Venezuela: el canciller Arreaza destaca que la intención de aplicar el TIAR contra el país es una operación “ilegal”

Canciller Arreaza: intención de activar TIAR es una operación ilegal contra Venezuela

El intento de aplicar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra Venezuela significa una amenaza contra la soberanía nacional, por lo que “defenderemos nuestro territorio por todas las vías y todas las maneras”, señaló el canciller de la República, Jorge Arreaza, este viernes.

“El TIAR no fue desempolvado, fue desenterrado por EEUU. Estaba muerto, carece de sentido. Fue una operación ilegal y criminal con fines de agresión a Venezuela”, puntualizó Arreaza en una rueda de prensa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza.

El ministro para Relaciones Exteriores destacó, además, que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), la Milicia Nacional Bolivariana y los venezolanos están preparados para defender y proteger la identidad territorial ante las continuas amenazas de intervención militar contra Venezuela.

En sus declaraciones, Arreaza ratificó la voluntad de Venezuela de sostener relaciones de respeto mutuo con Estados Unidos, “que se respete nuestra soberanía, nuestro sistema y podamos convivir, coexistir y hasta cooperar si fuera el caso”.

Asimismo, señaló que los representantes de la Asamblea Nacional en desacato no tienen facultad legal para tomar decisiones en nombre del Estado Venezolano.

“Es una decisión ilegal porque esos señores que se sientan detrás del cartel de Venezuela no tienen ninguna facultad legal para estar en la Organización de Estados Americanos (OEA)”, dijo Arreaza en referencia a la supuesta representación venezolana en ese foro.

AVN


Canciller Arreaza denunció desde la ONU en Ginebra conspiración contra Venezuela

“En la Carta de la ONU no existe un inciso en el que se apruebe la intervención o la ejecución de medidas coercitivas unilaterales contra ningún país”, así declaró el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, desde una rueda de prensa en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su sede de Ginebra, Suiza.

En este sentido, señaló el canciller Arreaza que los países que forman parte de la ONU, deben alzar su voz en contra de las acciones injerencistas del Gobierno del presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump. “¡No aceptaremos intromisión de nadie! ¿Cooperación? ¡Bienvenida! pero no aceptaremos imposición”, enfatizó el diplomático.

Del mismo modo, Jorge Arreaza aseveró que: Nosotros nos defendemos de amenazas de Colombia. Igualmente, recordó la denuncia que presentó el Estado venezolano, donde se mostraron mapas de campamentos y fotos de los lugares en Colombia donde entrenan los grupos paramilitares, así atacar al país, bajo el amparo de las autoridades de Bogotá.

En esta misma línea, el Canciller venezolano destacó que el Gobierno neogranadino conspira junto a la extrema oposición venezolana para agredir a la República Bolivariana. “Es nuestro derecho realizar los ejercicios militares. Nosotros nos defendemos de las amenazas que vienen de Colombia con falsos positivos”.

El TIAR no tiene sentido para ningún país

También reiteró que en la Carta Magna se estableció la defensa y protección del territorio nacional, y se preguntó “¿Quién convocó la aplicación el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)?”, este es un instrumento «muerto» y la intención de aplicarlo en América Latina «no tiene sentido».

De esta manera, Arreaza afirmó que el responsable del intento de activación del TIAR es el Gobierno de Donald Trump, quien ha amenazado permanentemente a Venezuela con una intervención militar.

Informe que presentó la Alta Comisionada Bachelet carece de rigor

El titular de la diplomacia venezolana señaló que, la comisión de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos (DDHH) para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, estuvo varias semanas en Venezuela, pero presentó un informe acorde con el trabajo realizado.

“Las conclusiones del informe de la Alta Comisionada es poco riguroso, es errático, no cumplen ningún tipo de rigor. Han utilizado este informe como herramienta de ataque contra Venezuela”, enfatizó el Canciller.

Venezuela ya no forma parte de la OEA

El canciller bolivariano Jorge Arreaza, recordó y dejó en claro, que Venezuela ya no pertenece a la Organización de Estados Americanos (OEA) desde el mes de abril de este año, y cumplió con todos los requisitos para la salida de esta organización. Esto ante las pretensiones de este organismo de tomar decisiones por el país.

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, publicó desde su cuenta, @CancilleriaVE, en la red social Twitter, el video completo con esta rueda de prensa de su titular Jorge Arreaza.

