Gobierno de México denuncia xenofobia en al menos 50 ciudades de EEUU

Ubican xenofobia en 50 ciudades de EU; México pediría extradición de tirador de Texas

Como parte de las acciones del gobierno mexicano para defender a los connacionales en el extranjero de la discriminación racial y los crímenes de odio, el canciller Marcelo Ebrard señaló que se realizó una investigación para detectar las organizaciones xenófobas en Estados Unidos, detectando su presencia en más de 50 ciudades de ese país.

“(Tenemos) un mapa sobre estas organizaciones o personas (xenófobas), hay más de 50 ciudades. Estamos en contacto con las comunidades y estamos tomando una serie de providencias para protegerlos de la mejor manera”, dijo al llegar a Palacio Nacional para escuchar el Informe de Gobierno.

Estas investigaciones se pusieron en marcha a raíz del tiroteo en El paso, Texas,  donde Patrick Crusius, un joven de 22 años disparó contra la comunidad latina que frecuenta ese centro comercial, matando a 22 personas, ocho de los cuales eran mexicanos.

El secretario de Relaciones Exteriores, explicó que, en caso de que EU no castigue a Crusius, México pediría su extradición para que sea juzgado según las leyes nacionales.

“Perfeccionamos con el gobierno de Estados Unidos para tener acceso a las investigaciones y, en caso de que no se les cargue por terrorismo a los responsables, nosotros podríamos hacer exigible la extradición”, explicó.

Halagó el hecho de que la OEA haya apoyado a México a señalar el tiroteo como acto terrorista, acción que le ayudará a crear mejores leyes.

”(El terrorismo) es un problema muy serio que ocupa el primer lugar en Estados Unidos y a nosotros. El hecho de que se haya reconocido como ataque terrorista (el tiroteo de Texas) nos da la posibilidad de que México legisle a profundidad, como ya propuso el Senado de la República, respecto a actos de terrorismo fuera de México, en contra de connacionales”, explicó.

Declaró que hasta ahora no hay reporte de que haya mexicanos afectados por el ataque armado en Dallas, Texas, el sábado.

Además, habló sobre la política migratoria que ha reforzado los filtros para la entrada de indocumentados al país. Reconoció que la estrategia que se tomó desde el 7 de junio se mantendrá después de los 90 días de plazo que impuso EU.

También anunció que viajará a Washington para seguir negociando los términos de la política migratoria con el vicepresidente Mike Pence, el 10 de septiembre, cuando finalice el periodo que el gobierno estadunidense determinó para disminuir la migración o imponer aranceles al acero mexicano,

Ebrard aseguró que ya tiene el apoyo de muchos países en la candidatura de México para el Consejo de Seguridad de la ONU.

Excelsior


EEUU reconsidera casos de indocumentados bajo tratamiento médico

La administración del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer que reabrirá y procesará algunas solicitudes de inmigrantes gravemente enfermos que pidieron aplazar su deportación mientras reciben atención médica en este país. El pasado 7 de agosto el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) comunicó de forma abrupta que eliminaba un alivio, conocido como acción diferida, que les daba prórroga contra la deportación a inmigrantes que recibían cuidado médico vital o a sus familiares.

Según informó el diario The New York Times, esa agencia, perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional, envió cartas a indocumentados que habían solicitado extender ese alivio contra la expulsión, lo cual debe hacerse cada dos años.

En esas misivas, el USCIS decía que ya no se iban a atender tales solicitudes y que las personas debían salir de Estados Unidos en un plazo de 33 días o, de otro modo, serían deportadas, una medida que generó fuertes condenas y las críticas de expertos médicos, indicó el periódico.

Sin embargo, el USCIS informó hoy en un comunicado que considera ‘apropiado’ limitar el programa, pero que los funcionarios completarán la revisión de casos que estaban pendientes hasta el 7 de agosto, lo cual fue visto como una reversión parcial.

El movimiento inesperado podría ser una solución temporal para algunos inmigrantes y sus familias que recientemente solicitaron el alivio, en momentos en los que el ejecutivo del mandatario republicano da pasos controvertidos contra la inmigración ilegal y legal.

Pero el medio consideró que, a pesar de este cambio, el comunicado parece indicar que el programa aún estará cerrado para futuros solicitantes y para aquellos que no tenían una petición de renovación pendiente el 7 de agosto.

A su vez, el Times estimó que no quedó claro si la agencia seguirá otorgando extensiones para migrantes que están en el país bajo cuidado médico ni si el programa se mantendrá una vez que se procesen los casos pendientes.

Un funcionario del USCIS contactado por el periódico le dijo que siguen revisando si continuará una versión limitada de la acción diferida, y que darán a conocer información al respecto próximamente.

La semana pasada, cerca de 130 senadores y representantes demócratas enviaron una carta al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, y al director de USCIS, Ken Cuccinelli, en protesta por la decisión de eliminar el alivio de deportación, a la que calificaron como una medida cruel e inhumana.

Quienes piden una acción diferida del USCIS se encuentran entre las personas más vulnerables.

Los niños y las familias presentan tales solicitudes debido a afecciones médicas graves como cáncer, epilepsia, parálisis cerebral, distrofia muscular y fibrosis quística, manifestaron los legisladores.

Prensa Latina


VOLVER