La inflación de septiembre fue la más alta de 2019 y en el último año ya acumula 53,5%

El índice más alto del 2019: la inflación de setiembre fue del 5,9%

Por Jonathan Raed

La inflación del mes de septiembre alcanzó el 5,9%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec). Tal como anticipó Tiempo en la edición del último domingo, la inflación del mes fue la más elevada en lo que va del año y la segunda más alta desde que asumió Mauricio Macri. Estos números expresan el impacto de la devaluación del peso posterior a las PASO.

El índice general de inflación a nivel nacional acumula un 37,7% en lo que va del año y alcanzó en los últimos doce meses una suba del 53,5%. El denominado IPC núcleo (desestima los rubros regulados) alcanzó en septiembre un 6,4%.

La suba de precios se sintió especialmente en Prendas de Vestir y Calzado, que llegó a un 9,5%, seguido por Salud (8,3%) y Equipamiento para el hogar (7,4%).

Para el caso de Alimentos y bebida no alcohólicas, varios de ellos beneficiados con la quita del IVA, la suba en septiembre llegó hasta un 5,7%, en línea con el promedio general. Algunos de los productos de consumo básico (no estacionales) que más aumentaron en esta última medición según el INDEC: Pan de mesa (14,2%); Pollo entero (14,3%); Café molido (9,3%); Pañales (11,4%); Salchicha tipo viena (10,6%), y Hamburguesas congeladas (11%).

A escala de doce meses, es el rubro Salud el que acumula un incremento mayor, con un 71,8%, seguido por Equipamiento para el hogar (57,2%) y Alimentos y bebidas (56,9%).

En lo que va del año, el ítem que más aumentó fue también Salud, con un 46,5%, seguido por Equipamiento para el hogar (42,9%) y Alimentos y bebidas (40,9%).

Hernán Letcher, titular del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), explicó: “La inflación en septiembre arrastra la “inercia” de la devaluación, a lo que se suma además los aumentos en algunos precios regulados como combustible (se incrementó 4% a pesar del congelamiento anunciado luego de las PASO) y prepagas (tuvieron un incremento de 4% y ya hay pactados nuevos aumentos para octubre y noviembre). Además, se observa el efecto de los aumentos estacionales del rubro indumentaria, frutas y verduras”.

Así las cosas, con tres meses más en el horizonte, es muy probable que la inflación finalice el año incluso por encima del valor de 2018 (47,6%), en torno al 55%. Con todo, la suba de precios en toda la era Macri superaría el 300%. Sin dudas, los números más altos desde la híper de fines de los 80 y principios de los 90.

“Para el mes de octubre y lo que queda del año, si bien es esperable que la inflación siga un derrotero decreciente (probablemente alrededor de 4%), seguirá siendo alta y para diciembre habrá acumulado cerca de 56%”, analizó Letcher.

“Una observación relevante es que los bienes aumentaron 7,1% mientras que los servicios 3,6%. La inflación de bienes da cuenta del impacto sobre los sectores populares que consume fundamentalmente productos y pocos servicios. Al revés sucede en los sectores de mayores ingresos. La inflación de los más pobres supero 7%”, aseguró el especialista.

Finalmente, agregó que “en lo que va del año, sorprende el aumento de precios de varios productos: entre los lácteos, el queso sardo (77%) el queso pategrás (72%) el queso cremoso (67%), la leche en polvo (66%), la leche fresca entera (43%), la manteca (66%) y el dulce de leche (58%)”.

Cabe recordar que el presidente Macri, antes de asumir, había dicho que bajar la inflación sería “lo más fácil”. También habrá que revisar las viejas recetas de la ortodoxia económica, que sentencian a la problemática inflacionaria como un mero problema de emisión monetaria y cuya solución se encuentra en subir las tasas de interés, que están desde hace tiempo por las nubes.

Será tarea del próximo gobierno lidiar con esta carga.