Ministerio de Comunicación de Venezuela


EEUU ofrece garantías a Colombia en caso de conflicto con Venezuela

Estados Unidos le dio garantías a Colombia de que intervendrá a su favor en caso de que se desate un conflicto con Venezuela.

Así lo informó Francisco Santos, embajador de Colombia en Washington, durante un desayuno con periodistas.

Indicó que su país ofreció las nuevas garantías, durante un encuentro entre el secretario de Defensa Mark Esper y el ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, este miércoles en Washington.

«Se habló de Venezuela. Se habló de garantías, que era muy importante en caso de que pase algo. También con lo que dijo Elliot Abrams. Que si nos tocan, que si hay una provocación, Estados Unidos está allí, al lado de Colombia», dijo el embajador.

Santos precisó además que la reunión con Esper, y el ofrecimiento de esas garantías, era clave a la luz de la decisión reciente del régimen de Nicolás Maduro de enviar tropas a la frontera con Colombia.

El embajador indicó que en la conversación también se habló de la preocupación que existe por la presencia de Rusia y Cuba en Venezuela. Además, de la necesidad de fortalecer el intercambio de inteligencia.

Activación del TIAR

Santos también se refirió a la decisión que se tomó esta semana de convocar al grupo de consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, que se reunirá en dos semanas en Nueva York para discutir la crisis de Venezuela.

Destacó la necesidad de activar un mecanismo como el TIAR, pues facilita la toma de decisiones en materia de sanciones comunes de sus países miembros.

Muchas naciones, dijo el embajador, no cuentan con leyes que les permitan aplicar este tipo de castigos a otros países. El TIAR, que es un tratado internacional que está por encima de las leyes domésticas, abre esa posibilidad.

Aclaró, no obstante, que la invocación del TIAR tendrá límites y se dejará claro que no implica el uso de la fuerza.

«Lo que sí es claro es que va a tener un límite y es que no implica el uso de la fuerza y eso va quedar claramente especificado. Se va a aclarar que no se está invocando el TIAR para eso», sostuvo el diplomático.

El régimen de Maduro teme que el TIAR sea el marco jurídico para una intervención militar en su contra o para la imposición de nuevas sanciones.

El TIAR es un tratado suscrito en 1947 por 23 países de la región (de los cuales permanecen 19, entre ellos Colombia). Contempla el uso de la fuerza para defender a un Estado miembro frente a una agresión.

El caso Marlon Marín

En la charla, Santos también se refirió a la visita a Washington de la ministra de Justicia Margarita Cabello y su reunión con el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr.

De acuerdo con el embajador, en la cita salió a relucir el caso de Marlon Marín, sobrino del guerrillero Iván Márquez y pieza clave los procesos por narcotráfico que existen tanto en Estados Unidos, como en Colombia, contra Jesús Santrich.

«Quedó claro que Marín no quiere hablar. Que está muy preocupado por su familia. Pero que tratarían de ayudarnos», afirmó el embajador.

Precisó que se les explicó a los estadounidenses que el estado colombiano les está brindando todas las protecciones posibles a la familia de Marín. El fin es que pueda cumplir con el testimonio que ha pedido la Corte Suprema de Justicia.

El Nacional


Cuba rechaza enérgicamente la activación del TIAR

El Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia la vergonzosa decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), un tratado que contempla la utilización de la fuerza militar.

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechaza enérgicamente su invocación con el pretexto de calificar a la República Bolivariana de Venezuela como una amenaza a la paz y a la seguridad en el Hemisferio, cuando en realidad son la injerencista Doctrina Monroe aplicada por Estados Unidos, la hostilidad hacia Venezuela y la utilización para esos fines de este tratado, las que ponen en peligro la paz y seguridad regionales.

Nuevamente la desprestigiada Organización de Estados Americanos fue el vehículo para esta ignominia donde un grupo digno de gobiernos diáfanamente se opuso a esta decisión.

Invocar al TIAR que Estados Unidos utilizó para justificar las intervenciones y agresiones militares en la región y causante de tanto dolor y muerte a los latinoamericanos y caribeños, es un deliberado intento por provocar una situación que pudiera desencadenar en el uso de la fuerza para derrocar al Gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro Moros, en oposición abierta a los principios del Derecho Internacional y la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Al rechazar esta decisión, el Ministerio de Relaciones Exteriores hace un llamado a los gobiernos y pueblos de Nuestra América y del mundo a oponerse resueltamente a esta medida que pretende justificar, mediante un artificial amparo legal, la intervención en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela, lo cual es inaceptable.

