Jóvenes de América Latina y el Caribe reclaman nuevas políticas ambientales

Fridays For Future: las increíbles imágenes que dejó en Chile la multitudinaria marcha

Este viernes se llevó a cabo en diferentes lugares del mundo, la marcha convocada por el movimiento Fridays For Future contra el cambio climático.

Las manifestaciones, impulsadas por la joven activista Greta Thunberg, movilizaron a miles de personas en pos del medioambiente, tomándose las calles de 22 ciudades a lo largo del país (La Serena, Valparaíso, Rancagua, Osorno, Concepción, Santiago, Puerto Montt, entre otras).

Las multitudinarias protestas dejaron diversas postales que reflejan las ansias de un cambio radical para mejorar el futuro del planeta.

“Fuera inmobiliarias depredadoras del bosque nativo”, “Presidente: seguir así, es dejar a sus nietos sin planeta” o “carbón = pasado”, son algunas de las oraciones que se pueden observar.

Cabe señalar, que la activista de 16 años envió un mensaje a los jóvenes en el que hacía un llamado a tomarse las calles del país para hacer una toma de conciencia sobre el cambio climático.

“Mi mensaje para las personas en Chile y América Latina es tomar la crisis climática seriamente y a los jóvenes a que hagan protestas en sus colegios por el clima, porque eso tendrá un impacto enorme, porque esto es un problema global y necesitamos hacer esto juntos para hacer un cambio. Continúen con el buen trabajo”, dijo en el video que publicó la organización.

Página 7


Cambio climático: más de 30 ciudades de la Argentina marcharon por el planeta

Cientos de miles de jóvenes de más de 160 países se movilizaron este viernes en la tercera Huelga Mundial del Clima promovida por la organización ambientalista Fridays for Future, creada por Greta Thunberg, para exigir a los gobernantes medidas urgentes contra la crisis climática. En la Argentina, las marchas se realizaron en unas 30 ciudades.

Se trató de la tercera Movilización Mundial por la Crisis Climática gestada, como las previas, por la decisión de la adolescente sueca de sentarse cada viernes en las afueras del Parlamento de Estocolmo reclamando medidas contra la crisis climática que dio lugar al movimiento.

Esa acción que comenzó de manera individual movilizó el pasado viernes a más de 4 millones de jóvenes encolumnados detrás de la protesta de Greta en Nueva York en más de 270 países, en la víspera de la Cumbre de la Juventud sobre el Clima en la sede de Naciones Unidas que se realizó en la misma ciudad estadounidense.

En la Argentina, impulsados por las organizaciones Alianza por el Clima, Jóvenes por el Clima Argentina y Fridays for Future, hubo más de 30 puntos de concentración en todas las provincias, y la marcha principal se realizó en la ciudad de Buenos Aires a las 16 desde Plaza de Mayo hacia el Congreso.

Frente al edificio del Congreso se desarrolló el acto principal a las 17.15 en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos.

La jornada también contó con la palabra de pueblos originarios, comunidad científica, trabajadores y estudiantes, además de intervenciones artísticas, talleres, música y degustación de comida vegana.

Al igual que en movilizaciones anteriores, los organizadores invitaron “a todos los espacios participantes y personas autoconvocadas a ser parte del evento en forma pacífica”.

Las movilizaciones se desarrollaron en muchas ciudades, entre las cuales Roma, donde más de 200.000 jóvenes marcharon para alertar sobre la situación ambiental y exigir respuestas políticas que alivien los problemas derivados de la crisis climática, además de otros cientos de miles en más de 150 metrópolis italianas.

De acuerdo a Gianfranco Mascia, de Friday For Future, más de un millón de personas participaron de las marchas en toda Italia, incluyendo también más de 50 mil en Florencia y 80 mil en Nápoli, aseguró a la cadena televisiva Rai.

Charly Alberti, músico y presidente de R21, una ONG que se preocupa por el medio ambiente, también participó de la jornada. En declaraciones a TN, consideró que en la Argentina en los últimos años “hubo buenas intenciones” con respecto a la realización de acciones en contra del cambio climático, pero que “se hizo poco”.

“Es mentira que abrazar un cambio hacia la sustentabilidad es ir en contra de un desarrollo económico. Lo que hay que cambiar es cómo nos desarrollamos económicamente”, manifestó Alberti, que llamó a las autoridades a y la población en general a entender las protestas de este viernes como “el comienzo de algo mucho más serio”.

