Así fueron los cierres de campaña en Uruguay para las presidenciales del domingo

Contexto Nodal
Este domingo se realizan las elecciones generales en Uruguay. Daniel Martínez, que buscará el cuarto mandato del Frente Amplio, y Luis Alberto Lacalle Pou (Partido Nacional) aparecen como favoritos entre los 11 candidatos a la presidencia. En caso de que ninguno logre superar el 50% de los votos se realizará una segunda vuelta el 24 de noviembre. También se elegirán 99 miembros diputados y 30 senadores.

Daniel Martínez en acto de cierre del FA: “el único aliado que tiene el Partido Nacional, además de los líos internos, es Cabildo Abierto”

La rambla Wilson y Bulevar Artigas fue el lugar elegido, una vez más, por el Frente Amplio (FA) para hacer el acto final de campaña, el mismo lugar donde Tabaré Vázquez y Raúl Sendic cerraron la campaña hacia la primera vuelta en las elecciones de 2014. “No perder lo bueno, hacerlo mejor” y “somos la ola esperanza”, se repetía una y otra vez, con el acompañamiento de una foto de la fórmula integrada por Daniel Martínez y Graciela Villar, en las pantallas instaladas en el estrado. El decorado se completaba con luces rojas, azules y blancas que, a medida que atardecía, le fueron ganando al sol.

Faltaba más de media hora para la hora pautada y el espacio ya estaba colmado. Unas 350.000 personas llegaron desde diferentes rincones del país, según estimaron los organizadores. Bajaban a la rambla en columnas que confluían frente al estrado. Algunos iban con las caras pintadas, otros con cornetas y globos, la gran mayoría portaba banderas uruguayas, del FA y de los sectores políticos que conforman la coalición de izquierda. La multitud se dispuso frente a las pantallas. Con el juego de las luces sobre las cabezas y las banderas, se podía ver materializada una marea frenteamplista o, como decían algunos, la “ola esperanza”, que era roja, azul y blanca.

A las 20.30 Villar subió al escenario mientras saludaba y cantaba el jingle. El público la ovacionó y aplaudía en cada pausa que hacía. La candidata a la vicepresidencia agradeció a todos los presentes, a todos los frenteamplistas a lo largo del país y les dijo: “Ustedes son los imprescindibles” y los principales protagonistas de esta “fiesta popular” a lo largo del país, “con su esfuerzo de todos los días”. Habló de su proceso de “hacerse conocer” como figura política y señaló que lo que mayormente recibió fue “el calor, el afecto y el reconocimiento de todos y todas”, porque “creemos en la política que se hace escuchando a la gente, sus reclamos y necesidades”.

Villar se refirió al presidente Tabaré Vázquez y, luego de una pausa en la que la gente coreaba “Tabaré, Tabaré”, dijo que “fue de su mano que en este país se alumbró la primavera progresista en el 2005” y “todo lo conseguido a fuerza de trabajo, esfuerzos y debates hoy es patrimonio de todos los uruguayos”.

Recurrió a varias historias de uruguayos y uruguayas para mencionar algunos “avances” alcanzados en los gobiernos frenteamplistas. Destacó la descentralización de la Universidad de la República, que “más de 50%” de los jóvenes sean la primera generación de universitarios, el Sistema Nacional de Cuidados, la promoción de la ley de acoso laboral y la de responsabilidad empresarial. Además, como en ocasiones anteriores, se refirió a su experiencia personal y reivindicó los derechos que obtuvieron los trabajadores rurales y las trabajadoras domésticas, como lo fueron su abuela y su mamá, respectivamente.

La candidata habló de la paridad de la fórmula y reconoció en ello la lucha de los movimientos sociales. En todos los aspectos que abordó cruzó la perspectiva de género. Por ejemplo, dijo que 8% de pobreza “tiene cara de mujer y de niños y niñas”, y reafirmó el compromiso de revertir esa realidad”. En el público, los ojos llorosos de dos mujeres destellaban con las luces al tiempo que la voz de Villar se quebraba al reafirmar, dirigiéndose a los presentes: “Ustedes son los imprescindibles”. “Hasta la victoria”, concluyó entre aplausos.

