Inicia la Cumbre del clima de la ONU con las miradas puestas en Trump y Bolsonaro

Entre la urgencia climática y el temor a una guerra, la ONU vive su semana clave

Por Rafael Mathus Ruiz

Habrá llamados urgentes a apuntalar la lucha contra los efectos del calentamiento global, revestidas de crudas advertencias de los científicos ante un tiempo cada vez más escaso para evitar un mayor deterioro del planeta. Pero una de las cumbres más cruciales de los últimos tiempos sobre el cambio climático, que abrirá la semana más importante del año en las Naciones Unidas, chocará con la indiferencia de líderes como Donald Trump o Jair Bolsonaro, y el creciente temor a una nueva guerra en Medio Oriente que tenga otra vez al petróleo como protagonista.

Líderes del mundo se reunirán en Nueva York para la 74a Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), un encuentro que contará con algunos debutantes que sacudieron la política de sus países -Bolsonaro, en Brasil, y Boris Johnson, en Gran Bretaña- y ausencias notables, como las de los mandatarios de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; Israel, Benjamin Netanyahu, y Venezuela, Nicolás Maduro, al que unos 50 gobiernos, entre ellos, el de Mauricio Macri, consideran un dictador.

El debate general de los líderes, que comenzará mañana, ocurrirá luego de las masivas protestas de millones de personas en todo el mundo de los últimos días, apuntaladas por los jóvenes, que buscaron acelerar el vértigo en la lucha contra el cambio climático antes de la Cumbre de Acción Climática, que se realizará hoy.

“Estamos perdiendo la lucha contra el cambio climático”, advirtió en la antesala de la asamblea el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y dijo que espera que haya anuncios de “planes significativos” para reducir las emisiones de combustibles fósiles durante las próximas décadas para llegar a equilibrar el clima y evitar así una catástrofe mayor.

Un informe de la Organización Meteorológica Mundial junto a las principales organizaciones de ciencia climática del mundo, presentado ayer, antes de la cumbre, mostró otra ves un panorama lúgubre. El informe demuestra “la evidente y creciente brecha entre los objetivos acordados para abordar el calentamiento global y la realidad actual”, indicaron las Naciones Unidas.

La temperatura mundial promedio de 2015 a 2019 va camino a convertirse en la más alta de cualquier período de cinco años jamás registrado, indicó el trabajo, difundido en la víspera de la cumbre. Los últimos datos confirman la tendencia de los cuatro años anteriores, que fueron los más calurosos jamás registrados desde 1850, cuando comenzó a documentarse la temperatura mundial promedio.

Peor aún, los científicos aseguran que en la última década la subida del nivel de los océanos se ha acelerado a un ritmo de cuatro milímetros por año, a raíz del derretimiento de los casquetes glaciares en los polos norte y sur. Además, el trabajo remarca que las industrias del carbón, el petróleo y el gas siguieron creciendo el año último, y las emisiones de gases que alientan el efecto invernadero también aumentaron. En 2019, serán “al menos igual de elevadas” que en 2018, prevén los científicos.

La alarma de los científicos chocará con la indiferencia de Trump, líder de la primera potencia global y uno de los principales emisores del planeta: Trump, poco afecto al multilateralismo y a las cumbres, eludirá esa cumbre para atender un encuentro propio sobre “libertad religiosa”.

Bolsonaro tendrá su debut ante la Asamblea General de la ONU. Será, según la tradición, el primer mandatario en hablar ante el mundo luego del discurso de apertura de Guterres. Bolsonaro llega con el rezago de la polémica abierta por su manejo de los últimos incendios en la Amazonia y sus cruces con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Aunque el cambio climático estará en el centro de la agenda, para Estados Unidos el foco estará puesto en las crecientes tensiones con Irán, que han dejado a ambos países al borde de una guerra que podría desestabilizar aún más a Medio Oriente y desatar un tembladeral en los mercados financieros por una escalada en el precio del petróleo.

Estados Unidos buscará apoyo internacional para reforzar su campaña de “máxima presión” contra Teherán, al que acusa de estar detrás de los ataques a dos refinerías petroleras en Arabia Saudita. El secretario de Estado Mike Pompeo dijo que quieren agotar las instancias diplomáticas y evitar una guerra.

“Esperamos que las Naciones Unidas adopten una posición de firmeza”, dijo Pompeo.

