Bolivia: México denuncia intromisión de la OEA por pedir segunda vuelta sin que concluya el escrutinio

México denuncia que misión de la OEA interfirió en los comicios de Bolivia

Ninguna Misión de Observación Electoral (MOE) debe entrometerse en los comicios de un país y menos opinar cuando el mismo aún no concluye; su trabajo debe limitarse al asesoramiento técnico y no tratar de tomar decisiones vinculantes, afirmó ayer la embajadora representante permanente de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luz Elena Baños.

“Ante un proceso electoral que no ha concluido, México se ha mantenido atento al curso de los acontecimientos, guardando prudencia y respeto al desarrollo del proceso electoral con la confianza de que será el juicio del pueblo boliviano y sus instituciones la legítima guía para que elijan al gobierno que sus ciudadanos decidan”, señaló ayer en la plenaria de la OEA, donde se trató el tema de los comicios en Bolivia.

“El trabajo de la MOE es de naturaleza técnica y no vinculante. La Carta Democrática Interamericana, en su artículo 23, brinda asesoramiento o asistencia, no dictamina elecciones”, prosiguió la diplomática al explicar que se respeta el trabajo de las misiones mientras sea neutral y no intervencionista.

El Consejo Permanente de la OEA se reunió ayer en Washington, Estados Unidos, para analizar el proceso electoral en Bolivia. La diplomática sostuvo que a su país le preocupa que en el caso de las actuales elecciones bolivianas pareciera que la MOE actuó al margen de los principios de objetividad y neutralidad, puesto que el lunes calificó de “manera apresurada” los comicios sin fundamentos factuales y objetivos como para dejar entrever supuestas irregularidades.

Ese hecho “trastocó la imparcialidad y neutralidad de dicha misión e interfirió en un proceso que, repito, no ha concluido y que compite resolver, exclusivamente, al pueblo y a las instituciones de Bolivia”, sostuvo la Embajadora mexicana. Además, dejó en claro que el pronunciamiento de la MOE desplazado en el país no representa la postura de los Estados miembros de la OEA.

Las reacciones surgen luego de que Estados Unidos manifestó, mediante su representante Carlos Trujillo, que exigió que exista una segunda vuelta pese a que, como explicó la autoridad mexicana, aún no se terminó el conteo oficial de votos. Por otra parte, el embajador designado de la Asamblea Nacional por Venezuela, no reconocido por el presidente de ese Estado, Nicolás Maduro, usó su derecho a la palabra para leer una carta del candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos de Mesa, en la que hablaba de supuestos fraudes en Bolivia. Similar postura tuvieron otros representantes de Brasil, Colombia, Argentina, Chile y Canadá.

Al respecto, la embajadora representante permanente de Nicaragua, Ruth Tapia, inició su discurso con el rechazo a la convocatoria a la sesión plena, ya que no existía la anuencia del Gobierno del Estado Plurinacional. “Asistimos nuevamente a la práctica del doble rasero que implementó un pequeño grupo de países en la OEA que insiste en intervenir en los asuntos internos de otros Estados, violar la carta de la OEA, las normas del derecho internacional y pretende imponer sus agendas y decisiones sobre otras naciones soberanas”, manifestó.

“Demandamos el respeto a los procesos soberanos y condenamos la falaz pretensión de algunos Estados miembros de esta organización que a pesar de estar pasando por grandes convulsiones sociales y políticas pretenden convertirse en jueces y sensores de la democracia en los países de la región y sus procesos electorales. Hacemos un llamado a que se esperen los tiempos electorales y se respete la soberanía e institucionalidad del Estado Plurinacional”, remarcó.

Cambio


Cómputo al 98.21%: el MAS tiene 46.8% y CC, 36.73%

El cómputo del Tribunal Supremo Electoral (TSE), a las 3:30 de hoy, al 98.21%, da al Movimiento Al Socialismo (MAS) el 46.8% de los votos, mientras que Comunidad Ciudadana (CC) tiene 36.73%.

La diferencia entre ambos frentes políticos, que ocupan los dos primeros lugares, es del 10.07%, por lo que hasta este momento se descarta un balotaje, no obstante el escrutinio de actas aún no está cerrado.

La página oficial del Órgano Electoral Plurinacional (OEP) se fue actualizando con cierta frecuencia durante el día, aunque fue en un porcentaje menor al de los dos primeros días, después del proceso electoral que se realizó el 20 de octubre en Bolivia y del que participaron 7.315.364 ciudadanos.

Entre el lunes y el martes hubo un avance de más del 30%, sin embargo, entre el martes y el miércoles (ayer) no llegó ni siquiera al 2%. Los últimos departamentos del escrutinio de los votos fueron Beni, Potosí y Sucre.

