Argentina: Fernández se reunió con Macri en Casa Rosada tras el triunfo en las elecciones presidenciales

Alberto y Macri mantendrán línea directa para realizar una transición ordenada

El presidente Mauricio Macri recibió al mandatario electo, Alberto Fernández, en Casa Rosada para comenzar a dialogar sobre la transición de mando, que culminará el próximo 10 de diciembre con la asunción del líder del Frente de Todos.

El encuentro, que fue calificado por ambos frentes como “positivo”, estaba previsto para las 8:30, pero se decidió postergarlo una hora y media. En un clima de diálogo cordial, repasaron los principales lineamientos, sobre todo económicos, y se comprometieron a “continuar el diálogo y mantener una línea directa”, según pudo saber Ámbito.

Durante la charla se habló de “hacer lo mejor para el país” y se comenzó a coordinar la creación de un equipo de transición de cara al 10 de diciembre.

Ningún funcionario de Gobierno recibió a Fernández en la explanada de Casa Rosada. El compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner ingresó por el Salón de los Bustos pasadas las 10.20 horas. El único presente para saludarlo fue el fotógrafo oficial, Víctor Bugge, quien lo estrechó en un abrazo. Luego, dos miembros de Protocolo y Ceremonial lo acompañaron hasta el despacho presidencial.

La reunión entre ambos políticos duró exactamente una hora. Comenzó mano a mano, y luego se sumaron funcionarios. Al finalizar, Macri compartió lo conversado en una reunión de Gabinete.

Mientras los políticos estaban en el despacho del presidente dialogando y sacándose la esperada foto, afuera de la Casa Rosada se observaban otras postales. Durante toda la mañana, distintos ciudadanos se acercaron a las rejas de la sede de Gobierno para manifestar su apoyo a la gestión de Macri, o bien, saludar y felicitar a Fernández.

Vale recordar que, el domingo por la noche, el Presidente llamó a Fernández desde Olivos apenas se enteró de los resultados del escrutinio provisorio. Según su círculo íntimo, el primer mandatario está “tranquilo y confiado en que hizo todo lo que pudo para revertir el resultado de las PASO”.

Escenario económico

Fue el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien brindó precisiones a la prensa acreditada sobre lo conversado al interior del Gabinete un día después de la derrota. En este marco, aseguró que las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) están al tanto desde anoche de las medidas adoptadas respecto al control del mercado cambiario, las cuales aseguró, son “transitorias”.

Asimismo, aclaró que serán las nuevas autoridades económicas las que continúen el diálogo con el organismo internacional, y pidió a la prensa que “no lo obligaran” a decir quiénes eran dichas autoridades. En otro orden de temas minimizó un posible impacto de los resultados electorales en los precios, y prometió que “la inflación de octubre será menor que la de septiembre”.

Ámbito


Sandleris: “Buscamos preservar las reservas en esta transición”

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, ratificó en la mañana de este lunes la restricción –decretada horas atrás- en la compra de dólares impuesta a las personas.

Sandleris, que ofreció una conferencia de prensa en el Banco Central, justificó la limitación en la necesidad de “preservar las reservas”, y admitió que se trata de una medida “estricta” y que puede traerle “problemas” a la economía.

Durante su discurso, Sandleris aporto poco a lo que ya se conocía desde la noche del domingo y repitió las explicaciones oficiales sobre las causas de la crisis económica y financiera.

En esta oportunidad, el titular del Banco Central consideró que el “nivel de incertidumbre y volatilidad” actual era consecuencia de que “los argentinos no hemos sabido construir (…) consensos básicos” de forma tal que el proceso electoral y el cambio de gobierno “no afecten” a la economía.

En relación con la restricción a la compra de dólares por parte de individuos, detalló que “en los últimos días de la semana pasada observamos un aumento importante en la demanda de dólares, principalmente por parte de los individuos. Ante el riesgo de que este fenómeno se mantuviera esta semana, es que decidimos profundizar los controles en este frente”.

Según esta mirada, la corrida contra el peso y la fuga de divisas se deberían al efecto estampida, es decir, miles de personas saliendo a comprar dólares ante la perspectiva de una nueva devaluación del peso.

