Cuba y Venezuela denuncian el recrudecimiento de la política hostil de EEUU

71

Canciller cubano condena en reunión del MNOAL política hostil de EEUU

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, condenó este jueves en la reunión del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) el recrudecimiento de la política hostil de Estados Unidos contra la isla.

“Washington ha fortalecido su abierta hostilidad en su fracasada pretensión de destruir la Revolución cubana mediante la asfixia económica de nuestro pueblo”, resaltó en ese foro.

“Tales acciones incluyen medidas no convencionales contra el suministro de combustible a la isla y el aumento de la aplicación extraterritorial del bloqueo”, continuó.

“Esto constituye, agregó, un ataque al derecho internacional, a la soberanía de Cuba y también a la de todos los Estados, y resulta el principal osbtáculo para el desarrollo de mi país”.

Del mismo modo −dijo− es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos.

El canciller rechazó la activación de la Ley Helms-Burton que, expresó, es el principal instrumento político ilegal de la agresividad estadounidense, y viola normas y principios internacionalmente reconocidos.

Según explicó, ese mecanismo tiene una marcada pretensión extraterritorial al someter a ciudadanos e instituciones de terceros países a la jurisdicción de las cortes estadounidenses, lo cual es una aberración jurídica.

“Vivimos en momentos en los que deben afianzarse las relaciones de amistad, solidaridad y cooperación entre nuestros pueblos y Gobiernos, en que debemos defender por encima de todo la unidad del MNOAL, basados en el respeto a nuestra diversidad”.

“Cuba se opone también a la imposición de sanciones unilaterales e injustas contra la República Popular Democrática de Corea, y a la injerencia externa en sus asuntos”, afirmó Rodríguez Parrilla.

Asimismo, dio la bienvenida al proceso de acercamiento y diálogo intercoreano, “que constituye la vía para el logro de una paz duradera, la reconciliación y la estabilidad de esa área”.

El canciller reiteró la solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Siria, que desde hace ocho años sufre una cruenta guerra que ha costado numerosas vidas.

Igualmente, se refirió a que el conflicto palestino-israelí requiere una solución amplia, justa y duradera, que permita a ese pueblo ejercer el derecho a la libre determinación.

Los palestinos deben disponer de un Estado independiente y soberano, con las fronteras anteriores a 1967, y con Jerusalén oriental como su capita, subrayó.

Por ello, añadió, rechazamos el “pacto del siglo”, elaborado por el Gobierno de Estados Unidos, en el que se desconoce la solución de dos Estados, universalmente aceptada.

Las decisiones unilaterales de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, y al Golán sirio ocupado como parte del territorio de ese país agravan la situación, consideró.

Todos los Estados deben dejar de ejercer presiones y acciones contra otros países, recalcó el Canciller cubano, pero las medidas coercitivas unilaterales, pese a ser contrarias al derecho internacional, cobran cada vez mayor vigencia.

Cuba reitera solidaridad con Venezuela frente a agresiones estadounidenses
El Canciller cubano también reiteró en ese escenario la solidaridad de la isla caribeña con Venezuela, frente a las continuas agresiones que sufre por parte del Gobierno de Estados Unidos.

El jefe de la diplomacia cubana rechazó la politización y dobles raseros en el tratamiento del tema de los derechos humanos.

En tanto, condenó los actos o amenazas de agresión, y la interferencia en los asuntos internos de los Estados para socavar su independencia política e integridad territorial.

Todas estas son violaciones a la Carta de la ONU y al Derecho Internacional, subrayó, y Venezuela enfrenta ahora esas amenazas.

Allí se sufre una guerra no convencional, intentos de golpes de Estado, actos terroristas, sanciones económicas y otras acciones hostiles perpetradas u organizadas por Washington en su empeño de imponer la Doctrina Monroe, afirmó el canciller cubano.

En la hermana nación bolivariana se define el futuro del derecho a la soberanía de nuestros pueblos y debemos defender los principios de este movimiento, así como la proclama de América Latina y Caribe como zona de paz, exhortó.

