Cómo llega América Latina a la 74ª Asamblea General de la ONU (sigue en vivo los discursos)

En VIVO aquí 


Cómo llega América Latina a la 74ª Asamblea General de la ONU (sigue en vivo los discursos)

Este martes comienza el debate de alto nivel de la 74 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con la participación de decenas de jefes de Estado y de Gobierno, así como cancilleres y ministros para discutir sobre los temas que centran estas sesiones: el cambio climático, la reducción de la pobreza y la inclusión educativa.

Sin embargo, otros temas de la coyuntura internacional se harán presentes durante las intervenciones de los gobernantes.

A nivel de Latinoamérica, destacan la crisis ecológica desatada por los incendios que arrasaron la amazonía brasileña, la campaña de agresión contra el Gobierno de Venezuela y el retorno a las armas por parte de fracción de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Latinoamérica dividida

Los países de Latinoamérica llegan sin una causa común a estos debates de alto nivel de la Asamblea General de la ONU y enfrentados en diversos niveles.

El presidente derechista de Brasil, Jair Bolsonaro, será quien abra los discursos de alto nivel, y ya ha anunciado que en la sesión defenderá la soberanía sobre la amazonía brasileña, luego de haber rechazado la asistencia internacional para combatir los incendios que dañaron miles de hectáreas de selva tropical.

Bolsonaro resumirá el Pacto de Leticia, un acuerdo para proteger la selva suscrito a principios de septiembre en la ciudad colombiana de Leticia por los gobiernos de Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Surinam y Guayana, que -junto a Venezuela- forman parte de la cuenca amazónica.

De ese pacto fue excluido el Gobierno de Venezuela “por diferencias ideológicas” de algunos miembros de ese bloque.

Venezuela defenderá el diálogo

El Gobierno de Venezuela estará representado en la 74 Asamblea General de la ONU por la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, quienes han dicho que expondrán que la solución a los problemas venezolanos es el diálogo.

“El presidente Nicolás Maduro ha activado la Mesa Nacional de Diálogo, hoy (23 de septiembre) se han establecido ocho mesas de trabajo, todo en el marco del diálogo y sin embargo agreden a Venezuela” manifestó Arreaza.

El canciller venezolano, quien ya se encuentra en Nueva York, participó el lunes en una reunión del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), bloque de países latinoamericanos y caribeños que respaldan al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, otro grupo de países de la región, lidereados por Colombia, ha activado -dentro del seno de la Organización de Estados Americanos (OEA)- el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), considerado por Arreaza como “una instancia con carácter militar” y amenazante de la la paz y seguridad “de Venezuela y la región”.

Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana, así como Estados Unidos, activaron el órgano de consulta del TIAR.

Trinidad y Tobago se ha abstenido de participar en ese mecanismo, mientras que Uruguay y México han expresado su rechazo al mismo.

Para el analista Javier Tolcachier, el Gobierno de EE.UU. y “sus gobiernos satélites”, con el TIAR, desenterraron “un anacrónico instrumento de hegemonía continental”, en “un nuevo acto de la saga de agresiva conspiración contra la República Bolivariana de Venezuela”.

Telesur


Clima, guerra, migración: principales debates en la ONU

Líderes mundiales se reúnen en Nueva York para la 74º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encuentro que contará con la presencia de algunos debutantes (el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y el primer ministro ucraniano, Vladimir Zelensky) e importantes ausencias, como las de los mandatarios de Rusia, Vladimir Putin, sus pares de China Xi Jinping, y de Venezuela, Nicolás Maduro, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. Se espera que los temas centrales sean, además del cambio climático, el conflicto en Medio Oriente, la cuestión migratoria en Centroamérica y la “desnuclearización” de Corea.

Para esta ocasión, la ONU organizó una cumbre especial de Acción Climática, antes de los discursos formales de los jefes de Estado. El llamado “debate general” empieza el martes, y el primer país en hablar, por tradición, será Brasil. Al debutante presidente brasileño Jair Bolsonaro le espera un escenario complejo frente a la gran preocupación mundial por los descontrolados alcances de los incendios y la deforestación en la Amazonia brasileña.

Más tarde será el turno de Donald Trump. El volumen de sus apariciones, y el carácter imprevisible de sus discursos dominaron los últimos dos años de Asamblea General. Trump, quien este lunes prefirió hablar de libertad religiosa desde la sede de la ONU, apareció sorpresivamente en medio de la cumbre climática. El mandatario estadounidense, que retiró a su país del Acuerdo de París de 2015, se sentó cuando el presidente indio Narendra Modi estaba por tomar la palabra.

Temas principales

La situación en Medio Oriente ocupará sin duda un lugar central en los debates de la ONU, frente al creciente temor de una escalada de violencia en la zona. “No tengo intención de reunirme con Irán, pero eso no significa que no vaya a suceder”, dijo Trump tras ser consultado por una posible cita con su par iraní, Hasan Rohani. Irán por su parte anunció que presentará un plan para la seguridad del Golfo Pérsico.

Durante los últimos años, la migración se convirtió en uno de los temas más importantes de la Asamblea General de la ONU. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se reunirá el miercoles con Trump para conversar sobre la migración de centroamericanos a Estados Unidos. Ambos países firmaron la semana pasada un acuerdo para frenar la migración irregular.