Tiempo Argentino


Inflación en provincias, también récord en el año

Por Florencia Arbeleche

En línea con la inflación de septiembre que mide el INDEC, la suba de precios en las provincias anotó también la mayor variación en lo que va del año, al alcanzar el 5,4% en Córdoba, el 5,6% en Mendoza, el 6,2% en San Luis y el 6,9% en Neuquén, según las mediciones propias que realizan esos distritos. De esta manera, queda en evidencia además el impacto desigual que generan en el interior del país los saltos del dólar y su consecuente rebote en los distintos sectores productivos, con especial incidencia, por caso, en el precio de los alimentos (pese incluso a la baja del IVA) fletes y los valores de servicios públicos, transporte e indumentaria.

Así, la desaceleración que venían replicando las provincias en sintonía con los indicadores nacionales, volvió a quedar el mes pasado a la sombra de la escalada de la inflación del 5,9% informada por el INDEC.

La inflación de septiembre más elevada (esta vez incluso por encima de la media nacional) volvió a ser la de Neuquén, que la Dirección Provincial de Estadística y Censos local clavó en 6,9% -un punto porcentual más que el registrado el mes pasado-, lo que delinea en lo que va del año un 41%. En agosto, tras la derrota electoral de Mauricio Macri en las urnas y la consiguiente escapada del dólar, ese indicador neuquino había sido del 5,9%.El índice de precios al consumidor había demostrado una baja considerable desde septiembre del año pasado, cuando se había registrado una suba de precios del orden del 9,8%.

Otro distrito con fuerte impacto inflacionario fue San Luis, donde los precios subieron 6,2%, impulsados fundamentalmente por el incremento de los alimentos, que resultaron en septiembre 6,0% más caros.

Por su parte, en Córdoba, el Índice de Precios al Consumidor Córdoba (IPC-Cba) registró un incremento de 5,4% respecto al mes anterior, poco menos que el relevado por el INDEC, y lejos del 2,35% provincial de julio y del 3,9% de agosto.Este incremento estuvo apoyado sobre todo en las subas en alimentos y bebidas, transporte y comunicaciones y salud. El acumulado desde diciembre de 2018 alcanzó el 36,6%, mientras que en términos interanuales la inflación llegó en la provincia al 52,6%.

En tanto, en Mendoza, el porcentaje se aceleró en relación al mes pasado, con una variación del 5,6% contra el 4,2% informado por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas locales en agosto.

Ámbito Financiero


Alberto Fernández sobre el número de inflación récord: “Hay índices que arruinan la vida”

“El presidente está preocupado porque levanto mi índice al hablar. Pero hay índices que le arruinan la vida a la gente y condenan a millones a la pobreza. Presidente Macri, sea serio y preste atención al índice de inflación, que da cuenta de la calidad de su gobierno”, sostuvo el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, ante la difusión del nuevo número de la inflación, del 5,9 por ciento, otro triste récord de la gestión de Juntos por el Cambio. Fernández se mostró ayer activo en la problemática social. Por un lado, mantuvo un encuentro con empresarios que se comprometieron a acompañar la convocatoria contra el hambre que lanzó días atrás. Más tarde recibió a la representante de Unicef en el país, Luisa Brumana, con quien coincidió en el compromiso de darle prioridad a la niñez en la próxima gestión, ante los alarmantes números de pobreza y malnutrición infantil.

Fue una jornada con varias actividades para Alberto Fernández, que arrancó temprano tomándole examen a sus alumnos de Teoría General del Delito en la Facultad de Derecho. “Disfruto mucho el tiempo con los alumnos”, aseguró el candidato en Twitter. También aprovechó ahí para tirarle un palito a Macri. “Lejos de ser una desgracia en la que se ‘cae’, la educación pública es uno de nuestros mayores orgullos”, agregó.

Poco después se conoció el índice de inflación, incluso más alto que el preanunciaban las consultoras privadas. Para peor, los alimentos estuvieron entre los productos que más subieron. El tema fue discutido en el encuentro que Fernández mantuvo en las oficinas de la calle México con un grupo de empresarios que se comprometió a ayudarlo en el objetivo de volver más accesible la canasta básica de alimentos. Junto a Fernández se sentaron el candidato a diputado Sergio Massa, Santiago Cafiero y Daniel Arroyo. Del otro lado de la mesa se ubicaron representantes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Córdoba y Bahía Blanca, de la Cámara de la Industria Aceitera, del Centro Exportador de Cereales, de las Confederaciones Rurales Argentinas, Coninagro, de la Industria Molinera, de la Asociación de Semilleros, de las Cooperativas Agropecuarias, de las Empresas Procesadoras Avícolas, entre varios otros vinculados a la producción de alimentos.