Por ello, Rodríguez Parrilla condenó las agresiones contra Venezuela, y reiteró el firme apoyo y solidaridad de Cuba con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, con la Revolución bolivariana y chavista y con la unión cívico militar de su pueblo.

Asimismo, dijo, apoyamos las iniciativas de diálogo respetuoso y soberano como vía para solucionar la situación que se ha impuesto desde el exterior a Venezuela.

“Nos oponemos a cualquier intento de deslegitimar la representación de Venezuela ante la ONU y defenderemos el derecho legítimo de su gobierno a actuar en igualdad de condiciones en relación con los demás estados miembros de la ONU”.

El jefe de la diplomacia cubana también rechazó las sanciones y los intentos de deslegitimar a la hermana República de Nicaragua, un país de paz donde se consiguen notables avances sociales, económicos, y de seguridad ciudadana en favor del pueblo, bajo la guía del presidente Daniel Ortega.

Además, recalcó su apoyo y solidaridad con la revolución en Bolivia, liderada por Evo Morales, que ha colocado a ese país en la vanguardia de la lucha por el desarrollo sostenible, la justicia social y la reivindicación de las culturas originarias.

“Ratificamos la solidaridad con el pueblo de Puerto Rico, que no ha podido alcanzar su merecida independencia”.

Igualmente, el canciller expresó la solidaridad de Cuba con Bahamas, nación caribeña afectada por el huracán Dorian, y manifestó la disposición de su país a cooperar en la recuperación de ese archipiélago.

Frente a estos y otros problemas, reafirmó, urge que el MNOAL siga unido en defensa de los principios fundacionales del movimiento, para salvaguardar la paz y la seguridad internacionales y promover el desarrollo sostenible de nuestros pueblos.

Cuba Debate


Maduro: Reunión de Trump y el Grupo de Lima fue una vergüenza

El presidente Nicolás Maduro, aseguró este jueves que el presidente de EEUU, Donald Trump y el Grupo de Lima realizaron una “reunión vergonzosa”, en Nueva York, en el marco de la 74° reunión de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Trump hizo esa reunión para buscar como atacar a Venezuela. No sacaron nada, ni bueno ni malo de la reunión, tenían asco y venguenza, en la cara se les veía”, agregó.

Informó que mientras se realizaba esa reunión, su gobierno estaba reunido trabajando, “yo estaba reunido con el presidente Vladimir Putin durante dos horas, Diosdado en Irán y Arreaza en la ONU, trabajando por el bienestar del pueblo”, aclaro.

“Más allá de las conspiraciones, de los shows, la clave para nuestro país es el trabajo diario, es lo que mantiene a Venezuela brillando ante el mundo. El nombre de Venezuela está en lo más alto de la valoración de los pueblos del mundo”, ratificó

Expresó que si se reactivara la iniciativa de diálogo de Oslo, su gobierno está preparados para asumirla de inmediato. “Todas las puertas están abiertas para el diálogo político”, dijo el jefe de Estado.

Últimas Noticias


Arreaza: EEUU busca “suplantar el papel” del Consejo de Seguridad de la ONU con el TIAR

El canciller de la República, Jorge Arreaza, denunció ante los países que integran el Movimiento de Países no Alineados (Mnoal) que Estados Unidos (EEUU) pretende “suplantar el papel del Consejo de Seguridad (de la ONU) en materia del mantenimiento de la paz y seguridad internacional”, a través de la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

En dicha reunión, el diplomático venezolano explicó que no se puede permitir la “instrumentalización” de la ONU “como un arma de intervención en los asuntos internos de Venezuela”.

“No se puede permitir la imposición de sistemas particulares sobre cualquier Estado (…). La tolerancia debe ser el valor central en las relaciones internacionales”, señaló Arreaza.

Asimismo, el político agradeció “las muestras de solidaridad recibidas frente a las agresiones imperiales”.