El presidente Irán, Hassan Rohani, hablará el miércoles, un día después que Trump. Antes de los ataques a Arabia Saudita, no se descartaba un encuentro con Trump. Pero esa posibilidad ahora quedó devaluada, y se espera que Rouhani cargue contra el mandatario norteamericano por haber debilitado el acuerdo nuclear de 2015 al retirar a Estados Unidos y reimponer sanciones han atenazado a su economía.

Advertencia sobre la amazonia

La Amazonia se está convirtiendo en una sabana, y no combatir a fondo la deforestación “será un suicidio”, advirtió ayer en la ONU el científico brasileño Carlos Nobre, uno de los expertos en la mayor selva tropical más respetados del mundo. “Hay indicios de que el proceso de ‘sabanización’ ya comenzó” en más de la mitad de la selva, dijo Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad Federal de San Pablo, en la víspera de una cumbre del clima en la ONU.

“¿Se puede revertir? Creo que sí. Pero si continúa la deforestación, si sigue sin control, tenemos un enorme riesgo de perder la Amazonia. Sería un suicidio”, subrayó Nobre, y destacó que la capacidad de la Amazonia de absorber carbono es todavía positiva.

La Nación


Bolsonaro debuta en la ONU con un clima adverso

Por Darío Pignotti

Después de una serie de idas y venidas finalmente Jair Bolsonaro viaja este lunes con destino a Estados Unidos donde pronunciará un discurso sobre la Amazonia. Antes de embarcar prometió decir “la verdad” y rebatir en la ONU las “fake news” que le atribuye a Emmanuel Macron y Angela Merkel sobre los incendios forestales. Posteriormente se reuniría por tercera vez desde marzo pasado con Donald Trump, con quien podría analizar la agenda sobre Venezuela y la reactivación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

En la ONU “voy hablar con amor a Brasil” y sobre “nuestra soberanía” afectada por los intereses de grupos que exageran la magnitud de las quemas que este año fueron “similares” a las sucedidas en promedio durante la última década.

Si cumple lo anunciado a sus seguidores incondicionales eso significa que Bolsonaro está dispuesto a mentir este martes ante los presidentes, o sus representantes, de más de más de 190 países que tomarán parte en la sesión inaugural de la Asamblea porque los incendios ocurridos en agosto fueron el 300 por ciento más destructivos que los de hace un año, según el Instituto Brasileño de Pesquisas Espaciales (INPE) cuyo director fue depuesto acusabo a la divulgar datos que “afectan la imagen de Brasil “. Tras la destitución del físico Ricardo Galvao el INPE quedó a cargo de un militar cuya misión será escamotear datos sobre la tragedia amazónica. Es así como Bolsonaro entiende la “soberanía”.

La mordaza parcial sobre el INPE fue inocua dado que la NASA y la Agencia Espacial Europea divulgaron datos propios coincidentes sobre el aumento dramático de los incendios.

Lo que está bajo amenaza es el “pulmón del mundo” declaró Emmanuel Macron, antes de ser atacado por Bolsonaro, quien llegó a insultar a la primera dama Brigitte Macron, y dejó sin efecto una audiencia en Brasil con el canciller francés Jean-Ives Le Drian.

Al parecer Merkel, Macron y la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, le creyeron menos a Bolsonaro que al INPE y la NASA sobre lo que sucede en la selva y los bosques tropicales más extensos del mundo.

Y lo mismo ocurrió con los cientos de miles de activistas movilizados en decenas de capitales de todo el mundo el viernes durante la Huelga Global por el Clima. En varias concentraciones realizadas en ciudades europeas uno de los personajes más criticados fue Bolsonaro contra quien los ecologistas brasileños pidieron el “Impeachment”, escrito en letras verdes sobre un largo lienzo blanco, con el cual recorrieron el centro de Brasilia cubierta por una nube oscura resultante de varios incendios declarados en el centro del país.

La semana pasada una delegación de pueblos originarios denunció ante Bachelet en Ginebra, Suiza, las arbitrariedades del gobierno brasileño al que también le imputaron ser “cómplice” de los responsables de la deforestación de millones de hectáreas para usufructo de productores de soja o ganado.

En Estrasburgo, Francia, algunas bancadas de izquierda y progresistas del Parlamento Europeo lanzaron como candidato al Premio Andrei Sajarov, al cacique Raoni Metuktire, quien meses atrás dijo durante una gira en Europa, que incluyó una reunión con el papa Francisco, que Bolsonaro es una “amenaza para la Amazonia”,

Este semana finaliza la 42a. Reunión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, considerada como una antesala de lo que será el debate sobre la tragedia ambiental que tendrá como caja de resonancia la sede principal de la ONU en Nueva York. Cuatro meses atrás el gobernante brasileño dejó sin efecto una visita a Nueva York debido a las manifestaciones en su contra convocadas por entidades ambientalistas y grupos LGBT.

