Escándalo por las fotos de Guaidó con el grupo narcoparamilitar colombiano Los Rastrojos

809

Confirman que banda de narcotraficantes Los Rastrojos ayudó a Juan Guaidó a cruzar a Colombia el día del «Venezuela Aid Live»

Fotos reveladas este jueves del diputado opositor Juan Guaidó junto a integrantes del grupo paramilitar Los Rastrojos, de Colombia, comprobarían sus vínculos con esta organización criminal. Las imágenes fueron mostradas por el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, durante su programa de televisión «Con el Mazo Dando» este miércoles en la noche, y fueron confirmadas por la Policía de Cúcuta y por medios de Colombia como El Espectador.

«Se trata de Alberto Lobo Quintero, alias Brother, cabecilla financiero de Los Rastrojos. Ese mismo día fue fotografiado con el paramilitar alias Nandito, y con Jhon Jairo Durán Contreras, alias Menor, número dos de Los Rastrojos”, explicó Cabello al tiempo que mostró las imágenes.

De esta manera, Cabello indicó que existe evidencia de que Juan Guaidó recibió ayuda del grupo paramilitar colombiano para trasladarse por la frontera colombo-venezolana, en medio del concierto del 23 de febrero que pretendía introducir a la fuerza unos camiones con supuesta ayuda humanitaria hacia Venezuela.

Los Rastrojos son un grupo paramilitar colombiano relacionado a decenas de actividades delictivas en la frontera con Venezuela, que incluyen secuestros, narcotráfico y contrabando de gasolina en el estado Táchira.

Por su parte, diarios colombianos como El Espectador también se hicieron eco de las imágenes este jueves, y confirmaron que las personas con quienes aparece Guaidó son, en efecto, miembros de dicha organización paramilitar. Caracol, en una reacción tardía, calificó las fotos de «polémicas».

«La Policía de Cúcuta confirmó que los hombres que aparecen en las imágenes, aparentemente tomadas en una trocha, son líderes de Los Rastrojos», señaló El Espectador, citando al director de la Fundación Progresar, Wilfredo Cañizares, quien indicó que los paramilitares colombianos montaron una operación candado desde Guaramito a Agua Clara, por Puerto Santander.

Llama la atención, sin embargo, los calificativos suaves que usó la prensa colombiana para con estas fotos. «RCN Radio dice que son ‘polémicas’, El Espectador las califica de ‘incómodas’. El Tiempo, Caracol, Semana, no dicen nada…», escribió el periodista Antonio Morales Riveira en su cuenta @ElCafePicante. Cabe preguntarse cuál sería la reacción de la prensa internacional si algún miembro importante del gobierno venezolano se fotografiara con narcotraficantes.

Sobre el caso Guaidó, señala El Espectador:

«El 22 de febrero de este año fue el concierto Live Venezuela en la frontera colombo-venezolana en rechazo al gobierno de Nicolás Maduro y para concienciar al mundo sobre los sufrimientos del vecino país. Con artistas de la talla de Carlos Vives, Juanes, Miguel Bosé, entre otros, el evento fue apoteósico. La sorpresa de la jornada fue la llegada del autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a Cúcuta».

«No estaba claro cómo había pasado la frontera y llegado hasta el lugar del concierto. Tras el cierre fronterizo decretado por el presidente Nicolás Maduro, eran pocas las posibilidades de paso. Además, el gobierno venezolano le había prohibido la salida del país en días pasados. Por ello, se presumía que el gobierno colombiano le había ayudado para pasar por las trochas que días tras días usan los venezolanos de a pie para llegar a Colombia».

«Pero Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar en Norte de Santander, duda de esta versión. El investigador aseguró a través de su cuenta de Twitter que la entrada de Guaidó a Cúcuta habría sido coordinada en Puerto Santander con miembros de Los Rastrojos, grupo narcoparamilitar colombiano. Según Cañizares, habitantes de la frontera denunciaron que los delincuentes les obligaron a encerrase en sus casas hasta que el jefe del Parlamento venezolano fuese recogido por funcionarios de la alcaldía de Cúcuta».