Con respecto a las críticas de Greta Thunberg hacia el país por considerar que “no está cuidando a la infancia”, sostuvo: “Yo creo que no lo hace ni la Argentina ni el 99% de los países. Debería ser una denuncia mundial”.

TN


Fridays For Future: Ecuatorianos reclaman que “hay más plástico que sentido común” en la Tierra

Medio millar de jóvenes protagonizaron este viernes una marcha en Quito, y se sumaron a la huelga mundial “Fridays For Future” contra la crisis climática con un contundente reclamo: “Hay más plástico que sentido común” en el planeta.

Indignados porque Ecuador también está sufriendo los efectos de la crisis climática, los jóvenes pidieron más acciones al Gobierno y un mayor diálogo con otras naciones para trabajar en conjunto para afrontar la emergencia medioambiental.

“Estamos saltándonos nuestras lecciones para darte una”, indicaba un gran cartel sobre fondo negro que portaron algunos de los participantes en la manifestación.

Juan Castillo, integrante del movimiento Juventud por el Clima, también conocido como “Fridays For Future” (FFF), dijo a Efe que con la manifestación los jóvenes quieren “exigir al Gobierno que declare la emergencia climática” ante las consecuencias que sufre el país.

Como ejemplo de los efectos en Ecuador, Castillo mencionó el deshielo de los nevados y también problemas de sequía en la región Amazónica.

“Hay más plástico que sentido común”, se leía en un gran cartel que exhibían los manifestantes en la marcha, que comenzó en un parque en el centro norte de Quito, hizo una parada junto a la Asamblea Nacional, y tenía previsto proseguir hasta el casco colonial, donde se encuentra el palacio de Carondelet.

La portadora de la pancarta, Natalia Mora dijo a Efe que hay que “pensar un poco más en lo que consumimos y ser más conscientes de que cada cosa que compramos es un minuto menos para el planeta”.

Artista, graduada de ilustradora, la joven aseguró que “no importa la religión o la ideología”, pues la lucha por salvar el planeta compete “a todos”.

La caminata protagonizada por profesores y alumnos de colegios, así como por estudiantes universitarios, se desarrolló de manera pacífica, con la repetición de consignas para expresar su preocupación.

“No más mecheros, sáquenlos de aquí, que la Amazonía tiene que vivir”; “Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, que la Amazonía tiene que vivir”, gritaban los jóvenes en referencia a la región de donde sale el petróleo que, junto a la recaudación de impuestos, financia gran parte del presupuesto general del Estado.

La caravana juvenil, a la que escoltaban policías en motocicletas, también arengaban a los observadores: “Se ve, se siente, el planeta está caliente”.

“¿Dónde está América Latina?”, preguntaban unos. “Estamos en las calles luchando por el clima”, respondían otros en la movilización a la que acudieron niños de unos diez años.

Una dramática representación mostraba a cinco jóvenes con máscaras, hechas de botellas de plástico recicladas y unidas con una cuerda a pequeños frascos cerrados que contenían una planta.

MARCHAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO TAMBIÉN FUERON EN GUAYAQUIL, CUENCA, RIOBAMBA, MANTA Y QUEVEDO

Además de Quito, los jóvenes convocaron marchas similares en Guayaquil, Cuenca, Riobamba, Manta y Quevedo. En Quito, los jóvenes hicieron hincapié en la necesidad de cambiar los patrones de consumo.

“La carne es peor para el calentamiento global que los autos”, se leía en un cartel que agregaba: “En un año sin comer carne salvas 3.432 árboles; comer carne incrementa tu riesgo de enfermedades del corazón en 50 %”.

Al igual que en otras urbes del planeta, los jóvenes ecuatorianos exhortaron a comer “productos sostenibles y sin dañar a los animales”, según rezaba otro cartel y junto al dibujo de un abrigo de piel se leía la leyenda: “Tu abrigo está lleno de sufrimiento y sangre”.

Entre las exigencias de los concentrados figuraban que se recicle, se conserve el agua, se planten árboles y se “compre responsablemente”, a las que se sumó la de un profesor del colegio San Gabriel, Jorge Fonseca, que llamó a que desde la casa se eduque a los estudiantes en el cuidado de la biodiversidad.

