Argentina: la pobreza subió al 35,4% y ya alcanza a más de 16 millones de personas

Macri, una fábrica de pobreza

La pobreza alcanzó al 35,4 por ciento de las personas que habitan la Argentina, el máximo valor desde que asumió Mauricio Macri, mientras que el número de indigencia se ubicó en el 7,7 por ciento, informó este lunes el Indec. En términos absolutos, hay más de 16 millones de pobres en el país, de los cuales 3,4 millones están en una situación de indigencia. La comparación frente al primer semestre del año pasado arroja una suba del índice de pobreza de 8,1 puntos porcentuales, equivalentes a casi 4 millones de personas. Semejante deterioro de la situación social se explica por la destrucción del poder adquisitivo del salario y de otros ingresos junto a la crisis del mercado de trabajo, con reducción de horas trabajadas y aumento del desempleo. En el segundo semestre, con la nueva devaluación posterior a las PASO y la paralización de la economía, la pobreza seguirá en ascenso, estiman especialistas. Es el saldo de una política económica que desde el día uno apuntó a recomponer la rentabilidad empresaria mediante la baja del salario y el ingreso de capitales externos, que derivó luego en el incremento de la deuda y el ajuste como único salvataje.

El informe de pobreza e indigencia del Indec se calcula de manera semestral, lo cual implica un promedio de los datos trimestrales. Se estima que en el primer trimestre, la pobreza alcanzó al 34 por ciento de la población, mientras que en segundo ascendió al 36,8 por ciento. Esto implica que para finales de junio pasado en la Argentina había 16,5 millones de personas cuyo ingreso está por debajo de la línea que define la pobreza, asociada a la canasta básica de bienes y servicios, calcula la economista Eva Sacco, del CEPA. De modo similar, la indigencia habría sido del 7 por ciento en el primer trimestre y del 8,4 por ciento en el segundo, con lo cual en términos absolutos para mediados de año había 3,7 millones de indigentes a lo largo y ancho del país.

El gobierno de Mauricio Macri llegó al poder con un nivel de pobreza del 29 por ciento, según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, y terminaría su mandato con un nivel del 38 por ciento, calcula Agustín Salvia, director de ese centro de estudios. Esto implica que uno de cada cinco personas que está en situación de pobreza transita este problema desde que asumió Macri.

La evolución de la pobreza e indigencia por ingresos tiene que ver con la falta de acceso a una determinada canasta de bienes y servicios básicos. Según las estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la canasta básica de bienes y servicios para un matrimonio de 35 años, ambos trabajadores activos y propietarios y con dos hijos menores de edad, era de 12.356 pesos mensuales en mayo de 2016. El mes pasado, ese valor se ubicó en 32.823 pesos, lo cual implica una suba del 165 por ciento en algo más de tres años. En el caso de la canasta de indigencia, el valor pasó de 6110 pesos por mes a 16.181 pesos, un crecimiento del 164 por ciento.

En el mismo período, el salario mínimo pasó de 6060 pesos a 12.500 pesos, un incremento del 106 por ciento, 60 puntos por debajo de la inflación, mientras que la jubilación pasó de 4959 pesos a 11.537 pesos, lo cual implica una suba del 132 por ciento, 30 puntos por debajo de la inflación. Pero no sólo se redujo el poder adquisitivo del ingreso sino que en este período hubo un fuerte deterioro del mercado de trabajo. El Indec difundió recientemente que en el segundo trimestre del año la desocupación se ubicó en el 10,6 por ciento, el nivel más alto en catorce años.

El informe oficial de pobreza detalla que en promedio el hogar pobre en términos de ingresos tiene un tamaño promedio de 4,18 personas y un ingreso total familiar promedio de 18.437 pesos. En el caso de la indigencia, el ingreso total promedio del hogar es de 7733 pesos. En ambos casos, la brecha es de casi el 40 por ciento entre el ingreso promedio del grupo familiar y el valor de la canasta en cuestión.

En el desagregado por franjas de edad, el pico de pobreza se verifica en niños y niñas de hasta los 14 años, con el 52,6 por ciento de pobres. O sea que en ese grupo etario hay más personas en condición de pobreza que no pobres. La indigencia en chicos y chicas alcanza al 13,1 por ciento. En la franja de 15 a 29 años, la pobreza alcanza al 42,3 por ciento de las personas y la indigencia, al 9,4 por ciento. Entre los 60 y los 64 años, la pobreza afecta al 30,4 por ciento de las personas y al 10,4 por ciento entre las personas de 65 o más años.