Martínez subió después y la multitud, que lo recibió con un estruendoso aplauso, entonó: “Se siente, se siente: Martínez presidente”. También se coló algún “Se siente, se siente: pelado presidente”. A todo esto, el jingle sonaba una y otra vez. Antes de hablar, el candidato frenteamplista respiró hondo para liberar la emoción y gritó: “Arriba Uruguay”. La multitud acompañó el festejo. Cuando regresó la calma, Martínez agradeció en primer lugar que los frenteamplistas lo hayan elegido como candidato.

Recordó a la figura de Eduardo Bleier y reivindicó el trabajo en materia de derechos humanos: “La lucha no termina hasta que el último no aparezca. Sus familias tienen el derecho de encontrarlos. No hay democracia sólida si está basada en el pacto de unos pocos cobardes que no representan a una institución. Artigas decía ‘clemencia para los vencidos’, no torturaba ni asesinaba”.

También destacó la militancia de los jóvenes en las marchas del 20 de mayo y del 8 de marzo. “Mentira que no luchan: luchan de forma diferente, pero sobre todo luchan por los valores, los derechos. Arriba la juventud, que nos ha marcado el camino en la lucha contra una reforma que no es la forma porque es la reforma del miedo”, sostuvo.

Martínez defendió su idea de un gabinete paritario y planteó un “cambio cultural, para asumir que una mujer “es tan capaz como un hombre para ocupar cualquier lugar”. “Mentira que los hombres estamos más formados”, afirmó. También planteó que los frenteamplistas “estamos con el corazón abierto a que todos los orientales honestos” se sumen al proyecto político. “No debemos permitir que los apóstoles del odio ganen los corazones. Nunca el odio; dejemos que otros sean los que odien, construyamos futuro con alegría”, manifestó.

Planteó también que el gasto público de 900 millones que propone el candidato por el Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, lo va a pagar “el pueblo uruguayo”. “No he encontrado a ningún economista que me explique cómo van a hacer. Hablan de una ley de urgencia de 500 artículos, pero el otro día escuché a un dirigente del PN que dice que no tiene ni idea, que no conoce un solo artículo de la ley. ¿Vamos a votar un cheque en blanco, uruguayos?”, opinó.

Cuestionó que la oposición haya planteado la discusión en términos de “todos contra el FA”. “Qué lindo, qué constructivo. ¿Se acuerdan de que la consigna de la campaña era ‘por la positiva’? Duró poco la positiva. El hecho concreto es que el único aliado que tiene el PN, además de los líos internos, es Cabildo Abierto. La verdad, no veo ningún aliado seguro”, manifestó. Y concluyó: “Dicen que no logramos aliarnos con nadie. Bienvenido, Fernando Amado, un batllista de [José] Batlle y Ordoñez, no un batllista de Jorge Batlle. Por la huella de Batlle y Ordóñez, [Liber] Seregni y Wilson [Ferreira], vamos por la esperanza”.

La Diaria


Lacalle Pou: “El Frente Amplio está más enamorado del poder que del prójimo”

Este miércoles, el candidato presidencial del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, destacó en su acto de cierre en Las Piedras que siente que “el país está necesitando abrir una etapa”, que “no se genera espontánea y masivamente”, sino que “la alternancia que el Uruguay está por vivir en pocos días, empieza con chispazos”.

Enfatizó que el próximo domingo, Uruguay “toma una decisión vital, importantísima”. “Estoy convencido que el Uruguay está un punto de inflexión, estoy convencido que estamos ante una cruz de caminos”.

Agregó que el domingo 27 de octubre “va a quedar de un lado el Frente Amplio, que ha sembrado aislamiento, de alguna manera un gobierno de partido único, que va a ser incapaz de convencer a otros partidos para acompañarlo en una gestión de gobierno para hacer una mayoría”

“Del otro lado, se abre una inmensa oportunidad que nos tiene que encontrar a la altura de esas circunstancias. Del otro lado va a quedar una mayoría de senadores y diputados de los partidos de oposición”, planteó.

Señaló que “en campaña electoral, parece que el partido de gobierno, en la desesperación propia del que está más enamorado del poder que del prójimo, lamentablemente llegando a la campaña se desdice una y otra vez de lo que han hecho, y vale cualquier promesa aún sabiendo que no la van a cumplir con tal de quedarse en el poder”.

