Colombia: Santrich insiste en una Constituyente y critica al gobierno por “traicionar” el acuerdo de paz

“Santrich” insiste en una Constituyente en nuevo video

El sábado en la noche, la “nueva guerrilla” disidente de la extinta Farc, liderada por “Iván Márquez”, llamó la atención de los medios y la opinión pública con un nuevo video en el que esta vez el protagonista fue “Jesús Santrich” junto a un grupo que lo rodeó, mayoritariamente mujeres.

El mensaje del video, más corto que el conocido el pasado jueves en la madrugada, es un resumen del manifiesto con el que se anunció que un pequeño grupo de excombatientes retomarían las armas por la “traición al Acuerdo de Paz”, como lo reiteró “Márquez”. Sin embargo, “Santrich” fue quien habló con voz propia sobre una Constituyente, asunto que apenas se mencionó en una carta publicada en el portal farc-ep.info, con la que respondieron a la avalancha de comentarios que rechazaron la conformación de su “nueva guerrilla”.

Según “Santrich”, quien no ha perdido su calidad de congresista, las políticas neoliberales “imperantes” dejan como vía “la recomposición de un diálogo político y de la institucionalización de los cambios a través de un camino constituyente abierto”. Es decir, como explica más adelante en el video, la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

“Existen las herramientas para seguir intentando una salida concertada, impulsando un proceso constituyente abierto hacia la superación de la exclusión, la miseria e inmensas desigualdades. Hacia la democratización del Estado y restableciendo la soberanía. (Para) potenciar nuestras aspiraciones y llevarlas a un buen nivel donde una Asamblea Nacional Constituyente representativa y con plenas garantías de actuación dé un impulso a las transformaciones estructurales que requiere Colombia”, dijo “Santrich”.

Sobre este tema, el presidente Iván Duque se manifestó en el taller Construyendo País que se llevó a cabo en Medellín. En una breve alusión al tema, conocido a través de la carta, y con un tono molesto, el primer mandatario dijo a propósito de la Constituyente que “Colombia no come cuento, ni traga entero. Eso no es nada distinto a que quieren nuevamente gozar de beneficios para eludir lo que ya se hizo evidente por parte de la acción coordinada de la justicia”.

En cambio, pidió a la sociedad rechazar tales afirmaciones que, a su juicio, “quieren desafiar a Colombia” y burlarse de las instituciones. El Gobierno ofrece hasta $3.000 millones por cada uno de los excombatientes que aparecen en el video.

Otro tema asunto que tocó “Santrich” fue la posible alianza del grupo disidente con el Eln. “Buscaremos esfuerzos de unidad con esa guerrilla y con aquellos compañeros que no han plegado las banderas”, manifestó. A este guiño, alias Uriel, comandante del Eln, respondió positivamente: “Cuando las vías legales para la transformación de la sociedad están cerradas, la resistencia armada es una alternativa válida. Saludamos a “Márque”, “Santrich” que se reintegran a esta forma de resistencia popular. El bando está abierto para todos aquellos que quieran aportar”. Esta sería la primera vez que Eln y miembros pertenecientes a la extinta Farc aúnen fuerzas militares y estratégicas.

Para el Gobierno esta invitación responde a dos cosas. La primera a que “Iván Márquez” y los demás se encuentran en Venezuela con el apoyo de Nicolás Maduro, como explicó el comisionado de Paz, Miguel Ceballos. La segunda a que el llamado a una alianza da a entender un presunto debilitamiento de la naciente guerrilla.

“Es un anuncio preocupante y hay que decir que muestra algo de la debilidad. El hecho de que el líder de la negociación esté diciendo que se une con el Eln no hace sino mostrar una debilidad militar y estratégica, recurriendo a aquellos que no quisieron adherirse al Acuerdo de paz. Está bastante solo”, dijo Ceballos.