Sin embargo, el propio Sandleris observó que de los 22 mil millones de dólares en reservas que perdió el BCRA desde las PASO, sólo un tercio se debió a las ventas del Central en el mercado de cambios para satisfacer la demanda de dólares, que no estuvo motivada en su totalidad por la fuga ya que incluyó en ese paquete a los requerimientos de las empresas para pagar importaciones. Los otros dos tercios obedecieron al pago de deudas y al retiro de depósitos en dólares colocados en cajas de ahorro en los bancos.

Así las cosas, las medidas anunciadas por el Banco Central apuntan sólo a restringir, parcialmente, un tercio de la demanda de dólares que explica la caída de las reservas.

El funcionario aclaró que “el resto del esquema cambiario se mantiene básicamente sin modificaciones”, con lo que se mantendrán abiertos los canales que explican el grueso de la pérdida de dólares. “Las medidas anunciadas aquí se enfocan exclusivamente en la compra de dólares para atesoramiento y especulación financiera, y no afectan el acceso al mercado cambiario para el comercio exterior o el pago de deudas”, detalló.

Tampoco estarán afectados los dólares para pagar gastos en el exterior, sean pasajes o estadías vinculados al turismo o las compras en el exterior.

“Sé que esta medida, aun siendo temporaria, es muy estricta y afecta a muchas personas. Su objetivo, repito, es preservar las reservas durante este período de transición, hasta tanto el nuevo gobierno defina sus lineamientos de política económica y se disipe la incertidumbre”, señaló Sandleris. El presidente del Central también advirtió que “esta medida dificulta el funcionamiento de la economía; hay que ser cuidadosos con cómo se implementa”.

La expectativa de las autoridades del BCRA es que la restricción “va a reducir la demanda de dolares para atesoramiento por parte de las personas. Confiamos en que el mercado cambiario este equilibrado”.

El valor del dólar oficial bajaba levemente en la mañana del lunes. En tanto, la cotización del dólar blue o ilegal subía ligeramente, un 0,3%, hasta los $ 77 en la modalidad vendedora.

Las autoridades del Banco Central tampoco informaron si exploraron nuevas medidas para que se concrete la liquidación de dólares de las exportaciones. El 1 de septiembre el BCRA estrechó los plazos para que las empresas hagan esas liquidaciones, pero en el mercado financiero se señala que los dólares del comercio exterior no aparecen. Según esa normativa, las cerealeras (que exportan soja,maíz, trigo y sus derivados) cuentan con un plazo de 15 días para realizar la liquidación.

Tiempo Argentino


Lacunza defendió el cepo tras el desastre cambiario: “Una sobredosis puede causar un daño innecesario”

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, defendió este lunes la nueva versión del cepo cambiario que lanzó el gobierno de Cambiemos el domingo por la noche, después de largos meses de descontrol de la moneda verde, fuertes devaluaciones y encarecimiento de los precios de consumo masivo.

En una conferencia de prensa, destacó la medida en el marco de la “transición” hacia la era del gobierno del Frente de Todos y tomó distancia de la última escalada de los precios minoristas, que se produjo la semana pasada, en los días previos a la contienda electoral.

Lacunza también consignó que el gobierno en funciones mantuvo “conversaciones informales” durante el proceso preelectoral con el equipo de Alberto Fernández.

El funcionario destacó las elecciones locales en el contexto regional de una América Latina “convulsionada” y felicitó a los ganadores, si bien reconoció la decepción con el resultado a título personal y en nombre del presidente Mauricio Macri.

“Teníamos expectativas de llegar a competir en la segunda vuelta pero a la vez nos preparamos para una eventual transición para preservar el bienestar de los argentinos”, aseguró.

Lacunza definió el encuentro con Fernández como “un buen diálogo iniciático” en la transición y adelantó que la agenda seguirá en los próximos días “con los equipos en diferentes áreas”. Según dijo, la voluntad del gobierno es “cooperar porque lo importante es el bienestar de los argentinos. No solo hay que pensar hasta el 10 de diciembre sino más allá, para dotar al gobierno entrante de herramientas”.