“Claramente de un lado quedan aquellos que cuando hay un homicidio se pechan para ver qué nombre le ponen, disparan de la responsabilidad, no se hacen cargo, y los que desde este lado estamos ansiosos por ejercer legítimamente la autoridad para proteger a la gente que hace las cosas bien y castigar a la delincuencia”, sostuvo Lacalle Pou.

Subrayó que el Frente Amplio “se va con desempleo, cierre de empresas, inflación, más deuda, más déficit, porque no hay plata que les alcance, porque al fin y al cabo lo que no hubo fue un respeto a los uruguayos que sostienen el Estado con sus impuestos y tarifas”.

“De este lado, están los partidos de oposición que van a respetar cada peso que ustedes contribuyan al Estado y se lo van a devolver en servicios, que es la mejor manera de respetar su esfuerzo”, aseguró.

“Tenemos una ansiedad loca por llegar, trabajar, hacer el esfuerzo y mejorar la vida”, enfatizó.

Lacalle Pou destacó que “esta etapa que se abre, que empieza, la empieza el pueblo, la gente, es una sensación que viene de abajo, que eventualmente la van a depositar en los políticos”.

“Este es un mensaje que tenemos que asumir los que estamos acá arriba con mucha humildad: no somos tan importantes como para hacer cambiar la voluntad popular si se siente bien. Somos lo suficientemente importantes para que depositen arriba de nuestros hombros la voluntad popular que quiere y que necesita un cambio”, enfatizó el candidato nacionalista.

“La actividad política, como algunas otras, se tiene que juntar en un punto culminante, el domingo que viene, esa alternancia popular, con la preparación y la capacidad de un conjunto de dirigentes políticos. Eso es lo que uno tiene que saber medir, prepararse, actuar en consecuencia”, dijo Lacalle Pou.

“Quien realmente se dedica a la política, con los sensores intelectuales y afectivos abiertos seguramente le va a ser más simple ir sintonizando con las necesidades populares”, agregó.

“Es una mujer con una energía, paciencia, temple, que ha dado gusto”, le dijo el candidato nacionalista a su compañera de fórmula, Beatriz Argimón.

Señaló también que “claramente los tiempos que se vienen no es de un partido, es de muchos partidos. Es único en la historia nacional, vamos a sentirnos contentos y felices que podemos construir algo nuevo, totalmente distinto”.

“Nadie puede pretender gobernar un país con tierra arrasada para atrás. Se han hecho cosas buenas desde que el Uruguay es país”, sostuvo.

“De mi equipo forman los que dicen ‘es complejo, no es fácil, pero es posible y vamos poner todo para que así salga'”, subrayó.

Además, apuntó contra las críticas del oficialismo que plantean que los partidos de oposición “no se van a poner de acuerdo”, y señaló: “Si alguien está por apostar de que cuatro, cinco partidos de oposición no se van a poner de acuerdo, van a tener que pagar un asado, así que no apuesten porque vamos rumbo a eso”.

En la misma línea, destacó que “los programas de la oposición están inundados de sentido común” y agregó: “Yo les diría que las dos cosas que hacen falta mayoritariamente en el gobierno que viene es sentido común y coraje”.

Agregó que “con los otros cuatro candidatos de oposición que uno puede tener acuerdo” tiene una “muy buena relación política y sobre todo una muy buena relación personal, allí está el acuerdo”.

“Ese acuerdo viene por la ola de alternancia de la gente” y redobló la apuesta: “Los uruguayos no nos van a perdonar que no nos pongamos de acuerdo. Es demasiado importante lo que tenemos por delante como para estar con egos y personalismos. Un baño de humildad para quienes queremos encabezar el proyecto”.

“Estoy seguro que el presidente (Tabaré) Vázquez continuando una tradición nacional, nos va a facilitar la transición y nos va a generar y facilitar la transición, y nos va a dar información”, en referencia a que va a buscar realizar auditorías.

“Desde hace más de 21 años, mi vida, mis pensamientos, mis sueños, no son los personales, son los sueños colectivos”, comenzó diciendo visiblemente emocionado Lacalle Pou.

Luego agradeció a su equipo “enorme”, y aquellos que dejaron su trabajo para incursionar en su campaña.