La aparición de “Santrich” junto a “Iván Márquez” confirmó una de las hipótesis que se plantearon cuando este dejó el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Tierra Grata, Cesar, el pasado 30 de junio. Luego de estos dos meses, y pese a la orden de captura proferida por la Corte Suprema de Justicia para que rindiera testimonio sobre la acusación que pesa a su nombre por narcotráfico, “Santrich” todavía es representante a la Cámara por la FARC. El líder guerrillero tiene una demanda de pérdida de investidura por ausentismo, además la Comisión de Ética estudia su caso. Hasta que no haya una decisión, “Santrich”, aunque esté alzado en armas, seguirá siendo un aforado.

El Espectador



Desmovilizados de la Farc sacan campaña para respaldar la paz

Con el lema “Firmes con la Paz”, cientos de desmovilzados hicieron una campaña desde los territorios más remotos del país, con la que buscan contestar el anuncio del pasado jueves de Iván Márquez. Así muchos de ellos reconozcan ineficiencia del Estado para cumplir con los acuerdos, la campaña reivindica la paz como motivo. Se trata de una respuesta emotiva y contundente a quienes, desde los extremos, buscan deslegitimar lo acordado.

“Yo creo que 53 años de guerra fueron suficientes”

-Nací en el municipio de San Martín, Meta, perdí a mis padres siendo muy niña. Tuve que vivir la violencia cuando quedé huérfana. Infortunadamente, como fue la guerrilla, hubiera podido ser la calle. En una situación de indefensión, a los 5 años cualquier camino llega.

Luz Marina Giraldo era la enfermera del Mono Jojoy en la década de los noventa. Tenía 10 años cuando el esposo de una señora que la recibió en su casa intentó abusarla y por eso no tuvo más opción que unirse a las Farc pues eran “la imagen de autoridad que había en la región”.

Estuvo en la cárcel en 2001, salió por vencimiento de términos y fue recapturada en 2005. Ella pagó 14 años por los delitos que cometió con la guerrilla y lleva año y medio trabajando por la reincorporación de los 273 excombatiente que viven en el ETCR La Guajira en la vereda Buena Vista, municipio de Mesetas (Meta).

– ¿Por qué estoy convencida de que el proceso de paz es viable? porque como mujer, como madre y colombiana creo que el país ha tenido demasiada guerra. Yo creo que 53 años de guerra, donde todo el mundo fuimos víctimas, fueron suficientes. Considero que el  país ya tuvo su baño de sangre.

Es licenciada en pedagogía infantil y estudiante de psicología. Mientras estuvo en la cárcel, realizó sus estudios y ahora colabora con el proceso de nivelación académica de sus compañeros. “Alguien tenía que hacer el trabajo de oficina”, dice.

-Me reencontré con mi amor después de muchos años y volvimos a ser la familia que la guerra nos había negado. Nos vamos a casar próximamente.

Luz Marina se separó de Alexander a los 17 años porque él era la sombra de Manuel Marulanda Vélez y ella, la asignada a la unidad móvil de combate. Era imposible que su amor prosperara en la juventud. Tuvo dos hijos con su primer esposo y el recuerdo de Alexander se desvaneció con el tiempo al no tener noticias de su vida.

Casi 30 años después, con la firma del acuerdo, Luz Marina recuperó a sus dos hijos, de 17 y 14 años, que crecieron con madres sustitutas mientras ella pagó su condena y también se reencontró con el amor; pues Alexander también fue a parar al ETCR en Mesetas.

Esta mujer pide que la semilla de los espacios de reincorporación no se pierda. Pone de ejemplo a los 56 niños que nacieron en este centro poblado -desde 2017- y los 37 restantes que habitan con sus familias en las pequeñas, pero tranquilas viviendas, que les han dado.

La confianza de continuar se le siente en la voz. Luz Marina no cambia la tranquilidad de la paz por los bombardeos de la guerra y dice que es cuestión de “bajarle a la efervescencia” ante el anuncio de rearme de Iván Márquez, el Paisa y Santrich, para ver realmente lo que está sucediendo en los territorios.

– Quiero hacerle un llamado al pueblo colombiano a que nos apoyen. A que no vean lo que hicieron diez excombatientes que decidieron regresar a las armas, sino lo que estamos haciendo 10.000 excombatientes que estamos en los espacios territoriales por salir adelante.