El avance se dió en las actas de la Villa Imperial, no así en las otras dos. Hasta el cierre de la edición se avanzó hasta el 96.96%, dando al MAS el 48.92% y a CC el 33.19% de los votos.

En Beni y Sucre, no hubo ningún movimiento, según la página del cómputo electoral del OEP. Se mantuvo en 99.69% y 70.35%, respectivamente.

En el departamento de Beni se repetirá la votación en cuatro mesas el 4 de noviembre, por lo que el escrutinio no avanzará.

MÁS DATOS

La Constitución Política del Estado (CPE) establece, según ANF, que para ir a una segunda vuelta entre los partidos con mayor votación, el requisito es que haya una diferencia de al menos el 10%, algo que disipa por completo con estos resultados que ya se acercan al 100%. Se prevé que hasta hoy, el TSE complete con el cómputo.

Hasta ahora, 2.831.474 bolivianos votaron por el MAS y 2.222.337 por CC.

El Partido Demócrata Cristiano (PDC) se mantiene en el tercer lugar con el 8.83% (534.029 votos); le sigue Bolivia Dice No (BDN) con el 4.27% (258.191); Movimiento Tercer Sistema (MTS) con el 1.26% (76.044); Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) con el 0.69% (41.766); Partido de Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL) con 0.64% (38.962); Unidad Cívica Solidaridad (UCS) con el 0.41% (24.669); y Frente Para la Victoria (FPV) con el 0.38% (23.143). Los cuatro últimos se mantienen con el mismo porcentaje.

Opinión


La OEA recomienda una “segunda vuelta” para destrabar la crisis política

Luego de que la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) estuviera presente entes, durante y después del proceso electoral en el país, los veedores recomendaron hoy que la mejor opción para destrabar la crisis política sería convocar a una segunda vuelta de las elecciones generales.

“Debido al contexto y las cinco problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta”, dijo hoy el jefe de la Misión, Manuel González, durante una conferencia de prensa.

También indicó que toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad. La misión -dice el informe- pudo constatar que varios de estos principios fueron vulnerados por distintas causas a lo largo del proceso electoral.

Por otra parte, la Misión dijo que “es particularmente alarmante” la renuncia del vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, quien señala como motivo de su separación: “la desatinada decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares electorales-TREP” que “derivó en la desacreditación de todo el proceso electoral, ocasionando una innecesaria convulsión social”.

Por último, la misión instó al TSE que se concluya con celeridad el cómputo definitivo, que lleva paralizado 24 horas con un 96.78% de las actas computadas.

Bolivia afronta una crisis política después de que TSE suspendió el cómputo en línea cuando marcaba la tendencia de una segunda vuelva el domingo, un día después se reactivó el sistema con otra tendencia: Evo Morales ganaría en primera vuelta.

Página Siete


Carta de Carlos Mesa en la sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA

Señores Representantes:

En Bolivia el domingo 20 de octubre de 2019, el pueblo boliviano participó en las Elecciones para Presidente, Vicepresidente y Legisladores. Estas elecciones han dado como resultado que las candidaturas más votadas han sido la del partido político Movimiento al Socialismo (MAS) a la cabeza de Juan Evo Morales Ayma y la de Comunidad Ciudadana, a la que yo represento.

De acuerdo a nuestra Constitución, si el candidato más votado no alcanza un porcentaje de votos de, por lo menos, el 40% con una diferencia de 10 puntos con el segundo, la Presidencia del Estado será definida en una segunda vuelta electoral, entre los dos candidatos más votados.

De acuerdo a los estudios de dos empresas especializadas en conteo rápido, en boca de urna y transmisión rápida de resultados, al 100% del cálculo, la diferencia de votos no superó el 5% entre el primero y el segundo, por lo que se debería realizarse inexorablemente la segunda vuelta el día 15 de diciembre de 2019.

El Órgano Electoral informó la noche del 20 de octubre, con el 83% del cálculo del Sistema de Transmisión de Resultados Electorales (TREP) que la diferencia era de 7% y por lo tanto la segunda vuelta era un hecho. Luego de dar ese dato, el OEP interrumpió el escrutinio provisional, suspendiendo sin justificación alguna la información sobre el saldo restante de votos por el lapso aproximado de 24 horas.

Cuando se reanudó la entrega de esta información la tendencia estaba invertida, por lo que la Misión de Observación Electoral de la OEA el día lunes manifestó lo siguiente “a las 20:10 de ayer domingo el TSE dejó de divulgar resultados preliminares por decisión del pleno, con más del 80% de las actas escrutadas. Veinticuatro horas después, el TSE presento datos con un cambio inexplicable de tendencias que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral”.

