Chile: una multitud volvió a desafiar el toque de queda y ya hay 1.420 detenidos

Masivas manifestaciones en la capital en cuarta jornada con Estado de Emergencia

Una serie de masivas manifestaciones se han registrado en la región Metropolitana en la cuarta jornada con Estado de Emergencia.

Dentro de ellas se encuentra una multitudinaria marcha que se ha realizado en la zona oriente de la capital. Se trata de una manifestación que comenzó en el Parque Araucano y se ha desplazado por varios sectores de Las Condes con la idea de llegar a Plaza Italia por Apoquindo.

Si bien ha sido una marcha pacífica, Carabineros igual ha hecho uso del carro lanza aguas para dispersar a los manifestantes.

Plaza Italia

En tanto, el sector de Plaza Italia -en el centro de Santiago-, desde temprano que se ha visto repleta de varios manifestantes.

En dicho lugar se han registrado algunas barricadas en los alrededores, pero en su mayoría ha sido una manifestación pacífica.

De igual manera, Carabineros ha utilizado los gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Bío Bío


Miles de chilenos se rebelan al toque de queda

Por Christian Palma

“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite, que está dispuesto a quemar nuestros hospitales, el metro, los supermercados, con el único propósito de producir el mayor daño posible”. Con esas palabras, el presidente de Chile, Sebastián Piñera intentó calmar a la ciudadanía la noche del domingo, cuando las manifestaciones y cacerolazos, daban paso a los saqueos, asaltos, vandalismo y destrucción perpetrados por turbas dispuestas a todo. La desafortunada frase del mandatario se sumó a una seguidilla de desaciertos comunicacionales de sus ministros que en vez de calmar los ánimos, han incendiado más la pradera a niveles no vistos desde la dictadura de Augusto Pinochet entre 1973 y 1990.

Pero estamos en 2019 y los tiempos han cambiado, al menos eso estima la gente que ha hecho caso omiso a los toque de queda y las medidas de excepción decretadas para Santiago y las principales ciudades del país, manteniéndose en las calles protestando de manera pacífica algunos y otros delinquiendo.

“Que se vayan los milicos” y “¡Chile despertó!”, gritaban a coro los manifestantes en la céntrica plaza Italia, frente a los Carabineros dispuestos en un gran operativo de seguridad en el centro de la capital chilena, que continúa bajo estado de emergencia.

Más de veinte organizaciones sociales convocaron a manifestarse en apoyo el reclamo estudiantil y denunciar “la represión y el uso de la fuerza desmedida” ejercida por los Carabineros. Para este miércoles llamaron a una huelga general.

“Porque no es solo por les estudiantes, es por nuestros padres y madres. Por nuestros abueles. Es por todos los abusos y las violaciones a los derechos humanos, por la represión contra la lucha justa del pueblo, por la dignidad de la vida, decimos fuerte y claro #PiñeraRenuncia”, sostuvieron desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

En este escenario revuelto, donde se mezclan lo que reclaman con razón como los jubilados, los enfermos que no tienen cama en un hospital, los jóvenes que ven que no les alcanza para estudiar, los que no tienen como llegar a fin de mes o a los que los pesos no les da para pagar un subte de más de un dólar, con otros que aprovechan el caos para producir algunos saqueos. Fue un militar el que puso algo de cordura la mañana del lunes.

El Jefe de Defensa Nacional, general Javier Iturriaga, se desmarcó temprano de Piñera: “soy un hombre feliz y la verdad, no estoy en guerra con nadie”. Con ello puso paños fríos a la situación y dio un positivo balance sobre el funcionamiento de Santiago, la capital del país durante el inicio de la jornada luego que a las seis de la mañana se levantara el toque de queda. Tras sobrevolar la ciudad, el militar aseguró que “estamos muy conformes con lo que hemos visto. Ha sido un despertar lento de la ciudad, en calma, en paz, lo que nos tiene por supuesto muy tranquilos, pero al mismo tiempo muy alertas para solucionar cualquier inconveniente que pudieran provocar algunos desadaptados…tenemos todas las fuerzas necesarias para prever cualquier situación de riesgo o algún desmán que pudieran producir durante la mañana”.

Luego, a eso de las 4 de la tarde, el militar reculó justo cuando se anunció que Piñera hablaría más tarde y las manifestaciones recrudecían.

“No corresponde especular sobre una frase que yo dije hoy en la mañana. En mis palabras nunca hubo una doble intención”, dijo leyendo un comunicado al tiempo que aseguró entender “perfectamente” su cargo y “la autoridad máxima que representa el Presidente”. También anunció un nuevo toque de queda dado que las movilizaciones en Santiago y en varias ciudades del país no se aplacaron con la presencia de los militares en las calles.