“Lo más importante a lo que nosotros nos podemos dedicar, con el mismo compromiso que durante muchos años lo hicimos en la guerra, es a construir paz”.

A Manuel Bolívar no le gusta que lo llamen “excombatiente” se define como integrante del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. En 2001 dejó sus estudios de Sociología e ingresó a las Farc por espacio de 15 años, hoy, 18 años después, retomó su carrera en la Universidad Nacional en donde ya cursa séptimo semestre.

Actualmente reside en Bogotá, en donde además de estudiar, está encargado de hacer la difusión de los avances del proceso de implementación de los acuerdos. También hace parte de la cooperativa NC producciones que agrupa a 55 hombres y 28 mujeres de la desintegrada guerrilla. Para Manuel; sus compañeros, el país y la comunidad internacional quieren la construcción la paz estable y duradera que se buscó en La Habana.

– Lo más importante a lo que nosotros nos podemos dedicar, con el mismo compromiso que durante muchos años lo hicimos en la guerra, es a construir paz.

Dice que no deja de ser doloroso que algunos exjefes vuelvan a rearmarse: “Uno que estuvo metido en la guerra sabe lo que significa, sabe que es mucho dolor, que es mucha tristeza, que es desaparición y desplazamiento”. Pero es optimista en decir que el compromiso por proscribir las armas y la violencia de la política, sigue intacto en él.

“Si en tiempos de guerra fuimos exitosos, en tiempos de paz debemos serlo más”.

Jhan Carlos vive en el ETCR Carlos Perdomo de Caldono. Es reacio a hablar de su vida personal y prefiere enfocarse en el proyecto productivo que lo mantiene del lado de la paz. Ingresó como militante de las Farc hace 21 años y actualmente lidera una cooperativa de “encadenamiento bioproductivo” que reúne seis proyectos sobre una línea estratégica.

-Estamos trabajando en pro de cumplir las metas que se establecieron en el plan de acción. Frente a las personas que se declararon en armas, nosotros somos respetuosos de eso. Nos acogemos a las directrices que el partido tomó en su momento.

Dice que desde 2007, en la Novena Conferencia de la guerrilla, Manuel Marulanda les planteó la idea de parar la guerra. “El camarada Manuel nos dijo que los efectos en el tejido social eran irreversibles” y por eso, desde aquella época, se venía preparando para dar el paso a la vida civil.

Él quiere llegar a 500 hectáreas de producción de aguacate hass, pero su proyecto productivo incluye, además; piscicultura, apicultura, cría de cerdos y hasta la siembra de tomate de árbol. Su apuesta es ambiciosa, pero tiene convicción que, con los recursos de cooperación internacional, será posible sacar adelante cada una de las iniciativas.

Jhan Carlos reitera: “Lo que diga el partido para nosotros está bien” y por eso no emite concepto sobre el rearme de algunos cabecillas. De lo que sí habla es de la necesidad de compaginarse con el territorio indígena en el que vive, pues su experiencia en la guerra lo ha llevado a entender que se requiere una forma de producción que sea compatible con el medioambiente y el territorio.

-Lo que estamos haciendo es cumplir con los compromisos, garantizar una reincorporación exitosa, revertir los efectos del conflicto en el menor tiempo posible y articular un proceso un desarrollo comunitario.

A pesar de los problemas, los escépticos y contradictores del proceso de paz, este hombre tiene bien grabada la consigna del partido Farc que le inculcaron antes de dejar las armas: “Si en tiempos de guerra fuimos exitosos, en tiempos de paz debemos serlo más”.

Semana


Políticos reaccionan a Constituyente que proponen disidentes de las Farc

El grupo de disidentes de las Farc que decidió volver a las armas publicó una carta en la que afirman su intención de diálogo solo si se promueve una Constituyente y las garantías de un Gobierno alternativo. Para Jorge Robledo, senador del Polo Democrático, “es un error garrafal. Esa propuesta no tiene ninguna viabilidad en este momento y creo que ellos mismos han creado las condiciones para que por ese camino no sea posible avanzar”, afirmó.