Estas acciones del TSE están generando un estado de convulsión en mi país porque el ciudadano percibe una maniobra de fraude, para evitar la realización de la segunda vuelta impidiendo elegir el próximo Presidente de Bolivia. Hace unas horas el Vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral – Antonio Costas Sitic, presentó su renuncia irrevocable al cargo de dicha institución cuyo motivo es “la desatinada decisión de la Sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares Electorales – TREP”

De igual manera la Unión Europea manifestó que” la inesperada interrupción del conteo electrónico de votos después de la primera vuelta de las elecciones generales en Bolivia ha generado serias dudas que deben ser totalmente aclaradas de manera inmediata. Se espera que las autoridades bolivianas, especialmente el Tribunal Supremo Electoral, aseguren la máxima transparencia en el conteo de votos, y en proceso de registro de los resultados. “Es vital garantizar la credibilidad del proceso electoral, asegurar la confianza de los votantes y respetar la voluntad del pueblo boliviano.

Debo recordar al Consejo Permanente de la OEA que la Carta Democrática Interamericana adoptada en Lima el 11 de septiembre de 2001, establece en su artículo 3 “que son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas y la separación y dependencia de los poderes públicos”.

Lo expuesto es de conocimiento público y ha generado pronunciamientos de Cancillerías de la Argentina, Brasil, Estados Unidos e Inglaterra; y de la propia Unión Europea, que han expresado su preocupación por estas irregularidades y sus graves consecuencias sobre la estabilidad y la convivencia democrática de mi país.

Muchas gracias

Carlos Diego de Mesa Gisbert

CANDIDATO A LA PRESIDENCIA

Eju!


Campesinos se declaran en emergencia en defensa de la democracia y respeto del voto expresado en las urnas

El secretario general de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Teodoro Mamani, informó el miércoles que esa organización se declaró en estado de emergencia en defensa de la democracia y por el respeto del voto expresado en las urnas el domingo.

“Nosotros como CSUTCB nos declaramos en estado de emergencia en defensa de la democracia y del voto que hemos emitido el 20 de agosto, esa fue nuestra voluntad, elegimos al presidente Evo Morales”, dijo a los periodistas.

El domingo por la noche después de los comicios generales, el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, convocó a la población a salir a las calles con el argumento de defender el voto y habló de un supuesto fraude.

Mamani dijo que la oposición habla de “fraude” para enfrentar a la población y generar desmanes en el país.

Por su parte, el presidente del colectivo Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB) de Bolivia, Rodolfo Vargas, consideró que no se debe caer en el “juego de la oposición” y la población debe ser respetuosa de los resultados finales que emita el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en las siguientes horas.

“Lo que nosotros pedimos es que haya respeto entre bolivianos y queremos un país pacífico”, agregó.

Un día después de los comicios celebrados el 20 de octubre estallaron las protestas a cargo de grupos de oposición en respaldo de la declaratoria de una segunda vuelta que hizo Mesa, sin contar con el cómputo final de la votación.

ABI


Siete instalaciones electorales fueron quemadas en dos días de disturbios en Bolivia

En ocho de nueve capitales del país, salvo La Paz, se registró la quema de instalaciones que eran usadas por el ente electoral. La tensión sube en el tercer día de protestas contra un presunto “fraude” en los comicios generales del pasado domingo.

Oruro, Potosí, Tarija, Cobija, Sucre, Cochabamba, Trinidad y, en las últimas horas, Santa Cruz, registraron la furia de manifestantes que exigen que exista una segunda vuelta, tal y como señalaba la tendencia inicial de la transmisión rápida de datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Tribunales departamentales electorales, Servicios de Registro Cívicos (Serecis) o espacios habilitados para el cómputo ardieron en 48 horas de protestas, mientras que ayer la capital cruceña cumple un paro y en otras regiones se rearticulan vigilias y marchas.

En el caso de Tarija, las instalaciones que resultaron afectadas pertenecían al Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).

Este marte, la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, reprochó los ataques que viven las instancias electorales y el acoso hacia las autoridades que llevaron adelante el proceso electoral, descartando por completo que los resultados sean “fraudulentos”.

“Han atentado lo que es el patrimonio de los bolivianos, los Serecis nacional y departamentales, son quienes dan el primer derecho y han quemado, y así, históricamente se ha ido quemando documentación”, lamentó.

En el caso de la sede de Gobierno, la característica de las jornadas de protesta fue masivas concentraciones frente al exhotel Radisson, donde el TSE instaló su centro de operaciones para realizar el cómputo de actas del voto boliviano en el extranjero.

Tanto el lunes, como miércoles, existió represión de la Policía Boliviana, dejando personas heridas, entre ellas el rector de la UMSA, Waldo Albarracín y el martes, una menor de 16 años que sufrió un impacto de una granada de gas en la cabeza.

Eju!


VOLVER