es incomprensible”, confidenció un funcionario del medio.

Así, 70 trabajadores -entre periodistas, fotógrafos y diseñadores- se reunieron en el frontis del edificio principal para tomarse una foto con carteles que rechazaban la publicación del inserto.

“No al inserto” y “El inserto no me representa”, decían algunos de ellos.

El otro inserto y la experiencia en Argentina

La aplaudida medida de la mayor parte del equipo periodístico, no es la primera que ocurre en la prensa chilena. En 2016, y también un 11 de septiembre, el diario La Tercera publicó un inserto a doble página titulado “A 43 años de la gesta libertadora, chilenos agradecidos de sus fuerzas armadas y de orden no olvidan y reconocen los sacrificios que ellas hicieron por la patria”. La publicación, pagada por terceros, tenía como fin recordar a los caídos de la dictadura.

A través del Sindicato 3 de Copesa -empresa editora de La Tercera-, los trabajadores declararon que “si en Chile impera hoy la democracia, no es gracias al golpe militar del ’73, sino al revés“.

La protesta también fue acompañada con una fotografía de los periodistas, reporteros gráficos y diseñadores en la redacción del diario mostrando un cartel que decía “No al inserto”.

En noviembre de 2015, los redactores del diario La Nación de Argentina también se reunieron para protestar por una editorial del periódico que se titulaba “No más venganza” y que defendía a los militares condenados por su actuación en la dictadura de ese país.

“Yo repudio el editorial”, fue la consigna de protesta que replicaron los redactores en redes sociales.

El Dínamo


Juventudes Comunistas se toman oficinas de El Mercurio tras inserto negacionista por el 11 de septiembre

Este miércoles 11 de septiembre, El Mercurio publicó un inserto pro dictadura en la página 5 del Cuerpo C, que fue duramente rechazado por las organizaciones, activistas y políticos de oposición.

“El 11/9/1973 Chile se salvó de ser como hoy es Venezuela“, titulaba la pagina.

A raíz de esto, la mañana de este jueves, un grupo de militantes de las Juventudes Comunistas (JJ.CC) se tomó el edificio de la empresa ubicado en Bandera 331, en el centro de Santiago.

“El Mercurio: Prensa del genocidio” o “El Mercurio miente” se puede leyó en los carteles y lienzos de la protesta.

“Esta es una protesta pacífica en desagravio a un medio de comunicación que en cada momento ha jugado el peor de los roles. Junto a la CIA operaron contra Salvador Allende. Encubrieron los crímenes de la dictadura y ahora pretenden justificarlos publicando a plana completa un inserto que busca legitimar la dictadura“, expresó el presidente de las JJ.CC, Camilo Sánchez, a El Desconcierto.

A esto agregó que “esto no es libertad de expresión, sino que es un abuso de poder contra familiares de víctimas de la dictadura. En cualquier país del mundo, en que se haya recuperado la democracia, provocaciones como esta estarían prohibidas y penadas”.

“Desde ya respaldamos las acciones legales anunciadas por los familiares de víctimas, porque lo importante es que esto no quede en impunidad”, añade.

El Desconcierto


Mea culpa mercurial: diario publica la foto de la protesta de sus periodistas contra el polémico inserto

Una de las imágenes que dejó este pasado 11 de septiembre fue el polémico inserto que publicó el diario El Mercurio, donde 60 personas justifican el golpe de Estado al presidente Salvador Allende en 1973.

Para justificar sus argumentos, acompañan el inserto con diversas publicaciones para sentenciar que “Allende utilizó la violencia y la ilegalidad para imponer una Dictadura Marxista Leninista”.

La publicación originó, salvo excepciones, una ola de reacciones negativas en redes sociales y no dejaron indiferente a nadie, ni siquiera al cuestionado medio.

Debido a esto, el día de ayer apareció una pequeña publicación en la página C2. Titulada “Inserto sobre el 11 de septiembre de 1973”, el diario indica que “el texto suscitó numerosas y diversas reacciones en el mundo político y en redes sociales”.

En el escueto texto, aparecen reacciones del diputado del Partido Socialista, Marcelo Díaz, quien tuiteó: “la falta de empatía y humanidad de esta publicación en El Mercurio no cabe en caracteres. Esto es una burla, una vergüenza y una bofetada al sufrimiento de chilenos y chilenas”.

También aparece el senador Alejandro Guillier, quien emplaza a Felipe Kast a “rechazar la apología al Golpe de Estado que publica hoy El Mercurio”.

Las críticas son matizadas con el comentario del columnista Ascanio Cavallo, quien dijo que “no me parece el momento para poner un inserto como el de El Mercurio, tan atrevido y tan hiriente para muchas personas”, aunque después mencionan que Cavallo señaló que el diario no debía restarse a la publicación: “Yo siempre he defendido la libertad de expresión como un valor absoluto, no relativo”.

El diario también menciona la protesta de los periodista del medio, quienes publicaron una foto en la tarde diciendo que el inserto “no los representa”.

El Mostrador


VOLVER