Destacó también que “tender a la excelencia y el método es una forma de respetarlos a ustedes”.

“La política no se entiende del todo sino se tiene el corazón abierto”, dijo.

“En esta competencia electoral, que a veces se pone más nacional, quiero saludar a los militantes de otros partidos políticos que en este momento están defendiendo sus causas. Eso es un intangible que tenemos que cuidar”, dijo.

Hacia el final enfatizó que van a “sumar a los y las mejores de cada ámbito, no nos vamos a amputar a nadie”.

El candidato nacionalista estuvo escoltado por los senadores Álvaro Delgado, Luis Alberto Heber, Javier García, Jorge Larrañaga y el empresario y exprecandidato blanco Juan Sartori, así como por varios diputados y su futuro gabinete.

Lacalle Pou, que llegó al acto sobre las 19:00, antes de ingresar al estrado dedicó unos minutos para las selfies y los autógrafos con sus simpatizantes de todas las edades.

El candidato nacionalista subió al estrado de la mano de su esposa, Lorena Ponce de León, quien estuvo repartiendo listas más temprano en el Centro de Montevideo.

Argimón, que comenzó la oratoria, subrayó que presentan “un proyecto esperanzador” que va a “terminar con un gobierno encabezado” por el Partido Nacional.

Destacó que con su compañero de fórmula tiene un “estilo de conducción moderno”. “Luis (Lacalle Pou) conformó los equipos, fue a la búsqueda de los mejores, constituyó grupos de trabajo, e hizo recorrer a esos equipos el territorio nacional por ese relacionamiento fundamental que tiene que haber”.

“Luis ejerció sin lugar a dudas una planificación de lo que significa llevar adelante una campaña bien diferente, que obviamente nos habla a los nacionalistas, pero también le habla a otros ciudadanos”, añadió.

“En esta forma moderna de visualizar el futuro hizo una transformación en poco tiempo de este joven partido de 183 años, que pasó de identificarse con el orgullosamente blancos para pasar a entender que el ‘es ahora’ no significa un gobierno del Partido Nacional, sino un gobierno que nosotros vamos a encabezar, pero que tiene que ver con otros partidos”, dijo Argimón.

“Los nuevos tiempos vienen con un nuevo liderazgo, porque los nuevos tiempos hacen fundamentalmente y hablan de un compromiso hacia los más jóvenes”, destacó.

El País


No compren soluciones facilistas en seguridad, dijo Talvi

El candidato del Partido Colorado, Ernesto Talvi, dijo que para los temas de seguridad se precisan cabezas inteligentes. Durante un acto en Florida, Talvi llamó a sus adherentes a “no comprar soluciones facilistas” y agregó que esas “no van a funcionar”.

Respecto a la conformación de una coalición tras las elecciones, Talvi dijo que continuarán impulsando el proyecto de país del Partido Colorado. “Que el día después del 27 de octubre no nos caigan con una lista de cargos para decirnos qué es lo que nos toca”, agregó.

Talvi afirmó que el Partido Colorado “ha vuelto a tocar el corazón de los uruguayos porque ha vuelto al batllismo”. “El único partido que tiene batllismo es este. Los otros son impostores”, dijo el candidato.

Radio Uruguay


Vázquez a horas de las elecciones: “Confío en la inteligencia del pueblo uruguayo”

Tabaré Vázquez se reunió este miércoles con Javier Miranda, presidente del Frente Amplio, en un encuentro que fue difundido por el propio partido.

“Confío plenamente en la inteligencia del pueblo uruguayo”, señaló el presidente de la República en referencia a las elecciones que se celebrarán el próximo domingo.

El Frente Amplio destacó además que Vázquez resaltó en dicho encuentro “la estabilidad que tiene nuestro país en una región complicada”.

No es el primer encuentro que Vázquez tiene con líderes frenteamplistas en las horas previas a la elección. El lunes, en la Torre Ejecutiva, recibió a la fórmula oficialista Daniel Martínez y Graciela Villar.

Ambos detallaron que “fue una reunión de amigos” y que Vázquez los aconsejó sobre “lo que él vivió” en su actividad política y “cómo nos tenemos que cuidar” en la recta final de la campaña.

El País