Argentina: Alberto Fernández visitó una fábrica y mañana viaja a México

447

Alberto Fernández: “Vamos a hacer lo que haga falta para que en la Argentina se produzca”

El presidente electo participó del anuncio de reapertura de una fábrica textil junto al intendente de San Martín, Gabriel Katopodis y los diputados electos del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa, Leonardo Grosso y Facundo Moyano.

El presidente electo, Alberto Fernández, participó este miércoles de un recorrido por una fábrica textil del partido de San Martín, desde donde anunció que durante su presidencia va a llevar adelante las políticas que “hagan falta para que en Argentina se produzca, haya trabajo y se venda”.
Durante la actividad, el empresario textil Teddy Karagozian anunció que desde marzo, con el impulso del nuevo Gobierno, volverá a poner en marcha una de las plantas de su empresa Hilado I en La Rioja, que permanecía cerrada desde comienzos de 2019.“Estos son los industriales que necesitamos los argentinos, que invierten, arriesgan y dan trabajo. Y son a estos industriales a los que el Estado argentino les tiene que hacer las cosas fáciles. Porque lo que ha pasado en estos años es que a aquellos que querían producir le hicieron todo muy difícil”, señaló Alberto Fernández desde la fábrica Kabrilex, del empresario Ernesto Reinhardt.

“El dueño de esta fábrica (Reinhardt) me contaba que haya en el 2015 pagaba la décima parte de energía de lo que paga hoy. Las facturas en gas vienen directamente en dólares y que hoy produce 30% menos que en 2015. Eso es lo que le pasó a la industria argentina y eso es lo que no podemos dejar que siga pasando”, continuó el mandatario electo.

Acompañaron a Fernández los diputados electos del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa, Leonardo Grosso y Facundo Moyano; el actual diputado Ignacio de Mendiguren; el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis y el jefe comunal de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta.

“Lo que a la Argentina la va a salvar es una Argentina que produzca y donde la gente encuentre trabajo. Estoy seguro que la inmensa mayoría de los argentinos está cansado de levantarse todas las mañanas a ver cuál es la tasa de interés que los bancos cobran del Central en un juego especulativo”, indicó Fernández.

“He recorrido esta fábrica, he visto el stock que tienen y que lamentablemente no venden porque la Argentina no consume y no consume porque han empobrecido a la gente. Y en verdad ningún capitalismo funciona sin un consumidor que mueva la demanda”, relató.

“Ese es el esfuerzo que vamos a hacer. Aldo se debe acordar cuando discutimos con los chinos que debíamos defender la industria textil, la industria del zapato, del juguete, de las bicicletas, de las motocicletas, del caucho y lo hicimos convencidos de que de esa forma la Argentina iba a tener industria y trabajo. Los hicimos en aquellos años y lo vamos a hacer también ahora. Y vamos a poner de pie a la Argentina”, concluyó.

Ámbito


Fernández pondrá en marcha la transición la semana que viene, tras su viaje a México

Comienzan los contactos entre sus interlocutores y el gobierno de Macri para evaluar la situación de cada área; hoy dará su primera conferencia de prensa luego de las elecciones

La transición deberá esperar unos días. Después del encuentro que Mauricio Macri y Alberto Fernández mantuvieron el lunes, el diálogo entre ellos entró en un impasse. No hubo todavía intercambio de nombres ni reuniones de equipos. El presidente electo retomará los contactos con Macri dentro de una semana, de regreso de su viaje a México, donde se reunirá con el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador.

Antes de su partida, prevista para mañana, Fernández dará hoy una conferencia de prensa. Será la primera vez que hable en público con periodistas, en un contacto con agenda abierta. Solo entonces se conocerán más detalles sobre el esquema que tiene en mente el presidente electo para los cuarenta días que restan hasta el cambio de mando.

