Colombia: citan a abogado de Uribe para que aclare si le compró testigos al expresidente

Diego Cadena es llamado a interrogatorio por la Fiscalía

El abogado Diego Cadena ha sido una de las personas más mencionadas por el caso de presunta manipulación de testigos por el que está siendo investigado el expresidente Álvaro Uribe en la Corte Suprema de Justicia. Algunos exparamilitares han asegurado que el abogado les pagó a cambio de testimonios a favor del expresidente y ahora senador. No obstante, Cadena ha dicho siempre que se trataba de “subsidios” y “viáticos”, y ha pedido ser escuchado por la Fiscalía para aclarar los hechos sobre este caso.

Días después de esta solicitud, elevada en una carta al fiscal general (e) Fabio Espitia, la Fiscalía confirmó en la noche de este lunes una nueva citación al abogado del expresidente para que amplíe su versión por uno de los casos por los que es investigado. Cadena tiene en la Fiscalía tres procesos relacionados con los delitos de tráfico de influencias, simulación de investigación y acciones en contra de la recta y eficaz administración de la justicia. Por ninguno de ellos ha sido imputado.

El pasado 17 de octubre, el abogado le pidió al ente acusador que le permitiera “ser escuchado en interrogatorio” por los hechos relacionados al caso del expresidente Álvaro Uribe. Para el abogado, la investigación comenzó por el testimonio ante la Corte Suprema del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias Comandante Víctor, quien dijo que recibió pagos del abogado por su testimonio a favor del líder de Centro Democrático.

El abogado calificó lo declarado por Vélez de “dichos mendaces”. Por ello, le pidió a la Fiscalía que le dé la oportunidad “de acreditar que éste (Vélez) incurrió en los punibles de extorsión, fraude procesal y falso testimonio” y se comprometió a entregar documentos que demuestran sus señalamientos en el momento del interrogatorio.

“Siempre he estado presto a acudir al llamado de la justicia, y he comparecido sin excusa alguna ante diferentes autoridades, a efectos de esclarecer la verdad. Situación que es y seguirá siendo de mi total interés. Cuente desde ya en lo que pueda servir para tal fin”, aseguró Cadena en la carta remitida hace unos días a la cabeza encargada del ente acusador, en la que también hace duros señalamientos en contra de Comandante Víctor.

El abogado inicia su relato de lo que ocurrió asegurando que conoció a Vélez a través de una persona presa en la cárcel La Picota. Posteriormente, el exparamilitar, según el abogado, “de mala fe, indujo que fuera visitado en su centro de reclusión para suministrar información con destino al proceso que se tramita contra el Dr. Álvaro Uribe Vélez. En efecto, suscribió tres declaraciones escritas dando fe de hechos y circunstancias, que a la postre desvirtuó en diligencia de declaración ante la Corte Suprema de Justicia”.

En dicha carta también añadió que Vélez le dijo que su hijo estaba enfermo y que tenía otras dificultades personales, por lo que, “por razones humanitarias”, según el abogado, le dio dinero para viáticos y recargas de minutos a un celular. El exparamilitar, mientras tanto, colaboró. Incluso, se comprometió a entregarle la boleta que comprobaba la supuesta visita de Cepeda a La Picota. Sin embargo, esto nunca ocurrió y, en su lugar, cuando Cadena se reunió con el abogado de Vélez, solamente recibió una nueva declaración y una de las primeras alertas, pues el hombre le dijo que su cliente era “bipolar y complicado”.

Según cuenta el abogado, el trato con Vélez finalizó cuando le pidió $60 millones. El exparamilitar lo habría amenazado diciendo que, si no le daban el dinero que exigía, hablaría “de una masacre en Riosucio”. En la misiva Cadena expone numerosos textos que, asegura, son los mensajes que le enviaba Vélez. En una de estas comunicaciones, Vélez le habría dicho que lo iba a “embalar” con los recibos de los viáticos que le giró, ante la negativa de pagar el supuesto soborno.

El Espectador


Diego Cadena libra a Uribe de toda culpa: dice que el senador no sabía lo de la “ayuda humanitaria”

Sostiene que, cuando se enteró, lo regañó y le dijo: ‘yo no hubiera permitido esto’. Afirma que a Coronell “no se le debe tocar ni con el pétalo de una rosa”.

El abogado Diego Cadena habló con Noticias Caracol en Miami. Aseguró que está en esa ciudad por cuestiones de trabajo y que, en el momento en que la Fiscalía lo requiera, volverá a Colombia para dar la cara.