El hambre y la pobreza fue el tema también de la reunión posterior con la representantes de la Unicef en la Argentina, en la que también participaron Cafiero y Arroyo. El compromiso de Fernández fue la de establecer una política para la niñez federal para todo el país y ocuparse en especial de la situación de los jóvenes de entre 14 y 18 años que están fuera del sistema educativo, un grupo etario que siempre suele mencionar Arroyo en sus intervenciones sobre esta problemática.

Alberto Fernández luego asistió al velatorio del periodista Marcelo Zlotogwiazda, fallecido el martes. “Con Marcelo teníamos puntos en contacto porque teníamos una mirada parecida”, sostuvo el candidato en la puerta de la casa de velatorios en la calle O’Higgins. “Su muerte fue una gran pérdida”, continuó. Fernández deseó que “las nuevas generaciones de periodistas lo tengan como modelo porque fue un hombre enorme” y concluyó: “Vine a rendirle el tributo que se merece”.

Página|12


Los productos que más subieron

Lácteos, carnes, panificados, pañales y congelados fueron los productos que más subieron durante septiembre, por encima del promedio de la inflación. Sólo en ese mes los ingredientes para una hamburguesa o para un simple pancho se encarecieron entre 10 y 15 por ciento respecto de agosto. De todos modos, los productos lácteos lideraron el ranking de aumentos, con un alza acumulada del 77 por ciento en lo que va de 2019 y un 95 por ciento interanual. En frutas y verduras la comparación interanual arroja alzas de hasta 102 por ciento para el zapallo anco o de 186,8 por ciento en cebolla.

La inflación del bolsillo no se refleja necesariamente en la cifra que difunde el Indec. “El IPC responde a una canasta promedio, por lo que dependiendo de cuales sean nuestros hábitos de consumo, las familias sienten la suba de una u otra manera”, destaca un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Según el documento, en septiembre los productos que más subieron fueron pan de mesa (14,2 por ciento), pollo entero (14,3 por ciento), café molido (9,3 por ciento), pañales (11,4 por ciento), salchicha tipo viena (10,6 por ciento) y hamburguesas congeladas (11 por ciento).

Respecto de un año atrás la inflación general fue de 53,5 por ciento. Sin embargo, en el cotejo interanual con los datos del Indec se destacan aumentos por encima de ese guarismo: pan de mesa (66,5 por ciento), galletitas dulces envasadas (73,9), hamburguesas congeladas (60,1), pollo entero (60,6), salchicha tipo viena (79,4), salchichón (57,5), salame (58,8) y yerba mate (66,4).

Las subas en lácteos son un capítulo separado: leche fresca entera trepó en los últimos doce meses un 69,7 por ciento, leche en polvo (93,6), queso cremoso (88,7), queso pategrás (94,8), queso sardo (93,0), manteca (89,3), yogur firme (85,4) y dulce de leche (80,5). En artículos de limpieza: jabón en polvo para ropa subió 68,1 por ciento, detergente líquido (89,7), jabón en pan (106,3), lavandina (74,8), algodón (69,5), champú (78,6), desodorante (67,4) y pañales descartables (90,3).

En los primeros meses del año la estabilidad cambiaria había mantenido los precios en torno a subas del 2 por ciento mensual, un piso que no logró perforar el macrismo en los últimos 20 meses. Pero el salto cambiario de mediados de agosto y su traslado a precios aceleraron la inflación. Según el CEPA, los que más subieron en el año, además de los ítems ya mencionados, son la banana, cebolla, tomate, azúcar y agua embotellada sin gas, todos con alzas por encima del 40 por ciento en el año. Finalmente, si se lo compara con abril de 2016, cuando se implementa la nueva medición del IPC-Indec, los productos que más se incrementaron fueron manteca (385 por ciento), aceite de girasol (379), cebolla (379), yogur firme (367) y harina de trigo (366).

Página|12


VOLVER