Cancillería de Cuba


Uruguay rechaza intento en OEA de «legitimar el uso de la fuerza» para «derribar» un gobierno

El gobierno uruguayo rechazó enfáticamente el respaldo de algunos países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la convocatoria al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) de 1947 para «legitimar el uso de la fuerza y, así derribar a un gobierno sin importar la legalidad del procedimiento», informó ayer de este modo Presidencia de la República.

El informe, publicado en el portal oficial, agregó que los países promotores de la iniciativa rechazaron una enmienda de Costa Rica que excluya la intervención armada.

La OEA, cuyo secretario general es el ex canciller Luis Almagro, convocó el miércoles al órgano de consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) firmado en 1947, el pacto de defensa militar que convoca a casi todos los países del hemisferio, luego de calificar a Venezuela como un elemento desestabilizador en el continente.

«Uruguay se negó a apoyar esta convocatoria que muestra un claro intento, nuevamente, de manejar políticamente instrumentos jurídicos internacionales en pos de intereses cuya única meta es el derrocamiento de un gobierno, no importa lo legítimo del procedimiento que se utilice», dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, en convocatoria de prensa.

Recordó que los países que promovieron esta resolución rechazaron una enmienda, propuesta por Costa Rica, que excluía de forma expresa el uso de la fuerza.

Para el gobierno uruguayo, «la única lectura posible de este rechazo es que lo que pretenden, justamente, es utilizar la fuerza».

Estos países, prosiguió, «intentan darle legitimidad a una intervención armada que echa por tierra los esfuerzos realizados por la OEA desde hace 70 años para que los conflictos entre los países de la región se resuelvan por la vía pacífica».

Reiteró que el uso de la fuerza está expresamente prohibido por el artículo 19 de la Carta de la OEA, y también por la Carta de las Naciones Unidas.

«El texto de la resolución aprobada, muy escueto, convoca al órgano de consulta del tratado, integrado por los ministros de relaciones exteriores de los países que lo integran, argumentando que la crisis en Venezuela representa una clara amenaza a la paz y la seguridad en el hemisferio».

Sin embargo, Venezuela no integra la OEA desde el 27 de abril de 2019 ni tampoco el TIAR, luego de su renuncia al pacto militar, en 2013, «por más que esos mismos países con la connivencia del secretario general de la OEA (Luis Almagro) intenten ignorarlo, reconociéndole los actos a un supuesto gobierno autoproclamado, una legitimidad de la que carece absolutamente».

«El argumento de la clara amenaza a la paz se inscribe en la línea de algunos países de la región que han buscado, por todos los medios, forzar una coyuntura en Venezuela que les permita al fin concretar la tan ansiada intervención armada», concluyó el jerarca.

La opción militar

Nin Novoa evaluó también las consecuencias que puede provocar el uso de la opción militar en Venezuela.

En ese sentido, dijo que, «además de la terrible pérdida de vidas humanas y el sufrimiento del pueblo venezolano», se generaría una «verdadera desestabilización en el continente».

Por otro lado, «contribuirá al deterioro institucional de la OEA y a la polarización de las posiciones de sus miembros, agravando la falta de credibilidad de la organización».

República


El Tiar para Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este 11 de septiembre la convocatoria del Órgano de Consulta del Tratado de Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para tratar la situación en Venezuela, por considerar que supone una “amenaza a la paz y la seguridad de la región”.

El Consejo Permanente de la OEA abrió este proceso de activación del TIAR, o Tratado de Río (1947), con 12 votos a favor ( los de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana, más el representante de Guaidó aceptado por la OEA), 5 abstenciones (Costa Rica, Panamá, Perú, Uruguay y Trinidad y Tobago) y una ausencia (Bahamas).

¿Qué es el TIAR?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es un pacto continental de defensa mutua. Conocido como Tratado de Río -por la ciudad donde se firmó el 2 de septiembre de 1947, apenas terminada la II Guerra Mundial- fue suscrito antes de la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de la OEA.

El artículo 3.1 del TIAR resume su espíritu: ” Las Altas Partes Contratantes convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos”.

Así, cada una de las Partes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

¿Qué países y territorios comprende?

