México: el gobierno de EEUU inicia en Arizona la construcción del muro fronterizo

4

Inicia en Arizona construcción de muro con fondos militares

La construcción de una parte del muro fronterizo, financiada por el Pentágono, comenzó esta semana cerca de Yuma, Arizona.

Los trabajos inician justo cuando las autoridades federales publicaron una lista de los proyectos del Departamento de Defensa que se eliminarán para poder pagar la promesa emblema del presidente Donald Trump.

Los detalles exactos del proyecto en Yuma no están claros, pero al parecer consistirá de unos 8 kilómetros de vallas a lo largo del Río Colorado, en una sección de la frontera con México, en la que se incrementó el flujo de familias migrantes en el último año.

Residentes y defensores del medio ambiente se oponen al muro fronterizo ya que, argumentan, dañará el hábitat de la vida silvestre y los recursos hídricos.

La Razón


Proyectos en Guantánamo, Puerto Rico y España, afectados por muro de Trump

El Pentágono confirmó este miércoles que proyectos previstos en instalaciones militares estadounidenses en Puerto Rico, Guantánamo (Cuba) y España pierden su financiación para poder destinar esos fondos a la construcción del muro fronterizo con México.

Estos proyectos integran un paquete de 127 dentro y fuera del país que han sido elegidos de una lista aún mayor para reunir los 3 mil 600 millones de dólares en “construcción militar” que el presidente Donald Trump ordenó desviar para el muro.

Los proyectos damnificados debían adjudicarse después del 30 de septiembre, por lo que todavía no estaban en marcha.

En el caso de Puerto Rico, en la lista figuran diez proyectos en San Juan, Arroyo, Campamento Santiago, Punta Borinquen y Gurabo con inversiones previstas de 402 mil 57 millones de dólares.

Para Guantánamo, el Departamento de Defensa ha optado por suspender la construcción de unas instalaciones caninas, un proyecto presupuestado en 9.08 millones de dólares.

Y en España, pierde los fondos un proyecto de intercambio electrónico de datos (EDI, en inglés) a implementar en las instalaciones portuarias de la base naval de Rota, con una inversión prevista de 21.59 millones de dólares.

Respecto a la lista inicial con posibles afectados, distribuida en marzo por el Pentágono, mantienen sus fondos proyectos en Guantánamo, Puerto Rico y uno en Honduras.

En el caso de Guantánamo siguen firmes un proyecto de 115 millones de dólares destinado a la construcción de cuarteles, otro de 85 millones de dólares para la gestión de aguas residuales y otro de 24.5 millones para “consolidar la estación de bomberos”.

En febrero de 2018 un incendio quemó durante dos días en la base naval de la Bahía de Guantánamo y fue sofocado con la colaboración de bomberos cubanos y estadounidenses.

En Puerto Rico se mantiene tres proyectos con una inversión total de 154.4 millones de dólares y en Honduras otro de 21 millones de dólares para la construcción de cuarteles en la base aérea de Soto Cano.

El Pentágono hizo oficial este martes el desvío de 3 mil 600 millones de dólares para financiar once tramos de nueva construcción o renovación del muro en la frontera que juntos suman unos 280 kilómetros (175 millas).

En febrero, el Congreso aprobó en sus presupuestos mil 375 millones de dólares para el muro, una cifra muy alejada de los 5 mil 700 que Trump había pedido, lo que llevó al mandatario a declarar una emergencia nacional con el objetivo de conseguir esos fondos sin el visto bueno del Legislativo.

Con la emergencia nacional, el Gobierno reasignó al muro unos 6 mil 600 millones de dólares del Pentágono y del Departamento del Tesoro, que sumados a los mil 375 que el Congreso aprobó, debían servir para la construcción de unos 376 kilómetros de muro.

El Gobierno ya autorizó hace unos meses el desvío de la primera de las partidas incluidas en la emergencia nacional, en este caso de 2.500 millones de dólares también del Pentágono inicialmente previstos para la lucha contra el narcotráfico.

Aunque la decisión enfrentó un litigio legal, el Tribunal Supremo en última instancia dio el visto bueno en julio al Gobierno para hacer uso de esos fondos para el muro.

Televisa


Crisis de migrantes, agravada por acuerdo con Estados Unidos

Organizaciones no gubernamentales acusan que el acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos atizó la crisis humanitaria porque se endurecieron las detenciones, las deportaciones y se perpetuó la discriminación y no protección a las personas en tránsito.

Mañana se cumplen tres meses de la firma del pacto por el que se evitó la imposición de aranceles a productos mexicanos y el 10 de septiembre el canciller Marcelo Ebrard visitará Washington para evaluar los avances.

Con el fin de detener el flujo migratorio hacia el país vecino del norte, se implementaron operativos en carreteras, plazas públicas y hoteles y, para mediados de julio, se desplegaron 21 mil elementos policiacos en las fronteras norte y sur.

De acuerdo con el secretario de Relaciones Exteriores, del 8 de junio al 11 de agosto se rescató a 46 mil 616 migrantes en 51 puntos de contención en 13 entidades; el pasado 1 de diciembre advirtió que esta política se mantendrá después de los 90 días de plazo del convenio.

La directora general de Sin Fronteras IAP, Ana Saiz, destacó que tras la amenaza del presidente estaduidense, Donald Trump, el programa migratorio de México tuvo un giro radical.

“Vemos un endurecimiento tremendo en las deportaciones y detenciones conforme a la exigencia de Estados Unidos. El gobierno inició con una política de brazos abiertos, de hospitalidad, pero de repente vemos un hacinamiento tremendo en estaciones migratorias”, dijo en entrevista con MILENIO.

Olga Sánchez, fundadora del albergue de Tapachula, Chiapas, subraya que la migración continúa.

“Vino para quedarse, no ha bajado nada, esta situación es una crisis muy fuerte, una crisis humanitaria que ha venido golpeando muy fuerte. En agosto aumentó el número de personas y la falta de comida”.

La Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes  es de la misma idea.

Esta red agrupa a 23 albergues de migrantes que se localizan en todo el país, principalmente en las fronteras norte y sur.

Gerardo Talavera, integrante de la red, critica el acuerdo México-Estados Unidos, “nos puso en una situación de desigualdad, efectivamente si hay una presión: el gobierno mexicano actuó muy distinto de un día para otro”.

Señaló que es de llamar la atención “que un gobierno con una posición social de repente, haga estos despliegues, como el de la Guardia Nacional que como sociedad mexicana, pensamos están destinadas para proteger a las personas”.

En entrevista, Saiz, coincide “tenemos de repente un gran despliegue de Guardia Nacional no sólo en el sur, sino también en el norte, enfrentándose a personas que no son delincuentes”.

Después de esa amenaza de Trump, llegó el “viraje de la política migratoria”.

Refiere que el fenómeno no es nuevo, solo que ahora se ha recrudecido y más con la intervención de la Guardia Nacional “nos preocupa mucho el que no se está tratando con delincuentes; las personas que cruzan la frontera de México de manera indocumentada, cometen una falta administrativa y como tales debemos tener controles administrativos”.

Pero no, “estamos privando de libertad a las personas y mandando a la Guardia Nacional como si se estuvieran enfrentando a delincuentes”.

Milenio


VOLVER

Más notas sobre el tema