En el diálogo con María Camila Orozco, recalcó que el expresidente Álvaro Uribe sí sabía de sus visitas a las cárceles, pero que supuestamente desconocía ofrecimientos hechos a presos como Juan Guillermo Monsalve.

Además, se refirió a la “fiesta” que le querían hacer al periodista Daniel Coronell y contó de dónde salió lo del ‘abogánster’ y el ‘abohámster’.

Acá la entrevista con Diego Cadena:

Se han conocido audios e interceptaciones, muchas de ellas en poder de la Corte Suprema, donde se le escucha a usted hablando de “auxilios humanitarios” a uno de esos testigos, principalmente a alias ‘Víctor’. ¿Por qué les entregaba subsidios a estas personas?

¿Qué diferencia hay entre las ayudas humanitarias que dice el senador Cepeda que le dio a diferentes presos, por lo menos al señor Monsalve, a la ayuda humanitaria que le di yo al señor Carlos Enrique Vélez? ¿Por qué lo hice? Porque Carlos Enrique Vélez llama diciendo que tiene su hijo muriéndose en una clínica. Luego llama su madre diciendo que el nieto se le está muriendo en una clínica.

¿Pero esos incentivos, o sobornos como los llama la Corte Suprema de Justicia, no son perversos en el sentido de que incentivan una declaración?

El señor Carlos Enrique Vélez dice que ese dinero que yo le giré fue para enlodar al senador Cepeda. Eso es lo que él dice. Lo que me acabo de enterar, hace muy pocos días, es que el señor Carlos Enrique Vélez, en una declaración ante la misma Corte, había declarado lo mismo. Fue en el año 2016, una declaración bajo la gravedad de juramento. Una declaración en el 2016, yo ni siquiera lo conocía.

Él cambió su declaración y hoy es testigo en contra del expresidente Álvaro Uribe…

Él dice que ya nos ha ayudado a recopilar varia información, en cabeza de miembros de las autodefensas o exmiembros de las autodefensas, y dice que él necesita 60 millones de pesos, que, si no le damos los 60 millones de pesos, él le va a decir a la corte una información que tiene en contra de los Uribe, de una supuesta masacre en Riosucio, Caldas.

¿Ha cuántas personas alcanzó a contactar en ese propósito de conseguir esos testigos en el caso del expresidente Uribe?

No tengo la cifra exacta, pero todas esas personas han sido llamadas a declarar en la corte.

¿Qué le decían a usted?

La mayoría decían que el senador Cepeda las había visitado, ofreciéndoles traslados en el Inpec, mejores condiciones carcelarias y asilo en Europa, sobre todo en Suiza, a cambio de declarar en contra de Álvaro Uribe y su hermano.

¿El senador Uribe conocía de estas visitas, de estos ofrecimientos suyos a estos testigos?

Él tenía conocimiento de las visitas. El tema de la ayuda humanitaria, él no tenía conocimiento de eso.

¿Cómo uno puede entender que el abogado de una de las personas más influyentes en el país no le ponga de presente a su cliente lo que está haciendo, un tema que terminó sentando al expresidente a rendir indagatoria?

Él sabía de las visitas, claro que él sabía de las visitas. Yo lo informaba de mis gestiones y se verificaba la información que le llegaba a él y que me llegaba a mí. De hecho, sigue llegando hoy día la información.

Usted dice que el expresidente no conocía de estos ofrecimientos, que se molestó y le llamó la atención, pero hay una interceptación donde se escucha al expresidente dándole el visto bueno o el ‘prosiga, doctor Diego’ para hacer un trámite que sería una revisión de una sentencia de más de 40 años de cárcel a uno de estos testigos…

Es generalizando en mis actuaciones, porque él dice: ‘prosiga, doctor Diego que usted hace bien las cosas’. Yo le ofrecí un recurso de revisión de su proceso. ¿Por qué lo hice? Porque el señor Monsalve me dice: ‘vea, doctor Diego, yo he matado a más de 500 o 700 personas y yo ya estoy aquí condenado -algo así- a 40 años de cárcel por un secuestro. Yo no tuve que ver con ese secuestro, a mí me condenaron injustamente’. Cuando él me dice eso, me pregunta: ‘¿de qué forma usted podría ayudarme a salir de acá?’. Yo le digo: lo único que veo viable es un recurso de revisión o revisar su proceso. Es porque él manifiesta que fue condenado injustamente. Nunca conocí el expediente, nunca pasó absolutamente nada, esto se quedó en un simple comentario.

Un abogado como usted, acostumbrado a representar a personas que tienen mucho dinero, ¿cómo hace este tipo de ‘obras de caridad’ o ayuda humanitaria?