Durante la cumbre del lunes, en la Casa Rosada, Fernández le dijo al Presidente que le iba a ir pasando los nombres de los integrantes de sus equipos para avanzar con la transición en cada área. Ese mismo día trascendió que el presidente electo había designado a cuatro dirigentes para coordinar ese proceso : Santiago Cafiero, Eduardo “Wado” de Pedro, Gustavo Beliz y Vilma Ibarra. Esos dirigentes conversaron por separado con Fernández, pero todavía no entraron en contacto con los funcionarios de Macri.

“Alberto no tuvo tiempo. El martes viajó a Tucumán y Santiago [del Estero], y ahora ya se va para México. La semana que viene le va a empezar a pasar los nombres para ir hablando de todos los temas”, dijo uno de los dirigentes que acompañaron este miércoles a Fernández durante su recorrida por la fábrica Kabrilex, en San Martín. “No estamos ansiosos. De a poco se va a ir acomodando todo”, agregó, entre rollos de telas y bobinas.

En el comando de la calle México hay ocho casilleros que se dan por descontados para ocupar diferentes ministerios: Cafiero (Jefatura de Gabinete), De Pedro (Interior), Felipe Solá (Cancillería), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), María Eugenia Bielsa (Vivienda), Marcela Losardo (Justicia), Matías Kulfas (Economía) y Claudio Moroni (Trabajo)

Mientras, Fernández hablaba frente a los empleados de la fábrica, del empresario Teddy Karagozian. “Vamos a hacer lo que haga falta para que en la Argentina se produzca, se dé trabajo y se venda”, les dijo. El empresario anunció la reapertura de su planta en el norte del país, por el cambio de condiciones que prometió el presidente electo para las pymes. “Las máquinas van a venir pronto, yo solo deseo que ustedes comprendan que la Argentina debe invertir para salir de este pozo del que estamos. La especulación financiera no puede seguir más”, planteó Karagozian.

Después de ese breve intercambio, Fernández se sometió a una larga seguidilla de abrazos y selfies con los empleados, vestidos de azul. De la recorrida participaron el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis; el de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta; el diputado electo Sergio Massa, y los diputados José Ignacio de Mendiguren, Leonardo Grosso y Facundo Moyano. Con este último quedó en reunirse la semana que viene. “Tengo más de 4000 mensajes sin responder”, se disculpó el presidente electo cuando dejó la planta, rumbo a sus oficinas de la calle México.

Ahí lo esperaba De Pedro, uno de los cuatro coordinadores de la transición. Por ahora, ninguno de ellos dejó trascender cuál será su tarea específica. Fernández decidió dejar para último momento los anuncios sobre el futuro gabinete. Quiere evitar, de esa manera, someter a sus colaboradores a un desgaste anticipado.

De todas formas, en el comando de la calle México hay ocho casilleros que se dan por descontados: Cafiero (Jefatura de Gabinete), De Pedro (Interior), Felipe Solá (Cancillería), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), María Eugenia Bielsa (Vivienda), Marcela Losardo (Justicia), Matías Kulfas (Economía) y Claudio Moroni (Trabajo).

Todos ellos participaron el sábado de una reunión de cuarenta dirigentes elegidos para la transición. El encuentro, desarrollado en la sede de la Universidad Metropolitana del Trabajo y la Educación (UMET), no fue muy productivo y posiblemente no se repita, dijeron a LA NACION dos participantes. Fernández mantendrá por el momento el esquema de poder radial, sin reuniones de equipo.

El presidente electo tendrá unos días para pensar los próximos pasos. Está previsto que llegue el sábado a la Ciudad de México y que se reúna con López Obrador el lunes, después de dos días de descanso.

Todavía sin confirmar, la agenda incluiría también uno o varios encuentros con empresarios con intereses en la Argentina.

Lo acompañarán en el viaje su virtual canciller, Solá, y el exministro de Turismo bonaerense Miguel Cuberos.

La Nación


VOLVER

Más notas sobre el tema