Colombia: una lideresa social es asesinada cada dos semanas, revela informe de Oxfam

345

En Colombia una líder social es asesinada cada dos semanas

Una líder social es asesinada cada dos semanas en el país, donde la mayoría son defensoras de derechos rurales, agrarios y medioambientales. Esa es la alarmante cifra que revela el informe “Mujeres Defensoras de los derechos agrarios, ambientales y territoriales en Colombia”, publicado por la Oxfam en días pasados. 

Pero no es la única estadística que preocupa. El informe indicó que Colombia se ha convertido en el tercer país del mundo más peligroso para un defensor de la tierra y el medioambiente, y el segundo para las mujeres que luchan por estas causas.

Esta etiqueta, como bien lo han explicado las autoridades y organizaciones no gubernamentales, se debe a la ola de violencia a la que se han enfrentado los líderes sociales luego de la firma de los acuerdos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Así como también por la ausencia del Estado en las zonas rurales y el fortalecimiento de grupos armados en estas ha hecho que las cifras de amenazas, agresiones y asesinatos no deje de crecer.

Eso sin dejar atrás que la violencia también está ligada a la expansión de “corporaciones legales e ilegales que explotan los recursos naturales en territorios bajo la influencia de actores que abusan de su poder, y donde no hay presencia efectiva del Estado colombiano”.

Por lo menos, junto con Brasil, México y Filipinas, Colombia forma parte del grupo de los cuatro países en donde se han concentrado el 80% de los asesinatos de activistas registrados por Front Line Defenders en 2018.

Según los datos de Somos Defensores, los homicidios han ascendido de 58 a 155 en 2018, lo que representa un aumento de casi un 300% en tan solo dos años. Mientras que en el primer trimestre de 2019, ha habido 25 asesinatos, un 66% más que en el mismo trimestre del año anterior.

Desde 2016, 55 lideresas han sido víctimas de esta barbarie, es decir un incremento del 54% para 2018 y se “mantiene la tendencia alcista”, especifica el artículo.

Por otro lado, en el primer trimestre de 2019 los ataques contra ellas han aumentado un 97%, respecto al mismo periodo del año anterior, rompiendo un nuevo récord con 75 agresiones en este tiempo.

El informe de la Oxfam pronostica que de no tomar acciones contundentes por parte de los distintos actores sociales, esta tendencia al alza se mantendrá el resto del año.

“A partir de 2016 las amenazas y asesinatos se han desatado, y más del 90% de los casos quedan en la impunidad” manifestó por su parte Aida Pesquera, directora de Oxfam en Colombia.

¿Por qué ellas son las más vulnerables?

Según el informe de la Oxfam, las lideresas se enfrentan a una serie de riesgos diferenciados frente a los de sus homólogos masculinos que se agudizan según los derechos que defienden, su identidad de género, su etnia, su ubicación territorial y su nivel socioeconómico.

Defender los derechos agrarios, territoriales y medioambientales Según indican los datos, la mayor parte de los feminicidios políticos y otros ataques se centran en las lideresas comunales o comunitarias en entornos rurales.

Ellas trabajan por la defensa de los derechos de las comunidades vulnerables, del territorio y del medioambiente y además interpretan un papel clave en la implementación del Acuerdo Final.

Las mujeres entrevistadas para la realización de este informe denunciaron estar sometidas a vigilancia, seguimientos en motocicletas o vehículos, allanamientos a las viviendas o sedes de trabajo y, últimamente, al acoso en las redes sociales. Otras han recibido insultos de personas anónimas y llamadas amenazantes. Este permanente hostigamiento y la estigmatización pública tienen un profundo impacto psicológico sobre las defensoras.

El Nuevo Siglo



VOLVER

Más notas sobre el tema