Los nuevos cruzados: La nueva avanzada fundamentalista en América Latina – Por Jorge Elbaum

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Jorge Elbaum(*)

El modelo de control hegemónico planificado para América Latina lo conforman los anclajes mediáticos, los tribunalicios, las agencias de espionaje (locales e internacionales) y los dispositivos de manipulación digital basadas en tecnologías de inteligencia artificial y Big Data. En varios países latinoamericanos, a este combo se le suma la tarea desarrollada por sectores evangélicos fundamentalistas, con raíces y terminales en los sectores más retrógrados de Washington.

Durante la primera quincena de agosto un consorcio de 15 medios de comunicación no hegemónicos, liderados por Columbia Journalism Investigations (CJI) perteneciente a la Universidad de Columbia, en alianza con Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), publicaron un dossier sobre la avanzada de este conglomerado extremista.

El colectivo que lidera la ofensiva en América Latina es Capitol Ministries (CM), dirigido por Ralph Kim Drollinger, un ex jugador de básquet de la NBA devenido cruzado contra las ideologías de género, los procesos migratorios, la separación de la religión respecto del Estado y la totalidad de la luchas sociales emancipatorias.

Los informes presentados por el CJI dan cuenta de la presencia de Capitol Ministries en México, Honduras, Brasil, Perú, Uruguay, Ecuador y Costa Rica. En Nicaragua, Panamá y Argentina operan a través de organizaciones satélites ligadas a la misma agenda neoliberal, sazonada con lenguaje supremacista.

El vínculo de Drollinger con la actual administración republicana se visualiza al interior de la Casa Blanca donde funciona la Oficina de la Fe y la Oportunidad (OFCB), espacio en el cual el vicepresidente Mike Pence, el Secretario del Departamento de Estado Mike Pompeo y la ministra de Educación Betsy De Vos, comparten tertulias teológicas de sanación, brindadas por Capitol Ministries.

Dichos encuentros poseen rango institucional desde que el actual empresario devenido en Presidente firmó la Orden Ejecutiva número 13831, el 3 de mayo de 2018, a través de la cual se define a la OFCB como un espacio espiritual de reflexión gubernamental.

Drollinger estuvo en Buenos Aires en noviembre de 2009 con la intención de apuntalar la oposición al kirchnerismo que por entonces buscaba debilitar al gobierno de Cristina Fernández. Desde ese momento su representación en Buenos Aires es gestionada por la organización Parlamento y Fe, dirigida por Luciano Bongarra, asiduo concurrente a la DAIA, institución con la que comparte su simpatía respecto a las políticas de Bibi Netanyahu.

Bongarra se presenta en la red profesional Linkedin como Director para Latinoamérica en Capitol Ministries pese a que el mismo título es detentado por el pastor peruano Óscar Zamora, quien ha sido el más eficiente constructor de la red evangélica con las diferentes delegaciones diplomáticas de Washington al sur del Río Bravo.

Criminalización

En una de sus interpretaciones bíblicas, acorde a las demandas del trumpismo, Drollinger señaló que los procesos migratorios deben basarse únicamente en los textos sagrados y que la segregación no debe ser nunca cuestionada: “Excluir a individuos que pueden ser criminales, traidores, terroristas o que puedan poseer enfermedades transmisibles no es para nada racista”.

Capitol ha justificado la separación de familias en la frontera mexicana sobre la base de la criminalización de los migrantes y ha impulsado la pena de muerte sobre la base de un supuesto sustento bíblico. El ex basquetbolista consideró, además, que las mujeres no son aptas para enseñar la Biblia y que resulta indudablemente pecaminosa la presencia del sexo femenino en los ámbitos legislativos debido a que las mujeres deben cuidar a sus hijos y no estar lejos de sus hogares, debido a que terminan confraternizando con varones desconocidos.

La relación afectiva entre personas del mismo sexo, agrega Drollinger, debe ser considerada como “un asunto que despierta la ira de Dios”. Para Katherine Franke, profesora de derecho y estudios sobre género y sexualidad en la Universidad de Columbia, la presencia de Capitol en la Casa Blanca viola la Constitución de Estados Unidos al impulsar una creencia religiosa particular: “El gobierno está promoviendo religión como un proyecto oficial del gobierno y eso claramente viola una de las cláusulas de la Constitución”, señaló.

Otro de los habitués del OFCB, que se celebra semanalmente en la Casa Blanca, es el pastor Mario Bramnick, un descendiente de cubanos radicado en Miami, quien constituyó junto a Mike Pence un movimiento denominado Latinos for Trump con ramificaciones en México, Centroamérica y el Caribe. Bramnick es además el fundador de Latino Coalition for Israel (LCI), un grupo de presión evangélico de apoyo acrítico hacia el gobierno de Bibi Netanyahu. Los pastores Bramnick y Drollinger instituyeron el ministerio pastoral de Capitol Ministries en Honduras, junto a su presidente, Juan Orlando Hernández, logrando que este último sea liberado de las acusaciones de narcotráfico que pesaban sobre él.

