El canciller mexicano se reúne con Mike Pompeo para revisar el pacto migratorio

72

Este lunes el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, viaja a Washington para mañana sostener un encuentro con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo y el vice presidente Mike Pence, para revisar los avances del pacto para disminuir los flujos migratorios hacia el país vecino.

Está visita de Ebrard es en reciprocidad a la que hizo Pompeo el 21 de julio pasado al cumplirse 45 días del acuerdo, firmado el 7 de junio pasado, por el que México endureció su política migratoria a cambio de evitar la imposición de aranceles a las exportaciones hacia la Unión Americana.

El viernes, el canciller anunció en la conferencia diaria del Presidente de la República, que se disminuyó en 56% el tránsito de migrantes, de mayo a agosto, principalmente de Centroamérica, con destino a la frontera común con Estados Unidos.

En la conferencia del viernes, el canciller destacó que una de las órdenes del Presidente fue el despliegue de la Guardia Nacional en ambas fronteras de México, con un total de 25 mil 451 elementos, el cual calificó de “exitoso”.

Asimismo, Ebrard descartó que el próximo martes el Gobierno de EU retome la amenaza arancelaria e indicó que también abordará con autoridades estadounidenses su participación en la lucha contra terroristas que tienen como blanco a la comunidad mexicoamericana o mexicanos en Estados Unidos.

Además, buscará que se ratifique por el Senado americano la Convención Interamericana sobre el Tráfico Ilegal de Armas y Explosivos, la cual ya fue firmada por el gobierno estadounidense.

El canciller también adelantó que la lucha contra el supremacismo blanco y la iniciativa mexicana de atender la migración en Centroamérica serán las tesis que se plantearán en la Asamblea General de la ONU.

24 Horas


Al menos 35 mil solicitantes de asilo son bloqueados en fronteras de México: Michelle Bachelet

Al menos 35 mil solicitantes de asilo fueron bloqueados en zonas fronterizas de México en lo que va de año, y aumentaron las detenciones y deportaciones de migrantes tanto en ese país como en Guatemala y Honduras, denunció hoy la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“Las políticas actualmente en marcha en Estados Unidos, México y varios países centroamericanos ponen a muchos migrantes en peligro de sufrir violaciones de derechos humanos y abusos“, afirmó la Alta Comisionada en la apertura de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, que se celebrará durante tres semanas.

Bachelet subrayó que estas políticas podrían violar los derechos de colectivos vulnerables como los menores de edad, en un momento en el que “niños migrantes continúan siendo recluidos en centros de detención de Estados Unidos y México”, al tiempo que Washington considera cambios legales para permitir que estas detenciones sean permanentes.

“En Estados Unidos, una nación construida a base de recibir migrantes, recientes medidas han reducido su protección, lo que me preocupa profundamente, especialmente la continuada separación de niños migrantes de sus padres”, criticó la ex Presidenta chilena.

Bachelet también aseguró que el endurecimiento de las políticas migratorias en la región no detendrá el movimiento de familias que huyen de problemas causados por la inseguridad, la corrupción o las consecuencias del cambio climático, sino que abocará a muchos a emprender rutas más peligrosas.

En ellas “podrían exponerse a la violencia física y sexual” y caer en manos de redes de tráfico de personas, advirtió la alta comisionada.

México alcanzó en junio un acuerdo con Estados Unidos para endurecer su política migratoria -que incluyó el despliegue de militares en las fronteras- con el fin de evitar una probable guerra comercial con la Administración del Presidente estadounidense, Donald Trump.

Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM), este año ha habido una reducción del 56 por ciento en el flujo migratorio, y se deportaron en lo que va de 2019 más de 100 mil indocumentados, más de la mitad de ellos en los tres meses transcurridos desde el acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos.

Sin Embargo

Más notas sobre el tema