Angélica Lozano, senadora de Alianza Verde, se refirió a la propuesta como absurda y delirante. “A esta gente le quedó grande el momento histórico del acuerdo de paz. Ninguna constituyente, lo que tienen que hacer es cumplir la Constitución de Colombia.

El senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, aseguró que una Constituyente no está en la agenda del país. “Una constituyente podría abrir la posibilidad, en las condiciones presentes, de unas reformas supremamente nocivas, como por ejemplo la propuesta de acabar con las Cortes y con la propia Jurisdicción Especial para la Paz”, añadió.

El presidente Iván Duque también rechazó el pronunciamiento y aseguró que quienes dejaron la legalidad, serán combatidos por las fuerzas militares.

Caracol


“Santrich” se voló porque sabía que lo iban a extraditar: Juan Manuel Santos

En los últimos días, gracias al anuncio del rearme de un grupo disidente de la extinta guerrilla de las Farc, el expresidente Juan Manuel Santos ha estado más activo que nunca en la opinión pública desde que dejó la Casa de Nariño.

Aunque el pasado jueves, día en que se conoció el video con el que “Iván Márquez” comunicó el levantamiento en armas por la “traición al Acuerdo de Paz”, Santos se había manifestado en contra de este anuncio. Este sábado, durante su visita a Bucaramanga como invitado a la Feria del Libro, se le escuchó hablar nuevamente del tema.

En primer lugar, le echó la culpa al exjefe negociador de las Farc, “Iván Márquez”, “Jesús Santrich” y demás guerrilleros que se rearmaron por el nuevo “escollo” que sufre la implementación del Acuerdo de Paz.

Aunque la motivación de los disidentes es la “traición” a lo pactado en La Habana, según manifestaron, el exmandatario, quien lideró las conversaciones con la guerrilla en su gobierno, aseguró que ellos abandonaron el proceso por otros motivos.

“Ellos decidieron por muchas razones (volarse). Algunos dicen que porque ellos sabían que este señor (Marlon) Marín (sobrino de Márquez), que está en manos de la justicia norteamericana, los está acusando, específicamente a Márquez y a Santrich y que por eso Márquez se voló muerto de susto y Santrich se voló porque pensaba que efectivamente a él lo iban a extraditar y si salía la prueba de que delinquió a él lo extraditaban. Con razón, los responsables son ellos”, dijo.

Se sabe que Marín, testigo protegido por la DEA, señaló a “Santrich” de estar involucrado en un plan para enviar cocaína a Estados Unidos, hecho por el que el líder guerrillero fue capturado el 9 de abril de 2018. Cuando recobró su libertad y la JEP le dio la garantía de no extradición por no reunir las pruebas suficientes que determinaran si delinquió después de la firma del Acuerdo, Seuxis Hernández logró posesionarse como representante a la Cámara por la FARC y la Corte Suprema asumió el caso por narcotráfico al tratarse de un aforado.

Aún así, con las garantías que le proporcionó la justicia a “Santrich”, “Iván Márquez” permaneció en la clandestinidad luego de que abandonara el espacio territorial de Miravalle, Caquetá, en julio de 2018, con el argumento de falta de garantías jurídica por la captura de su compañero.

A finales del pasado junio, cuando cumplía con una visita al ETCR de Tierra Grata, Cesar, “Santrich” obvió su esquema de seguridad y desapareció de la escena pública. Tras dos meses de especulaciones, se le vio junto a “Márquez” cuando dieron el anuncio de su rearme.

Además del escape de estos dos guerrilleros, Santos también se refirió a una unión de fuerzas políticas y sociales para blindar lo pactado. “Ojalá pudiéramos hacer esfuerzos, ojalá el presidente Duque aprovechara (esta situación) e hiciéramos un acuerdo que participáramos todos. Yo mismo lo haría con emoción”, dijo el exmandatario.

El Espectador


VOLVER