La región a que se refiere este Tratado comprende a toda América y 300 millas a partir de la costa continental e insular, incluyendo la región entre Alaska y Groenlandia, en el norte, y en la zona ártica hasta las islas Aleutianas. En el sur las regiones antárticas, y los islotes de San Pedro y San Pablo y la isla Trinidad.

Actualmente, de los 35 miembros de la OEA (incluido el representante enviado por Guaidó), sólo 18 están dentro del TIAR (si se cuenta la reincorporación de Venezuela postulada por Guaidó). Venezuela dejó el TIAR en 2012, junto con Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua.

Quedan integrando el tratado: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Trinidad y Tobago y Bahamas.

¿Cómo se activa?

El TIAR puede activarse en dos circunstancias. En primer lugar, en caso de un ataque armado contra un Estado americano. En segundo lugar, ante una agresión que no sea ataque armado: ya sea por un conflicto extracontinental o intracontinental, por una agresión contra la soberanía o la independencia política de cualquier Estado americano, o por cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América.

En este caso, fue Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, autoproclamado presidente interino de Venezuela y reconocido por la mayoría de los países de la región, quien a través de su embajador ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, hizo la petición de convocatoria al Órgano de Consulta del TIAR.

¿Qué ocurrió después de la votación en la OEA?

Terminada la votación, Costa Rica, Chile y Perú también presentaron una enmienda para excluir el posible uso de la fuerza, pero resultó rechazada por nueve votos en contra. A su vez, la delegación mexicana tomó la palabra para rechazar la activación del TIAR, por entender que “no hay un conflicto armado en el continente que amerite la aplicación”. México sostuvo que con la activación de este mecanismo se busca una intervención armada en la región.

¿Por qué Guaidó invocó el TIAR?

Para invocar la aplicación del tratado, Guaidó argumentó desde la presencia de grupos armados en Venezuela y el uso del territorio nacional como puente para el tráfico ilegal de drogas hasta el desastre ambiental en el Arco Minero del Orinoco debido a la expansión de la minería ilegal.

La mayoría del Consejo Permanente de la OEA consintió en que la actual situación en Venezuela representa “una clara amenaza a la paz y la seguridad” en la región.

¿Qué implica la activación del TIAR?

En lo concreto, lo que los doce países que votaron a favor decidieron fue la convocatoria a una reunión de los ministros de Exteriores de los Estados parte del TIAR. En la segunda quincena de este mes de septiembre, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, se juntarán y deliberarán acerca de qué medidas tomar con respecto a Venezuela.

¿Qué medidas puede tomar el Órgano de Consulta?

De acuerdo con el tratado, podrían ser una o más de las siguientes: el retiro de los jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas; la ruptura de las relaciones consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y el empleo de la fuerza armada.

¿Cuántas veces se activó el TIAR?

El TIAR se invocó más de una docena de veces, pero en pocas culminó en una intervención militar continental conjunta, como en la isla de Grenada, en 1983.

En 1962, el TIAR aprobó sanciones contra Cuba durante la Crisis de los Misiles con Estados Unidos que provocó el despliegue de armas soviéticas en la isla. En 1965, la OEA autorizó además que una Fuerza Interamericana de Paz liderada por Estados Unidos interviniera en la guerra civil en República Dominicana, una iniciativa por la que la propia organización aceptó hacer un desagravio al país en 2016.

Otros antecedentes del TIAR son los que contribuyeron a evitar guerras entre Costa Rica y Nicaragua (1948 y 1955) y entre Honduras y El Salvador (1969).

En 2001, Estados Unidos consideró invocarlo nuevamente con motivo de los atentados en las Torres Gemelas de Nueva York, pero no lo concretó.

¿Por qué no se activó en la Guerra de Malvinas de 1982?

En 1982, Argentina invocó el TIAR durante la Guerra de las Malvinas para defenderse del Reino Unido y una mayoría de los miembros la apoyaron.

Sin embargo, Estados Unidos, miembro de la OTAN, rechazó la invocación con el argumento de que Argentina había sido la nación agresora y el Consejo de Seguridad de la ONU ya había tomado cartas en el asunto, una posición a la que adhirieron Colombia y Chile. La opinión generalizada entre diplomáticos y observadores, por entonces, fue que el TIAR había recibido así un golpe de gracia. Hoy parece renacer.

Embajada Abierta