Nunca hubo dolo ni mala fe. Por eso se hizo de manera transparente y se acreditó un documento ante una notaría.

¿Por qué tiene cercanía a personajes sórdidos como narcotraficantes y exjefes paramilitares?

Yo hablo con frecuencia con uno de los abogados de Donald Trump y él me dice: ‘yo siendo abogado de Donald Trump también, al mismo tiempo, asistí a un jefe de la mafia Rusia en Nueva York. ¿Por qué en su país la prensa estigmatiza esto si es que los abogados nos dedicamos a esto? Esto es una profesión liberal’. ¿Qué me sorprende a mí? Que me cuestionen la opinión pública y las personas del común es normal. Lo sorprendente es que lo hagan los mismos colegas que tienen conocimiento de cómo es el derecho penal.

¿A quién se refiere?

Estoy generalizando, ciertos colegas.

Hablemos de esa grabación donde usted se autodenomina como ‘abogánster’ o ‘abohámster’…

De verdad, eso es una estupidez. Yo estoy hablando con una excompañera sentimental. Yo a ella le regalé un hámster y alguna vez ella me decía ‘abohámster’, y luego me dijo ‘abogánster’ porque yo he defendido a ciertos clientes.

¿Cree que va a ser el chivo expiatorio en este proceso, que toda la responsabilidad va a caer sobre usted?

Yo pienso que el magistrado tiene suficiente material probatorio para reabrirle la investigación al senador Cepeda porque hay múltiples pruebas.

¿Siente que Uribe le dio la espalda, se siente solo en este proceso?

No. Se molestó, me hizo un llamado de atención y me dijo: ‘usted por qué no me había avisado de estos subsidios, de esta ayuda humanitaria. Yo no hubiera permitido esto’. Yo le expliqué: ‘presidente, pero es que yo no me podía limitar. Estamos en igualdad de armas’. Esos son especulaciones imaginarias de periodistas que quieren engañar a la opinión pública.

Todo abogado se compromete a algo con su cliente. ¿Cuál era su compromiso con Uribe?

Primero, respetar sus instrucciones. ¿Cuáles eran sus instrucciones? Como me lo dijo él: ‘doctor Diego, yo le voy a pedir un favor… estas personas que quieran decir una información, dígales que les mando a decir lo siguiente: que digan la verdad, incluso si me perjudica’. Eso hice.

Hay una conversación también que se hizo pública, donde usted asegura que le va a hacer fiesta al periodista Daniel Coronell. ¿Qué es hacerle fiesta?

No, hacerle fiesta es que los colombianos conocieran del pasado de este señor. El problema con el señor Coronell es por ser el apoderado de Álvaro Uribe. Y, segundo, porque le dije que tenía conocimiento de lo que dicen de él las personas que manifiestan haberle dado dinero producto del narcotráfico para que saliera adelante.

Esa conversación entre usted y su hermano, donde hablan de esa fiesta, ha dado para todo tipo de especulaciones. Algunos hasta hablan de un plan criminal para hacerle daño al periodista…

Quiero dejar claro esto: yo en ningún momento, ni se me ha pasado por la cabeza, ni a mi hermano ni a mi familia, ni a nadie, hacerle daño al señor Daniel Coronell. Al señor Daniel Coronell no se le debe tocar ni con el pétalo de una rosa.

¿Usted se siente responsable de haber llevado, con sus actuaciones, a Uribe a una indagatoria?

No, es que yo no he hecho nada ilegal. Hay que esclarecer esto y esperemos que se haga justicia.

¿Pero usted cree que este proceso es político?

Es un proceso político. Ahora la corte, digámoslo así, tiene una nueva administración. El magistrado Reyes me pareció un señor respetuoso, me dejó hablar, y eso mismo me compartió el doctor Uribe. Esperemos que la corte obre en derecho y salga la verdad adelante.

¿Usted va a regresar, va a ponerle la cara a la justicia?

Claro. El fiscal general, si me notifica hoy, mañana estoy en Colombia. Yo estoy en Miami por labores, estoy en una cita de negocios. Quizá de aquí me desplazo a otro país cercano y voy a estar en mi país en los próximos días. Yo viajo, fuera del país, con frecuencia. Es que yo no me vine a Miami por este problema. Ahora, si me viniera a esconder a Miami, aquí me capturan en minutos. Yo estoy ejerciendo mi profesión, no he tenido restricciones para salir del país. Estoy presto a presentarme y esclarecer todas las dudas que tenga la Fiscalía General de la Nación porque es que aquí no se ha cometido delito alguno.

Caracol


VOLVER