Bolivia: García Linera insta a Carlos Mesa a sumarse a la auditoría internacional de las elecciones

García Linera invita a Mesa a sumarse a la auditoría internacional

El vicepresidente Álvaro García Linera invitó al candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, a sumarse a la auditoría internacional que se solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA), para revisar el cómputo oficial de los votos de las Elecciones Generales.

“El día de hoy queremos pedirle al señor Carlos Mesa, candidato perdedor, que se sume a la auditoría que llevará adelante la Organización de Estados Americanos, México Paraguay Perú y otras naciones hermanas”, manifestó la autoridad en un breve contacto con la prensa sin responder preguntas de la prensa.

“Esperamos una respuesta afirmativa del candidato perdedor”, añadió.

La autoridad volvió a arremeter contra Mesa y lo culpó de realizar una campaña “maliciosa y de desprestigio”.

Bolivia vive el séptimo día de paro en protesta al polémico conteo de votos, del 20 de octubre. Este lunes se tuvo una jornada violenta entre las personas que realizan bloqueos y los que están en contra de la medida de presión, además de grupos afines al MAS. Los enfrentamientos dejaron al menos 30 heridos en el país.

Los Tiempos


Mesa acepta la auditoría a comicios y anticipa que confirmará sus denuncias de un supuesto fraude

El candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, finalmente aceptó que la Organización de Estados Americanos (OEA) realice una auditoría a los comicios del 20 de octubre, tras el pedido que hizo el Gobierno boliviano, y anticipó que confirmará sus denuncias de un supuesto «fraude».

«Nosotros creemos que la auditoria de la OEA va a demostrar, pero de manera palmaria e inequívoca el fraude, porque lo que ha sido el informe de la OEA que fue hecho por la Misión de Observadores en Bolivia estableció que las irregularidades eran de tal tamaño que había que ir a una segunda vuelta», dijo a los periodistas.

En horas de la mañana, el vicepresidente Álvaro García Linera pidió a Mesa, quien perdió las elecciones generales, que se sume a la auditoría internacional del cómputo de votos dirigida por la OEA y acompañada por varios países, para desvirtuar las versiones de fraude electoral.

Al respecto, Mesa preguntó si el Gobierno está dispuesto a «no aceptar» los resultados que ha dado el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que estableció la victoria en primera vuelta del presidente Evo Morales con 47,08% de los votos.

«A partir de ese reconocimiento, que no puede estar en tela de juicio hasta tanto no se lleve adelante la auditoría, ¿están dispuestos a aceptarlo y aceptar que la auditoría tiene un carácter vinculante?», cuestionó Mesa en respuesta a la invitación gubernamental.

Sin embargo, ya en la tarde ante la prensa cruceña dio un giro a sus declaraciones de la mañana y dijo que no tiene la menor duda que la auditoria va a ratificar la existencia de un «gigantesco fraude que es lo fundamental como base de nuestra demanda y de nuestra protesta nacional».

A contrapelo el principal dirigente de la oposición en Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien, además, secunda la movilización convocada por Mesa, pateó el tablero político nacional al endurecer su posición contra el Gobierno y pedir la anulación de las elecciones generales para pacificar Bolivia.

«La solución es anular las elecciones e ir a un nuevo proceso (…). Si acepta el Gobierno se suspendería el paro», dijo Camacho, a lo que Mesa contestó que él y su organización política son respetuosos de lo que defina el Comité Cívico Pro Santa Cruz.

«Es una posición que establece claramente su presidente a partir de lo que supongo que ha recogido de la base de la sociedad», añadió.

Desde el día de las elecciones, Mesa y sus aliados políticos no presentaron pruebas de las acusaciones de fraude que lanzaron en contra del Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuyas oficinas regionales fueron atacadas y destruidas por seguidores de Comunidad Ciudadana (CC).

Después de los comicios generales el discurso de Mesa y otros opositores sufrió una metamorfosis que inició con la demanda de una segunda vuelta antes de conocer el cómputo oficial de los votos, posteriormente denunciaron un fraude electoral, para luego llamar al desacato, y rematar con la anulación de las elecciones.

La Época


OEA enviará 30 expertos para auditoría integral y vinculante, que comienza hoy

La Organización de los Estados Americanos (OEA) confirmó al Gobierno que enviará a Bolivia un equipo de técnicos en materia electoral, conformado por 30 especialistas, para que realicen una auditoría y verifiquen si el proceso electoral del pasado 20 de octubre fue transparente.

“Me complace informar que he dispuesto la conformación del equipo de técnicos en materia electoral que realizará el Análisis de Integridad Electoral… El equipo estará integrado por aproximadamente 30 personas y se instalará en el país a partir del martes 29 (ayer) o miércoles 30 de octubre”, se lee en la carta que envió el 25 de octubre Luis Almagro, secretario general de la OEA.

La misiva, dirigida al canciller Diego Pary, fue enviada el día en que el Tribunal Supremo Electoral presentó el resultado final del escrutinio al 100%, y cuando transcurría la cuarta jornada de protestas de quienes exigen respeto al voto popular tras las denuncias de fraude electoral.

La postura de Mesa

Carlos Mesa aceptó la auditoría de la OEA al proceso electoral del 20 de octubre. No obstante, el político manifestó que “lo ideal sería la anulación de las elecciones”.