“Creo que Bolsonaro será seriamente cuestionado en Nueva York”, declaró a PáginaI12 la abogada brasileña Denise Alves desde Ginebra donde asesora a la delegación de pueblos originarios.

“Lo que se espera para este martes es que líderes mundiales se pronuncien sobre Bolsonaro de la misma forma que lo hizo Macron cuando dijo desear que Brasil ´tenga un mandatario a la altura de la dimensión del país ´ ” .

“Sobre la apertura de la Asamblea mi expectativa es que Bolsonaro repita el show lamentable que dio en enero en el Foro Económico Global de Davos cuando cometió furcios negando la destrucción de la Amazonia y despreciando los derechos de los pueblos indígenas consagrados en la Constitución”, continuó Alves.

Para la abogada el paso del excapitán por el recinto neoyorquino será un barómetro sobre su “aislamiento” internacional al haberse convertido en vocero de la “vanguardia del atraso por sus posiciones sobre la Amazonia y sus declaraciones misóginas, homofóbica, racistas y clasistas”.

Página|12


La Amazonía sigue ardiendo antes de la reunión de la ONU

Las imágenes de los devastadores incendios amazónicos dieron la vuelta al mundo el mes pasado, pero cuando la próxima semana los líderes mundiales analicen su destino en la ONU en Nueva York, la mayor selva tropical del planeta seguirá ardiendo.

Los últimos datos satelitales del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE) confirman que, con unos 131.600 incendios desde enero, Brasil -que alberga el 60% de la Amazonía- no había tenido tantos fuegos desde hace siete años.

Entre enero y el 19 de septiembre, pese a una ligera disminución desde principios de este mes, Brasil registró un aumento del 56% respecto al mismo período del año pasado del número de incendios forestales, casi la mitad de los cuales (47%) afectan a la Amazonía.

En su mayoría provocados, los incendios pretenden despejar el terreno para la cría de ganado y la agricultura en el marco de una deforestación galopante. En la extensa Amazonía brasileña, la tala de árboles casi se ha duplicado desde la llegada al poder de Jair Bolsonaro en enero, a un ritmo de 110 campos de fútbol por hora.

“Es triste ver a los brasileños atacándome por los incendios en la Amazonía, como si no hubieran existido siempre”, dijo el jueves Bolsonaro.

“Nos mantenemos por debajo del promedio de los últimos 15 años, pero se me acusa de ser un Nerón que cala fuego en todas partes”, agregó.

Bajo presión del último G7, en Francia, cuyo anfitrión fue el presidente Emmanuel Macron, Bolsonaro, un escéptico del cambio climático, envió al ejército a la Amazonía a finales de agosto, una decisión que fue prolongada este viernes hasta el 24 de octubre.

Como parte de esta “Operación Verde”, casi 7.000 soldados aún luchan contra las llamas, con la ayuda de 16 aviones. Y también combaten la “deforestación y la minería ilegal”, aseguró el Ministerio de Defensa.

– “Me van a reclamar”

Pero en sobrevuelos de la zona Greenpeace Brasil no vio evidencia de ello, “más allá de la deforestación que está progresando”, dijo Marcio Astrini, un representante de la organización. “Es trágico”.

Según el ministerio, Brasil recibió expertos enviados por Estados Unidos, material logístico de Japón, cuatro aviones de Chile y bomberos israelíes, estos últimos ya de vuelta en su país.

Pero en plena disputa con Macron por la Amazonía, Bolsonaro rechazó la oferta de ayuda de 20 millones de dólares del G7, diciendo que Francia y Alemania estaban “comprando soberanía” de Brasil.

El lunes, en Nueva York, Macron lanzará durante una reunión al margen de la Asamblea General de la ONU “un llamado a la movilización” por la Amazonía junto a varios presidentes, entre ellos el chileno Sebastián Piñera y colombiano Iván Duque, y ningún representante de Brasil.

Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente de Bolsonaro, Ricardo Salles, también escéptico del cambio climático, asistirá el lunes a la cumbre climática de la ONU, antes de su viaje a Europa en el que intentará restaurar la imagen de Brasil.

Bolsonaro abrirá el martes la Asamblea General de la ONU, con un discurso centrado en la Amazonía y que ya ha levantado mucha expectación.