El pasado 2 de agosto, gracias a las tratativas de los pastores, una Corte Federal en Nueva York acusó únicamente al hermano del primer mandatario hondureño, Tony Hernández, por narcotráfico y por derivar 1,5 millones de dólares al financiamiento de la campaña electoral de su hermano. Según las investigaciones de CJI y CLIP el primer mandatario no figura como imputado gracias a los probables buenos oficios de sus amigos fundamentalistas de la OFCB. A cambio de las faenas tramitadas por Drollinger y Bramnick, Juan Orlando Hernández se comprometió a trasladar la embajada de Honduras a Jerusalén, tal cual fue solicitado por el gobierno de Donald Trump.

En México las huestes de Drollinger se han organizado a través de la Alianza para la Defensa de la Libertad (ADL), que motorizan los movimientos provida y buscan emplazar el muro fronterizo como una forma de lucha contra el narcotráfico: limitados los ingresos de la droga a Estados Unidos –afirman los pastores— se reducirá en forma inmediata la violencia de las bandas delictivas, al verse reducido su financiamiento.

Una de las organizaciones integrantes de la ADL es la asociación Incluyendo México AC, que ha logrado recaudar alrededor de 62 millones de dólares para volcarlos a la difusión de actividades antiaborto y promocionar las clínicas que ofrecen programas de conversión de homosexuales.

Los posicionamientos públicos de los pastores fundamentalistas, promotores de las terapias de cura forzosa para los individuos pertenecientes a los colectivos LGBTI, motivaron que la Asociación Americana de Psiquiatría (AAP) se expida por enésima vez para dejar constancia que la homosexualidad no puede ser considerada una enfermedad o una desviación y que hace casi 5 décadas, en 1972, fue eliminada de la lista de trastornos mentales. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud acompañó las declaraciones de la AAP advirtiendo que para la Corte Interamericana de Derechos Humanos las denominada terapias de conversión a personas LGBTI son asimilables a las prácticas de tortura, y deben ser punibles como tales.

En Paraguay la ofensiva fundamentalista está liderada por el representante de Capitol Ministries en Asunción, Miguel Ortigoza, quien promueve la lucha contra la inmigración de afrodescendientes y musulmanes y se opone a la paridad de género en los ámbitos representativos del congreso guaraní. Para el pastor Ortigoza existen razones bíblicas para impedir la llegada de potenciales herejes que asechan en las fronteras: “Empezaron a venir los musulmanes, y vinieron de todos los colores. Ya empezaron a invertir, y con eso viene la migración”.

En Brasil los seguidores de Drollinger y Bramnick son fervientes seguidores de Jair Bolsonaro, quien en junio cuestionó un dictamen de la Corte Suprema de su país que equiparaba la homofobia a un delito similar al racismo. En esa oportunidad el primer mandatario señaló que la Corte estaba “completamente equivocada”.

Tiempo antes, la ministra de Educación brasileña, la pastora evangelista Damares Alves, consideró que las niñas debían usar ropa rosa mientras que los niños debían atenerse taxativamente a vestirse con colores azules. Explicó, también, que las violaciones a las niñas al interior de los sectores populares eran causados por la carencia de ropa interior. El problema, sugirió Alves, podría solucionarse en forma eficiente con la implantación de empresas fabricantes de bombachas.

Dividir

Los integrantes de Capitol tienen como tarea fundamental promover legislaciones anti derechos y enfrentar a quienes promueve ideologías de género. Sin embargo, el objetivo de fondo es dividir a las mayorías populares, sobre el pretexto del resguardo de la familia nuclear, territorio de sostén básico de la afectividad social de los grupos más vulnerables.

partir de la promoción de esa segmentación cariocinética se pretende impedir la conformación y/o solicitación de identidades políticas consistentes, capaces de desafiar la lógica neoliberal. Además, para contribuir a esa meta, los integrantes de la OFCB pregonan la teología de la prosperidad, doctrina que bendice a quienes se enriquecen y menosprecian a los humildes.

Para estas concepciones, los pobres llegan a la miseria como producto de un castigo divino: los ricos –afirman los integrantes de Capitol— serán premiados mientras que los carenciados serán receptores del merecido escarmiento teológico. Por carácter transitivo, Estados Unidos es próspero por decisión celestial mientras que los habitante de America Latina son necesitados por su propia y absoluta responsabilidad.

Vienen marchando. Pero no son santos.

(*)Sociólogo, doctor en Ciencias Económicas, analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en cohetealaluna.com


VOLVER