Wilson Merino coordinador del Cabildo Cívico de Quito, consideró que se deben tomar “acciones inmediatas” frente a las “catástrofes que podrían ocurrir en el futuro”.

“La clase política mundial nos ha fallado. La desigualdad, la pobreza cada vez se ha acentuado más; los daños ambientales cada vez son más grandes”, aseguró a Efe y mostró un rayo de esperanza en que “la alternativa el día de hoy está en los milenials, en jóvenes, en los niños que quieren participar mucho más activamente en la vida democrática”.

Metro Ecuador


[Colombia] Vuelven las protestas contra el cambio climático

En más de 150 países, las personas están dando un paso adelante para apoyar a los jóvenes huelguistas climáticos y exigen el fin de la era de los combustibles fósiles.

El viernes pasado, más de 5.000 eventos en miles de ciudades se llevaron a cabo como protesta. Centenares de miles de estudiantes de Asia y de la región del Pacífico iniciaron este viernes una jornada de manifestaciones mundiales que se convertirá en la movilización más importante de la historia para concienciar a los adultos de la importancia de actuar contra el cambio climático.

“Los jóvenes han despertado a gran parte del mundo con sus poderosas huelgas escolares de Fridays For Future por el clima. Ahora, millones de adultos se están uniendo en una gran ola que iniciará una acción renovada en todo el mundo. La urgencia de la crisis climática requiere un nuevo enfoque y una respuesta justa centrada en los derechos humanos, la equidad y la justicia”, escribe el movimiento #FridaysForFuture

Hoy, el Comité de Naciones Unidas para los Derechos del Niño expresó su apoyo a que menores de edad en todo el mundo participen en las actuales movilizaciones de lucha contra el cambio climático, y recordó que tienen derecho y amparo legal para que “sus voces sean escuchadas y tomadas en cuenta”. Según reportó la FM, el comité de Naciones Unidas dijo hoy sentirse inspirado “por los millones de niños y adolescentes que se manifestaron por el cambio climático”.

En Colombia hay manifestaciones planeadas en varias ciudades del país. La huelga climática que inició la activista sueca de 16 años Greta Thunberg está programada para el resto de los viernes del año.

 

El Espectador


Conoce a las Greta Thunberg latinas que luchan contra el cambio climático

“¿Cómo se atreven? Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías”. El emotivo discurso de este mes de Greta Thunberg ante líderes mundiales en la ONU no solo representa la frustración de la activista sueca de 16 años.

También simboliza el desasosiego y la determinación de una generación de jóvenes a nivel global decidida a actuar ante la amenaza del cambio climático.

No solo han surgido líderes de FridaysForFuture, el movimiento de huelgas estudiantiles de los viernes, en muchos países, sino que algunos de esos adolescentes fundaron ya sus propias organizaciones.

Y te invitamos a que conozcas a seis adolescentes latinos que participan en la movilización contra el calentamiento global.

Alexandria Villaseñor, 14 años

Alexandria Villaseñor
Ser testigo de los incendios devastadores en California inspiró a Alexandria Villaseñor a liderar la primera huelga estudiantil contra el cambio climático en Estados Unidos.

Hace un año Villaseñor, que vive en Nueva York, vio de cerca por primera vez el impacto del cambio climático.

La adolescente de origen latino visitaba su ciudad natal, Davis, en California, cuando se disparó el incendio forestal devastador que mató más de 80 personas, destruyó cerca de 14.000 hogares y arrasó con la localidad de Paradise.

Tengo asma y fue una experiencia aterradora. Debía permanecer en casa y si caminaba fuera me ardían los ojos”.

Inspirada por Greta Thunberg, la joven comenzó a protestar cada viernes, desde el 14 de diciembre de 2018, frente a la sede de Naciones Unidas, y lideró la primera huelga estudiantil contra el cambio climático en Estados Unidos.

La joven también fundó su propio organización, Earthuprising.org

“Mi generación sabe que el cambio climático es el mayor problema que deberemos enfrentar. Y es triste que debamos empujar a los líderes mundiales a actuar”, afirmó la joven a la prensa estadounidense.

Jamie Margolin, 17 años

Jamie Margoin
La falta de una respuesta adecuada tras el Huracán María en Puerto Rico, y sus propios problemas respiratorios por un incendio forestal fueron los catalizadores del activismo de Jamie Margolin.