El hombre del gabinete explicó que esa es la filosofía detrás del cepo de U$S200 dólares mensuales que se anunció en la noche del domingo pero aclaró que “este esquema cambiario también es para la transición, es transitorio, no permanente”, remarcó. “El permanente se tendrá que implementar cuando el nuevo gobierno diseñe su política económica”.

A la hora de la interacción con la prensa, Lacunza reconoció que “hasta aquí tuvimos conversaciones informales” con el equipo de Alberto Fernández.

Según consignó fueron “conversaciones productivas, sinceras pero informales porque había una competencia electoral. Había un diálogo fluido pero en el marco de la informalidad” y comparó que “ahora es más orgánica y tenemos que esperar que el presidente electo designe a esos interlocutores para poder continuar”. Algo que se espera para los próximos días, de acuerdo al ministro.

El titular de Hacienda resaltó también sus dos viajes a Washington para visitar el FMI y confirmó que realizó llamados telefónicos a ese organismo la noche del domingo y este lunes por la mañana. “La continuación es importante. Dejamos aceitado el camino para que no haya que perder tiempo en deliberaciones en proyecciones fiscales y monetarias para este año. Pero cuando estén designados los interlocutores seguiremos” reiteró.

En uno de los tramos más polémicos de su intervención Lacunza se desentendió de los aumentos de precios que se verificaron la semana pasada en comercios del segmento minorista, fundamentalmente en productos de primera necesidad como alimentos, bebidas y tocador.

“Sobre los precios no hacemos pronósticos” dijo, e inmediatamente afirmó: “La inflación de octubre va a ser inferior a la de septiembre”. El argumento de ministro es que el Banco Central (BCRA) llevó adelante “una política prudente para evitar que se repita el salto de septiembre que fue consecuencia de la devaluación de agosto”.

En ese orden Lacunza habló de “una tendencia descendente a tasas más razonables” pero los aumentos de la semana pasada tienden un manto de dudas. Consultado por el traslado a precios y el plan del gobierno para contenerlo respondió: “No sé, no me consta que haya habido traslado a precios. Hoy no hay una devaluación así (como la de agosto). Para ver el traslado a precios hay que mirar períodos más largos porque no es instantáneo sino que va transcurriendo con semanas o meses de rezago”, argumentó. Y sumó: “El tipo de cambio real no se resetea día a día o semana a semana y no veo que haya un traslado”.

Sobre el cepo de U$S 200 mensuales remarcó que “la medida es para todos los ciudadanos” y aclaró que los que viajen al exterior pueden retirar en cajeros con sus tarjetas de crédito dentro del cupo de restricción.

El ministro también debió responder por el tiempo que demoró la decisión oficial. “No son medidas gratuitas para la actividad económica” dijo y agregó: “Se pueden aplicar más tarde o más temprano pero una sobredosis puede ser un daño colateral innecesario y una menor dosis puede ser insuficiente”.

En ese sentido también dijo: “Si miramos los últimos 75 días, la distancia entre las PASO y las elecciones generales, el primer mes se fugaron U$S16 mil millones, en el segundo otros U$S2.300 millones y en la última semana, y especialmente los últimos dos días, hubo una salida adicional que nos hizo rever esa dosis que se había aplicado”.

Según la argumentación oficial, “si se descompone por factor de variación de reservas se ve que un tercio de la caída fue por depósitos, que son dólar del público; un tercio fue por un pago de deuda y hay un tercio más que salió en la última semana. Todo es opinable pero una medida así tomada prematuramente podría haber hecho daño”.

Tiempo Argentino


Advierten por caída de reservas del BCRA pese a endurecimiento del cepo

Luego de que se conocieran los resultados de la elección presidencial que depositará a Alberto Fernández en el sillón de Rivadavia a partir del 10 de diciembre, la primera medida que tomó el gobierno de Mauricio Macri para evitar una disparada del dólar y la consecuente caída de reservas del Banco Central fue endurecer el cepo cambiario. Sin embargo, economistas consultados por Ámbito alertaron por la disparada de la brecha entre el dólar oficial y los dólares libres como el blue, el contado con liqui y el MEP y advirtieron que la caída de reservas internacionales de la autoridad monetaria continuará producto de la salida de depósitos y los vencimientos de deuda que deberá afrontar la actual gestión.

