Perú: la Corte Suprema rebaja la prisión preventiva de Keiko Fujimori a 18 meses

Corte Suprema reduce a 18 meses la prisión preventiva contra Keiko Fujimori

La jueza suprema provisional Susana Castañeda Otsu, convocada para dirimir el recurso de casación que presentó la defensa de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, falló a favor de reducir a 18 meses el plazo de la prisión preventiva en contra de la excandidata presidencial, fijada en 36 meses en octubre del año pasado.

La magistrada fue convocada luego de que los miembros de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema no se pusieran de acuerdo sobre la casación presentada por Fujimori. Con su decisión, la jueza se alineó con la postura de presidente de la Sala, Hugo Príncipe y de los jueces Jorge Castañeda y Zavina Chávez, quienes votaron por reducir el plazo.

Con esa decisión Fujimori Higuchi permanecerá en prisión hasta el 30 de abril del 2020. Cabe precisar que los jueces Iván Sequeiros e Iris Pacheco, los otros integrantes de la Sala Penal Permanente, fallaron porque se mantenga la medida restrictiva.

Según la normativa, el tribunal supremo requiere cuatro votos en un mismo sentido para emitir una resolución firme. Ante esto, la jueza Susana Castañeda realizó el pasado 28 de setiembre la audiencia para dirimir la discordia en la que adelantó que solo evalúa la reducción o ratificación del plazo de la prisión preventiva.

RPP


PJ rebaja prisión preventiva a Keiko Fujimori a 18 meses

Este jueves, la Corte Suprema determinó en la casación a Keiko Fujimori que el tiempo de prisión preventiva que cumple sea rebajado de 36 a 18 meses, por lo que la lideresa de Fuerza Popular quedaría en libertad en abril 2020.

La jueza Susana Castañeda votó a favor de la decisión de variar el plazo de medida. Su decisión también aplica para Pier Figari y Jaime Yoshiyama, mientras que a Luis Mejía Lecca revocaron la prisión preventiva por comparecencia restringida.

Con la decisión, Keiko Fujimori finaliza su prisión preventiva en abril del 2020; Pier Figari y Jaime Yoshiyama, en mayo y septiembre de ese mismo año.

El 9 de agosto, la Corte Suprema quedó con una decisión en discordia, luego que tres jueces votaron para que se rebaje la prisión preventiva a Keiko Fujimori a 18 meses, mientras que dos estaban a favor de que se mantenga los 36 meses.

Al no tener los cuatro votos necesarios, se convocó a la magistrada Susana Castañeda como jueza dirimente, quien escuchó a la abogada Giulliana Loza el 28 de agosto. La defensa de la lideresa naranja esperaba tener la posibilidad de un voto para que se deniegue la prisión preventiva de Fujimori. Fue intento fallido.

Castañeda le indicó aquella vez que solo se iba a pronunciar respecto a una de las dos decisiones que tuvo el voto en discordia.

La primera decisión sostenía que se acreditaba la procedencia ilícita del dinero que Odebrecht habría entregado a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en el 2011. “Los hechos determinan que la investigada, por el lugar que ocupaba en la agrupación política, tenía conocimiento de las actividades que se desarrollaban (en el partido). También tenía conocimiento de la procedencia del dinero para financiar la campaña electoral”, se indica en la resolución inicial.

La decisión también afecta a los imputados Pier Figari, Jaime Yoshiyama y Luis Mejía Lecca. Solo a este último se le revocaría la prisión preventiva.

Cabe recordar que la investigación a cargo del Equipo Especial Lava Jato contra Fujimori y los demás imputados por el presunto aporte de Odebrecht a la campaña de Fuerza 2011. No

La República