La madre de Margolin es colombiana y su primera lengua es el español.

La adolescente vive en la ciudad de Seattle, en Washington, y cuando tenía 15 años fundó la organización This is Zero Hour, Es la hora cero.

Cuando tenía 14 años, la joven ya trabajó como intérprete y traductora voluntaria del español al inglés en la sede local de la campaña presidencial de Hillary Clinton.

Margolin asegura que su activismo comenzó cuando fue testigo de dos eventos que le cambiaron la vida.

Uno fue la falta de respuesta efectiva al Huracán María, que devastó Puerto Rico en 2017.

El otro fue la experiencia de tener dificultades para respirar cuando su ciudad, en el extremo noroeste de Estados Unidos, fue cubierta por una nube de humo proveniente de incendios forestales en la vecina Canadá.

“Los catalizadores fueron por un lado ver la inacción racista hacia Puerto Rico tras el Huracán María, sin que la prensa reconociera una causa climática, y sentir literalmente que no podía respirar durante dos semanas”, señaló a la prensa estadounidense.

Junto a otros 12 jóvenes, la adolescente demandó al estado de Washington por “empeorar la crisis climática y de esa forma negar a los jóvenes su derecho constitucional a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.


Dominga Espiñeira, 16 años

Dominga Espiñeira
“El cambio climático se ve en todas partes en Chile. Y es impresionante la sequía. Acá en el litoral central los animales se están muriendo”.

“El cambio climático se ve en todas partes en mi país, Chile. Yo que vivo en Santiago lo veo en la falta de nieve”, señaló la adolescente a BBC Mundo.

“Y es impresionante la sequía. Acá en el litoral central los animales se están muriendo, la gente está liberando los animales para que los atropellen en la carretera porque no pueden alimentarlos o darles de beber.

“El otro día fuimos a un cerro con mi mamá y vimos vacas que apenas podían sostenerse en pie”.

“El cambio climático no solo nos afecta a nosotros, también afecta al medio ambiente y a los animales que no tienen ninguna culpa, lo que sucede es solo por nuestra avaricia y egoísmo”.

Protestas contra el cambio climático en Chile
Protestas en Santiago. “Buscamos que todo este futuro horrible que nos cuentan no se cumpla, que podamos cambiar la historia”.
Dominga Espiñeira durante una protesta
“El cambio climático no solo nos afecta a nosotros, también afecta al medio ambiente y a los animales que no tienen ninguna culpa. Lo que sucede es solo por nuestra avaricia y egoísmo”.

“Mi hermana que es cineasta y trabaja en documentales y me ayudó mucho a abrir los ojos sobre el cambio climático. Ella siempre ha sido una gran influencia para mí”.

“Yo siempre me he considerado una persona muy conectada a la Naturaleza, porque hago deportes como escalada”.

“Esto me hizo darme cuenta que si no hacemos nada ahora no va a haber un futuro en el cual pueda ir a un bosque o beber agua en un río que no esté contaminada. Por eso me sumé a FridaysForFuture”.

“Buscamos un futuro sano y sostenible, que todo este futuro horrible que nos cuentan no se cumpla, no rendirnos, que podamos cambiar la historia, hacer un cambio radical pero pacíficamente“.

Ariana Palombo, 19 años

Ariana Palombo con un megáfono.
“Cada día en nuestro país hay más inundaciones, personas muriendo bajo agua por no dejar su casa, su sitio de vida”, señaló Ariana Palombo.

“Soy de Uruguay y formo parte del movimiento FridaysForFuture, que llegó a mi país a finales de 2018”, relató la joven a BBC Mundo.

“Ahora tenemos marchas hasta de dos mil personas protestando por la falta de políticas ambientales y exigiendo que se declare emergencia climática”.

“Estamos en una crisis de la humanidad en la cual nos quedamos sin todo lo que nos da vida, nos quedamos sin tierra, sin especies, sin planeta, sin ecosistemas y la causa somos nada más y nada menos que los seres humanos”.

“En nuestro país, como en toda Latinoamérica, las problemáticas principales son por la sobreproducción de los ´commodities´, materia prima que se exporta a los países de primer mundo”.

“Pero eso debe cambiar, porque no existe economía en un planeta muerto, debemos terminar con la explotación de los territorios más vulnerables para la satisfacción de los países más desarrollados.

