Elecciones en Bolivia: activistas opositores atacan y queman locales del MAS

Jornada de violencia en Santa Cruz deja heridos y destrozos en casas de campaña del MAS

Una jornada de violencia vivió Santa Cruz. Un numeroso grupo de activistas del denominado 21F atacó y tomó con violencia tres casas de campaña del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), una de ellas la quemaron y dejaron heridos y destrozos. Los movilizados, posteriormente se enfrentaron con palos y piedras a la Policía. Hay varios detenidos.

Se concentraron inicialmente en una plaza del centro cruceño y luego iniciaron una marcha, aparentemente pacífica. A su paso encontraron la casa de campaña del oficialismo y de forma sorpresiva la atacaron en medio de insultos y violencia, sin importar que en su interior habían varias personas, según relató el candidato Rolando Borda.

Imágenes de video que circularon en redes sociales mostraban a varios de la turba con los rostros cubiertos. Varios llevaban banderas cruceñas y del 21F, en referencia al referéndum del 21 de febrero de 2016 que rechazó la repostulación, y pateaban las puertas en medio de la resistencia de un grupo de uniformados con gases lacrimógenos.

No fue suficiente la fuerza policial y la turba logró entrar. “Rompieron puertas, ventanas, se llevaron todo el material que había, se llevaron computadoras, saquearon la casa”, relató la candidata a senadora del MAS María Renée Liévana, quien dijo que estaba cerca del lugar de la violencia y que el vehículo en el que viajaba fue atacado y le rompieron el parabrisas.

También dijo que unos seis heridos de diversa gravedad fueron trasladados a centros de salud. “Venía una turba de jóvenes envalentonados con bate, garrotes…preguntaron a los jóvenes que estaban ahí (en la casa de campaña)…y les dijeron váyanse collas (personas del occidente) de mier…, váyanse de aquí, Santa Cruz se respeta”, sostuvo.

Después de los destrozos, se fueron hacia una rotonda cercana y hasta horas de la noche mantuvieron un enfrentamiento con piedras y palos con la Policía. Diferentes medios de comunicación mostraron las imágenes de los hechos de violencia en el denominado Cristo Redentor.

Una mujer embarazada resultó herida, mientras un niño tiene un Traumatismo Encéfalo Craneal (TEC). Hay seis policías con la cabeza rota, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien en una entrevista con el canal estatal reportó que pasadas las 22.30 persistían los hechos de violencia y que fueron dañadas unas tres casas de campaña del MAS.

La oficina de la Dirección Urbana del MAS y las casas de campaña de Borda y de Liévana fueron atacadas. La oficina de la Dirección Urbana fue quemada.

“La gente cobarde, los que respiran odio, los racistas, los maleantes de siempre, es lamentable que vayan a agredir a compañeros que solo están difundiendo sus ideas”, cuestionó el ministro más temprano.

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, llamó a la calma a los movilizados y señaló que debe aplicarse la ley si se identifica acciones fuera de las normas.

No hay un dato oficial sobre el número de detenidos, sin embargo imágenes de televisión mostraban la aprehensión de varios que formaban parte de los grupos de choque. La red Uno informó que cerca las 22.50 retornó la tranquilidad a la rotonda Cristo Redentor, aunque se mantenía un fuerte resguardo policial.

La Razón


Romero: Dirigentes cívicos decidieron conspirar contra la democracia

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, advirtió el jueves por la noche que “políticos disfrazados de cívicos” decidieron conspirar contra la democracia para impedir que los bolivianos acudan a las urnas con convocatorias a un paro indefinido y organizando grupos “vandálicos” para que ataquen a la gente y buscan generar confrontación.

“Estos políticos de derecha radical que se disfrazan de dirigentes cívicos han lanzado una serie de mensajes en sentido de que hay que movilizarse desde el 10 de octubre. El paro indefinido es una suerte de conspiración contra la democracia y no es otra cosa, digamos las cosas por su nombre hay una estratagema de un grupo de fascistas disfrazados de dirigentes cívicos que han decidido conspirar contra la democracia, en esta conspiración contra la democracia tienen la esperanza de impedir que el pueblo boliviano sufrague”, aseguró al canal estatal Bolivia Tv.

Romero remarcó que se trata de una minoría “repudiada y fracasada” por la historia, que se aplazó en el pasado y con una impostura, organiza grupos violentos como ya lo hicieron en febrero pasado cuando quemaron instituciones públicas.

“Contratan mercenarios, los organizan, les reparten palos, bates, van a romper cabezas de gente humilde, gente que está haciendo campaña por sus ideas están repartiendo sus propuestas programáticas, la agreden, atacan las oficinas de campaña del Movimiento Al Socialismo, las quemas, como ladrones se llevan las computadoras, atacan a mujeres embarazadas, un niño tiene un trauma encéfalo craneano, estaba recibiendo atención médica gratuita”, enfatizó.

Reveló que esos agresores se visten con camisas negras al estilo de “Mussolini” tipo fascista y promueven la violencia, atentando contra la vida de las personas que no comparten sus ideas y lo peor, subrayó, “con un plan de provocar un muerto para echarle la culpa al MAS y al presidente Evo Morales”.

El titular de Gobierno informó que hacia las 22:45 las agresiones y actos vandálicos continuaban con agresiones a policías, y con quemas a la casa de la Dirección Urbana del MAS que está ubicada en la avenida Paraguay y por tercera vez fueron a agredir la casa de campaña de la candidata a senadora María Renée Liévana.

Finalmente, Romero advirtió que se hará una investigación “minuciosa” para establecer responsabilidades y sancionar con todo el peso de la ley a quienes incurrieron en esos delitos.

ABI