Chile: Piñera afirma que si se aprueba la reducción de la jornada laboral no se quedará “de brazos cruzados”

Piñera por proyecto 40 horas: “Voy a recurrir a todos los instrumentos que estén a mi alcance para que se respete la Constitución”

El Presidente Sebastián Piñera se refirió esta mañana al proyecto de 40 horas laborales , presentado por la diputada PC Camila Vallejo, y que en el día de ayer se comenzó a discutir y votar, y que pasó a la Comisión de Trabajo de la Cámara.

El Mandatario indicó que la iniciativa presentada por la parlamentaria no es constitucional y que utilizará todos los instrumentos que tenga a su disponibilidad para que se respete la Constitución. Esto consultado por un posible veto.

“Todo lo que tiene que ver con gasto público es una iniciativa exclusiva del Presidente, no pueden los parlamentarios crearla, imagínese cómo sería el desorden. El proyecto de las diputadas del PC no es constitucional. El Presidente, los senadores y diputados juramos hacer cumplir las leyes, como Presidente voy a cumplir mi juramento, voy a cumplir la Constitución y espero que la Cámara o el Senado no apruebe el proyecto”, precisó.

Agregó además que “cuando los parlamentarios se salen de la Constitución están creando incertidumbre, no me voy a quedar de brazos cruzados y voy a recurrir a todos los instrumentos que estén a mi alcance para que se respete la Constitución”, haciendo clara mención a un posible veto.

Piñera recalcó que el gobierno “presentó hace mucho tiempo y es parte de nuestro programa de gobierno, un proyecto para reducir la jornada laboral porque lo más importante del desarrollo y crecimiento es mejorar la calidad de vida de las personas. El proyecto se hizo en forma razonable, en forma responsable que va a significar reducir la jornada de 45 a 41 horas, pero con flexibilidad y gradualidad. Flexibilidad porque mejora la calidad y evita el impacto sobre empleos y salarios; que las personas puedan adecuar sus tiempos de trabajo a otras necesidades, pero que las empresas también se pueden organizar”.

El Mandatario insistió en que el proyecto de Vallejo significará una pérdida de 200 a 300 mil empleos y una reducción de los salarios.

La Tercera


Gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional por el avance de las 40 horas

El Gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) luego que la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados despachara a la Sala el proyecto que reduce la jornada laboral en 40 horas semanales, el que es impulsado por las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola.

El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, expresó que ante el avance de la iniciativa “vamos a recurrir al Tribunal Constitucional para que sean ellos los que determinen con claridad que ningún Presidente de la República, ningún parlamentario del partido que sea y el proyecto que sea, puede arrogarse atribuciones que la Constitución no le da”.

“Cuando los parlamentarios se salen de la Constitución están debilitando el Estado de Derecho están produciendo una gran incertidumbre, por lo tanto yo como Presidente espero que los diputados y senadores respeten la Constitución que ellos juraron cumplir y hacer cumplir”, adelantó.

Tras esto el secretario de Estado afirmó que “hay muchos mecanismos, espero que la Cámara y el Senado no aprueben proyectos que son inconstitucionales”.

Las palabras de Monckeberg fueron reforzadas por el propio Presidente Sebastián Piñera, quien expresó que recurrirá a todos los instrumentos legales disponibles para evitar el avance del proyecto de 40 horas, apuntando al envío al PC.

“Todo lo que tiene que ver con gasto público es una iniciativa exclusiva del Presidente, no pueden los parlamentarios crearla, imagínese cómo sería el desorden. El proyecto de las diputadas del PC no es constitucional”, afirmó.

En la misma línea, agregó que “el Presidente, los senadores y diputados juramos hacer cumplir las leyes, como Presidente voy a cumplir mi juramento, voy a cumplir la Constitución y espero que la Cámara o el Senado no apruebe el proyecto”.

Además, el Mandatario aseguró que “no me voy a quedar de brazos cruzados y voy a recurrir a todos los instrumentos que estén a mi alcance para que se respete la Constitución”, incluyendo un veto o el TC.

El jefe de Estado recordó que su administración “presentó un proyecto para reducir la jornada laboral porque lo más importante del desarrollo y crecimiento es mejorar la calidad de vida de las personas (…) de forma razonable, en forma responsable que va a significar reducir la jornada de 45 a 41 horas, pero con flexibilidad y gradualidad”.

El Dínamo


Comisión de Trabajo aprueba reducción de jornada a 40 horas y queda lista para ser votada en Sala

Con 7 votos a favor y 6 en contra, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó el numeral 3 del artículo 1 del proyecto que busca reducir la jornada de 45 a 40 horas.

En concreto, dicho acápite establece que no podrá haber una reducción del sueldo de los trabajadores con la reducción de la jornada laboral.

De este modo, la iniciativa terminó el trámite en la instancia parlamentaria y consiguió despachar a la Sala de la Cámara la discusión del proyecto.

Eso sí, antes tendrá que soslayar una carta de último minuto del diputado Patricio Melero (UDI), quien intentará frenar la discusión en Sala y llevar la iniciativa a otro trámite previo en la Comisión de Hacienda.

Si bien esa idea no prosperó en la Comisión de Trabajo, probablemente repita el intento antes de comenzar la discusión en Sala.

Con todo, así se completó la votación que inició ayer con la aprobación del segundo numeral del proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas, que es considerado el “corazón” de la iniciativa impulsada por el Partido Comunista.

El debate se extendió hasta este martes tras una tensa e infantil discusión en la comisión ayer lunes, donde Chile Vamos amenazó con acudir al Tribunal Constitucional y, de paso, el titular de Trabajo, Nicolás Monckeberg, protagonizó una extensa presentación en la que utilizó polémicos argumentos.

Entre otros, defendió la reserva de constitucionalidad diciendo que en su tiempo fue impulsada por Eduardo Frei Montalva y Salvador Allende, así como también hizo hincapié en las supuestas dificultades que iba a generar en los deportistas, como impedir una jornada especial para una Copa América.

Bio Bio Chile


VOLVER