“Pero creo que todas las opciones están abiertas y no hay que cerrarse a ninguna opción que esté vinculada a la defensa del voto popular y ante la evidencia de que hubo fraude”, sostuvo Mesa, quien agregó que los resultados de la auditoría de la OEA “van a demostrar de manera palmaria e inequívoca el fraude”, pues así lo advirtió -recordó- la misión de observadores en su informe preliminar.

Después de los comicios, el 23 de octubre, fue la misión de observación electoral de la OEA que en un informe preliminar reportó varias irregularidades en el proceso electoral.

Una de ellas fue la paralización del sistema TREP, cuando el cómputo estaba al 83% de actas verificadas. Ese conteo pronosticaba una segunda vuelta entre Morales y Mesa. No obstante, cuando se reactivó el sistema, el cómputo daba como ganador a Morales en primera vuelta.

“Los datos preliminares presentados por el TSE coincidían con los resultados del ejercicio estadístico realizado por la Misión y con los dos conteos rápidos que se conocieron: el de la empresa Víaciencia y el de la alianza Tu voto cuenta”, se lee en el informe de la misión OEA.

Otra de las observaciones de la delegación fue que “la cadena de custodia no se implementó de manera homogénea y que los espacios de almacenamientos del material electoral no contaron en los casos con las medidas de seguridad correspondientes”.

Tras los comicios, en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Potosí, ciudadanos hallaron maletas electorales y papeletas de sufragio en casas y hasta en vehículos de particulares.

Almagro, en una anterior carta, aclaró al Gobierno que la auditoría se enmarcará en cuatro ejes: “la verificación de cómputos, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia”, y que con la finalidad de asegurar “la máxima seriedad y rigurosidad” las conclusiones serán vinculantes para las partes.

Ayer, el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, manifestó que el resultado del estudio “será vinculante”, y en caso de que la auditoría determine una segunda vuelta, se harán los cambios necesarios en las normas.

“El momento que se empiece a realizar el proceso de auditoría es evidente que podría determinar un cambio de resultados, no vamos a decir nada diferente”, aseguró Canelas, quien recordó que Morales dijo que en caso de hallarse fraude, irá al balotaje.

Página Siete


Organizaciones sociales se movilizan en La Paz y anuncian vigilia ante el intento de golpe de Estado de la derecha

Organizaciones sociales encabezadas por los cooperativistas mineros se movilizaron el miércoles en la ciudad de La Paz en defensa de la democracia, y anunciaron una vigilia permanente en cercanías de la plaza Murillo para evitar el golpe de Estado que pretende consumar la derecha liderada por el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, luego que perdió las elecciones del 20 de octubre.

“Estamos aquí como cooperativistas mineros, acompañados también por nuestros hermanos de diferentes organizaciones sociales en una marcha pacífica, en defensa de Bolivia, y en rechazo al intento de golpe de Estado que pretende la derecha”, dijo el presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de La Paz, Feliciano Mamani, a los periodistas.

Mesa, quien dimitió tres veces a la Presidencia en 2005 aquejado por conflictos sociales, lleva una semana convocando y alentando protestas callejeras en un intento por volver al poder, pese a que en los comicios obtuvo 36,51% de los votos, por debajo de los sufragios a favor del presidente y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien logró 47,08%.

Ante la violencia generada en varias ciudades de Bolivia, Morales denunció este lunes que para los opositores y cívicos esta jornada es “clave” porque buscarán tomar la Casa Grande del Pueblo.

Frente a esa incitación a la violencia y búsqueda de confrontación, campesinos, indígenas del norte de Potosí, jóvenes, profesionales y obreros, entre otros, llegaron a la calle Ayacucho frente a la Casa Grande del Pueblo, con cánticos y al son de pinquillos, quienes expresaron ¡Evo no estás solo!, y coincidieron en no permitirán que el voto del pueblo sea desconocido por Mesa.

Mamani manifestó que es bueno que la juventud boliviana conozca que Mesa, como aliado de Gonzalo Sánchez de Lozada, masacró a los campesinos, y como expresidente “escapó” del entonces Palacio Quemado ante la imposibilidad de gobernar el país.

“Nosotros como cooperativistas mineros y sectores sociales estamos pidiendo el respeto a nuestra querida Bolivia”, añadió.

El dirigente de los ocho Ayllus del Norte de Potosí, Ángel Coyo, aseguró que llegaron a La Paz para defender el voto campesino que pretende ser desconocido por la oposición la que con movilizaciones “pagadas” por Estados Unidos intenta ejecutar un golpe de Estado.

“Nosotros queremos que se respete el voto popular, no vamos a permitir que la derecha nos quite nuestro derecho, es por eso que nos declaramos en vigilia permanente, así también nosotros defendemos nuestro proceso de cambio”, señaló.

Por su parte, la ejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Erudita Quispe, afirmó que las 20 provincias de La Paz se encuentran en la sede de Gobierno para “frenar” pacíficamente los embates de gente afín a Mesa que con el uso de la violencia pretende hacerse del poder en una maniobra golpista.

Para Quispe muchos jóvenes que generan violencia en el país desconocen la verdad sobre el candidato de CC quien dejó en mala situación a Bolivia.

“Estamos en vigilia y nos quedaremos aquí porque no vamos a permitir que Carlos Mesa siga enfrentándonos como bolivianos, se están movilizando con nuestros hijos, bloqueando nuestras calles”, enfatizó.

Entretanto, otro grupo de gente desde la avenida Mariscal Santa Cruz intentaba llegar a la Casa Grande del Pueblo para hacer escuchar su voz de respaldo a Morales quien por cuarta vez consecutiva ganó las elecciones.

Bolivia en tus manos