El Salvador | Joshi Leban, activista feminista y defensora de DDHH: “Hay una campaña en contra de Evelyn y en contra de la lucha por la despenalización del aborto”

Entrevista a Joshi Leban, activista feminista y defensora de DDHH

Por Carla Perelló, redacción de NODAL

La escena se repite una y otra vez en El Salvador: una mujer, en la mayoría de las ocasiones pobre y víctima de violencia sexual, sufre una emergencia obstétrica y el feto muere. A continuación, la mujer está presa acusada de homicidio o en el hospital, donde la atienden con esposas en las muñecas, custodiada por efectivos policiales. Evelyn Hernández, de 21 años, es una de las tantas mujeres criminalizada en el país centroamericano que prohíbe el aborto en todas sus formas y ante cualquier situación. A menos de un mes de haber sido absuelta por la Justicia, la Fiscalía General apeló el fallo para que sea observado por un Tribunal Superior: “No hay elementos para considerarla víctima de ningún hecho, al contrario, la única víctima es su hijo”, comunicó a través de su cuenta de Twitter. En entrevista con NODAL, Joshi Leban, activista feminista y defensora de derechos humanos, cuenta el contexto en el que se da esta situación y los pasos a seguir.

Evelyn Hernández sufrió un parto extrahospitalario el 7 de abril 2016, tras ser detenida y acusada por la Fiscalía General por “homicidio agravado”, fue condenada a 30 años de prisión en julio de 2017. Luego de varias intervenciones judiciales y un juicio fallido por falta de pruebas, en febrero de este año se le otorgó la libertad provisional por haber sobrepasado el tiempo de 24 meses, lo máximo que una persona puede permanecer en prisión sin un fallo firme. Las organizaciones de mujeres y feministas organizadas en el país y a nivel internacional le dieron amplia repercusión cuando, finalmente, fue absuelta el 19 de agosto pasado.

¿Por qué suponen que se da esta apelación contra Evelyn Hernández?

Esta apelación se da en un contexto de clara respuesta del titular de la Fiscalía, Raúl Melara, hacia los grupos conservadores que están vinculados al partido de derecha ARENA. Él estuvo vinculado a este partido y se cuestionó su elección justamente por eso y, justo, también, son los principales opositores a la demanda por el derecho al aborto. Atando cabos, no es casualidad que esto se dé luego de que el caso de Evelyn haya dado la vuelta al mundo. Generó molestias en estos grupos y al tener a uno de los suyos en una institución tan importante como la Fiscalía, al final de cuentas, empiezan a hacer presión para que tenga una postura como la que está teniendo en este momento. Aquí no sólo se trata de la apelación, que es un recurso legal al que tienen acceso las instituciones y la defensa también si la resolución hubiera sido negativa para Evelyn. Es un recurso válido. Sin embargo, aquí hay una clara campaña en contra de Evelyn y en contra de la lucha por la despenalización del aborto en El Salvador. Están utilizando recursos del Estado para hacer campaña a favor de estos grupos. Por ejemplo, han sacado videos del titular y de personas colaboradoras de la Fiscalía pronunciándose en contra y diciendo que lo que están buscando es justicia para el bebé de Evelyn. De hecho, ese es el hashtag de la campaña que han instalado en las redes sociales. Al final de cuentas, vienen a revictimizarla teniendo en cuenta todo lo que ya pasó, estuvo tres años en prisión y el hecho de volver a reinsertarse y retomar su vida no le es posible porque la Fiscalía sigue empeñada en condenarla.

¿En qué contexto se da esta decisión por parte de la Fiscalía? ¿Cuál es la situación de mujeres, lesbianas, travestis y trans en la actualidad de El Salvador?

Creo que la situación de las mujeres y de las personas de la diversidad sexual es compleja. Nos enfrentamos a un sistema machista, patriarcal, que, en lugar de respaldar, defender, acompañar a las mujeres víctimas de violencia, al contrario, nos encontramos con una institución que más bien persigue y criminaliza la pobreza y a las mujeres. Hay en ese momento 16 mujeres presas por emergencias obstétricas, que llevan detenidas entre tres y diez años, algunas víctimas de violencia sexual. Respecto a las personas de la diversidad, lesbianas, travestis y trans, realmente es un contexto complejo en donde ni siquiera un derecho tan básico y fundamental como la identidad les es reconocido. Además, en este momento a nivel estatal ha habido un debilitamiento de las instituciones que estaban designadas a tener un acercamiento con la población LGBTI+: quitaron los dos espacios que había de diálogo, los pasaron al Ministerio de Cultura y hasta la fecha no se tiene claridad sobre cuál va a ser la línea o la estrategia de trabajo con la sociedad civil y con la población LGBTI+ de parte del Ejecutivo. La Procuraduría de Derechos Humanos también ha cerrado, como muchos espacios, el diálogo con la población LGBT+.

¿Cuáles serán los pasos de ahora en adelante en el caso de Evelyn?

Resultado de imagen para Joshi Leban

Hay que estudiar el fallo y pensar cuáles van a ser los argumentos. Al final de cuentas lo que está pidiendo la Fiscalía es que se repita el caso y que otro juez lo aborde, entonces, si admiten la apelación, Evelyn se volvería a enfrentar a la justicia por tercera vez. Esperamos realmente que en este caso las personas encargadas de admitir o no la apelación se atengan al derecho y que consideren que ya van dos veces que ha sido vencida la Fiscalía en juzgado. La primera vez, la Corte Suprema de Justicia fue la que mandató a que se realizara el juicio otra vez porque no había elementos probatorios para condenarla. No se podía demostrar el argumento principal, que es el dolo (N de R: actuar con intención) en el caso de Evelyn, o sea que no hubo intención de matar al recién nacido. La segunda vez, ya fue en el Tribunal de Sentencia de Cojutepeque. A partir del buen trabajo, toda la presión y todo el trabajo de incidencia que se hizo en El Salvador y a nivel internacional, la defensa a logró un resultado positivo al punto de obtener la absolución. Ahora, esperamos que se apegue al derecho y se haga justicia, que ya dejen a Evelyn tranquila para que pueda continuar con su proyecto de vida, con sus planes, con sus sueños y dejen ya de perseguirla. No hay razones para seguirlo haciendo más que recordar y cobrar los favores de estos grupos de poder, que están empeñados en hacerle más daño del que ya le han hecho. Más bien, el Estado y estas instituciones deberían reparar y resarcir los tres años que Evelyn estuvo injustamente encarcelada.


VOLVER