Cabe destacar que el BCRA redujo a partir de este lunes el límite de compra de dólares para atesoramiento desde los u$s 10.000 mensuales para personas físicas por mes a tan solo u$s200.

En ese contexto, Federico Furiase, economista de la consultora Eco Go señaló que el endurecimiento del cepo solamente es una “medicina” que trata de poner paños fríos sobre el dólar oficial. Consideró además que la nueva medida del BCRA “no estabiliza la demanda de dinero ‘per se’ ni el deterioro de las expectativas ni la causa estructural de la vulnerabilidad macroeconómica”.

“Claramente el cepo va a poner cierto cierre a la pérdida de reservas del Central ante la dolarización de carteras. Pero probablemente sigan cayendo por salida de depósitos en dólares y por vencimientos de deuda”, afirmó en declaraciones a este medio.

“Lo más probable es que el endurecimiento del cepo le ponga más control al dólar oficial pero que terminemos jugando con una brecha con el Contado con Liquidación creciente dado que hay una expectativa de una emisión monetaria fuerte que va a tener que hacer el BCRA en diciembre para cerrar la brecha fiscal en ese mes. Todo esto en un contexto donde la demanda de dinero sigue cayendo”, agregó.

Asimismo, Furiase aseveró que en un contexto de endurecimiento del cepo, de expectativa de emisión monetaria, depérdida de reservas y tasas nominales de pesos en baja, “la variable de ajuste va a ser una brecha creciente con lo cual se requiere un programa económico muy consistente en lo monetario y lo fiscal para establecer la expectativa y la demanda real de dinero y no arriesgar un escenario de espiralización de la inflación”.

En esa misma línea, Miguel Zielonka, economista de Econviews, coincide que el mayor control cambiario va a ampliar la brecha con los dólares alternativos mientras que las reservas van a continuar cayendo por la cancelación de la deuda que va venciendo y por retiro de depósitos en dólares.

Destacó que las intervenciones del BCRA van a ser menores y que la transición de una administración a otra “depende de cuánto aclare el próximo gobierno respecto de lo que piensa va a ser el nuevo conjunto de políticas económicas”. “Calculo que va a haber mucha volatilidad en el mercado y que la actividad real seguirá afectada negativamente”, agregó.

Si bien el titular del BCRA Guido Sandleris aseguró este lunes que el endurecimiento del cepo, aun siendo temporaria, es muy estricto y afecta a muchas personas, su objetivo, es preservar las reservas durante el período de transición, hasta tanto el nuevo gobierno defina sus lineamientos de política económica y se disipe la incertidumbre.

No obstante, Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma, señaló que los cambios regulatorios lo que hacen es mover la presión desde el segmento oficial y las reservas a los dólares paralelos. Por eso consideró que es esperable que el blue gane en volumen y en brecha.

También adhirió con ese diagnóstico el analista financiero Christian Buteler, quien destacó que a mayor cepo habrá más brecha. “Con un cepo tan restrictivo deberían tener una caída menos abrupta. Salvo que esto incentive la salida de depósitos de los bancos. Como los depósitos forman parte de las reservas, ahí puede haber una pérdida”, afirmó.

Por su parte, Furiase insistió con que lo más probable es que el endurecimiento del cepo le ponga más control al dólar oficial pero que “se termine jugando con una brecha con el Contado con Liquidación creciente dado que hay una expectativa de una emisión monetaria fuerte que va a tener que llevar a cabo el Banco Central en diciembre para cerrar la brecha fiscal”.

“Claramente el cepo va a poner cierto cierre a la pérdida de reservas del Central ante la dolarización de carteras. Pero probablemente sigan cayendo por salida de depósitos en dólares y por vencimientos de deuda”, concluyó.