Tal es el caso de la ministra de exteriores de Namibia, Netumbo Nandi-Ndaitwah, quien se manifestó en contra de “las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y Cuba”, de acuerdo a la información difundida en Twiiter por la Cancillería de Venezuela.

Por último, el canciller venezolano reiteró su denuncia al “criminal e ilegal bloqueo económico” impuesto al país por EEUU, el cual calificó como una táctica que “transgrede la soberanía de los Estados”.

“Venezuela es víctima de un criminal e ilegal bloqueo económico, sin contar la confiscación de bienes en el exterior, y las vidas humanas que se pierden por la imposibilidad de poder importar medicamentos, alimentos, insumos, repuestos”.

“Es un castigo colectivo impuesto por EEUU a más de 30 millones de venezolanos para quebrantar su voluntad y derecho a la autodeterminación”.

El Universal


EEUU sanciona a Raúl Castro por “violaciones de derechos” y por respaldar al régimen de Nicolás Maduro

Estados Unidos anunció este jueves sanciones contra el expresidente de Cuba y líder del Partido Comunista, Raúl Castro, por “su implicación en graves violaciones de derechos humanos”, en un intento de aumentar la presión contra La Habana por su apoyo a Nicolás Maduro.

“El Departamento designa públicamente (como sancionado) a Raúl Modesto Castro Ruz (…) debido a su implicación en graves violaciones de derechos humanos”, anunció en un comunicado el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, que se encuentra en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU.

La medida impide la entrada en Estados Unidos de Castro y todos sus hijos: Alejandro, Deborah, Nilsa y Mariela, esta última diputada del Parlamento cubano y líder del movimiento oficialista pro LGTBI, quien en el 2013 ya viajó al país norteamericano para participar en una conferencia en Filadelfia.

“Como primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro supervisa un sistema que detiene arbitrariamente a miles de cubanos y que actualmente mantiene cautivos a más de 100 presos políticos”, indicó Pompeo.

“Como primer secretario de las Fuerzas Armadas de Cuba, Castro es responsable de las acciones de Cuba para sostener al antiguo régimen de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro en Venezuela mediante la violencia, la intimidación y la represión”, agregó.

El jefe de la diplomacia estadounidense alegó que “miembros de las fuerzas de seguridad cubanas” han cooperado con los agentes “militares y de inteligencia de Maduro” para cometer “graves violaciones y abusos de derechos humanos en Venezuela, incluida la tortura”.

“Castro es cómplice del hecho de que se haya socavado la democracia en Venezuela y desatado la mayor crisis humanitaria del continente, al forzar al 15% de la población venezolana a huir del país y precipitar una escasez de alimentos y crisis de salud de una escala sin precedentes en esta región”, subrayó Pompeo.

“Estados Unidos apoya rotundamente los derechos de los pueblos cubano y venezolano. Seguiremos persiguiendo todas las herramientas diplomáticas y económicas para ayudar al pueblo venezolano a lograr la transición que merecen”, concluyó.

La sanción contra Castro, de 88 años, se anunció un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, acusara a Maduro de haber “vendido el alma de su nación a una dictadura extranjera”, la cubana, mientras la Casa Blanca pedía al mundo reforzar su presión a Cuba por su “papel directo” en la crisis venezolana.

Cuba ha insistido en que no mantiene efectivos militares y de seguridad en Venezuela, algo de lo que Washington le ha acusado reiteradamente este año.

La medida recién anunciada se apoya en la ley presupuestaria del Departamento de Estado para el año fiscal del 2019, que permite a Pompeo vetar la entrada a Estados Unidos de “funcionarios de gobiernos extranjeros” cuando tenga “información creíble de que se han implicado en corrupción significativa o violaciones graves de derechos humanos”.

El Comercio


España y USA dicen que crisis de Venezuela debe tener una solución política que pase por unas elecciones libres

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, y el secretario general de Asuntos Internacionales del Gobierno español, José Manuel Albares, coincidieron este jueves en que la crisis de Venezuela debe tener una solución política que pase por unas elecciones libres.

