Un muerto en las protestas por la escasez de combustible

Muere uno durante la paralización capital Haití

Puerto Príncipe y varias capitales provinciales de Haití vivieron ayer, martes, la segunda jornada seguida de protestas contra la escasez de combustible, una serie de manifestaciones en las que ya se ha registrado un muerto. Las calles de la capital haitiana estaban ayer vacías, las actividades comerciales y de la administración pública estaban paralizadas y el transporte público tampoco ofrecía servicios.

Varias carreteras y avenidas de la zona metropolitana de Puerto Príncipe estaban cortadas, incluyendo la ruta que conduce al aeropuerto, por barricadas o por neumáticos incendiados. Mientras, se registraron protestas en varios puntos de la capital en la que numerosos activistas coreaban consignas contra el presidente, Jovenel Moise.
Este lunes un joven manifestante, identificado como Vladimir Phebé, murió de un disparo durante una protesta en Carrefour, localidad vecina a Puerto Príncipe, según confirmó el alcalde del municipio, Jude Edouard Pierre.

Grupos de activistas han acusado a la Policía de ser responsable de la muerte del manifestante, pero ningún organismo de seguridad ni el Gobierno han informado del fallecimiento del joven ni de las circunstancias en las que ocurrió el tiroteo. Las protestas han continuado a pesar de que el Gobierno anunció de la llegada al país de 500.000 barriles de combustible este lunes, un cargamento que hasta ahora no ha llegado a las gasolineras, donde permanecen las largas filas de cientos de automóviles, de motos y de personas con bidones.

El coordinador general del Movimiento Unificado de Transportistas de Haití (MUTH), Duclos Bénissoit, dijo a Efe que el nuevo cargamento no solucionará el problema de la escasez de combustible, de la que responsabilizó al Gobierno. “En el pasado, era la gente la que bloqueaba el país, ahora es el Gobierno el que lo hace. La población está dispuesta a comprar combustible a un precio normal, pero no al precio que el Gobierno quiere”, dijo Bénissoit.

Para el sindicalista, es probable que esta situación continúe porque Haití es vulnerable a las fluctuaciones del mercado internacional del petróleo, a la vez que denunció la estrategia de las autoridades y de los comerciantes para aumentar el precio del diésel en beneficio propio.

“El combustible es un producto estratégico. El combustible está disponible. Los proveedores lo conservan para venderlo a la gente del mercado negro”, añadió.

HOY


Crisis de combustible en Haití: las autoridades anuncian la llegada de 140 mil barriles de gasolina

Un cargamento de 140 mil barriles de combustible llegó a Haití después de más de tres semanas de escasez, según lo anunciado al final de la tarde. 17 de septiembre, el primer ministro renunciante Jean Michel Lapin.

Esta entrega totaliza 6 millones 720 mil galones de gasolina, que serán distribuidos a través de 4 compañías, dijo el primer ministro durante una reunión con la prensa, a la que asistió AlterPresse.

Se observó una calma precaria durante el día del 17 de septiembre, el día después de una fuerte tensión en las calles de Puerto Príncipe y varias ciudades provinciales, matando al menos a una persona.

Un llamado a la huelga, lanzado por los sindicatos y los movimientos sociales, luego transmitido en las redes sociales, ha bloqueado el tráfico y las actividades en muchas regiones.

La población no ha ocultado su ira, especialmente debido a la escasez de combustibles, una crisis que entra en su cuarta semana.

Jean Michel Lapin anunció para el 19 de septiembre otra entrega, esta vez de 155 mil barriles de diesel, un total de 6 millones 510 mil galones.

Por ahora, el combustible no estará sujeto a impuestos, para no causar un aumento en el precio para el consumidor final, aseguró.

Para el 28 de septiembre, se habrá recibido un total de 500 mil barriles, agregó, al tiempo que indica que se están realizando algunas reflexiones para encontrar una fórmula de impuestos.

AlterPresse


Primer ministro haitiano nuevamente envuelto en polémica

El primer ministro designado de Haití, Fritz William Michel, desmintió hoy su implicación en un caso de sobrefacturación de venta de animales al Estado, la más reciente polémica de su administración.

Michel, nombrado el pasado 22 de julio al frente del Ejecutivo, y que aún espera la ratificación del Senado, negó este lunes haber vendido unas 200 cabras al Gobierno por un precio más elevado que el del mercado, mientras se desempeñaba como contador general del Ministerio de Hacienda.

Según Youri Latortue, presidente del Comité de Ética y Anticorrupción de la Cámara Alta, el hoy primer ministro suministró a la cartera de Agricultura dos centenares de cabras pequeñas por 6,3 millones de gourdes (casi de 68 mil dólares).

Latortue aseguró que el contrato fue realizado través de la empresa Caribbean Product and Services y el monto total sugiere que cada espécimen tuvo un costo de 31 mil gourdes (unos 337 dólares).

Michel, por su parte, replicó que «nunca existió» este contrato y pidió a su acusador presentar las pruebas pertinentes.

«En dos ocasiones recibimos pedidos del Ministerio de Agricultura para cabras de pura sangre. Estos son cabritos que llevábamos de Texas y vinimos con ellos. Hay pedidos a esta misma empresa en los que vendimos por tres mil gourdes (unos 33 dólares), entregadas en el sur», afirmó en el programa radial Magic 9.

No es esta la primera polémica que involucra al jefe de Gobierno en casi tres meses de su nombramiento. A finales de julio, Michel también negó la autoría de supuestos tuits comprometedores por su alusión a la oposición, el trabajo de la prensa, e incluso la primera dama Martine Moise.

El 3 de septiembre pasado, Michel recibió el voto favorable de los diputados, pese a una tensa sesión en la Cámara baja en la cual los parlamentarios de la oposición saquearon el hemiciclo.

Sin embargo, la semana pasada no tuvo igual suerte en el Senado, luego que activistas políticos y legisladores hostiles al Gobierno boicotearan la asamblea.

Mientras aún no se ha divulgado una fecha para ratificar el gabinete, Haití experimenta una nueva crisis por la escasez de combustible, que este lunes paralizó la capital y otras ciudades del país con fuertes protestas.

A ello se suman los bajos indicadores económicos, el descontento social y la imposibilidad del Gobierno a acceder a préstamos internacionales sin un ejecutivo legítimo.

Al Momento


VOLVER