Entrevista a Jorge Calzoni, rector de la UNDAV: “Argentina requiere políticas públicas que continúen en el tiempo”

Entrevista a Jorge Calzoni, rector de la Universidad Nacional de Avellaneda

Por Luca Guillen, de la redacción NODAL

Jorge Calzoni se recibió como Ingeniero Civil e Ingeniero en Construcciones en la Universidad Tecnológica Nacional de Argentina, la misma que fue creada por el presidente Juan Domingo Perón bajo el nombre de universidad obrera. Luego estudio para ser Magister en Gestión de la Educación Superior y se dedicó a la docencia. En el año 2010 fue creada por decreto la Universidad Nacional de Avellaneda, ciudad vecina de la Capital Federal, y Calzoni fue nombrado como rector organizador. En su noveno año la comunidad universitaria – conformada por, graduados, estudiantes, docentes y nodocentes- eligió de forma unánime que Calzoni continúe siendo el rector de la casa de altos estudios. En conversación con NODAL expuso los principales desafíos de las universidades para sobreponerse al gobierno de Mauricio Macri y la posibilidad de revertir la relación entre el Estado nacional y las universidades.

¿Cuál es la importancia de las elecciones nacionales de octubre para el conjunto del sistema universitario argentino?

Es fundamental para la importancia conjunto del sistema universitario argentino.En estos cuatro años hubo un deterioro de absolutamente todos los programas que estaban vigentes para el acceso, permanencia y egreso a la universidad. Además hubo un deterioro en los programas académicos, de extensión universitaria y de investigación. También se afectó al ministerio de Ciencia y Tecnología, con lo cual se abren expectativas de un nuevo rumbo, con una nueva dirección de las políticas públicas que vuelvan a poner a la universidad en un lugar preponderante para el desarrollo del país, y no en un lugar de tanta desconfianza como lo ha tenido el actual gobierno con absolutamente todas nuestras universidades.

¿En qué etapa de desarrollo considera que se encuentra la universidad que conduce, cuáles diría que son los puntos fuertes de la misma y cómo es su vínculo con el entorno comunitario?

La universidad se encuentra pasada la etapa de organización y de normalización. Donde no alcanzabamos la madurez necesaria. Ahora pasamos esa primera etapa y estamos en una de maduración. Hemos crecido mucho, y las dificultades también nos han obligado a madurar, a poder enfrentar este tipo de gobiernos neoliberales que claramente piensan que las universidades son parte de algo molesto y no de algo que los pueda ayudar al desarrollo del país. Esto también nos obligó a madurar. Creo que en la etapa que viene vamos a poder asentarnos en un desarrollo y volver a crecer en una curva ascendente como la que tuvimos, por lo menos, hasta el 2015. En esta etapa que se avecina vamos a poder salir de esta meseta en la que estamos hoy empantanados.

¿Qué cambios hubo en la política universitaria con el gobierno de Mauricio Macri que asumió en 2015?

En primer lugar  las universidades publicas dejaron de ser las consultoras privilegiadas del Estado, y se privilegiaron las consultoras externas, multinacionales y privadas. El segundo cambio fue la política de Ciencia y Tecnología que supuestamente se iba a mantener. Lo único que se mantuvo fue el ministro pero todo lo demás fue decayendo, lamentablemente. Si vemos en términos absolutos el presupuesto tuvo una disminución, al igual que los programas “Conectar Igualdad” y las “Becas Progresar” que generaban oportunidades para los estudiantes. Cuando la Argentina tiene una desigualdad tan grande porque uno de cada dos chicos es pobre, tratar de instalar una meritocracia con determinados programas es imposible. Entonces, como podemos esperar que esos chicos que vienen con desnutrición, falta de hábitat, y tantas dificultades, tengan las mismas oportunidades que el resto. Fundamentalmente se  deterioró la necesidad de ver a la educación como un derecho y no como un privilegio. Con Macri retomamos ese concepto viejo del privilegio que pensamos que estaba perimido, que volvió de la mano de la meritocracia y que, lamentablemente, una parte de la sociedad acompañó. Y creo que hoy la sociedad se despertó a partir de la última elección. Y ojalá que así como tuvimos un Nunca Más a todos los crímenes de lesa humanidad y floreció un esquema de derechos humanos que es un ejemplo para toda la región, ojalá nunca más tengamos políticas neoliberales porque no es solamente Macri, sino todo lo que representa en esas políticas que son totalmente nocivas para nuestro país. Y en ese marco, considero que teniendo matices y diferencias, hay que tener en claro que la Argentina requiere políticas públicas de Estado que se continúen en el tiempo, y que no se interrumpan.


VOLVER