El defensor de derechos humanos en el lado colombiano de la zona fronteriza con Venezuela afirmó tener los relatos de la comunidad sobre cómo paramilitares de los Rastrojos los obligaron a encerrarse durante 24 horas, hasta que Guaidó fue escoltado por funcionarios públicos de la Gobernación de Norte de Santander y de la Alcadía de Cúcuta, Colombia, hasta el puente Simón Bolívar en la frontera.

Según El Espectador, en las fotos Juan Guaidó aparece en compañía de dos líderes de los Rastrojos, con la misma ropa con la que quedó registrado su ingreso a Colombia. El Espectador contactó a Edward Rodríguez, asesor de Guaidó, quien dijo que esperarían a que el opositor tenga contacto con la prensa.

De hecho, El Espectador también publicó fotos de Guaidó con el concejal de Cúcuta Juan Felipe Corzo, tomadas el día del ingreso del autoproclamado a Colombia. Puede notarse que tiene la misma ropa que en las fotos con los miembros de Los Rastrojos. Corzo, sin embargo, afirma que la entrada de Guaidó fue «limpia».

La periodista de Telesur, Madeleine García, también publicó un video de Guaidó cruzando ese día a Colombia, en la cual nuevamente se ve la indumentaria que usaba.

El Espectador confirmó con «autoridades de Cúcuta» que las dos personas en las fotos con Guaidó sí serían los líderes de la organización narcoparamilitar que delinque en Norte de Santander y en Boca de Grita, Venezuela. También confirmó que Albeiro Lobo Quintero, alias Brother, y John Jairo Durán, alias El Menor, están en poder de las autoridades desde hace varios meses. Ambos se entregaron a la Policía debido a la persecución realizada en su contra por el antiguo líder de Los Rastrojos, Wilfredo de Jesús Torres Gómez, alias Necoclí.

«Este último, que fue capturado en Valencia, Venezuela, le habría declarado la guerra a El Menor y al Brother debido a que supuestamente incumplieron un pacto que tenían de respetarle la jefatura mientras estaba recluido en el vecino país», señala El Espectador.

Alba Ciudad


Los Rastrojos facilitaron el ingreso de Guaidó a Cúcuta: Fundación Progresar

En entrevista con Meridiano BLU, Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar, dijo que el día en que Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, en el mes de febrero, visitó la zona de frontera la banda criminal Los Rastrojos decretó un toque de queda en la zona para garantizar la seguridad al líder de la oposición venezolana.

“Decretaron un toque de queda, en donde las familias, a lo largo de la ruta, en donde ingresó el señor Guaidó no podía salir ni la puerta ni mover sus vehículos y motocicletas”, dijo.

Añadió que en la zona opera esta banda criminal desde 2012 y controlan el territorio de lado y lado de la frontera.

“Ellos impusieron ese toque de queda y fueron los que facilitaron el ingreso del señor Guaidó a Cúcuta”, manifestó.

Dijo que prueba de ello son las fotografías, que el mismo Diosdado Cabello usó para acusar al líder opositor de tener nexos con la banda criminal.

Añadió que habitantes de la zona pueden dar testimonio de sus denuncias y de las fotos en las que, aparentemente, aparece Guaidó con alias ‘El Menor’ y ‘El Brother’, los dos detenidos en Colombia.

Cabello, presidente de la chavista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, mostró este miércoles unas fotografías del opositor con el que, dijo, es el “número dos” de Los Rastrojos.

Blu Radio


“Uno no va pidiéndole antecedentes a los que piden una foto”: embajador de Guaidó en Colombia

El embajador de Venezuela en Colombia de Juan Guaidó, Humberto Calderón Berti, se refirió a las fotos publicadas ayer en las que se ve al presidente de la Asamblea Nacional venezolana junto con dos líderes de los Rastrojos: alias El Brother y el Menor. Aseguró que fue “una cuestión espontánea, que surgió ahí, que iban pasando y estos señores querían una foto”.