Desde que comenzaron las movilizaciones a fines de la semana pasada, primero con la subida del valor del subte y las evasiones masivas espontáneas que esa medida ocasionó, los cacerolazos y posteriores desmanes, mucha gente , asustada y cansada de ver como se destruía su entorno, decidió armarse y cuidar sus pertenencias y las instalaciones privadas. En ese escenario, Iturriaga pidió a la población que “no se defienda por sí misma. Nosotros somos los responsables de dar esa protección y estamos haciendo todos los esfuerzos para llegar a todos los rincones de la ciudad”, esto a pesar que sostuvo que los 8.700 uniformados desplegados en las calles “son insuficientes para toda la Región Metropolitana. Siempre van a producirse actos vandálicos a los cuales vamos a llegar seguramente con mayor lentitud, pero estamos haciendo todos los esfuerzos para darle tranquilidad a la población”.

Por la noche, Piñera se refirió nuevamente a la crisis que se vive en el país y anunció que este martes se reunirá con presidentes de partidos políticos de todos los sectores. “Esperamos mañana analizar nuestras ideas y las que nos propongan tanto nuestros partidos, como los de la oposición. Estamos trabajando en un plan de reconstrucción”, señaló el mandatario.

Junto a ello, sostuvo que “a veces he hablado duro… lo hago porque me indigna ver el daño y el dolor que esta violencia provoca”. Además anunció un cambio de ministros y una agenda rápida para salir del caos actual.

“Hoy estamos trabajando en un conjunto de medidas, para poder potenciar la mejoría de las pensiones, bajar el precio de los medicamentos, reducir las listas de esperas, mejorar la calidad en la atención de salud y también implementar un seguro catastrófico para controlar lo que significa el gasto de medicamentos”, agregó Piñera sin dar mayores detalles de estas acciones.

En paralelo, el presidente del Senado, Jaime Quintana, pidió retomar el diálogo para una nueva constitución y que el mundo político se haga cargo “del dolor profundo de la sociedad chilena”.

En ese sentido se refirió a las anteriores declaraciones belicosas de Piñera: “No es el camino. Es el momento que vuelva la sensatez a La Moneda, que gobierne y creo que la expresión del Presidente fue lo más lejano a eso, a gobernar”, sostuvo Quintana. Agregó que “lo que tenemos hoy son hechos de violencia, actos vandálicos, sin ninguna duda. Y eso hay que condenarlo enérgicamente”. Asimismo, el líder del Senado aseguró que “aquí hay una acumulación de un conjunto de desatenciones, de decisiones del mundo político probablemente erradas, seguramente por décadas. En esto tenemos que ser justos, no podemos achacarle toda la responsabilidad a este gobierno”.

Finalmente, consultado por las voces que piden la renuncia de Piñera, Quintana se desmarcó, asegurando que “este país decidió al Presidente Piñera para gobernar”.

Otra personalidad que opinó fue la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, quien exhortó al gobierno de Piñera a trabajar con todos los sectores que ayuden a calmar la situación que enfrenta el país, por las protestas que se han desarrollado en la última semana.

Página|12


INDH cifra en 1.420 los detenidos y en 84 los heridos por armas de fuego durante manifestaciones

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregó la noche de este lunes los resultados del último catastro de detenidos y heridos por armas de fuego a nivel nacional, en el contexto del estallido social.

De acuerdo a lo que han podido constatar -desde el jueves 17 de octubre- los funcionarios del organismo autónomo en comisarías y hospitales, a nivel nacional hay un total de 1.420 personas detenidas y 84 heridas por armas de fuego.

Los números corresponden a personas involucradas directa o indirectamente en distintos hechos producto de las manifestaciones que se han registrado en nuestro país desde la semana pasada.

En detalle, el reporte indica que en la región Metropolitana han sido detenidas 587 personas, de las cuales 113 corresponden a mujeres, 340 a hombres y 63 a menores de edad, mientras que en 71 casos no fue posible registrar el sexo de las personas.

En el resto del país se reportan 883 detenidos: 187 son mujeres, 528 hombres y 118 menores de edad, mientras que en 50 casos no fue posible registrar el sexo de la persona.

En paralelo, el INDH ha acusado que menores han terminado heridos y además, se han producido vejaciones sexuales durante detenciones y uso desmedido de la fuerza.

Por lo anterior, la institución presentó querellas denunciando violencia policial.

Biobio


Cifra de muertos por protestas en Chile asciende a 11

El número de muertos por las protestas durante el fin de semana en Chile ascendió a 11 personas, informaron este lunes autoridades locales, en el marco del recrudecimiento de la violencia en Santiago, la capital del país suramericano.

“La cifra de fallecidos oficial que tenemos que lamentar en estos últimos dos días es de 11, tres fallecidos el sábado, y ocho el domingo”, informó la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar en conferencia de prensa.

Asimismo, la Fiscalía anunció el domingo que había un total de 1.554 personas privadas de su libertad, que se encuentran en “audiencia de control de detención”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó acciones legales por “violencia policial”.