“Preparo un discurso bastante objetivo, a diferencia del de mis predecesores”, anunció en Facebook. “Es obvio que me van a reclamar, los medios siempre encuentran algo de qué quejarse”.

Sobre sus detractores, dijo que “lo que les interesa es empañar la imagen de Brasil” porque “si nuestra agricultura colapsa, será bueno para otros países agrícolas”.

– “Situación de urgencia”

“Brasil está llevando a cabo una campaña para demostrar que está cuidando el Amazonas, es una mentira”, explicó Astrini, de Greenpeace. El gobierno “quiere demostrar que está haciendo todo lo posible por la selva, de hecho está haciendo todo lo posible por la deforestación”.

Sobre el terreno, nada sugiere que vaya a haber una disminución de los incendios.

El estado de Rondonia ha visto en 24 horas que el número de incendios forestales aumentó en un 1.915%, hasta 242, mientras que el día anterior solo había 12.

Además, la preocupación es también extrema en la enorme sabana del Cerrado, que representa más de un tercio de los incendios en Brasil.

Y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) denunció una “situación de emergencia en el bioma” del Pantanal (el mayor humedal del planeta, compartido por Brasil con Paraguay y Bolivia), que vive su peor temporada de los últimos siete años, con un aumento del 351% de incendios -90% de ellos criminales- desde enero en relación al año pasado.

Yahoo Noticias


Cómo llega América Latina a La 74° Asamblea General de la ONU

Igual que cada septiembre, líderes de todo el mundo se darán cita en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, para exponer sus visiones sobre temas de la agenda global. Este año América Latina llega preocupada por la crisis de Venezuela.

La oportunidad es única: reunidos en un mismo lugar durante días, tras meses de agendas cruzadas, declaraciones enfrentadas, alianzas y estrategias geopolíticas, los líderes de más alto nivel se ven las caras y es entonces cuando los dardos y los elogios atraviesan la sede de la ONU en Nueva York.

El 74° periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU comenzó el martes 17 de septiembre, pero desde el 24 hasta el 30 tendrá lugar el segmento de presidentes, primeros ministros y cancilleres de la Asamblea General. Ahí se verán las caras los máximos líderes políticos y, básicamente, cada uno pondrá sobre la mesa su visión de cómo debe regirse el orden mundial.

Venezuela y el impacto de su crisis en la región

Sin la presencia del presidente venezolano, Nicolás Maduro, Venezuela será por segundo año consecutivo el foco de las conversaciones.

En un contexto de escalada de tensiones con su vecina Colombia (donde Maduro desplegó a sus tropas para realizar ejercicios militares frente a lo que considera una “amenaza guerrerista” de Bogotá), Venezuela estará representada por la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y el canciller, Jorge Arreaza.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, indicó este sábado 21 de septiembre que denunciará la supuesta vinculación del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, con el grupo criminal colombiano “Los Rastrojos” ante las Naciones Unidas, a donde también llevará más de 13 millones de firmas contra el “bloqueo” de Estados Unidos.

Al margen de las intervenciones oficiales, el problema venezolano también centrará una reunión del presidente de EE. UU., Donald Trump, con líderes latinoamericanos prevista para el miércoles 25, así como los contactos de los miembros del Grupo de Lima presentes en Nueva York.

La región, dividida en torno a la crisis en Venezuela

Venezuela divide las aguas. Países como México, Bolivia y Uruguay se han distanciado de otras naciones de la región al no reconocer a Juan Guaidó como presidente del país y, en el caso mexicano por ejemplo, han recurrido en sus argumentos a la libre autodeterminación de los pueblos. La crisis venezolana de hecho provocó la retirada de Uruguay de la última sesión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), porque el organismo reconoció a los enviados de Guaidó como representantes de la nación petrolera.

En este sentido, América Latina, llega en un contexto de cierta fragmentación. Un contexto bien diferente al de años atrás cuando organismos como el ALBA, Unasur y la Celac agrupaban a casi todos los Gobiernos de la región en un momento de mayor “alineamiento ideológico”. Aunque algunos expertos sostienen que ese alineamiento se mantiene, solo que cambió de rumbo, de izquierda a derecha.

El debut de Jair Bolsonaro

Uno de los momentos más esperados en la previa a la Asamblea General de 2019 es la intervención del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien abrirá el martes 24 la reunión de alto nivel y debuta en esta histórica tribuna de líderes.