Por último, el economista Amilcar Collante manifestó que el BCRA busca “blindar” las reservas internacionales dado que la semana pasada el drenaje fue muy fuerte e insostenible en el tiempo. Y en línea con sus colegas afirmó que con estas restricciones se puede elevar la brecha cambiaria aún más. Asimismo, sostuvo que si bien el BCRA no sacrifica más dólares interviniendo, hay que seguir de cerca lo que sucede con las reservas teniendo en cuenta la salida de depósitos que puedan ocurrir en los próximos días y a los pagos de deuda.

Por lo pronto los analistas estiman que los mercados tendrán unos días agitados tras la victoria de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales, aunque los indicios de una transición ordenada y de una oposición fuerte podrían limitar las turbulencias.

Ámbito


Los primeros nombres de Alberto Fernández para la transición

El presidente electo, Alberto Fernández, ya designó al equipo de colaboradores que coordinará la transición con la gestión saliente . Será encabezado por su jefe de campaña, Santiago Cafiero, y estará integrado por el ex secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” De Pedro, el ex ministro de Justicia, Gustavo Béliz, y Vilma Ibarra.

Pocas horas después del encuentro de esta mañana entre ambos mandatarios en Casa Rosada, trascendieron los nombres de los primeros integrantes del equipo de 40 personas que trabajará en el traspaso de una gestión a otra.

A De Pedro y a Béliz se los ha visto en varias oportunidades junto con Fernández durante la campaña electoral, no así a Vilma Ibarra aunque la ex diputada y senadora mantiene una antigua relación con el ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner.

Tal como confirmaron a Página/12 fuentes cercanas al mandatario electo, los primeros acuerdos de la transición convenidos durante la charla de esta mañana fueron la apertura de una “línea directa” entre Alberto y Macri y la conformación de un equipo de trabajo del Frente de Todos para tener acceso a los datos de la administración nacional, cuyos primeros nombres son los que se conocieron esta misma tarde.

El equipo de Alberto Fernández para la transición

Santiago Cafiero fue el jefe de campaña de Alberto Fernández y uno de sus más estrechos colaboradores. Es nieto del ex gobernador bonaerense Antonio Cafiero e hijo de Juan Pablo, que fue embajador en el Vaticano durante el gobierno de Cristina Kirchner.
Coordinador del Grupo Callao, Cafiero ocupó varios cargos durante los 8 años de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires. Suena como una fija en el elenco gobernante de Fernández, aunque no está definido cuál será su rol.

Eduardo “Wado” De Pedro, es uno de los fundadores de La Cámpora y tras ser diputado nacional fue designado como secretario general de la Presidencia durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. En 2015 asumió nuevamente una banca de diputado.

Gustavo Beliz, quien se había alejado de la función pública tras denunciar al entonces agente de la antigua SIDE, Jaime Stiuso, reapareció en algunos actos de campaña del presidente electo tras haber vivido durante varios años en Washington.

Actualmente está radicado en Buenos Aires, donde presidió hasta el 1 de octubre un instituto de integración regional perteneciente al BID. Fernández escuchó sus ideas sobre reforma del Estado, especialmente en todo lo referido a la incorporación de la informática y la robótica en la gestión, con los que el próximo mandatario quedó maravillado.

Vilma Ibarra integró en su adolescencia la Federación Juvenil Comunista, mientras cursaba el secundario en el Colegio Nacional Buenos Aires. Más tarde se recibió de abogada y procuradora en la Universidad de Buenos Aires. En 1994 participó de la Convención Nacional Constituyente como asesora del Frente Grande. Entre 1996 y 1999, se desempeñó como secretaría parlamentaria del bloque del Frente País Solidario (FrePaSo) en la Cámara baja, y en 2000 fue elegida diputada porteña en las mismas elecciones en las que su hermano, Aníbal, fue consagrado jefe de Gobierno porteño. La también ex senadora se define en su perfil de Twitter como “Abogada. Entre Villa del Parque y Agronomía. Mi país, mis amigas, mi familia, mi bici, mis libros, San Lorenzo y mi perro Igor. Por ahí anda la cosa”.

Página 12


VOLVER