Se trata de ocho querellas contra carabineros y militares junto a tres recursos de amparo para resguardar la “seguridad de las persona”.

Según el director del organismo, Sergio Micco, 283 personas han sido detenidas –151 hombres, 61 mujeres y 71 menores de edad–, 44 han resultado heridas –9 de gravedad–, nueve personas han sido desnudadas en procedimientos policiales.

Mientras tanto, el presidente Piñera decidió aplicar toque de queda para toda la Región de Valparaíso a partir de las 20H00 horas locales.

El presidente anunció el sábado pasado, la suspensión del alza del precio del metro, después de que el viernes declarara el estado de emergencia en Santiago, una medida que posteriormente se extendió a Concepción y Valparaíso.

Pese a dicho anuncio, que fue refrendado el domingo por la Cámara de Diputados, las protestas continuaron durante la jornada, que se saldaron con 76 carabineros heridos.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió este lunes iniciar una investigación independiente sobre las muertes ocurridas durante violentas protestas en Chile el fin de semana, y mencionó “perturbadoras” acusaciones de uso excesivo de fuerza militar.

En un comunicado desde la sede de su despacho en Ginebra, la expresidenta chilena instó al diálogo inmediato entre las partes para detener “la retórica inflamatoria”.

Telesur


La CUT llama a paro nacional mientras los portuarios realizan movilizaciones desde mañana

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) criticó el rol que ha jugado el gobierno en el control de las manifestaciones y por ello advierte que convocarán a una huelga general el próximo 23 de octubre, si es que para ese momento no se ha logrado restablecer el orden constitucional.

El documento también suscrito por: Coordinadora no más AFP, Asociación Nacional Empleados Fiscales ANEF, Confusam, Fenpruss, Confederación Coordinadora de Sindicatos del comercio y servicios financieros Confederación bancaria, Sindicato Interempresa Líder SIL, Colegio de Profesores y FENATS Nacional, señala que “el presidente Sebastián Piñera no está entendiendo las razones de fondo de la protesta ciudadana generalizada en todo el territorio, con su actitud es claro que no está en condiciones de seguir dirigiendo al país”.

Por este motivo, las organizaciones sindicales tomaron este lunes en asamblea extraordinaria la decisión de “convocar a una gran huelga general que vacié las calles del país”, pero advierten que “de no mediar respuestas del gobierno y una salida pronta al actual estado de crisis se hará efectiva a partir del próximo miércoles 23 de octubre”.

En este sentido, el documento a la par de realizar una fuerte crítica al gobierno por la conducción política que ha tenido La Moneda frente al estallido social de los últimos días, también hace un llamado a los sectores de oposición a que paralicen toda actividad legislativa hasta tanto no se levante el estado de emergencia anunciado el viernes pasado por el mandatario nacional y se esclarezca la situación.

Unión Portuaria se paraliza

Desde las 10:00 horas de mañana martes, la Unión Portuaria de Chile paralizará sus servicios. Así lo anunció a través de un comunicado dado a conocer esta mañana.

En la misiva también detallan que analizaran la opción de prolongar la paralización hasta las 15:00 horas.

Comunicado CUT

La Tercera


El presidente Sebastián Piñera se dirigió al país pasada las 20:30 horas de este lunes.

En su alocución, el mandatario afirmó que “reconozco y valoro el derecho de todos a manifestarse pacificamente”.

Sin embargo, diferenció lo que han sido las manifestaciones pacíficas y los casos en que ha habido enfrentamientos y desmanes.

“Una cosa muy distinta es la brutal violencia y destrucción que han desatado pequeños grupos de delincuentes con organización y con medios (…), que no respetan la vida humana”, sostuvo.

Además, el presidente se excusó por los términos agresivos con los que se ha dirigido a los manifestantes.

“Sé que a veces he hablado duro, compréndanme, lo hago porque me indigna ver el daño que la delincuencia y la violencia provoca”.

Además, defendió las medidas punitivas adoptadas por su gobierno.

“La democracia tiene el derecho y la obligación de defenderse”.

Por otro lado, dijo que su intención es avanzar hacia un acuerdo social que permita soluciones a los problemas que aquejan a los chilenos.

En ese sentido, destacó y agradeció al Parlamento por aprobar rápido la ley para congelar la tarifa del Metro. “Estoy muy consciente que esto es apenas un primer paso”, afirmó.

Además insistió en que su administración sí ha escuchado las demandas sociales.

“Hoy estamos trabajando en un conjunto de medidas para poder potenciar la mejoría en las pensiones, bajar el precio de los medicamentos (…) También estamos trabajando para generar más y mejores empleos.

El mandatario también destacó que ahora comienza un camino de reconstrucción.

Para poder sortear a la crisis, Piñera anunció diálogo por los partidos políticos oficialistas y de oposición.

“La unidad es el camino para encontrar soluciones”, finalizó.

RadioUChile


VOLVER