Bolsonaro llega a Nueva York cargando un prontuario de polémicas declaraciones que van desde la xenofobia y la misoginia, hasta la defensa del uso de armas. La presencia del mandatario suma más atención en una cumbre atravesada por el debate sobre el cambio climático. Con la Amazonía en el centro de las miradas tras ser arrasada por miles de focos de incendios y con una política medioambiental que privilegia la explotación de la selva por su riqueza maderera, su presencia estará en el centro de atención.

Presidentes latinoamericanos ausentes

Además de Nicolás Maduro, la ausencia del presidente cubano, que sí estuvo en la Asamblea el año pasado, se produce en momentos de máxima tensión entre La Habana y Washington. El contexto: las nuevas sanciones que endurecen el embargo y la severa crisis de abastecimiento de combustible en la isla caribeña, por la que los cubanos responsabilizan a Estados Unidos.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tampoco acudirá a la que habría sido su primera intervención en la ONU. México estará representado por el canciller Marcelo Ebrard, quien adelantó que llevará al organismo la lucha de su país contra el racismo.

Varios países de la región llegan sumergidos en crisis internas

En términos generales, salvo excepciones, Latinoamérica llega a la ONU sin agenda común y con problemas internos. Además, algunos mandatarios de la región se encuentran en plena carrera hacia su reelección.

Los líderes de Argentina, Mauricio Macri, y Bolivia, Evo Morales, acuden a la Asamblea General en medio de sus respectivas campañas electorales, por lo que esta podría ser su última intervención en el foro.

Si de conflictos internos se trata, un caso paradigmático es el de Argentina. El país más endeudado de la región llega a Estados Unidos en medio de una de las peores crisis económicas de su historia y a casi un mes de las elecciones presidenciales. Mauricio Macri llega a Nueva York golpeado, tras perder las elecciones primarias frente al peronista Alberto Fernández.

Al igual que Macri, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se juega también en octubre un cuarto mandato en medio de una polémica acerca de la ilegalidad de su reelección.

Colombia aterrizará en suelo norteamericano con varios frentes abiertos. Al “enfrentamiento” con Venezuela se suma el dificultoso proceso de implementación de los acuerdos de paz con la exguerrilla de las FARC, luego de que varios líderes se apartaran del proceso, plantaran una disidencia y retornaran a las armas.

El resto de la región, especialmente Centroamérica, asistirá fragmentada y debatiéndose entre la búsqueda de la prosperidad y los problemas que arrastran hace décadas: corrupción, inestabilidad institucional, inseguridad y migración.

El Deber


Comunicado ONU: Las cinco cumbres que te interesan de esta Asamblea General

Este año, junto a los acostumbrados discursos de los líderes que permiten tomar el pulso a la situación política, social y económica internacional, tendrán lugar cinco grandes cumbres que cubrirán muchos de los asuntos clave que enfrenta el planeta en la actualidad. Aquí las explicamos una a una:

1.Cumbre sobre la Acción Climática

El Secretario General, António Guterres, ha hecho de la crisis climática no sólo la batalla de su vida sino una de las prioridades de las Naciones Unidas. Es por ello por lo que ha convocado la Cumbre sobre la Acción Climática, que se celebrará el 23 de septiembre y que tiene como objetivo fomentar medidas para luchar contra este fenómeno, creado por la mano del hombre, y pedir a los países que cumplan los compromisos que hicieron para reducir el calentamiento global como parte del Acuerdo de París firmado en 2015.

La Cumbre reunirá a los Gobiernos, las autoridades locales, el sector privado, la sociedad civil y otras organizaciones internacionales con el fin de desarrollar soluciones ambiciosas en seis áreas:

  • la transición global hacia energías renovables
  • la creación de infraestructuras y ciudades sostenibles y resilientes
  • el establecimiento de una agricultura sostenible
  • la gestión sostenible de nuestros océanos y bosques
  • la adaptación a los impactos climáticos
  • la convergencia de una financiación pública y privada para lograr una economía de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero

El responsable de la Organización ha desafiado a los líderes a que acudan a la cumbre con planes concretos en lugar de con grandes discursos, y espera que la Cumbre muestre un alejamiento masivo de la economía basada en combustibles fósiles y el acercamiento a una más limpia basada en fuentes renovables de energía.

“Quiero escuchar sobre cómo vamos a detener el aumento de las emisiones en 2020 y cómo vamos a reducirlas drásticamente para alcanzar las cero emisiones a mediados del siglo”, dijo recientemente Guterres.