Luego de que se revelaran las fotos de Juan Guaidó en las que aparece en compañía de dos líderes de los Rastrojos, al momento de su llegada a Colombia el pasado 22 de febrero, pocos salieron a explicar lo ocurrido. De hecho, hasta el momento Guaidó no ha hecho ninguna declaración pública sobre el tema. Sin embargo, hace unas horas su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti, restó importancia al hecho y aseguró: “Esa foto se la pudo tomar con cualquiera, como se las toma uno a cada rato”.

Luego, afirmó que “es normal que la gente se quiera tomar fotos, uno no va por la calle pidiéndole las cédulas y antecedentes a las personas que piden una foto”.

Según el funcionario fue “una cuestión espontánea, que surgió ahí, que iban pasando y estos señores querían una foto”. Del mismo modo dijo que “esta mañana tuve una conferencia en una universidad y creo haberme tomado 40 fotos con personas distintas”.

“Para nadie es un secreto que en las zonas fronterizas el ELN tiene control y presencia activa y la comunidad internacional no se ha dado cuenta de la gravedad”, remató Berti.

Otro de los que se pronunció fue Carlos Vecchio, embajador de Guaidó ante Estados Unidos. En entrevista con W Radio dijo que las informaciones sobre una supuesta colaboración del líder del Parlamento venezolano con el grupo narcoparamilitar colombiano son “falsas”.

“Yo tuve la oportunidad de ver al presidente Guaido en Colombia cuando se celebró la cumbre de Lima y nada de eso me lo mencionó. Más bien me dijo que fue muy riesgoso (el paso a Colombia) y que no fue fácil cruzar la frontera. Primera vez que yo escucho esto, de lo que conversamos sobre su salida en ningún momento me dijo que tuviera ayuda ese grupos irregulares, entonces no creo que esa versión sea ajustada con la realidad”, dijo Vechio.

“No existe ninguna vinculación del gobierno interino de Juan Guaidó con ningún grupo paramilitar, guerrillero. Cero, cero. Nosotros hemos dado muestras claras de la posición firme que hemos tenido contra la presencia de grupos armados ilegales en Venezuela”, agregó el líder opositor.

Juan Felipe Corzo, concejal de Cúcuta, acompañó el operativo de ingreso de Juan Guaidó a Colombia y dijo a El Espectador que las informaciones de una supuesta alianza entre el jefe del Parlamento venezolano y el grupo narcoparamilitar “no tienen fundamento”.

“Yo tengo conocimiento de que Guaidó venía desde Caracas en una camioneta Toyota azul con su esposa, Fabiana Rosales y el chofer. En la población de Guaramito lo recibimos Roberto Marrero y yo, como representante del Concejo. En ningún momento notamos personas extrañas. Fue una operación en la que participaron pocas personas”, aseguró Corzo a este diario.

El Espectador


¿Quiénes son Los Rastrojos?

En la década de los 90, Colombia vivió una guerra entre carteles. En el Valle del Cauca se sintieron las consecuencias de la ambición de dos hombres: Wilber Varela y Diego León Montoya.

Durante el año 2000, el narcotraficante Varela (alias Jabón) se lanzó a una cruenta lucha por el control del Cañón de las Garrapatas y la zona de influencia del Norte del Valle del Cauca contra su antiguo socio, Don Diego.

Para defenderse uno del otro, se escudaron en grupos armados. Don Diego creó a Los Machos y Varela a los Rastrojos.

En sus inicios, los Rastrojos no pasaban de ser un pequeño de grupo. Sin embargo, una década más tarde se consolidaron como el cartel de la droga más grande de Colombia.

