Comunidades amazónicas de Ecuador reclaman “en defensa de la vida y del territorio”

Indígenas realizaron plantón en Quito por la defensa de la Amazonía

Representantes de los pueblos indígenas de Ecuador realizaron este miércoles 4 de septiembre un plantón ante la Asamblea Nacional, en Quito, para exigir a las autoridades que cumplan con la legislación local e internacional que protege sus derechos y los de la naturaleza.

Ataviados con penachos, cintos de paja, collares de semillas, de huesos, y lanzas en mano, decenas de hombres y mujeres con sus caras pintadas, en su mayoría de la nacionalidad amazónica waorani, participaron en la concentración en la que entonaron en sus lenguas originarias cánticos “por la defensa del territorio”.

“Queremos reivindicar una vez más nuestra posición como nacionalidades de la región de la Amazonía ecuatoriana, nuestra lucha y sobre todo nuestro rechazo rotundo al Gobierno de Brasil”, expresó a la agencia EFE el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), Marlon Vargas.

El dirigente de la confederación que agrupa a 23 organizaciones y representa a once nacionalidades amazónicas, manifestó que el Ejecutivo brasileño “habla del incendio (en ese país), pero no dice cuántos pueblos y nacionalidades están siendo afectadas dentro del territorio y no se visibiliza qué está pasando”.

Vargas se refirió a antecedentes judiciales que han dado la razón a los pueblos indígenas de la región selvática ecuatoriana, como la sentencia de abril pasado de una corte provincial de Pastaza, en la región nororiental, ante un recurso de protección presentado por el pueblo waorani en contra de una licitación petrolífera.

El dictamen dispuso que debía repetirse una consulta a los habitantes de esa comunidad originaria conforme a estándares internacionales.

El presidente de la Confeniae también recordó las denuncias de licitaciones públicas del Estado para la extracción de crudo en el territorio del pueblo kichwa de Sarayaku sin el consentimiento libre, previo e informado de esa nacionalidad, contraviniendo una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“En Ecuador el extractivismo es el peor enemigo de los pueblos y nacionalidades amazónicas”, reivindicó y citó otro caso de minería a gran escala que amenaza a comunidades en la provincia de Zamora Chinchipe.

Por su parte, la presidenta del Consejo de Coordinación de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (Conconawep), Nemonte Nenquimo, que aglutina a 16 comunidades “wao” en Pastaza, reclamó a las autoridades que cumplan con la sentencia, al tiempo que pidió a los asambleístas que ejerzan su función de fiscalización del Gobierno.

“Vamos a estar preparados y unidos con otras nacionalidades amazónicas en un solo puño para demostrar al mundo que debemos ser respetados”, indicó Nenquimo al asegurar que “de la Amazonía dependen nuestra vida y la de nuestros hijos”.

La protesta que hoy siguió frente a la sede del Ministerio del Ambiente ecuatoriano y mañana, jueves 5 de septiembre, tendrá lugar frente a la Contraloría y la Corte Constitucional en Quito.

La convocatoria se produce un día después de la detención de un juez acusado del delito de extorsión, tráfico de influencias y cohecho en Pastaza, y que negó en una primera instancia un recurso de protección a una comunidad indígena amenazada por la construcción de una hidroeléctrica.

Identificado como Aurelio Quito, el juez fue denunciado por un colega y habría recibido dinero por parte de la constructora, de acuerdo a informaciones preliminares que señalan que en el lugar de la detención se encontraron 40.000 dólares en efectivo, lo que apuntaría a un posible caso de soborno.

“Con la construcción de la hidroeléctrica sobre el río Piatúa quieren tomar más del 90 por ciento del caudal y trasladarlo a otro río ignorando que existen comunidades y las leyes internacionales”, aseveró hoy Christian Aguinda, presidente de un pueblo originario de la nacionalidad kichwa del cantón Santa Clara, que incluye a 22 comunidades en Pastaza.

Este dirigente manifestó su preocupación sobre la detención del funcionario judicial y se preguntó: “¿Con qué calidad moral los jueces ejercen la justicia sobre nuestras comunidades?”

El Telégrafo


Lenín Moreno estará en Cumbre urgente por Amazonía

La cumbre amazónica urgente, que este viernes reunirá a cuatro países latinoamericanos en la ciudad colombiana de Leticia, lanzará una convocatoria global para unir esfuerzos para la conservación y protección de la Amazonía, afectada por incendios y deforestación, informó este miércoles el canciller colombiano.

“Se hará una gran convocatoria global para avanzar en las actividades propias de actividad regional para la conservación, desarrollo tecnológico para la conservación, coordinación de acciones para la conservación y preservación de la Amazonía”, dijo Carlos Holmes Trujillo en rueda de prensa en Bogotá.

El ministro de Relaciones Exteriores aseguró que de la reunión saldrá el Pacto de Leticia por la Amazonía, que contendrá “acciones concretas” y un itinerario de actividades para los países amazónicos, de la región y de la comunidad internacional para proteger la mayor selva tropical del mundo, esencial para el equilibrio climático.

“Como consecuencia de esa cumbre se va a dinamizar la acción no solo nacional sino regional y global en defensa de la Amazonía”, agregó Trujillo.

Además de los presidentes de Perú, Martín Vizcarra, y Colombia, Iván Duque, que convocaron el encuentro, participarán el mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, y el canciller brasileño, Ernesto Araújo, en representación de Jair Bolsonaro, quien no viajará a la cumbre por razones médicas aunque participará vía videoconferencia.

También se espera la confirmación del presidente de Bolivia, Evo Morales.

El canciller colombiano apuntó además que uno de los propósitos de la cumbre es “unificar visiones” de los países amazónicos respecto a la forma de proteger esta zona.

Bolsonaro ha sido blanco de críticas internacionales por la respuesta de su gobierno a los incendios que devastan la Amazonía brasileña y que han provocado una crisis ambiental y diplomática.

Escéptico del cambio climático, el mandatario ultraderechista propugna la explotación minera en reservas indígenas y áreas protegidas.

“Todas las acciones que van a acordar los países que participen en la cumbre harán parte del Pacto de Leticia”, señaló Trujillo.

El 60 % de la selva amazónica está en Brasil. El resto se extiende por Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, así como la Guayana Francesa, un departamento de ultramar de Francia.

El Universo


VOLVER