El Secretario General ha querido reconocer especialmente la forma en que los jóvenes están llevando el debate de la crisis climática a la agenda internacional para que se tomen medidas. El día 21 se celebrará la Cumbre de la Juventud sobre el Clima, que dará voz a activistas, innovadores y empresarios que están liderando medidas de lucha contra este fenómeno para que expongan sus propuestas en la sede de la ONU y se reúnan con los mandatarios.

2. Cumbre sobre la Cobertura Universal de Salud

El mismo día que se celebra la Cumbre sobre la Acción Climática, tendrá lugar la primera reunión de alto nivel para lograr la Cobertura Universal de Salud, bajo el lema “Juntos hacia la construcción de un mundo más sano” que, según los responsables de la ONU, será el acto más importante que se haya celebrado nunca para el reconocimiento de este derecho humano.

Con al menos la mitad de la población mundial sin acceso a los servicios básicos sanitarios que necesita y con cien millones de personas que se arruinan cada año e ingresan en las estadísticas de la extrema pobreza debido a los costes de los cuidados de salud, la cumbre es la mejor oportunidad para asegurar el compromiso político de los jefes de Estado y de Gobierno de poner la sanidad universal en lo alto de su agenda.

Todos los países del mundo se han comprometido en la Agenda 2030 de desarrollo sostenible a tratar de lograr la Cobertura de Salud Universal para ese año, lo que incluye la protección contra los riesgos financieros, mejorar de los servicios de salud y el acceso asequible a medicamentos y vacunas esenciales.

3. Cumbre para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La mencionada Agenda 2030 es el compromiso más ambicioso alcanzado para transformar nuestro mundo, fomentar la prosperidad y asegurar el bienestar de todos, protegiendo el medio ambiente. Se plasma en 17 objetivos.

Entre ellos figuran:

  • Acabar con el hambre y la pobreza, expandir el acceso a la sanidad, la educación, la justicia y el empleo
  • Promover un desarrollo económico inclusivo
  • Proteger el planeta de la degradación del medio ambiente y aliviar la crisis del clima

La Cumbre de los Objetivos se celebrará el 24 y 25 de septiembre y será la primera de su naturaleza desde que la Agenda se adoptó en 2015. Esta supone una oportunidad para acelerar el avance de las metas mencionadas.

La ONU ha señalado que se han hecho algunos avances en los últimos cuatro años, pero ha advertido que los conflictos, el cambio climático, la falta de acceso a los servicios básicos de salud, las crecientes desigualdades y las diferencias en los ingresos, entre otros asuntos, han limitado los esfuerzos a nivel mundial e, incluso, están poniendo en riesgo el logro de la Agenda.

Aquellos que se quedan atrás siguen siendo los que más sufren.

4. Cumbre sobre Financiación para el Desarrollo

Ninguno de los Objetivos de Desarrollo puede conseguirse sin dinero, recaudar lo suficiente para financiarlos es uno de los grandes retos. El aumento de los riesgos de la deuda y las medidas restrictivas del comercio significan que inversiones críticas para la Agenda 2030 permanecen sin los fondos necesarios.

La reunión de alto nivel sobre Financiación para el Desarrollo se celebrará el 26 de septiembre y congregará a los líderes de los Gobiernos y el sector empresarial y financiero en un intento por desbloquear los recursos y las colaboraciones que se necesitan para acelerar el avance y la consecución de los Objetivos.

Se calcula que se necesitan entre cinco y siete billones de dólares anuales en todos los sectores para lograr la Agenda 2030. El Secretario General ha pedido que se cree un ambiente económico que facilite las inversiones en este capítulo a largo plazo para promover así la salud y el bienestar de todos y del planeta.

5. Cumbre en apoyo de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo

La última de las cinco cumbres es la de revisión de las Modalidades de Acción Acelerada para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo SAMOA, que tiene lugar cada cinco años después de que se alcanzara un ambicioso plan para apoyar el desarrollo sostenible de este tipo de Estados, que se encuentran entre los más vulnerables del mundo.

Tales países afrontan un numero de desafíos relacionados con su tamaño, su lejanía, su exposición a las crisis económicas externas y los efectos de los cambios medioambientales, incluidos los del cambio climático.

La revisión de las Modalidades servirá para evaluar el avance en la lucha contra el devastador efecto del cambio climático, la construcción de una resiliencia económica y medioambiental y otros desafíos, asuntos que también serán abordados en las otras cuatro cumbres que tienen lugar esa semana.

Durante la reunión se animará a los Gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, la academia y un amplio espectro de interlocutores a estrechar la colaboración para el avance en la implementación de áreas prioritarias de ese acuerdo y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

News UN


VOLVER