A la cuestión migratoria se suma además el caso de Venezuela, que a fin de año según la ONU habrá generado un aumento del flujo migratorio de unos 5,3 millones de personas. Durante la cumbre, además, es posible que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reúna con representantes del Grupo de Lima para continuar presionando al gobierno de Maduro.

Por otra parte, mientras las negociaciones sobre la desnuclearización de Corea permanecen estancadas desde la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump en Hanoi, en febrero pasado, se espera que durante la Asamblea General el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in se reúna con su par estadounidense en un nuevo intento de reiniciar el diálogo, con el fin de “desmantelar el programa de armas nucleares de Corea del Norte”.

Presencias y ausencias

91 jefes de estado se comprometieron a asistir a la Asamblea. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, buscará erigirse como líder y mediador, luego de anunciar reuniones por separado con sus pares estadounidense, Donald Trump, e iraní, Hasan Rohani, mientras intenta organizar una reunión bilateral entre esos dos dirigentes al margen de la Asamblea General.

Frente a la preocupación mundial por la salida planificada del Reino Unido de la Unión Europea, Boris Johnson hará su primera aparición en la Asamblea como primer ministro. También será interesante la presencia del presidente ucraniano Vladimir Zelensky, quien debuta en la Asamblea en medio de una creciente controversia: el Congreso de Estados Unidos quiere saber si Trump lo presionó para investigar al hijo del precandidato demócrata Joe Biden, que tenía vínculos comerciales en el país europeo.

Pero también habrá ausencias: el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el líder chino, Xi Jinping, rara vez asisten, y tampoco estarán presentes este año. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu también canceló su participación tras las elecciones legislativas celebradas recientemente en el país. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, había sido incluido como orador, pero no participará tras la aparición de distintas fotos privadas con tintes racistas, justo antes de las elecciones nacionales. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tampoco dirá presente. El líder chavista enviará en representación a la vicepresidenta Delcy Rodríguez y al canciller Jorge Arreaza.

Página 12


Bolsonaro busca mejorar su imagen en la ONU

Después de un mes de polémica sobre el manejo de los incendios que han devastado la selva amazónica, el gobierno derechista de Brasil intenta renovar su imagen internacional de cara a la Asamblea General de la ONU que empieza hoy.

La campaña, “Brasil por Brasil”, de la agencia Calia Y2 Propaganda e Marketing, se lanzó el viernes mientras se pone en marcha la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Tiene ecos nacionalistas y está orientada a las audiencias estadounidenses y europeas mediante mensajes por televisión y en diarios que promocionan las regulaciones ambientales de Brasil y el papel de su agroindustria en la alimentación de una gran parte de la población mundial.

Brasil tuvo algunas de las regulaciones ambientales más estrictas del mundo durante décadas, y muchos grandes agricultores utilizan prácticas sustentables para reducir la degradación del medio ambiente. Sin embargo, gran parte de la polémica sobre la Amazonia se debió al estilo belicoso del líder brasileño de extrema derecha, Jair Bolsonaro, que mantiene mala relación con algunos líderes europeos, la cual empeoró aún más por la indignación que provocaron los incendios en la Amazonia y la creciente deforestación.

Bolsonaro, que inaugura hoy la Asamblea General de la ONU, le dijo a Record TV de Brasil que su discurso en Nueva York “reafirmará el tema de nuestra soberanía”. Otávio Rêgo Barros, vocero, dijo que su jefe pronunciará un “discurso sincero” en el que rechazará la noción de que “Brasil no cuida la Amazonia ni cuida el medio ambiente”.

Pero el importante sector agrícola de Brasil teme que surjan nuevos boicots a las mercaderías brasileñas por parte de productores occidentales preocupados por la destrucción de la selva tropical más grande del mundo. A principios de este mes, H&M, la segunda cadena de tiendas de moda más grande del mundo, dejó de comprar cuero de la nación latinoamericana alegando preocupaciones por el medio ambiente.

La decisión se tomó tras medidas similares por parte de las marcas de calzado Vans y Timberland, así como del grupo de ropa deportiva The North Face.

Después de culpar inicialmente a organizaciones sin fines de lucro por los incendios, Bolsonaro acusó a varias naciones europeas de infringir la soberanía de Brasil al cuestionar su protección de la Amazonia. “La retórica del presidente no ayuda en absoluto. De hecho, es un obstáculo, pero los líderes europeos están utilizando a Brasil para su propio beneficio político en sus países”, dijo un alto funcionario de Bolsonaro.

Sin embargo, la campaña para mejorar la imagen de Brasil en el extranjero probablemente fracase por la retórica de la propia administración. La semana pasada, Ernesto Araújo, ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, sorprendió a muchos cuando le dijo a una audiencia en Washington DC que el objetivo del “climatismo” era acabar con el “debate democrático normal”.

“Vamos a monitorear las noticias negativas sobre Brasil en todo el mundo”, señaló Glen Valente, secretario de publicidad del gobierno, antes del lanzamiento de la campaña. Y “Las vamos combatir directamente”, agregó.

El Cronista


VOLVER