Abrams y Albares se reunieron en Nueva York a petición del estadounidense, según fuentes de La Moncloa, que explicaron que el representante estadounidense insiste en que hay que mantener la presión diplomática y económica para lograr el cambio político.

Y Albares, por su parte, le recordó que España rechaza completamente el uso de la fuerza y en cualquier caso actúa de forma coordinada con la UE. También le recordó las sanciones europeas que se han ido aplicando al régimen de Nicolás Maduro, según las mismas fuentes.

Ambos analizaron la situación venezolana y estudiaron qué pueden hacer los dos países de forma coordinada para ayudar a lograr que haya elecciones libres y democráticas en Venezuela y hablaron de qué otros actores pueden ayudar a ese objetivo.

El pasado lunes, los países del Grupo de Lima y Estados Unidos se declararon dispuestos a adoptar nuevas sanciones contra el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro y condenaron sus “crecientes vínculos” con “grupos armados al margen de la ley”, en otra reunión que tuvo lugar al igual que ésta en Nueva York.

El mismo día, también en esta ciudad en los márgenes de Naciones Unidas, los países europeos y latinoamericanos que forman el Grupo Internacional de Contacto para Venezuela urgieron al Gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición liderada por Juan Guaidó a volver a las negociaciones y advirtieron de que la situación del país “no permite más retrasos”.

Sumarium


Venezuela y Rusia ratifican cooperación en materia económica, tecnológica e industrial

Un nuevo esquema de cooperación estratégica en materia económica, tecnológica e industrial se estableció entre los Gobiernos de Rusia y Venezuela, producto de la visita oficial que realizara el presidente de la República, Nicolás Maduro, a territorio euroasiático.

“Hemos acordado un nuevo mapa de cooperación que pone su acento en el desarrollo económico e industrial, transferencia de tecnología y en la llegada de nuevas inversiones necesarias para el país”, afirmó el Dignatario a su llegada al Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Simón Bolívar”, ubicado en el estado La Guaira.

Detalló que durante el encuentro sostenido este miércoles con su homólogo ruso, Vladímir Putin, abordaron la posibilidad de direccionar inversiones al área minera (oro, aluminio, carbón y níquel) y de producción alimentaria en función de que Venezuela “pase a una fase de crecimiento y expansión permanente”.

El Jefe de Estado, quien calificó de “éxito absoluto y total” la visita oficial a Rusia, indicó que la administración euroasiática ratificó su compromiso en campos de cooperación técnica-militar, respaldando así el fortalecimiento de la capacidad de defensa de la soberanía y la paz de Venezuela.

Apoyo al diálogo

En materia política, Putin celebró la instalación de una Mesa de Diálogo Nacional entre el Gobierno y sectores de la oposición, así como la firma de acuerdos parciales en búsqueda de la estabilidad nacional.

Destacó que la reincorporación de diputados del Bloque de la Patria a la Asamblea Nacional (AN) en desacato se convirtió en “noticia mundial” al ser objeto de la cobertura de la prensa internacional.

“Es un paso positivo. Los diputados llegaron a la Asamblea Nacional con una actitud de diálogo, de amplitud, de reinstitucionalización del Parlamento”, apuntó.

El Mandatario enfatizó que ratificó su disposición a retomar las conversaciones con la ultraderecha, bajo el auspicio del Reino de Noruega.

“Si se reactivara la iniciativa de diálogo de Oslo, estamos preparados para asumirla de inmediato. Todas las puertas están abiertas para el diálogo político”, puntualizó.

Subrayó que las relaciones entre Venezuela y Rusia están establecidas sobre la base de una profunda confianza política, amistad, comunicación y entendimiento sobre temas de interés binacional.

“Hemos revisado la agenda para los años que están por venir. Me siento muy feliz luego de este periplo que hacemos por los venezolanos, por las alianzas internacionales y por la construcción de un mundo pluripolar y multicéntrico”, sentenció.

Alba Ciudad

Más notas sobre el tema