El distrito con mayor porcentaje de personas por debajo de la línea de la pobreza es Concordia, con el 52,9 por ciento, seguido de Gran Resistencia (46,9 por ciento), Santiago del Estero – La Banda (44,8) y Salta (41,8). El mayor número de pobres en aglomerados urbanos se verifica en el Gran Buenos Aires, con 4,8 millones de personas en esa situación. En segundo lugar está Gran Córdoba, con 568 mil personas, seguido de Gran Rosario (466 mil personas), la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (429 mil), Gran Mendoza (381 mil) y Gran Tucumán – Tafí Viejo (360 mil personas).

La comparación interanual arroja una suba de la pobreza en Formosa de 24,9 a 40,1 por ciento (15,2 puntos), del 28,8 al 46,9 por ciento (18,1 puntos) en Gran Resistencia y del 34,7 al 52,9 por ciento en Concordia (18,2) . En Gran Buenos Aires, el incremento fue de 31,9 a 39,8 por ciento (7,9 puntos).

Página|12


En solo un año las políticas de Cambiemos destruyeron 106.400 puestos de trabajo

El proceso de destrucción del empleo y precarización del salario que comenzó el 10 de diciembre de 2015 tuvo en el último año una de sus pruebas más cabales: entre julio de 2018 e igual mes de este 2019 se perdieron en Argentina 106.400 puestos laborales.

La caída según datos del Ministerio de Producción y Trabajo fue del 0,9 por ciento interanual.

En tanto, en agosto pasado el empleo registrado del sector privado en los principales conglomerados del país marcó una merma de 2,5% interanual.

El dato curioso es que la debacle se registró en todas las grandes ciudades argentinas menos en Mar del Plata, donde hubo una mejora del 2,3 por ciento, dato que puede llegar a estar relacionado con las vacaciones de invierno.

Los números fueron dados a conocer por la directora de Análisis y Estadística Productiva de la cartera laboral, María Belén Rubio, y por el subsecretario de Desarrollo, Bernardo Díaz de Astarloa.

“Desde diciembre vemos un contexto de estabilidad en el total de trabajadores registrados”, dijo al respecto el subsecretario de Desarrollo, Bernardo Díaz de Astarloa, quien subrayó que en diciembre de 2018 el número de trabajadores registrados era de 12.213.000, mientras que en julio se ubicó en 12.107.000, con una baja del 0,87%.

Por sectores productivos, el mayor crecimiento se dio en Explotación de Minas y Canteras (5,5%), Pesca (5,4%), Agricultura, ganadería y silvicultura (2%) y Enseñanza (1%).

En tanto las principales caídas se dieron en la Industria manufacturera (4,7%), Comercio (3,8%) y Transporte, almacenaje y comunicaciones (3,3%

En lo que respecta a los asalariados registrados del sector privado, en julio se contabilizaron un total de 6.083.900 puestos de trabajo, con una reducción de 131.200 empleos (2,1%) respecto a igual mes de 2018.

En la comparación interanual, el empleo privado aumentó en seis de las 24 provincias del país y en cinco de los 14 sectores productivos que releva la medición del Ministerio de Producción y Trabajo.

Las mayores caídas se verificaron en Tierra del Fuego (10,5%), Catamarca (7,4%), Formosa (5,6%) y Santiago del Estero (5,3%), mientras que las que tuvieron mejores subas fueron Neuquén (5,5%) y Santa Cruz (1,6%).

Infonews


Carolina Stanley, sobre la suba de la pobreza: “Los resultados no son lo que esperábamos”

Por Santiago Dapelo

No hubo sorpresa, tampoco anuncios tras la oficialización de la cifra de pobreza, que llegó al 35,4 por ciento. “Los resultados no son lo que esperábamos”, reconoció la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, que, junto al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, fueron los encargados de poner la cara y dar explicaciones. De hecho, el Gobierno trabajó las últimas semanas con el foco puesto en cómo revertir el impacto.