“Uruguay es un país principalmente ganadero, con toda la contaminación que esto conlleva, y su segunda principal fuente de ingresos son las plantas de celulosa, contaminantes de ríos, con grandes monocultivos que destruyen hectáreas de tierra que podría ser fértil. Nuestro futuro está en juego y tenemos miedo”.

Cada día en nuestro país hay más inundaciones, personas muriendo bajo agua por no dejar su casa, su sitio de vida”.

“A diario los agrotóxicos dejan decenas de personas intoxicadas que llegan a los hospitales del interior del país”.

“Hace un tiempo el tornado más fuerte de nuestro país azotó la ciudad de Dolores dejando muertos, heridos, y aún pasados dos años no se han recuperado ni el 30% de las estructuras”.

“Esto no es la naturaleza, somos nosotros, hay que despertar y actuar ya mismo”.

“Siento mucho dolor, angustia, tristeza, miedo, miedo no a morir, sino a seguir viviendo mientras todo cae frente a mis ojos”.

“No puedo dejar que siga pasando el tiempo cuando las soluciones a este problema ya existen, no puedo quedarme sentada, todos debemos luchar”.

Chiara Sacchi, 17 años

Chiara Sacchi hablando en la cumbre de la ONU en Nueva York
Sacchi es parte del grupo de adolescentes que pidieron a la ONU en Nueva York que responsabilice a cinco de los países más contaminantes del mundo: Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía.

Chiara Sacchi, de Argentina, es una de los 16 jóvenes activistas, incluyendo a Greta Thunberg y Alexandria Villaseñor, que acaban de solicitar al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que responsabilice a cinco de los países más contaminantes del mundo: Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía.

Los adolescentes argumentaron en la cumbre de cambio climático en Nueva York que la falta de acción de esos Estados constituye una violación a los derechos de los niños.

Chiara vive en Haedo, en Buenos Aires, y asegura que inició su lucha contra el calentamiento global por los cambios climáticos locales.

Sara Sacchi
“En los últimos años ha habido demasiadas tormentas y graves inundaciones”, señaló la joven de Haedo, Buenos Aires

Recientemente el clima previamente moderado se ha vuelto extremo“, señaló la adolescente al sitio Children vs. Climate Crisis. https://childrenvsclimatecrisis.org/

“En el verano es muy difícil estar fuera de casa. Todas las calles son de asfalto y eso hace que sea aún más caliente”.

“En los últimos años ha habido demasiadas tormentas y graves inundaciones”.

Estamos bastante desesperados... no tenemos tiempo“, agregó Sacchi. “No podemos considerar el mundo como lo hacemos ahora, no hay muros con el cambio climático. Estamos aquí, estamos todos juntos”.

Bruno Rodríguez, 19 años

Bruno Rodríguez en la cumbre de cambio climático de la ONU
Bruno Rodríguez es el fundador de la organización Jóvenes por el Clima Argentina, que organiza en su país las huelgas estudiantiles de los viernes.

Bruno participó en Nueva York junto a Greta Thunberg de la primera Cumbre Juvenil del Clima de Naciones Unidas (Youth Climate Summit) y se reunió con cien líderes climáticos a nivel global.

El estudiante de la Universidad de Buenos Aires es el fundador de la organización Jóvenes por el Clima Argentina, que organiza en su país las huelgas estudiantiles de los viernes.

Greta Thunberg junto a Bruno Rodríguez
Bruno participó en Nueva York junto a Greta Thunberg de la primera Cumbre Juvenil del Clima de Naciones Unidas (Youth Climate Summit) y se reunió con cien líderes climáticos a nivel global.

“Muchas veces escuchamos que nuestra generación deberá resolver los problemas creados por los gobernantes actuales, pero no esperaremos pasivamente (…) Llegó la hora de que nosotros seamos los líderes“, señaló Rodríguez en la ONU.

“Debe ponerse fin a la contaminación criminal por las grandes corporaciones. Ya llegamos al límite. No queremos más combustibles fósiles”.

“Vengo de un país de Latinoamérica. La historia de nuestra región es la de cinco siglos de saqueo. Para nosotros, el concepto de justicia ecológica y medioambiental está ligado al de derechos humanos, justicia social y soberanía nacional en relación a nuestros recursos naturales”, agregó el joven en declaraciones a la prensa.

El Deber