Para la conformación de este grupo, Varela designó a Diego Pérez Henao, alias Diego Rastrojo. En un principio, su zona de influencia fue el Norte del Valle, Nariño, Putumayo, Cauca, zona sur de Colombia hacia el límite del Pacífico en donde el cartel del Norte desarrollaba toda la actividad de producción y exportación de droga.

Los Machos y los Rastrojos eran de tamaño similar por lo que la guerra era proporcional. Sin embargo, con la detención de Don Diego en 2007, los Machos retrasaron el pago a cultivadores y recolectores de hoja de coca.

Esta situación fue aprovechada por su principal enemigo, los Rastrojos, quienes comenzaron a ganarle el terreno. Mientras Varela huía del país, la organización alcanzó autonomía propia. Diego Rastrojo en complicidad con Luis Enrique Calle Serna (alias Comba) decidieron terminar con la vida de su jefe el 30 de enero de 2008.

Con la muerte de Varela, Comba y Diego Rastrojo se convirtieron en los máximos jefes de la banda criminal junto a la cooperación de Daniel Barrera Barrera (alias El Loco Barrera), importante exnarcotraficante colombiano capturado en 2012.

A través de los crímenes, en tres años crecieron a tal punto de tener capacidad para traficar 180 toneladas de cocaína al año, mediante carteles mexicanos. Para finales de 2009, el grupo superó ampliamente los 1.500 hombres.

Del Norte del Valle comenzaron a extender su dominio hacia los Santanderes y Arauca. Con la captura y extradición de otros capos o las fisuras entre los grupos, lograron fortalecer su presencia en la zona norte del país.

En 2009, un oficial que lideraba el seguimiento a esa banda criminal expresó: “Los Rastrojos’ están creando la organización criminal de narcotráfico y terrorismo más grande del país y son los que en este momento están liderando los carteles a nivel nacional”.

No sólo utilizaban el Pacífico para el envió de la droga a Centro América y Estados Unidos, sino también el Urabá antioqueño para exportar a islas del Caribe y posteriormente a Estados Unidos.

En 2012 se logró la captura del Loco Barrera y Diego Rastrojo pero aún así no se desarticuló la banda.

Los Rastrojos son un grupo nacido del narcotráfico y vinculado con el paramilitarismo. Actualmente, a sus miembros se les busca por continuos delitos de extorsión, desplazamiento, tortura y asesinato.

Estos grupos son los principales responsables de los 666 líderes sociales asesinados desde 2016 hasta la fecha en Colombia.

Telesur


Las críticas por el silencio de Duque ante fotos de Guaidó con ‘Rastrojos’

El escándalo por las fotos del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en compañía de los llamados ‘Rastrojos’, ha sido foco de la polémica del día en Colombia y Venezuela.

La historia que manejan desde el oficialismo venezolano y que apunta a que Juan Guaidó se ayudó de grupos de corte paramilitar como los ‘Rastrojos’, no ha sido contrastada por nadie y simplemente el portavoz del presidente interino se ha dedicado a decir que este no sabía nada.

Así, muchos esperan que haya pronunciamiento oficial sobre varias cosas: primero, porqué estos hombres estaban libres y en uno de los eventos más importantes del año, custodiado hasta los dientes por militares.

Lo segundo que muchos se preguntan es cómo Guaidó ingresó al país, pues es algo que no se ha esclarecido y de lo que no se tiene idea. Tercero, por qué Guaidó se tomó fotos con hombres visiblemente armados.

Pero una de las preguntas que más se repiten entre los colombianos es por qué el presidente Iván Duque, uno de los principales apoyos de Guaidó y uno de sus amigos personales, no se ha pronunciado sobre los hechos.

Y es que quien comanda el programa “el que la hace, la paga”, no ha dicho ni una sola palabra sobre las fotos del presidente que ayudó a proclamar con dos criminales que han sido el terror de los campos en zona fronteriza.

Publimetro

Más notas sobre el tema