Hoy, después de que Indec dio a conocer que la pobreza afecta a 14,4 millones personas, es decir que en el último año 3,4 millones de argentinos cayeron en esa situación producto de la inflación, la precarización del mercado laboral y la fuerte pérdida de poder adquisitivo, el Gobierno buscó explicar la cifra que deja expuesto lo que es el mayor fracaso de la gestión económica del presidente Mauricio Macri.

“Los índices corresponden al primer semestre de 2019, es una realidad que conocemos y fuimos acompañando a cada una de las familias. Fuimos tomando medidas que se fueron anunciando, que son medidas de alivio mientras llegamos al fondo de la situación, que es bajar la inflación”, describió Stanley, que enumeró entre los paliativos los aumentos otorgados a la Asignación Universal por Hijo (AUH), más los bonos, más la suba del mínimo no imponible de Ganancias para los trabajadores formales, el aumento del salario mínimo vital y móvil y la baja del IVA para algunos de los alimentos de la canasta básica, entre otras medidas.

“Las medidas que tomamos fueron aliviando la situación. Nuestro objetivo es reducir la pobreza, algo que logramos los primeros años de gobierno, pero se vio afectado el índice por las distintas devaluaciones y las crisis económicas que fuimos sufriendo”, explicó Stanley.

Según la ministra, el gobierno nacional trabajó los casi cuatro años de la gestión de Mauricio Macri en los “problemas estructurales, lo que permite la salida definitiva de la pobreza”. En ese sentido, destacó que desde 2015 dos millones de personas tienen cloacas y agua potable. También resaltó mejoras en la calidad educativa, lo que genera trabajo genuino. “Estamos en una mejor situación estructural”, dijo la funcionaria.

Sica, por su parte, aseguró que el Gobierno hace “cotidianamente autocrítica”. Y agregó: “Parte de la contracara de lo que es la pobreza lo tenés en el mercado de trabajo. La Argentina viene arrastrando desde hace décadas un piso de desempleo informal que es muy difícil de bajar. Incluso, en épocas donde el crecimiento ha sido muy fuerte”.
Ads by

Además, el responsable de Producción y Trabajo culpó a la oposición por no dar el debate en el Congreso a ciertos proyectos de ley que, según su visión, podrían haber mejorado la situación del empleo en el país.

“Intentamos este año trabajar una ley que enviamos una ley que enviamos al Senado donde queríamos trabajar en los costos salariales y que generaban incertidumbres a la hora de contratar en las Pymes, pero lamentablemente la falta de apoyo en términos de consenso político para poder avanzar nos impidió avanzar más fuertemente”, manifestó Sica.

El Indec también informó que la indigencia fue de 7,7%, es decir que subió 2,8 puntos y afectó en el área urbana, según una proyección propia, a 3,1 millones de personas. El último informe de pobreza de los cuatro años de la gestión macrista tiene como peor indicador el impacto en los niños menores de 15 años. En ese universo, el 52,6% de los chicos son pobres (se incrementó 5,8% en 12 meses).

“Claramente en la Argentina, ya hace muchos años, siempre impacta más la pobreza en los más chicos por eso las políticas sociales tienen un especial enfoque en poder revertir esta situación. Las medidas de refuerzo están sobre la AUH y las asignaciones familiares”, expresó Stanley, que también informó que en las últimas semanas se reforzaron, con la sanción de la emergencia alimentaria, los programas de primera infancia y las becas de los espacios de primera infancia.

La Nación


Alberto Fernández sobre datos de pobreza: “Nada más inmoral que no reaccionar”

Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, se refirió a los datos de pobreza que difundió el Indec y sostuvo que “no hay nada más inmoral que no reaccionar”, por lo que prometió “generar trabajo y construir una Argentina más justa y equitativa”.

“En un año y medio, (Mauricio) Macri aumentó la pobreza de 25,7% a 35,4%. Y terminará el mandato con 5 millones de pobres más que al asumir”, indicó Fernández desde su cuenta de Twitter.

El índice de pobreza aumentó a 35,4% al término del primer semestre este año, contra el 27,3% en igual período de 2018, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en tanto el Nivel de Indigencia aumentó a 7,7% desde el 4,9% anterior de finales de 2017.

Al respecto, el postulante del kirchnerismo expresó: “No hay nada más inmoral que no reaccionar ante la pobreza. Debemos parar esto generando trabajo y construyendo una Argentina más justa y equitativa”.

Ámbito Financiero


VOLVER